sábado, 20 de octubre de 2007

Algo que celebrar

Hoy 20 de octubre es el día de la cultura nacional según el apretado calendario oficial cubano. A quien no lo recuerde –y se entiende porque todos éramos muy chisquitos cuando eso- se eligió esa fecha por la sencilla razón de que ese fue el primer día que se cantó el himno de Bayamo, luego devenido en nacional. Claro que se han compuesto mejores canciones cubanas o incluso más representativas pero a ver, ¿quién recuerda el día en que se cantó por primera vez Lágrimas negras? Del himno en cambio se recuerda, o se insiste en recordarnos que se apareció el autor en su caballo en la plaza del pueblo escribiendo la letra en un cuaderno (incómodos que eran nuestros próceres, con lo difícil que debió ser escribir un himno encima de un caballo) para que la pasaran de mano en mano y cantaran el himno a coro. Se supone que ese acontecimiento resuma la cultura cubana y seguramente resumirá la idea que sobre la cultura cubana tienen los que escogieron ese día para celebrarla. Yo también tengo algo que celebrar el 20 de octubre. El día de la Liberación o más bien el día de Mi Liberación. O diciéndolo de otra manera, hoy se cumplen doce años que salí de Cuba y como cualquier otro exiliado cubano recuerdo ese día como el de mi segundo nacimiento. Recuerdos muchos y nítidos como el intenso tráfico por la casa de los amigos que estaban en el secreto –no muy secreto- que venían a despedirse, a traerme alguna carta o un abrigo. O una vecina, que no estaba en el secreto y mirándome fijo luego de abrazarme me dice “No regreses, por lo que más quieras, los jóvenes no tienen nada que hacer aquí”. O mi hermano que estuvo callado todo el día y a última hora me invitó a jugar un partido de fútbol, uno contra uno, como hacíamos siempre, o Luis Carlos que se apareció jadeando con una copia de Leve historia que había impreso en su trabajo. Al aeropuerto llegué sólo con mis padres y a donde luego llegó Tejuca con su mujer que estaba a punto de parir. Y al tipo de la aduana preguntándome “¿Y qué vas a hacer a Alemania?” (porque mi pasaje era para ese país al que nunca llegué) y yo respondiéndole algo que suena increíble y que hasta a mí me parecería una invención posterior si no fuera porque guardo intacta la imagen del asombro del agente: “Lo mismo que harías tú si pudieras viajar… pasear, divertirme”. Y la cabeza canosa de mi padre tratando de asomarse por cualquier hueco tratando de echarme una última ojeada. Y subir al avión de Iberia y una vez allí comer por primera vez camarones de Batabanó que era lo que decía la carta de la cena. Y luego quedarme dormido. Despertaría en otra ciudad, otro país, literalmente , otro mundo. A partir del día siguiente vendrían sorpresas, desengaños, dos años ilegal en Madrid, los trabajos más locos que he tenido nunca, lo que todos más o menos hemos pasado, que también eso es la libertad. Y sí, un día como hoy tengo mucho que celebrar.

19 comentarios:

Isis dijo...

Yo no me acordaba del día de la cultura nacional. Pero ahora sabemos que es tu día. Felicidades!, Enrisco.

enrisco dijo...

Gracias. Cual es el tu dia de la liberacion?

luisc dijo...

yo recuerdo nítidamente la última vez que nos vimos: regresaba de tocar con la banda del momento (veníamos de nuestras jornadas sabatinas, en aquellas difíciles y humillantes sesiones en el restaurant "el patio"), y encaramado en una camioneta, encima de los instrumentos, me gritaste "casaco!" al cruzar la ave de los presidentes. y me hiciste la correspondiente seña de que te "pirabas". ha llovido desde entonces.... un gran abrazo.

Güicho dijo...

Felicidades, Del Risco! <-(Empezaste irónico, pero te pusiste rápido serio.)

Tampoco me acordaba del puto día de la cultura bayamensa. Y también jugaba al fútbol uno contra uno con mi hermano. Escapé en el 89, y pasaron 10 años hasta que pudimos echar otro partido.

Infortunato Liborio del Campo dijo...

Qué.. ¿tuviste que dar mucho pico y pala en madrid? ;-)

Por lo menos coincidimos en acordarnos del himno y el caballo, aunque tú posteaste primero que yo, que me fui hoy a dar un paseo por el Madrid de los Austrias, el palacio real y hasta escuché misa en la catedral de la Almudena.

Felicidades por tu 12 cumpleaños.

garrincha dijo...

felicidades enrisco en tu día, que lo pase con sanalegría.

Isis dijo...

Enrisco, el 22 de enero de 1995.

david prego dijo...

(incómodos que eran nuestros próceres, con lo difícil que debió ser escribir un himno encima de un caballo); con tintero, pluma, y papel, cuando todavía no se habían inventado los bolígrafos.

analista dijo...

Coño Güicho igual que yo: Noviembre del 89, llegué tres días antes de la caída del muro.

Enrisco,entonces llegaste directo al frío. Y arriba de eso "ilegal". Quizás alguien recoja historias de los exiliados, pues hay muchos que se piensan que al "irse" la gente cae sentada en un Cadillac.

david prego dijo...

Equilibrio magistral el de Perucho. Podemos decir que el himno nacional " se puso como se puso".
Felicidades Enrisco.
Yo renací un doce de agosto a las 23:59 h. En mi invención inmediata posterior (en cuanto despegué) , me imaginaba a la cúpula del comandante( que un minuto más tarde hacía años de parido) alzando las copas de Champagne tras el breve discurso del festejado para desearme feliz viaje y mejor estancia.

mitambor dijo...

Yo llegué a Suiza el 4 de julio!!!! (2003)

Porque de Cuba a Brasil en el 2001, solo se puede hablar de "semi-liberación". La despedida en el aeropuerto fué difícil, sobre todo porque había que aparentar que nos veríamos después de un año, cuando en realidad no sabía cuando volvería a ver a mi gente...

La huída de Brasil fué una verdadera aventura en mochila "en silencio ha tenido que ser". De Tocantins a Rio, de ahí a Portugal y después amanecer en Zurich, el dia de mi independencia.

J.Campos dijo...

Felicidades Enrisco. 12 años es una edad estupenda.

Lo de Perucho no era afán de cultura, sino ganas de celebrar, como para no dejar dudas de lo que puede hacer un cubano embriagado por el momento ¿qué no se habrán tomado en Bayamo durante todo ese día?

Yo también "nací" en fecha patriótica:
7 de Diciembre del 97 y pronto cumpliré 10 añitos.

tal cual dijo...

¡Felicidades a todos!

¡Qué bueno que se fueron!

¿No han pensado que, de cualquier forma, sobraban en Cuba?

Chinguiz el uzbeco dijo...

"tal cual":
Para Castro y su oligarquía de cerdos sobrábamos, ellos sólo necesitan esclavos y lameanos, tal cuales...

tal cual dijo...

Uds. han confundido a Cuba con un hombre.
Se liberaron de un hombre y de un sistema, pero no deberían alegrarse de liberarse de Cuba.

Aunque como uds. se expresan no tienen claro qué es una cosa y la otra.
Jamás lamí a ningún amo, quizas menos que mucho de uds.pero siento tristeza por Cuba y no la confundo con un gobernante.
Cuba no fue Batista, Cuba no es Fidel Castro.

Anónimo dijo...

tal cual, el uzbeko no tecleo mal, el dijo ano, no amo. no te nos hagas el loco.

Anónimo dijo...

quoting enrisco: "el dia que sali de Cuba". El no dijo el dia que se "libero de Cuba". Es que "La Universidad para todos" te ha desensennado como leer, tal cual?

Anónimo dijo...

Esto lo leí en un blog a propósito del club de uds., les viene bien:

"todo esta gentuza lo que está buscando es limpiarse el churre que llevan encima despues de años de "el que no brinca es yanqui", toda esta gente que se aferra ahora a hablar mas mierda que perez roura y ninoska, tienen un pasado reciente aterrador: militantes comunistas, chivatones, agitadores contra el imperialismo, huele culos del regimen. y lo mismo los encuentras en las paginas de opiniones de el nuevo herald, que en el canal 22 con la regenerada sexual, que en el 41 con el dominicano anticastrista, que en este blog, donde son las voces mas estridentes de la causa de la libertad de cuba.
al leerlos los identificaras. son un elemento despreciable. al menos los batistianos se han mantenido fieles a fulgencio. pero estos apestosos han bailado en su vida donde mejor le toquen la musica, ya sea en la habana que en miami..."

enrisco dijo...

Básicamente lo que nos viene a explicar el compañero anónimo es que las únicas razones por las que a uno se le ocurra criticar al castrismo son:
1.- Por ser batistiano.
2.- Porque uno fue chivato en Cuba y necesita limpiarse el pasado.
3.- Porque vive en Miami.
4.- Porque le pagan al que lo haga.
Dado que en mi caso no concurren ninguna de las razones anteriores me pregunto si no sería posible que considerara la posibilidad remota pero no del todo absurda de que tras casi medio siglo de gobierno unipersonal e intransferible con resultados tan variados como la zafra más baja desde los tiempos de Estrada Palma hasta la emigración de más de un millón de cubanos y de toda la carne de res quizás algo pueda estar funcionando mal y sea hasta criticable (de manera gratuita y desinteresada). Porque creo que de haber sido batistiano, o chivato o de residir en Miami o recibir cheques por servicios prestados ya me habría dado cuenta.