lunes, 19 de noviembre de 2007

Lázaro Saavedra



Pensaba hablar de las virtudes como humorista del artista plástico Lázaro Saavedra pero para ser consecuente con su propia obra no lo quiero perjudicar. Recreémonos entonces en su mediocridad manifiesta, su falta de miras, su intrascendencia en contraste con la subversiva crítica de Kcho, nuestro hombre en La Habana. Aquí pueden leer un manifiesto del tal Saavedra. Y aquí ver su galería.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

No se si entendi bien, pero estas diciendo que Lazaro Saavedra es mediocre?

enrisco dijo...

no, es buenisimo pero como el dice que los elogios de afuera lo convierten en enemigo adentro y no quiero complicarle la vida entonces digo lo contrario de lo que pienso. creia que todo habia quedado bastante claro pero veo que no es asi y ya habra gente diciendole a Lazaro que yo digo que es un mediocre. por eso los humoristas tienen tan pocos amigos: los malentendidos acaban con ellos.

J.Campos dijo...

Enrisco,
Yo tampoco entendí bien, pero como me extrañó que llamaras mediocre a un artista plástico, interpreté que habría algún sarcasmo envuelto en lo escrito. Esto último lo comprobé también después de echarle un vistazo al "manifiesto". Al final cuando vine aquí y ví tu respuesta a anónimo, fué que caché*

(*)del verbo chileno "cachar" - posiblemente del inglés "catch" - del cubano "captar la volá"
(no me estoy haciendo el gracioso, sino contribuyendo con el Arte)

longa 96 dijo...

Yo sigo pensando que aprovecho el momento para llamarlo mediocre.

Anónimo dijo...

No entiendo bien lo que dices, ni de Kcho ni de Saavedra, pero lo que sí entiendo es que no sabes nada de artes visuales, y si de todo lo que hablas en tu blog sabes lo mismo, copadre cambia de profeción