viernes, 30 de septiembre de 2011

Complaciendo peticiones

Para cerrar el ciclo de Peter Capusotto con ustedes Bombita Rodríguez, el Palito Ortega peronista:

¿Tiene sentido la disidencia en Cuba?

Owaldo Payá anda indignado –y con razón- al ver que los periodistas extranjeros luego de la revolución de los celulares, la revolución de las peluquerías y ahora la de los carros empiezan a cuestionarse qué sentido puede tener la disidencia en Cuba. Luego de ver en qué quedó la entrevista que le hizo la periodista Andrea Rodríguez de AP se ha sentido en la necesidad de publicar completas las respuestas que dio a las preguntas de la periodista como se puede comprobar en este video. Antes de dejarle la palabra a Payá con un fragmento de la entrevista quería hacer un apunte.

Tal parecería que Payá comparte la percepción de un amigo que desde Cuba me decía que la incipiente clase media cubana -aferrada a las ligeras ventajas ganadas en estos tiempos o a la mera esperanza de alcanzarlas- ha quedado, casi literalmente, fuera de combate. Los reclamos de la disidencia hoy se van pareciendo más a los de cualquier movimiento popular frente a una dictadura oligárquica, aunque –como señala Payá- en este caso ejerza un control mucho más estrecho que el que soñaron Batista o Pinochet. Un modo de anunciar que en Cuba más que una revolución democrática lo que se avecina es eso que los marxistas llamaban lucha de clases.

OSWALDO PAYA: Lo que me acabas de decir [asumo que la pregunta sería algo así como "Después de las reformas ¿Tiene sentido la disidencia en Cuba?"] es casi la descripción de la doctrina de descalificación de la disidencia por esos supuestos cambios, es como si en Sudáfrica ahora continuara el movimiento antiapartheid, parece que no tiene sentido

Pero para decir en qué momento se encuentra la disidencia, hay que decir es en qué momento se encuentra el pueblo de Cuba: Una mayoría pobre cada vez más pobre, una mayoría de trabajadores que son la mayoría del pueblo y la mayoría de los mas explotados, donde un mes de salario solo alcanza para tres comidas y no esta permitido que eso se supere,

Un ciudadano cubano que no puede entrar y salir del país, no puede expresarse libremente por las calles ¿Por qué usted me habla como si no hubiese comunismo, ya no hay CDR que vigila, ni seguridad el estado que hace fichas, ni sindicado, ni partido comunista en cada centro de trabajo y estudios para controlar y amenazar a las personas, ni discriminación para el acceso al poder por motivos políticos o ideológicos? ¿Ya el pueblo cubano puede elegir libremente a sus gobernantes en elecciones donde de verdad se eligen entre varios candidatos para diputado para el gobierno?

¿De qué estamos hablando? ¿Ya hay democracia en Cuba? De eso no se ha enterado el pueblo, ni yo tampoco.

¿Ya en Cuba se han producido cambios económicos? ¿Cuáles?

¿Poder vender discos, frituras y croquetas? Excepto los que tienen las grandes residencias, los herederos del régimen que tiene los restaurantes de lujos, los bellos paladares, eso no es de los pobres, eso es de una subclase generada alrededor de la oligarquía, un pueblo que ni siquiera tiene perspectivas.

Se habla de las perspectivas de la disidencias hablemos de las perspectivas del pueblo, el pueblo ni siquiera sabe lo que va a pasar, ni lo que va pasar con su petróleo, o con la franja de desarrollo del Mariel.

Y la angustia crece, las vibraciones crecen en el pueblo porque nadie puede hacer un proyecto de vida.
Por lo tanto, la disidencia, aunque silenciada, aunque victima de muchas maniobras en las que participan muchos sectores para silenciarla y para decir “ya, ustedes no valen, no sirven”.

En Cuba hay presos políticos, el Movimiento Cristiano Liberación (MCL) tiene al hijo de una militante cumpliendo doce años de prisión solo por ser hijo de una miembro del MCL. Se llama Yosvany Melchor, y fue condenado artificialmente en Santiago de Cuba el 30 de Noviembre de 2010, cruelmente, por la amenaza que le hizo la Seguridad del Estado a su madre por no querer cooperar en contra de nosotros.

Por lo tanto: se mantiene la cultura del miedo, se mantiene el orden de no derechos civiles y políticos ¿cuál es el cambo? la promesa pues hasta ahora es solo promesa de poder comprar y vender automóviles ¿quienes los van a comprar y vender? Los que están en los estratos superiores, no la mayoría del pueblo.

Pero es que ni siquiera eso, están construyendo un escenario virtual y vendiéndolo como un cambio real y eso es un fraude.

Me indigno cuando me hablan de la posibilidad de comprar y vender autos.

En tiempos de Pinochet, en tiempos de Batista se podían comprar y vender autos quizás también en Suráfrica (en tiempo del apartheid también)

¿Qué quieren decir?, ¿Que “para ustedes los cubanitos” está bien la promesa, no el hecho, de que algún día podrán comprar y vender autos, vender frituras en las calles o llenar de discos las calles?

Mire, eso está acumulando más tensiones, eso es una tomadura de pelo, un mega fraude para el pueblo de Cuba, del que hemos dicho: los cubanos tenemos derecho a los derechos. Nuestro movimiento junto con muchos disidentes lanzamos “El Camino del pueblo”, donde decimos, cambios son derechos y no maniobras. Y derechos significa cambios en la ley que garanticen la libertad de expresión, el derecho a viajar, a tener empresas, a expresarse libremente y el ACCESO a los medios de difusión, esos derechos por los que en cualquier país del mundo están clamando los pueblos y las nuevas generaciones y el derecho a elecciones libres.

¿Por qué no elecciones libres?

¿Qué nos quieren decir?

¿Que este pueblo nació para ser gobernado 52 años por Fidel Castro y ahora 50 años más por Raúl Castro, la nueva oligarquía y su descendencia?

Esa es la fuente de la desigualdad, de la pobreza de la mayoría, de la separación de las familias, de la angustia y el miedo con el que vive el pueblo de Cuba.

El pueblo tiene derecho a vivir con dignidad y a construir su propio proyecto
¿Qué nos van a decir ahora? ¿Para qué la disidencia?

Para esto, para esto: contemplen a Cuba (sometida a una dictadura por 52 años) y díganme si no es necesaria la disidencia. Por eso la quieren silenciar, (a la oposición), porque somos los únicos que radicalmente estamos exigiendo derechos, libertad y elecciones libres, dentro de un paisaje donde todo está cuadrado. Y cuadrado para repartir a Cuba como un pastel, (repartirla o subastarla) alrededor de la nueva oligarquía con doctrinas que dice que hay que dale un voto de confianza a Raúl Castro y nosotros decimos lo que hay que hacer es darle el voto al pueblo de Cuba.

Nunca habíamos estado frente a tanto peligro, ante tanto ultraje y tanta humillación y por eso tiene sentido la disidencia.

El funk de la Monumental

Empeñado en encontrar ejemplos de funk cubano en los setentas lo mejor que he encontrado (y casi lo único) han sido cuatro piezas del Grupo Monumental (conducidas por la voz de Arturo Clenton, aspirante a James Brown cubano) un grupo al que suele recordársele más por merengues como “El mechón”, “El paraguas” y “Debajo de la cama está el majá”. Lo demás, como diría aquél ingles sabichoso, es silencio. (La quinta canción que propongo solo entraría en la categoría de funk cubano con un criterio muy poco estricto).

Quiero agradecerle al poeta Manuel Sosa –impresionante coleccionista de la música de aquella época- toda la ayuda que me ha brindado en estas búsquedas.

Nadie se siente cansado


Sí, para Usted


Limitaciones


Qué felicidad yo tengo


Dime si te acuerdas

jueves, 29 de septiembre de 2011

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Una carta

Un amigo me manda una carta de la que reproduzco un par de párrafos que resumen muy bien las dos grandes opciones de los cubanos de la isla: irse o quedarse:

Ayer tuve que pasar otra vez por esa circunstancia en la que ya voy sintiéndome como todo un experto: despedir gente querida que se van. Y es curioso que en el lenguaje de nuestra generación ya basta decir ¨fulano se fue¨, para que todos sepan las circunstancias de la partida; el no retorno está implícito y poco importa tampoco hacia dónde es que se fue el que uno despidió. Cierto es que a veces, cuando se aclara el destino final del viaje, uno se encuentra con cada países extraños que cuando menos llaman a la risa pero en todo caso ello muestra el desespero del que sale: el to no es lo importante, lo vital es el from. Ya luego vienen uno se va enterando de otras cosas: si la persona se va sólo o con la familia, si alguien lo espera allá, quién quedó con su casa y otros detalles que parecen menores por las circunstancias nuestras porque nadie puede discutir la importancia que puede tener si uno deja la familia detrás hasta no se sabe cuándo o el abrigo que pueden ofrecerle al recién llegado familiares y amigos o qué destino tendrá la casa que uno deja. Fíjate que digo ¨la casa¨, porque rara vez acá uno tiene más de una y en muchos casos es la casa de toda la vida, con toda la carga emocional que ello supone. Ahora noto que también resulta ya habitual decir que uno deja la casa porque en el lenguaje de las partidas parece que ya es normal asumir con la salida, que tu casa ya no lo será más. En fin, amigo mío, que algo se le puede agradecer a este fenómeno de la emigración a la cubana y es la simplificación del discurso y la subversión de muchos conceptos: familia, propiedad, entre otros, son rediseñados cuando de irse se trata.

[…]De nuestro país creo que poco te puedo aportar pues, por las razones que ya sabemos, tú estás mejor informado que yo. Yo, si acaso, tengo la ventaja de que vivo acá y ello me da una perspectiva distinta y en este solo caso, envidiable. Sí observo que la gente manifiesta más su deseo de cambios. Hace poco, en un concierto de Buena Fe, proyectaron una escena de tu elogiada película sobre Martí, donde el niño mete una arenga contra la colonia, usando términos muy directos sobre la libertad y me sorprendió cómo el público todo (en su mayoría jóvenes: yo estaba allí prestado, como acompañante y chofer de la jeva, que sí le gusta el grupo) supo transportar el mensaje unos cientos de años e hizo una ovación impensable en los tiempos en que juntos íbamos a conciertos acá, aunque fueran del aparentemente conflictivo de turno. No soy de mucho roce social pero percibo lo que tú has ya afirmado y que sentenció mejor (especialmente la primera vez, por lo natural) el famoso Pánfilo: el cubano medio está muy concentrado en el tema jama y la política no está, ni estará en sus prioridades; no sólo porque se han ocupado de que así sea (y si ya sabemos que lo del corazón que siente es pura poesía de bolero, el estómago no perdona y lo que sí está claro: tampoco piensa) sino porque ese desinterés está en su naturaleza de clase. La famosa clase media, a la que le tocaría el interés en la política no existe como tal y lo que se le parece (a la cubana) tampoco quiere meterse en problemas. Su interés principal es mantener las precarias conquistas económicas alcanzadas y lo que de ello se deriva y si le aprieta un poco el zapato hacen lo que ya se sabe: se largan. Hay, sin embargo, un marcado interés en ¨las medidas¨ de favorecerlos discretamente: posibilidades de traspasar o vender bienes, viajar al exterior sin las actuales complicaciones, etc.; lo que denota cierto empeño de ¨los de arriba¨ en no tenerlos de enemigos. Pero en este punto es me pierdo y la política no es mi fuerte.

Ecuación

De gira en X, M hace declaraciones sobre Z, su lugar de origen. M dice, entre otras cosas que lo que dice en X también lo ha dicho en Z solo que los medios de Z se niegan a reproducirlos aunque espera que esta vez hagan su trabajo con honestidad. Como resultado M es atacado por R y buena parte del abecedario quienes lo llaman traidor por decir en X lo que solo tiene recto sentido si se declara en Z. Para demostrar el error y la traición de M, R da declaraciones en Z que en algunos puntos se acerca a M pero los periódicos de Z eliminan las partes más incómodas. Con esto se demuestra no solo que M no es igual a R, sino que -muy a su pesar- R ha terminado dándole la razón a M y que hay cosas que no se pueden decir en X ni en Z.

Corolario: a M no sólo no le reproducen sus declaraciones en Z sino que hasta han prohibido sus canciones en la radio. (Y mientras el resto del abecedario se mantiene en silencio).

Chucho y su combo

En 2007 Malanga Music reeditó viejas grabaciones de lo que serían los antecedentes de Irakere con el nombre de Chucho Valdés & his Combo: The Complete 1964 Sessions. Casi una década antes de que se fundara Irakere, antes incluso de que muchos de sus integrantes tocaran juntos en la Orquesta Cubana de Música Moderna Chucho Valdés, Paquito D’Rivera, Enrique Plá, Oscar Valdés y Carlos Emilio Morales –a la sazón tocando juntos en el Teatro Musical habían grabado con otros músicos dos discos, “Jazz nocturno” y “Descarga” ahora reunidos junto a otras piezas hasta completar 27 en un único CD. De ellas vale notar "Atomo" o la que debe ser la primera grabación de “Mambo influenciado”, una de las piezas más memorables de Chucho:



También aparece una versión de “Noches de Moscú” cuya extraña inclusión en un disco dominado por títulos como “Mi descarga pa’ gozar”, “El paso de Encarnación” debió responder a una jugada táctica en tiempos de intensa sovietización del país. Pero el talento y la gracia como músicos los traiciona y terminan convirtiendo el homenaje a la indestructible amistad en una deliciosa bossa nova. Pero como no la encuentro en youtube ahí les va una versión con toques de mambo cantada por Rosita Fornés en una época en la que parece que “Noches de Moscú” era un hit (con pioneritos rusos y todo):

martes, 27 de septiembre de 2011

Vigilia por Alan Gross

Imágenes tomadas por Armando López de la vigilia que se celebró el viernes pasado frente a la Misión de Cuba ante la ONU en Nueva York pidiendo la libertad de Alan Gross.

lunes, 26 de septiembre de 2011

Conquistas

Una de las conquistas que la Revolución defiende con más ahínco es la igualdad de la mujer: a las mujeres se les pega igualito que a los hombres.

Dos más de Capusotto

Micky Vainilla, nazi cantante pop y Jaime de las Mercedes Cárdenas frustrado compositor de la música del himno nacional argentino:



domingo, 25 de septiembre de 2011

Darcourt

Dice José Modesto Darcourt, antigua gloria beisbolera en una entrevista:

Hoy los que dirigen, lo hacen a su manera, nos obvian para dar los “verdaderos criterios”. Cuando yo era atleta tenía un cartelito de indisciplinado, y hoy parece que el cartel sigue y no sé si a la indisciplina se le llama decir verdades. Si es así, soy indisciplinado y bastante. Las verdades duelen pero hay que decirlas y cuando la empecemos a decir, el béisbol se arregla. Mientras sigamos diciendo mentiras, el béisbol va a ir para abajo y va a llegar un momento en que si somos el décimo lugar, vamos a estar bien.
Cámbiese beisbol por país y todo se hace más claro.

También aclara la enorme contribución de los desertores al mejoramiento del nivel de vida de los peloteros de la isla:
Yo veo el béisbol ahora con otro concepto. Lo que veo yo, no es que sea la realidad, es mi opinión. Muchos atletas hoy juegan buscando interés, tratando de obtener bienestar, el carro, la casa, el dinero que le dan cuando salen del país, que es bastante; antes salíamos y no nos daban, a veces algo. Es una cosa que me hiere, porque se han olvidado de nosotros. Hoy hay atletas que nada más que han hecho un equipo nacional y ya le dieron un carro y una casa y no tienen un número, no tienen un récord, no tienen nada. A veces le estamos dando al atleta las condiciones —como lo miro yo— para que no deserten y después que se lo damos, se van.
H/T: Blog de Ichikawa

sábado, 24 de septiembre de 2011

Protesto

Una especie de "We are the World" cubano pero rebencúo. Vale la pena verse:



H/T: Penúltimos Días

viernes, 23 de septiembre de 2011

Curiosidad


Me entero ahora que la famosa canción “Libre” de Nino Bravo está dedicada al primero de los alemanes que murió asesinado al tratar de cruzar el Muro de Berlín. La letra –a pesar de sus metáforas melosas- es bastante explícita aunque cuando la oíamos en "Nocturno" a principio de los 70 no teníamos idea. La historia en detalles aquí. La letra abajo:



TIENE CASI VEINTE AÑOS y ya está

cansado de soñar;

pero TRAS LA FRONTERA está su hogar,

su mundo y SU CIUDAD.

Piensa que la ALAMBRADA sólo

es un trozo de metal

algo que nunca puede detener

sus ansias de volar.

Libre,

como el sol cuando amanece yo soy libre,

como el mar.

Libre,

como el ave que escapó de su PRISIÓN

y puede al fin volar.

Libre,

como el viento que recoge MI LAMENTO Y MI PESAR,

camino sin cesar,

detrás de la verdad,

y SABRÉ LO QUE ES AL FIN LA LIBERTAD.

Con su amor por bandera se marchó

cantando una canción;

marchaba tan feliz que NO ESCUCHÓ

LA VOZ QUE LE LLAMÓ.

Y TENDIDO EN EL SUELO SE QUEDÓ,

SONRIENDO Y SIN HABLAR;

SOBRE SU PECHO, FLORES CARMESÍ

BROTABAN SIN CESAR

jueves, 22 de septiembre de 2011

Troy Davis y la (pena de) muerte


Desde hace mucho tiempo he sido contrario a la pena de muerte con ese gesto de benevolencia inútil que uno suele extender a las cosas que escapan de su control. Con el mismo con que conducía los debates entre mis estudiantes sobre la conveniencia o moralidad de dicho castigo (los programas de enseñanza de español suelen recomendar ese tipo de ejercicios retóricos con vistas a estimular la práctica del idioma en temas que se consideran interesantes de antemano: la globalización, la contaminación o el límite de dad para el consumo de alcohol). Fue así hasta el día en que una estudiante me respondió cuado le pregunté sobre el tema: “A mi madre la violaron y la mataron cuando yo tenía tres años. ¿Qué quiere que le diga sobre la pena de muerte?” Desde entonces evito el tema en clase. Si se trata de estimular la conversación prefiero que hablen de qué edad creen recomendable para comenzar a tomar cerveza. No es que renunciara a mis convicciones sobre la pena de muerte pero aquella muchacha me enseñó que hay temas que no deben ser tratados a la ligera como mismo me ayudó a recordar algo tan elemental como que a la víctima le asisten ciertos derechos. (También tuve una estudiante a quien le habían ejecutado un primo aunque estaba tan convencida de su inocencia como de que la falta de dinero para pagar una buena defensa fue decisiva en su condena).

La muerte de Troy Davis, condenado a la pena máxima en circunstancias cuando menos cuestionables, me obliga a repasar esas viejas convicciones. Sobre todo porque fue ejecutado en el mismo país en que vivo lo que me hace en cierta medida responsable. En una tiranía donde los individuos no son responsables de su silencio el peso de esas muertes solo deben caer en aquellos que la apoyan activamente pero en una democracia algo de responsabilidad nos debe tocar a cada uno. No entraré en el cuestionamiento moral un tanto fácil de si el Estado puede atribuirse o no el derecho de matar legalmente a sus ciudadanos, cualquiera que sea el delito que haya cometido.

En el caso de Troy Davis me atengo al principio más modesto de que es preferible absolver a un culpable que condenar a un inocente y la pena capital le impide al sistema de justicia rectificar una vez que se ha cumplido la condena. Y la impresión que tengo es que Davis murió porque una vez que fue puesto en marcha el sistema era más fácil dejar que triturara al condenado que detenerlo. De Davis murió por pura inercia. La justicia tiene que ser ciega pero la sordera puede convertirla en criminal si termina funcionando por el principio opuesto al que mencioné antes. Si prefiere condenar inocentes antes de dejar escapar a algún culpable.

Si notan alguna cautela en estos párrafos no es porque no me parezca suficientemente terrible la ejecución de Davis para la idea de la justicia en la que creo. Pienso –por ejemplo- en la posibilidad de que Osama Bin Laden hubiera sido capturado y sometido a juicio. La verdad es que no me imagino participando en manifestaciones exigiendo que le inyectaran pentotal pero tampoco –aunque sea por respeto a las familias de sus víctimas- pidiendo que se le respetara la vida. Y mi silencio me haría tan responsable de su ejecución como a los que la pidieran a gritos. (Quiero pensar que me opondría a la ejecución de quien asesinara un ser querido pero ya se sabe que en esos casos es muy fácil entregarse a la piedad especulativa). Pero volviendo a Davis, cuando se tienen tantas oportunidades de enmendar un desacierto y el resultado es la muerte de un ser humano no se puede hablar de error sino de crimen. Un crimen en el que todos sus conciudadanos nos alcanza algo de responsabilidad, una complicidad que el silencio solo puede agrandar.

Vigilia por Alan Gross

El Consejo de Relaciones de la Comunidad Judía (JCRC) ha convocado una vigilia para mañana viernes 23 de septiembre frente las sedes diplomáticas de Cuba en Washington (2630 16th Street, NW, Washington, DC ) y Nueva York (39 y Lexington) demandando la libertad de Alan Gross condenado a 15 años en Cuba por repartir tecnología de comunicaciones entre la comunidad judía del país. La vigilia será de 9: 30 a.m. a 10:30 a.m. También tienen abierta una página para firmar la carta pidiendo la libertad por motivos humanitarios.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Desde adentro

Luis Eligio de Omni Zona Franca en Estado de SATS:

Nosotros estamos pasando por un momento glorioso porque estamos viviendo el despertar de la libertad interior del individuo en Cuba […] Porque un grupo de seres humanos están controlando la libertad de expresión, la libertad de acción, la libertad de existir, de vivir de la mayoría y por la fuerza nos quieren imponer una doctrina, una ideología, un sistema.

[...] La censura está mezclada al exilio, la censura está mezclada a la desaparición de conciencia, la censura está mezclada a la prisión, la censura está mezclada al olvido de las cosas que nos hacen nación. No tenemos nación. No puede existir nación si los cuerpos que la componen no existen. No tenemos país si nos comportamos como animales, si no tenemos derechos a pensar y a expresarnos libremente, si no tenemos derecho a participar como individuos con todo tipo de iniciativas en todos los órdenes de la sociedad.

martes, 20 de septiembre de 2011

Violencia Rivas

Violencia Rivas, precursora del movimiento punk en Argentina, uno de los personajes más logrados de Peter Capusotto:

Talento bilingue

Luis Abreux, artista cubano expone en Houston:

lunes, 19 de septiembre de 2011

V for vanitas

El crítico Joaquín Badajoz ha conseguido en su último artículo en El Nuevo Herald no sólo darnos la más aguda interpretación del proyecto Némesis del artista Geandy Pavón sino al mismo tiempo asomarse de manera desinhibida en el escabroso tema –sobre para los críticos cubanos- de la relación entre arte y política:

Dentro del arte conceptual cubano, tradicionalmente naïve, mimético y asincrónico -que se apropia de conceptos, tendencias y referencias a menudos agotadas en el imaginario occidental creando un pastiche de citas inconexas-, debemos celebrar la coherencia del discurso de Pavón. Sus series pictóricas, así como sus video proyecciones son ensayos visuales sobre un concepto en el que ha trabajado obsesivamente por más de una década: la recontextualización del simbólico vanitas que inspiró a los artistas holandeses del Renacimiento tardío. La vanidad, el vacío de sentido, el contenido perverso del placer, la muerte y el caos son atributos que sirven para resaltar esas realidades políticas o sociales que hemos preferido ignorar mientras disfrutamos la vida. A través de su serie Vanitas o del proyecto multimedia Némesis Pavón recicla los conceptos de la moral y la ética asociada al vanitas y el castigo. El arte es nuevamente la piedra en el zapato que no nos deja abandonarnos a la resaca de la gran fiesta del mercado, y el artista, el guardián que vigila al vigilante, que castiga el relativismo ético y moral de nuestro tiempo. Pavón lo explica mejor cuando conversamos sobre el objetivo de su proyección de la imagen del cubano Orlando Zapata en el Carnegie Hall: “Aquí hay un banquete, un carnaval”, nos dice. “Cuando salgan se encontrarán una calavera, un funeral”.
Hay arte que sorprende, que alcanza su momentum, esa proyección constante que lo aparta del resto, por diversas razones, algunas extraartísticas; pero lo importante es que llegado el caso la obra resista un análisis estético y conceptual. Aunque el arte político corre siempre el riesgo de dejarse despojar por la política, Geandy Pavón ha logrado madurez con una propuesta bien facturada, oportuna sin ser oportunista y que evita el discurso panfletario, una obra que activa el gatillo de la conciencia y nos hacen pensar. En una época de crisis del arte como idea disfrutar de un artista en pleno apogeo creativo, orgánicamente subversivo, incisivo e inquietante, es motivo suficiente para que el temor al vanitas sea menor que la tentación de celebrar.

La Orquesta El Macabeo

En el ambiente asfixiado de la salsa apareció el año pasado el disco “Salsa macabra” de los boricuas de la Orquesta El Macabeo. Gente que viene de otros géneros (el ska, el funk, el punk) y hace música bajo la premisa simple de que tenga algún sentido. Aunque sea protestar cuando la mujer quiere empujarte un sábado hasta el Supermercado. Es entonces que surge el estribillo que sale del alma del antiguo macho de los trópicos ya domesticado por la rutina pero que aún así se resiste: “El día está bonito y tú quieres hacer compras ¡no me jodas!”. Romaticismo puro.

O como en “Se pone difícil”, sobre la crisis del estado libre asociado y subvencionado que pondría a Max Weber a reescribir su clásico “La ética protestante y el espíritu del capitalismo”:

Latino Solanas

Latino Solanas, otro personaje de Peter Capusotto es una muestra de la influencia intelectual de El Barrio en el Cono Sur:

domingo, 18 de septiembre de 2011

Luis Alberto García, más allá de la bobería retórica reivindica "la amistad y la lealtad", algo que está por encima de cualquier debate político:

De Luis Alberto García Para Pablo Milanés, desde CUBA.
Puro: En medio del estruendoso silencio que tantos guardan, aprovecho para decirte que la amistad y la lealtad aún existen. Me honra ser tu amigo. Si respeto y amo mi país y mi historia y mi bandera, ha sido en buena medida por el regalo de tu magisterio. Los que no te conocen o no frecuentan tu casa, no pueden saber cómo piensas ni con qué denuedo batallas por mejorarte y mejorarnos. No saben de tu hidalguía. Se les escapa que sigues siendo un patriota. Sepárame uno de los sillones de tu portal. Creo en ti, bayamés.

Pd: Ahora sí me queda claro que no les veré cantar juntos nuevamente y eso duele a mares. Lo borro de la lista que soñé públicamente. Me quedan otros sueños y espero que no sean quimeras.

sábado, 17 de septiembre de 2011

El Que Guevara

Uno de los tantos personajes del humorista argentino Peter Capusotto:

jueves, 15 de septiembre de 2011

Coreografías

Uno ve videos como este y se alegra que la profunda falta de swing que parece contaminar a Cuba desde que la conozco alguna vez se tome un descanso:



martes, 13 de septiembre de 2011

Conclusiones

Al ver que el gobierno cubano se negaba a negociar la liberación del preso norteamericano Alan Gross ha declarado Bill Richardson :

 
"Mi conclusión es que tal vez el Gobierno cubano ha decidido que no quiere mejorar las relaciones con Estados Unidos"

Hay gente que se toma su tiempo. En el 2009 decia:

"Creo que la mejora de los lazos culturales y artísticos y educativos es un preludio a las relaciones diplomáticas y comerciales. Siempre ocurre de esa manera ... Yo estoy a favor de mejorar los viajes turísticos para los americanos ".

Es que eso de promover el turismo a las cárceles cubanas es difícil que funcione. No importa la buena disposición que tenga uno a pasarla bien.

El humor en los tiempos del miedo

Un retrato de Yoani de un humorista cubano. El nombre es lo de menos cuando puede ser cualquiera:

De vez en cuando lo invitan a algún programa humorístico de la televisión, pero no vive de eso. Prefiere que lo contraten en uno de los exclusivos restaurantes que han comenzado a brotar por toda La Habana. Salario en pesos convertibles, un plato de comida y la libertad de reírse de todo lo que quiera, están garantizados en esos espacios por cuenta propia. Con el micrófono en la mano y ante un selecto público de gente pudiente, hace aquellos chistes prohibidos frente a las cámaras nacionales, se burla de lo que nunca le permitirían en un estudio del ICRT. Arremete desde el sarcasmo contra las regulaciones migratorias internas y comenta –con sorna– que ha hecho “tres intentos de entrada ilegal a la Capital”.


A medida que la noche avanza, los tragos van y vienen y su lengua se hace más afilada, más mordaz. Empiezan los chistes políticos, velados pero a la vez directos, donde a veces su mano hace bajo el mentón la seña de una barba. Luego, lanza un largo monólogo sobre la pobreza de su pueblito oriental, aclarando que su mamá se quiere mudar a la ciudad “para poder recibir más huevos por el racionamiento”. Parece otro, distinto a aquel que apenas se ríe de su propio físico en la tele nacional. Entre las mesas y con la anuencia de los dueños del local, se burla también del jefe de policía que en cualquier batey pequeño hace las veces de cacique con todos los poderes. Después deriva en la extensa –y grosera– colección de chistes de sexo, racistas y homofóbicos, sin esconder palabras, con la misma crudeza que se escuchan en las calles.

Los clientes abandonan el lugar preguntándose si realmente será el mismo humorista que han visto en el horario estelar de la TV. Aquel les resulta chistoso, pero éste que acaban de descubrir bajo el amparo de una paladar, es irresistiblemente cómico, visiblemente libre. Para cuando vuelvan a verlo en algún programa de Cubavisión o Telerebelde, notarán que de su amplio repertorio sólo queda la parte menos incómoda, una parcela cuidadosa y censurada de su risa.

domingo, 11 de septiembre de 2011

Los exiliados y la libertad

Sobre la relación elusiva de los exiliados con la libertad Joseph Brodsky define con la precisión del inmenso poeta que fue -en un ensayo que debería ser clásico pero apenas se puede encontrar en internet- el sentido último de su condición:

Pero quizás nuestro mayor valor y mayor función [de los exiliados] descansa en ser involuntarias encarnaciones de la descorazonadora idea de que un hombre liberado no es un hombre libre, que la liberación sólo es un medio de obtener libertad y no es sinónimo de esta. Esto subraya la extensión del daño que puede ser hecho a las especies y podemos sentirnos orgullosos de desempeñar este papel. Sin embargo, si queremos jugar un papel mayor, el papel de hombre libre, entonces debemos ser capaces de aceptar –o al menos imitar- la manera en la cual un hombre libre fracasa. Un hombre libre, cuando fracasa, no culpa a nadie.

11 de septiembre, diez años después

Hoy en el décimo aniversario del derribo de las Torres Gemelas no me queda por recordar nada que no haya dicho antes. Aquí una nota de Jorge Ferrer sobre aquel día. (He buscado los recuerdos de Alexis Romay pero no consigo dar con ellos). Aquí la de Alexis Romay. Y aquí un artículo de Antonio Elorza sobre lo poco que aprendieron los españoles con ese evento. Y no es que el resto del mundo haya aprendido mucho.

Miguel Angel Loredo (1938- 2011)

Ayer sábado por la tarde murió el padre Miguel Angel Loredo, sacerdote franciscano que pasara una década en prisión (1966- 1976) tras un proceso amañado desde el comienzo. (Puede leerse en las Memorias de un soldado cubano de Dariel Alarcón cómo agentes de la seguridad, haciéndose pasar por anticastristas, lo convencieron de que diera refugio al frustrado secuestrador de un avión para así tener un pretexto para allanar su iglesia y enviarlo a la cárcel). Fue un ser ejemplar que sin abusar en los detalles de su propio calvario representó lo más noble y puro de la iglesia cubana. Una de esa gente por la que uno se siente honrado de haberlo conocido.  

sábado, 10 de septiembre de 2011

Sin palabras

Una caricatura de Garrincha:

La política del escritor

Dice Fernando Savater sobre George Orwell:

George Orwell quiso ser "un escritor político, dando el mismo peso a cada una de estas dos palabras". El placer de causar placer, es decir, la vocación de escribir, no anularía en él el interés político: la defensa de la justicia y la libertad. Pero aún menos se doblegaría a la manipulación política de la escritura: "El lenguaje político -y con variaciones esto es verdad en todos los partidos políticos, de los conservadores a los anarquistas- está diseñado para hacer que las mentiras suenen verdaderas y el asesinato parezca respetable, y para dar apariencia de solidez a lo que es puro viento". Luchar contra la tergiversación y la máscara es la primera tarea del escritor político. Su credo empieza por el mandamiento que prohíbe mentir, aún antes del que prohíbe matar.

viernes, 9 de septiembre de 2011

La miseria contagiosa

Entre las maneras en que nos afecta nuestra Historia Particular de la Infamia hay una especialmente perversa. Y es que en medio del interminable desfile de ruindades, entre tanta dignidad pisoteada ya acostumbrados niveles tan bajos de decencia terminemos creyéndonos buenos por puro contraste. Irnos a la cama pensando “No es que sea gran cosa pero al menos no soy un Barnet, un Silvio”. Sin pensar en lo artificial que tiene la miseria de esos seres, una miseria que en cualquier lugar civilizado la gente por lo general no se ve obligada a exhibir; porque el gobierno del país en que vives puede enfrascarse en todas las guerras o crueldades que quiera que no te verás en la situación de firmar una carta en su apoyo. Esos personajes que nos repugnan de la vida cubana son profundamente indignos, sí y a estas alturas nadie los tiene que obligar a comportarse canallescamente: tanta es su diligencia que parecería parte de su misma naturaleza.

Pero mírese alrededor y verá tanta abyección en potencia que si no se convierte en costumbre es porque no se le premia especialmente. No digo que nuestros infames no sean responsables de sus acciones porque eso quitaría méritos a todos los que se resisten en nombre de valores que los otros ignoran. Solo que nuestros miserables no nos sirven de medida de lo justo ni siquiera por contraste. La ética, lo justo, no está en renegar de ellos o actuar en sentido contrario sino en asumir un sistema de relaciones en el que un poeta no tiene que ser valiente ni un simple cantante modelo de virtudes cívicas.      

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Barnet, fascista, traidor

No se trata esta vez de denigrar a un disidente negro muerto en una huelga de hambre llamándole delincuente común sino de cargar contra los cubanos pobres (no digo pobres cubanos porque ahí entramos casi todos) porque según el ex etnólogo son los únicos responsable de su miseria. Cuenta Yenisel Rodríguez que en un seminario de la revista Catauro el presidente de la UNEAC y de la Asociación Nacional de Perros Chihuahuas iluminaba así a la concurrencia sobre las causas de la extrema pobreza en Cuba:

-¿Pero por qué han hecho estas personas durante tanto tiempo de revolución?

-¿Será falta de capacidad para aprovechar las oportunidades que ha dado el Estado cubano?

-No, no puedo entender que sea producida por ineficiencias del sistema…, hay gente perezosa, gente incapaz.

-¡No, no; no quiero ser fascista! Por eso necesito que alguien me saque de la duda: ¿Por qué este tipo de pobreza en Cuba, esa gente viviendo en casas de cartón, en piscinas, en los portales?
El propio Yenisel concluye:

Para culpar al pueblo no hace falta ser fascista, es suficiente con pertenecer a ese grupo de intelectuales cubanos preclaros a los que el totalitarismo cuenta como simpatizantes suyos, compañeros de viaje y miembros inscritos del Partido, como dijera una estudiosa del totalitarismo.

Si se nos permitiera ser condescendiente con Barnet podríamos decir que su actitud es consecuencia de una “extravagancia artística o de una ingenuidad profesional”.

Si fueran tiempos de pedir cuentas a rajatabla, diríamos que su complicidad es traición al pueblo cubano, en momentos donde el gobierno, a cambio de lealtad a su totalitarismo, asciende a los fanáticos deseoso de reconocimiento social.
Podría decirse que, como Silvio Rodríguez y tantos otros intelectuales orgánicos del régimen, Barnet solo está siendo consecuente con la Revolución que siempre ha defendido y que no es culpable de que su generosidad no mejore la vida de un pueblo tan incapaz. Pero eso es más que marrullería verbal cuando es evidente que ese paraguas retórico llamado Revolución que pretendía cubrir al mismo tiempo al gobierno y al pueblo no alcanza para los dos. A gente como Barnet habrá que agradecerle que en su cinismo deje tan claro la distancia entre uno y otro -la estrechez del paraguas para abarcarlos a ambos- y que evite que hasta el más ingenuo crea que sirviendo a la Revolución (entiéndase gobierno) no está traicionando al pueblo. Esa es la perversión del intelectual de izquierdas latinoamericano a la que se refería Bolaño en la cita del post anterior: hablar en nombre del pueblo para luego venderse mejor al poder, atribuyéndose un valor que no se tiene por sí mismo.

H/T: Penúltimos Días

Bolaño y los escritores de izquierda

Dando vueltas (por internet, por supuesto, que es por donde uno pasea en estos tiempos lluviosos) me encuentro con una vieja entrevista a Roberto Bolaño y en ella un párrafo que resume muy bien su drama como escritor latinoamericano “comprometido”, una angustia que si se lee con atención se encuentra en casi todos sus libros:
Siempre quise ser un escritor político, de izquierdas, claro está, pero los escritores políticos de la izquierda me parecían infames. Si yo hubiera sido Robespierre, o no, mejor Danton, en una de esas los envío a la guillotina. Latinoamérica, entre sus muchas desgracias, también ha contado con un plantel de escritores de izquierda verdaderamente miserables. Quiero decir, miserables como escritores. Y yo ahora tiendo a pensar que también fueron miserables como hombres. Y probablemente miserables como amantes y como esposos y como padres. Una desgracia. Trozos de mierda esparcidos por el destino para probar nuestro temple, supongo, porque si podíamos vivir y resistir esos libros seguramente éramos capaces de resistirlo todo. En fin, no exageremos. El siglo 20 fue pródigo en escritores de izquierda más que malos, perversos.

Versiones

Es sabido que el rock de la Madre Patria es algo indescriptible pero esta versión de Ramoncín de “Come as you are” de Nirvana alcanza nuevas cotas:




Pero como Nuestro Señor ha dispuesto que excepto las reuniones nada en este mundo sea absolutamente inútil apareció esta reacción de Hitler ante la versión de Ramoncín:



Pero a los que quieran adentrarse en el alucinante mundo de versiones españolas de canciones en inglés no pueden pasar por alto la versión de Raphael de The Age of Aquarius del musical “Hair”. (Y ya puestos también la Obladi Oblada de El Príncipe Gitano).

martes, 6 de septiembre de 2011

La felicidad y los muertos


“Y en este día que me perdonen los muertos de mi felicidad”. Con aquella fórmula el joven Silvio Rodríguez nos descubría, no sin audacia, cuánto de egoísta e inescrupuloso hay en la felicidad de cada cual. De entonces a ahora, de aquél Silvio entusiasta y crítico de una dictadura más o menos reciente, al incondicional de esa misma dictadura en plena decrepitud los muertos de su felicidad no han hecho más que aumentar, hacerse más literales. Una felicidad tan costosa como la de estrenar casa de 5000 metros cuadrados en un país donde hay gente en la cárcel por no poder justificar la compra de un saco de cemento, una felicidad mezquina y criminal cuando se debe pagar al contado con fusilados, presos y gente ahogada en plena fuga. Ahora, cuando más la defiende, los muertos de esa dictadura –ante los cuales los que le atribuyen a su odiado Posada Carriles no constituyen más que una pequeñísima porción, si me permiten la grosería matemática- son más suyos que nunca. Mi pregunta es: ¿Silvio, cuántos muertos más querrás que te perdonen?   

lunes, 5 de septiembre de 2011

Rodríguez v.s. Milanés

El compañero Rodríguez, indiscutible líder de la Nueva Canción Llorona Latinoamericana (la vieja era por supuesto el dignísimo bolero), se une a la Cuadrilla de Respuesta Rápida contra Pablo Milanés (CRRCPM) con esta ristra de bajezas en uno de sus tantos comentarios en el blog Segunda Cita:

Bajo es decirle cobarde a Cintio Vitier, a Alicia Alonso, a Leo Bouwer, a Chucho Valdés y a los muchos artistas e intelectuales cubanos que viendo que en Miami se decía “Ahora Irak, después Cuba”, cerraron filas con su país amenazado [en referencia a la firma de la famosa carta del 2003 apoyando fusilamientos y prisiones].

Bajo es pintarse inmaculado ante los que te desprecian y convertirse en chota de tus compañeros de toda la vida.

Bajo es llegar a Miami y para solucionar un problema empresarial armar un show mediático contra tu país y venderle el alma al diablo.

Bajo y cobarde es no mencionar en el cubil de los que pagan atentados contra Cuba la inmoralidad del juicio amañado a nuestros Cinco Héroes.

Bajo es santificar a unas señoras que hasta ayer decían que no eran políticas, que sólo eran familiares de sus seres queridos presos y que ahora, después de verlos libres, siguen recibiendo dinero de connotados terroristas y yendo a la embajada yanqui a buscar recursos e instrucciones.

Bajo y sucio es apoyar lo mismo que apoya el asesino Posada Carriles. Bajo es insultar, restregándole una militancia, a uno de los pocos que se juega la vida y la historia en Miami, rodeado de criminales locos por acabar con cualquiera que les huela a comunista.

Bajo y falto de respeto con el pueblo cubano de Miami es automutilar la obra que te hizo trascender, con el pretexto de no herir sensibilidades. ¿Sensibilidad de quién? Porque esos medios que han pedido bombardeos a Cuba no merecen respeto. Porque conozco al pueblo cubano, niego rotundamente que esos medios mafiosos miamenses representen la sensibilidad de los cubanos que viven allí. Concederles semejante honor es una genuflexión difícilmente conciliable con la dignidad del que realmente respeta a su pueblo.
H/T: Penúltimos Días

domingo, 4 de septiembre de 2011

Injusticia

El País anuncia que a su corresponsal en La Habana, Mauricio Vicent, le ha sido retirada su acreditación por el Centro de Prensa Internacional (CPI), dependiente del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba por lo que le han “prohibido expresamente […] publicar más informaciones desde Cuba”. Según funcionarios de dicho centro Mauricio Vicent ha dado una imagen parcial y negativa" de la realidad cubana, lo que se ha "agudizado" en los últimos tiempos, hasta el punto, siempre según los funcionarios cubanos, de influir en la línea editorial del periódico.

Este blog quiere elevar su más enérgica protesta por la injusticia que se comete contra Mauricio Vicent, quien durante años ha intentado dar la imagen más positiva de lo que ocurre en Cuba. ¿No pasa nada bueno? Vicent habla de los alentadores cambios que se avecinan. ¿Encarcelan a los disidentes? El diligente periodista escribe un artículo sobre la historia de Tropicana. ¿Acosan a las Damas de Blanco? El corresponsal que creíamos vitalicio publica un reportaje sobre las maravillas naturales de Baracoa. Ante tamaña injusticia no podemos menos –aquí en el blog aunque somos uno solo hablamos en plural- que elevar nuestra voz en su defensa. Si desde este blog se le ha criticado infinidad de veces por sus aplicados servicios al régimen cubano durante dos décadas hoy no nos queda otro remedio que defenderlo. ¿Dónde encontrarán servidor más fiel de cara a la prensa internacional? ¿En Fernando Ravsberg de la BBC? Lo sentimos pero por muchos méritos que haya acumulado no se le puede comparar con el inefable Vicent. Por eso queremos decirte Mauricio que no nos importa si te expulsan de Cuba o decides quedarte en La Habana como corresponsal por cuenta propia escribiendo sobre las maravillas de la telefonía móvil en el penúltimo reducto de resistencia al capitalismo: estamos contigo. Comprendemos que con la materia prima que te ofrece la realidad cubana has hecho todo lo humanamente posible por presentarla del mejor modo.

Si por el contrario -ya sea por arrogancia o por costumbre- el gobierno cubano te considera parte de su plantilla y ha decidido prescindir de ti como parte de los cambios estructurales que acomete cada una o dos décadas(y sobre los que tanto has escrito) solo nos queda ofrecerte nuestras más sentidas condolencias. C'est la vie. O como diría el gran William Shakespeare: Shit happens.

Post Data al gobierno cubano: ¿Por qué no intentan por una vez, en lugar de cambiar de corresponsales, cambiar la realidad?

sábado, 3 de septiembre de 2011

Convergencia

Sigue la guerra en La Jiribilla contra Pablo Milanés. A este paso deberían coordinar sus actos de repudio con Vigilia Mambisa. Los jiribillos ponen los discos (Pablo, Victor Manuel, Ana Belen, Sabina) y los vigilios la aplanadora:

Hoy [...] me cuesta trabajo reconocer al creador de "El breve espacio en que no estás" y "Yolanda". Habría que preguntarse cómo Pablo ha podido saltar del sitial en que el pueblo cubano lo ha mantenido por largo tiempo al pantano moral en que hoy se hunde con cada nueva declaración. El posible éxito que hayan tenido sus presentaciones en Estados Unidos palidece ante la infamia.

P.D: En otro orden de cosas Julio Casas Regueiro, ministro de las FAR, estrena guayabera de palo.


viernes, 2 de septiembre de 2011

¿Quién está contra las reformas?

Hay que decir que no tendrán porvenir en este país ni el comercio ni el trabajo por cuenta propia ni la industria privada ni nada. Porque el que trabaja por cuenta propia que pague entonces el hospital, la escuela, lo pague todo, ¡y lo pague caro! Es muy cómodo: los demás me pagan la escuela, el hospital —a mí, a la familia—, si cuesta 5 000 pesos la asistencia médica se paga, todo se paga, y él no paga nada. Es una manera de vivir del trabajo de los demás también y de explotar a los demás.
No se preocupen. No de momento. Quien dijo esto es un señor que ahora apenas se deja ver pero que el 13 de marzo de 1968 dio luz verde a la llamada Ofensiva Revolucionaria que en la práctica fue una guerra contra los timbiriches y el trabajo por cuenta propia. Las actuales reformas económicas no es más que el desmontaje lento y muy cuidadoso del ruinoso sistema que implantó aquella guerra. Los principios sobre los que se implantó, no obstante siguen intactos (así como buena parte del sistema legal que lo sustentó):

¡Señores, no se hizo una revolución aquí para establecer el derecho al comercio! Esa revolución ya la hicieron en 1789, fue la época de la revolución burguesa —el que más y el que menos leyó algo de eso—, fue la revolución de los comerciantes, de los burgueses. ¿Cuándo acabarán de entender que esta es la Revolución de los socialistas, que esta es la Revolución de los comunistas? (APLAUSOS) ¿Cuándo acabarán de entender que nadie derramó aquí su sangre luchando contra la tiranía, contra mercenarios, contra bandidos, para establecer el derecho a que nadie ganara, vendiendo ron, 200 pesos, o 50 pesos vendiendo huevos fritos o tortillas, mientras las muchachas que trabajan en esos lugares ganan el modesto salario, el modesto ingreso, que le permite hoy la economía de nuestro país y el desarrollo de nuestra economía? ¿Quién ha dicho eso?
Y de nada valen advertencias, y de nada vale esa realidad. Están apurando la última gotica. Mientras subsista el privilegio, aferrados al privilegio hasta el último día, y el último día está próximo, ¡el último día está próximo! De manera clara y terminante debemos decir que nos proponemos eliminar toda manifestación de comercio privado, de manera clara y terminante. A quien pueda trabajar le daremos trabajo y a quien no pueda trabajar le daremos lo que necesite, porque aquí no se le niega a nadie el sustento. ¡A cuántas decenas de miles de personas la Revolución, cuantas veces se nos solicita, las ha ayudado, y las ayuda no como una concesión sino como un deber de la Revolución! Se ha planteado que hoy nadie tiene razón para estar desamparado, ¡nadie! Todo el mundo tiene derecho a que se le ayude, se le dé un trabajo y si no le podemos dar un trabajo, le damos una ayuda al que no le podemos dar un trabajo. Esperamos ir encontrando cada vez más trabajo para todo el mundo, el trabajo es lo que a la larga se sobrará y solo con trabajo ganaremos la batalla del subdesarrollo.
Quien diga que el capitalismo se desalienta es mentira, el capitalismo hay que arrancarlo de raíz, el parasitismo hay que arrancarlo de raíz, la explotación del hombre hay que arrancarla de raíz (APLAUSOS).
En el mismo discurso del más verborreico de los Castros se ofrecen datos interesantes para imaginar la actividad comercial al margen del estado que había en 1968 y que fue barrida tras este discurso. (Nótese entre tantos detalles alucinantes -el estado físico de los cuentapropistas, su disposición a irse del país- el cuidado con que se recoge el grado de integración política por sectores económicos. Así sabemos que el 95,1% de los dueños de puestos de fritas era considerado contrarrevolucionario):

“Estudios realizados por militantes del PCC, obteniendo información de los regionales Plaza, Centro Habana, Guanabacoa, Boyeros, Marianao y Diez de octubre.

“Para este estudio los militantes realizaron todo tipo de investigaciones, cooperando con ellos los compañeros del frente de Vigilancia de los CDR. Estos estudios, debido a los métodos utilizados, no podríamos conceptuarlos como una verdadera muestra estadística que nos represente fielmente el universo, pero es indudable que su contenido será provechoso para una comprensión de la magnitud del problema, que podrá guiar a acciones futuras. Por su importancia política, adjuntamos los casos estudiados por los militantes.

“Resultado de las investigaciones, tipos de ventas, cuadro No.1. Como puede apreciarse en este cuadro, el tipo de venta más sobresaliente es el de bebidas alcohólicas. Y según se pudo conocer por los compañeros que realizaron el trabajo, la empresa estatal hace más de cuatro meses que no les suministra bebidas, siendo el regional de más alto porcentaje Centro Habana, con el ciento por ciento.

“Entrada bruta y ganancia. El 16% tiene una entrada diaria al menos de 50 pesos (10, 25, 30 ). El 43 % tiene una entrada de 50 a 99 pesos diarios, y el 41% más de 100 pesos” —y algunos más de 200 pesos diarios. Las entradas brutas.

Ganancias. El 55% una ganancia de menos de 25; el 13%, 25 a 49 pesos diarios; y el 32% másde50 diarios; 50, 100, 150 y hasta 300...

Actitud revolucionaria, moralidad, servicio social y otras entradas:

“Actitud revolucionaria. El 72% mantiene una actitud contraria a nuestro proceso revolucionario.

Clientela. El 66% de la clientela que frecuenta estos lugares son elementos antisociales.

“Servicio social. Ninguno de estos establecimientos presta servicios de beneficio a la población, siendo su porcentaje de un 78%” —es decir, de los que ni siquiera prestan algún servicio.

“Otros negocios. El 28% de los dueños de los bares tienen otros negocios.

Fuente de suministro. En los bares investigados se pudo comprobar que el 66% compra ilegalmente, existiendo siete bares los cuales no tienen especificado qué tipo de suministro tienen.

“Resumen. Resultado del estudio realizado en los bares privados:

“Ilegalidad en la compra de bebidas alcohólicas, mala actitud revolucionaria tanto de los dueños como de los empleados, clientela antisocial, mal servicio a la población.

“Recomendaciones: Deben ser intervenidos o cerrados” (APLAUSOS). “Al intervenirse no deben seguir funcionando como tales, debe hacerse un estudio de las necesidades de la zona. Muchos de estos establecimientos están ubicados en locales que originalmente eran viviendas y se les puede dar nuevamente ese uso. La mayoría de estos bares tienen buenos equipos de refrigeración, los que pueden brindar buen servicio bien en comedores o en otros centros estatales”.

Una investigación en general sobre los comercios privados de La Habana.

“Resultado de las investigaciones del Partido.

Legalidad. De los 6 452 comercios privados encuestados en La Habana Metropolitana, 1 819 carecían de autorización legal para su operación. Esta cifra representa el 28,2% del total de comercios” —es decir que casi la tercera parte de estos comercios eran ilegales.

“Los regionales de Boyeros y Plaza de la Revolución fueron los que mayor porcentaje de ilegalidad presentaron: 41% en Boyeros, 38% en Plaza. El más bajo porcentaje corresponde a Centro Habana, donde solo el 20% de los comercios privados carecían de documentación legal.

“En las 60 investigaciones realizadas por la administración municipal, los porcentajes de ilegalidad son más bajos: solo el 10%.

Condiciones higiénicas. Prácticamente la mitad de los comercios tenían condiciones higiénicas no buenas, es decir que fueron clasificadas como regulares o malas condiciones higiénicas. De los 6 102 comercios que informaron el dato, tenemos 2 471 regulares, y en 567 sus condiciones higiénicas eran malas. Los comercios encuestados en Diez de octubre fueron los que más desastrosas condiciones sanitarias presentaban; casi las 2/3 partes, 61,9%, tenían malas o regulares condiciones sanitarias. Sin embargo, en Plaza de la Revolución y Guanabacoa, presentaban condiciones no buenas aproximadamente la tercera parte de los comercios que entraron en la encuesta.

Salida del país. Otro de los datos investigados se refiere a los futuros apátridas. La solicitud del permiso de salida del país fue consignada en 499 individuos de los 8 508 investigados.

“Los porcentajes más altos con solicitud de permiso de salida corresponden a los regionales de Guanabacoa, Marianao y San José, mientras que el mas bajo porcentaje lo representa Centro Habana.

“En los datos obtenidos sobre puestos de fritas y otros timbiriches análogos, se pudo apreciar a través de los informes que un gran número de individuos que intentan dejar el país realizan este tipo de negocio, que al mismo tiempo que les producen abundantes entradas les permiten establecer relaciones continuas con lumpen y otros elementos antisociales y contrarrevolucionarios.

“Estado físico de los propietarios. Aproximadamente las dos terceras partes de los propietarios de comercios privados tenían estado físico aparentemente bueno, con cifras extremas que van desde 59,6 en el regional Diez de octubre al 77,8 el regional Guanabacoa.

“De los 6 176 casos informados fueron consignados 3 914 en buen estado físico.


“El 8,8 de los propietarios poseían estado físico clasificado como malo, mientras que los imposibi1iltiados alcanzaron el 3,3%. ...


“El 24,6 tenía regular estado físico, o sea, que casi el 90% está clasificado como bueno o regular.

“Otras características. Se investigó también el número de dueños que trabajaban directamente en el negocio y se alcanzó la cifra en La Habana Metropolitana de 87,6, o sea, que 12,4 de los propietarios se dedican a recibir las utilidades, no aportando esfuerzo físico en el negocio.

“De estas propiedades, según la investigación, el 14,9% percibe otras entradas además de las del negocio investigado, siendo la cifra más alta en el regional Boyeros, donde el 22,4% de los propietarios tienen otras entradas.

“En el estudio de las 60 investigaciones realizadas por la administración municipal, el 80% de los propietarios vive solo del negocio; el carácter de explotadores de estos dueños de comercio privado se aprecia al analizar los datos referentes a la posesión de empleados en el negocio, lo que sucede en el 31,1%, casi la tercera parte de los comercios investigados. El porcentaje más alto es Centro Habana, donde el 40% de los propietarios tienen empleados a quienes explotan. Este índice es más bajo en el regional Boyeros.

“Se analizó además si el núcleo familiar del propietario poseía otras entradas, lo cual sucede con el 27,9 de los casos, con variaciones máximas del 18% en el regional Guanabacoa y él 35,2% en el regional Boyeros.

“Integración política. Este dato se investigó en 2 056 propietarios de comercios privados en La Habana Interior por la administración municipal, así como también por la administración municipal en La Habana Metropolitana y en la encuesta específica de timbiriches con resultados muy disímiles.

“El porcentaje mayor de no integrados a la Revolución corresponde a los dueños de puestos de fritas, donde de 41 individuos que consignaron el dato 39, es decir, 95,1% era contrarrevolucionario.

“En Habana Interior el porcentaje de no integrados alcanzó la cifra de 77,7%, siendo destacado el regional San José, con el 80,7% de propietarios no integrados en ningún organismo político de masas.

“En la encuesta realizada por la administración municipal, el porcentaje de no integrados disminuyó.

“La conducta moral y social que va aparejada con la actitud revolucionaria fue valorada en la encuesta de los timbiricheros, donde de 18 individuos que consignaron el dato, 18 eran elementos antisociales y amorales.

“En el cuadro número 9 se analiza el tiempo que llevan los propietarios trabajando en el comercio. El 10,2% de los propietarios de Habana Interior tiene menos de un año en el negocio. El 36,0% menos de ocho años, o sea que se establecieron después del triunfo de la Revolución.

“En San José es donde este porcentaje alcanza la cifra mayor de 57,7%. Es decir que en San José más de la mitad de los propietarios se establecieron después del triunfo de la Revolución.

“El porcentaje más bajo lo presenta Mayabeque con 35,7%.

“En el estudio realizado por la administración municipal de La Habana Metropolitana, el 51,7%.

“Análisis específico de los friteros. En este trabajo se estudiaron en forma especial un grupo de timbiricheros e individuos que realizan la venta de fritas y otras materias alimenticias. El producto más vendido es la tortilla, generalmente pan con tortilla de huevo. De los 50 establecimientos investigados se expendían tortillas en 43, esto se concibe por la fácil adquisición del producto.

“Le sigue en segundo lugar la venta de croquetas y minutas de pescado, y después las fritas. En menor número se expende papas rellenas, frituras y sardinas.

“En otros incluimos camarones, pescados, calamares, hamburguesas, guarapo, cigarros y fósforos, batidos, dulces, café, refrescos.

“El trabajo realizado en estos casos por un grupo de militantes es de extraordinario interés. Estos estudios ponen de manifiesto la importancia política que tiene atender la solución de los problemas que crean esta infraestructura mercantilista y que surge en aquellos casos en que los organismos del Estado no dan un servicio adecuado al pueblo. El lumpen encuentra su medio adecuado para lucrar y vivir dentro de todos los vicios y explotando a los demás.

Anexamos 10 casos que demuestran claramente este problema.

“Venta bruta y ganancia. La entrada bruta de los timbiricheros adquiere características insospechadas. El 20% de los puestos tienen una venta bruta por encima de 100 pesos diarios, el 35,5% una venta diaria de 50 a 99 pesos; mientras que el 44,5% vende diariamente menos de 50.

“En Centro Habana todos los centros investigados venden más de 50 pesos.

“La ganancia percibida diariamente corre parejo con estas entradas. El 20% de los dueños ganan más de 50 pesos diarios, y más de 25 pesos lo ganan el 53,3% de los timbiricheros.

“Esta ganancia se explica por la gran diferencia existente entre el precio de producción y el precio de venta, así como el volumen de la venta. Como ejemplo citamos el de un puesto de fritas de la Calzada de Luyanó que vende más de 200 piezas diarias. Croquetas: costo de producción, 8 centavos; precio de venta, 20 centavos, 150% de ganancia. Fritas: costo de producción, 8 centavos; precio de venta, 20 centavos, 150% de ganancia. Minutas: 10 centavos; precio de venta, 35 centavos, 250% de ganancia. Tortillas: 11 centavos; precio de venta, 30 centavos, 173% de ganancia.

“La venta promedio diaria fue de $66,40 y la utilidad de $43,57, sobre $22,83 precio de costo.

“Características de la explotación. EL 46% de los propietarios trabaja por cuenta propia; pero existe otro 44% que posee empleados a sus órdenes, y aun en ocasiones el dueño no trabaja personalmente sino que pasa solo a recaudar el importe de la venta. Un 40% tiene el puesto en arriendo, pero además explotan empleados.

“Por último, un 10% mantiene el negocio en sociedad con otro individuo, a veces un familiar.

“En relación con la procedencia de la mercancía, el 20% de los propietarios, según el estudio, aparece que su materia prima la obtienen legalmente a través de cuotas fijadas por el MINCIN o utilización de su cuota familiar.

“Otro grupo, el 18%, se abastece en forma ilegal que va desde la compra de materia prima en bolsa negra hasta el robo de manteca en panaderías y trasiego ilegal de aceite de las bodegas, aun bodegas estatales. Otros se abastecen en el campo, comprando los productos a sobreprecio. El tipo más común de obtención de mercancía es mixto, utilizando los canales legales así como la compra ilegal.

“En el cuadro número 15 se aprecia que el 18% de los propietarios poseen otros negocios, cargos o entradas, además del que le produce el puesto de fritas. Es coman el tipo de propietario que entra en cualquier tipo de negocio de compraventa. Algunos trabajan en centros laborales estatales mientras que otros reciben algún tipo de pensión o retiro.

“Resumen y conclusiones: presentamos el resultado de las investigaciones realizadas por las administraciones municipal y provincial y el Partido con relación a los comercios privados, en los cuales resulta la siguiente característica:

“a) Falta de legalidad de estos negocios. Las malas condiciones higiénicas imperantes. La baja integración de los propietarios a la Revolución. Las condiciones de vida antisocial. Los sucios negocios, el robo y el soborno en la obtención de la materia prima.

“Resalta que San José tiene el mayor porcentaje de no integrados, el mayor porcentaje de propietarios con actividades contrarrevolucionarias y el mayor porcentaje de puestos establecidos después del triunfo de la Revolución.

“Recomendaciones: prohibición absoluta por el MININT, el MINSAP, y el Poder Local de la apertura de nuevos establecimientos de este tipo. Debe irse a la supresión gradual de estos tipos de comercio, garantizando al pueblo mediante el Poder Local y el INIT el establecimiento de alimentos similares con una mayor calidad e higiene.

“Para ello se proponen tres fases consecutivas...” Proponen muchas fases, podíamos ahorrar algunas de ellas.

En general, ¿vamos a hacer socialismo o vamos a hacer timbiriches? (RISAS) No se trata ni siquiera de la incidencia económica, a pesar de los evidentes resultados de todos estos negocios.

¿Hay algún timbiriche por ahí? ¿Lo van a entregar...?

“El sector privado vende, a través de las bodegas privadas, 77 millones de pesos, de un total de 248 961 703”.

Volver al pasado

Joaquín Infante Ugarte, artífice de las actuales reformas económicas en 1963 era director de Finanzas y Precios del Instituto Nacional de Reforma Agraria. Igual le valdría presentarse como asesor de Diego Velásquez en la aplicación del sistema de encomiendas, algo más antiguo que la Reforma Agraria aunque más productivo. “El socialismo es irrevocable” dice Ugarte con la misma convicción con la que el Capitán General Tacón a la altura de 1835 hablaría de la irrevocabilidad de la condición colonial del país. También puede decir “Jamás regresaremos al pasado” sin que estemos seguros de que se refiere al batistato o a los taínos aunque con el nivel actual de las fuerzas productivas la coa y el burén suenan a alta tecnología.

Da gracia ver a esos ancianos afirmando que nunca regresaremos al pasado. Que lo digan unos jovencitos pase porque tienen una vida por delante. Pero para esos ancianitos que siguen diseñándole la vida a los cubanos el regreso al pasado significaría recorrer La Habana en un Buick nuevecito, cortesía del Ministerio de Bienes Malversados, pistola a la cintura y energía para caerle atrás a las mujeres más bonitas del país. Pero ellos no pueden ni necesitan volver al pasado: ellos son el pasado que no se acaba de terminar. Y medio siglo después piensan aplicar las mismas fórmulas que iniciaron la destrucción del país. Fórmulas que sólo la desesperación y el desgaste pueden hacer lucir atractivas. La llamada actualización del sistema es en realidad llevar a Cuba a 1967, justo antes de la Ofensiva Revolucionaria que ilegalizó bares privados, los timbiriches y la casi totalidad de los trabajos por cuenta propia tal como la describiera su gran estratega, el hoy Fantasma en Jefe:

Y en el camino de la ofensiva revolucionaria no solo, queremos expresar, se han expropiado los bares privados, sino que se han cerrado todos los bares estatales, todos los bares. Eso no quiere decir que se prohiba que alguien tome una cerveza, ¡no!, pero que la compre donde le corresponda y se la tome en su casa o donde quiera, porque no tenemos por qué estar promoviendo la borrachera; ¡lo que hay que promover es el espíritu del trabajo! (APLAUSOS.) Es decir que se han cerrado los bares estatales; ese tipo de “timbiricheo” no beneficia a nadie ni le interesa a nuestro pueblo trabajador. (15 de marzo de 1968)

Desde que con la ofensiva revolucionaria hasta los timbiriches más pequeños desaparecieron y se acabaron los negocios particulares ya el dinero no se puede utilizar como medio de enriquecimiento de un individuo que pone un timbiriche, compra veinte pesos de pan y de otras cosas en las tiendas o en bolsa negra y vende cincuenta, sesenta o setenta pesos de mercancías. Ciertamente, cuando la Revolución suprimió los negocios privados dio un extraordinario paso de avance. Ya no hay nadie en nuestro país que se pueda ganar 100 pesos en un día. Es decir, ya no hay nadie que pueda ganar 30 veces lo que gana un obrero trabajando duramente. Ya no hay nadie que sin sudar la camisa pueda ganar 30 veces más que el que suda la camisa (APLAUSOS). (26 de julio de 1968)
Y ese es el problema de volver al pasado: a menos que te quieras engañar ya sabes todo lo que va a venir, paso a paso.

jueves, 1 de septiembre de 2011

La libertad está en El Monseigneur


¿Quién dijo que en Cuba no hay democracia ni derechos? El problema de los cubanos –como el mío frente a un refrigerador abierto- es que no saben buscar bien. Un lector y amigo me manda esta nota desde Cuba acompañada por la copia de un documento que puede servir como borrador de una futura constitución democrática.

Enrisco:

Hace unas noches fui al Monseigneur. Mientras esperaba, que es algo que también se hace en los bares, me puse a detallar el lugar. Con tristeza comprobé que poco queda de lo que fue una de las casas de El Bola, si acaso el mobiliario y algunas de las lámparas de la época. El lugar ahora exhibe un enchape en PVC brilloso en paredes y techos que intenta imitar sin ningún éxito al mármol. Hay un piano que se comporta como muchos pianos de restaurante: afloja esa musiquita rosadita, sin sustancia, repugnantemente dulce, como la leche condensada endulzada con miel de abejas. Hubo un momento que logré dejar de escuchar el piano, aunque seguía sonando, pero no descarto que me perdí ese himno de la música de restaurantes: Balada para Adelina.

De la comida no te puedo hablar (recuerda que esperaba y en el bar) pero si juzgo por la cantidad de asistentes no debe ser de las mejores. Así que aquellas reprimendas que cuentan que hacía El Bola cuando detectaba a algún comelón que no atendía a su música, hoy serían innecesarias. No descarto que me pasaron por la cabeza ideas más sublimes como que ya sin Él el lugar perdía encanto (no olvides que estaba en el bar) y cosas así, para encontrar una explicación a lo vacío del local, pero la razón estaba también en la carta del restaurante: los precios son altos.

Pero también en la carta estaba lo que le da sentido a este correo. Al final, justo después de los postres y las infusiones, encontré la joya que te envío en adjunto. Sabes que tengo debilidad por coleccionar este tipo de hallazgos y me las arreglé para llevarme un ejemplar de los que se llama DERECHOS DE LOS CONSUMIDORES.

Léetela bien y quizá llegues a la misma conclusión que yo: El Monseigneur está vacío por falta de promoción. Tal pareciera que uno está leyendo, al final del menú, un extracto con fines gastronómicos, de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Fíjate que de modo implícito hasta está resuelto lo de la tan llevada y traída libertad de expresión. Cuando los que hoy andan perdidos en otros restaurantes sepan cuánto les está garantizado (y como derecho, que no es cualquier cosa) con nada más sentarse en El Monseigneur, las cosas cambiarán: Bola de Nieve dejará de ser leyenda, al menos en este sitio (cosa que ya lleva un buen tramo de adelanto), cualquiera pagará los altos precios de la casa y ya poco importará las imitaciones de mármol. Hasta quizá el piano ceda su espacio a una nueva mesa que pueda alojar a la multitud que esperará afuera. Lo malo es que por amplio que pueda ser el lugar (que no lo es) no habrá espacio para todos y los que logren entrar en algún momento tendrán que salir del restaurante.

Citas

Las dos primeras extraídas de un reportaje de Al Jazeera (“Cuba: the times are changing”) que parecen demostrar lo prematuro del título.
Dice Joaquín Infante Ugarte, (un flamante economista que en 1963 era director de Finanzas y Precios del Instituto Nacional de Reforma Agraria) al que se le presenta como arquitecto de las nuevas reformas económicas:

“El socialismo en nuestro país es irreversible. No queremos ricos. En el sector privado no se aceptará la concentración de propiedad”
Por otro lado Brocelianda Hernández, conocida actriz cubana, tiene este diálogo con el entrevistador:

Brocelianda: En Cuba la dictadura consiste en que tú no puedes hablar, quejarte. Por algo es una dictadura. Sí lo es.

Entrevistador: ¿Y eso no está cambiando?

Brocelianda: Bueno sí, se supone.

Entrevistador: ¿Lo ves?

Brocelianda: No. Yo lo veo.
Y en La Jiribilla Violeta Laurencio despliega sus “Doce infinitivos para la decepción a propósito de Pablo Milanés”, entre los cuales están:

-Querer ganar más dinero para sumarlo a lo que ya se tiene, es comprensible. Pero es demasiado grande el precio de enlodarse así —procurando y consiguiendo no tocar ni con el pétalo de una rosa a nadie del exilio, ni siquiera a Posada Carriles— a cambio de esos dólares.

-Reclamar que Granma publique un libelo de este corte [se refiere a la carta abierta a E. García], donde el autor utiliza un lenguaje y unos recursos propios de un bravucón de baja calaña (no sería lo mismo si se tratara de un documento serio) es propio de alguien obnubilado por el despecho.

Las manos y los puños

El poeta Emilio García Montiel me envía la versión de los Pichy Films de la carrera de Dayron Robles y el chino Liu Xian y la pelea posterior entre sus respectivas madres: