jueves, 30 de agosto de 2007

Reseña


Una muy buena reseña aparece hoy en Encuentro en la Red sobre Leve Historia de Cuba libro de Francisco García González y este servidor publicado hace un mes. Y digo buena no por elogiosa, que también lo es, sino por inteligente y precisa que siempre resulta más fácil elogiar que entender. No da la impresión, como a veces me ha ocurrido leyendo reseñas sobre mis libros, de que esta hablando de otro libro totalmente distinto sino de que se refiere precisamente a ese que escribimos y capta muy bien sus intenciones. Leyéndola uno tiene la certeza de que el libro ha caído en manos de un buen lector y da esperanzas de que esa complicidad se podrá establecer con otros. El elogio más reconfortante que hallé fue el de que es un libro “oportuno” sobre todo teniendo en cuenta que lo terminamos de escribir en lo básico hace doce años (luego de eso quitamos y añadimos algunos cuentos y pasó por varias correcciones, sólo eso) y siempre tuve el temor de que apareciera demasiado tarde aunque no estoy seguro si es mérito del libro o demérito de una realidad que ha cambiado tan poco. La reseña la firma El Criticón que no sé quién es pero a quien quiero agradecerle la lectura y el comentario. Acá abajo les pongo los dos párrafos finales del artículo.

Muy oportuno este libro, además, en unos tiempos históricos que transcurren a la expectativa de un cambio que, más que radical (pues de cambios radicales, utópicos, definitivos, parece estar empedrado el camino al infierno…), se prefiere acaso que ocurra a una escala leve y sencillamente humana. Más que nuevos mesías innombrables, acaso necesitamos que Juan o Pedro o María coman, forniquen, sueñen y sonrían bien…
¿Abandonará nuestra historia algún día su vocación o destino trágicos? ¿Seremos capaces los cubanos de tolerar un necesario tono menor? ¿Preferiremos la levedad a la pesantez históricas, la leve sonrisa a la carcajada tragicómica? Acaso un libro como Leve historia de Cuba nos prepare un poco para ese nuevo, necesario e ¿inevitable?, incluso trivial, papel histriónico… Pero, ¿no afirmaba Cioran que "Solo intimamos verdaderamente con la vida cuando decimos —de todo corazón— una trivialidad"? En definitiva, que nos prepare para una historia más leve (y lo leve no es necesariamente sinónimo de ligero o intrascendente) y tolerable.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Enrisco, y Francisco García viene a ser como el Oates de Hall and Oates? O sea, por qué nadie habla de él? Quién es? Te sabe algo que te obligó a que lo pusieras de coautor? ja ja. Te estoy mortificando. S.

Anónimo dijo...

El Criticón es Jorge Luis Arcos. Es su estilo evidentemente.

Anónimo dijo...

Enrisco algun dia vendrás a Mexico a presentar el Libro o nos puedes decir al montón de admiradores de tu obra donde comprarlo en La ciudad de Mexico por favor?

enrisco dijo...

Anonimo dejame averiguarte lo de la venta de libros en Mexico con el editor. Lo del monton de admiradores me halaga pero me parece n poco exagerado. En ciudad Mexico de hecho que yo sepa no tengo ningun amigo. Estuve alla a principios de junio un par de dias y eche de menos tener algun socio que me orientara un poco en la ciudad.