lunes, 18 de agosto de 2014

Para la próxima semana: "La apertura cubana"

Para la próxima semana, el viernes 29 de agosto a las seis de la tarde Alexis Romay presenta su novela "La apertura cubana" en la librería Barco de Papel en Queens (4003 80th Ave. Elmhurst, NY 11373) con el autor y Jorge I. Domínguez como presentador.




sábado, 16 de agosto de 2014

Acuse de recibo

Eso de tener amigos que escriban tiene su encanto. Como encontrarse en una misma semana en el buzón algo como esto:


O como esto (con portada de otro amigo, Geandy Pavón):

O este libro del siempre productivo Duanel Díaz:




viernes, 15 de agosto de 2014

El regreso del fantasma

En un excelente artículo el filósofo español Jose Luis Pardo aborda el tema de la aparición del neocomunismo corriente filosófica:

"Claro está que casi nadie quiere hoy, abiertamente, reivindicar dichos totalitarismos, a la vista de los monstruosos hechos históricos que constituyen su criminal saldo, lo cual no impide que algunos —tantos que han conseguido crear un “clima favorable” a fuerza de insistir en ello— sí reivindiquen la intención o, mejor aún, la “Idea” que dio lugar a esas concreciones políticas totalitarias, consiguiendo gracias a este grosero malabarismo intelectual que sea en última instancia el Estado de Derecho […] el culpable real de los mentados hechos criminales"

Y más adelante refiriéndose a los filósofos neocomunistas (Badiou, Ranciere, Nancy y Zizek) dirá:

"¿Y cómo se puede ser comunista y sin embargo tan simpático?, se preguntarán ustedes. El truco principal consiste en que su comunismo no es de este mundo; no solo corren un tupido velo sobre su pasado, sino que se desmarcan de todo lo que el comunismo ha sido realmente: la Unión Soviética, el Gulag o la Revolución Cultural de Mao, liberándose así de cualquier contaminación con el bárbaro lodazal de la historia; reclaman, sin embargo, su derecho a conservar con orgullo las insignias de Lenin, de Che Guevara o de Pol Pot, nombres que para ellos no remiten a los comunistas así llamados en este mundo, sino a otros, del otro mundo posible, igual de famosos y heroicos pero convenientemente expurgados de sus crímenes y terrores y convertidos en emblemas de una Ética superior de valores eternos situada no solo más allá del capitalismo, sino también de la democracia formal y del Estado de bienestar, a los que consideran perversos, corrompidos e irreversiblemente fracasados. Y como este comunismo ideal carece de doctrina yde programa (no es más que una apelación a la solidaridad humana y a lo que tenemos en común), ¿quién podría temerlo o refutarlo?

Pero no por ello es del todo inane. Dejando aparte que estos “viejos filósofos” cometen el mismo delito especulativo en el que han incurrido todos los teólogos-exonerar a Dios o a la Idea y cargar las culpas sobre las flaquezas de los miserables mortales que sacrificaron su vida, su felicidad y su virtud en nombre de ese Dios o de esa Idea, cuando son estos últimos los verdaderos culpables-, el efecto práctico de sus arengas solo puede ser una contribución a la globalización de la resignación política: nos enseñan que el capitalismo financiero es real y que el comunismo fantástico es posible, pero sobre todo -y por eso caen tan bien a casi todo el mundo- que la socialdemocracia es imposible (y con ella el Estado de derecho y la ciudadanía), algo sobre lo que parece existir gran consenso y que constituye un alivio para los proyectos de la derecha en el mundo entero, y algo de lo que parecen convencidos incluso los socialdemócratas, dispuestos a admitir su obsolescencia frente a los tecnócratas de Goldman Sachs"

Pero no por ello es del todo inane. Dejando aparte que estos “viejos filósofos” cometen el mismo delito especulativo en el que han incurrido todos los teólogos-exonerar a Dios o a la Idea y cargar las culpas sobre las flaquezas de los miserables mortales que sacrificaron su vida, su felicidad y su virtud en nombre de ese Dios o de esa Idea, cuando son estos últimos los verdaderos culpables-, el efecto práctico de sus arengas solo puede ser una contribución a la globalización de la resignación política: nos enseñan que el capitalismo financiero es real y que el comunismo fantástico es posible, pero sobre todo -y por eso caen tan bien a casi todo el mundo- que la socialdemocracia es imposible (y con ella el Estado de derecho y la ciudadanía), algo sobre lo que parece existir gran consenso y que constituye un alivio para los proyectos de la derecha en el mundo entero, y algo de lo que parecen convencidos incluso los socialdemócratas, dispuestos a admitir su obsolescencia frente a los tecnócratas de Goldman Sachs"

miércoles, 13 de agosto de 2014

Rebeldía (falta de)

La pregunta recurrente de ¿Por qué no se rebelan los cubanos? (o a esta otra que intenta ponerla más fácil ¿Son los cubanos los seres más cobardes de la Tierra?) ya la respondió ejemplarmente Albert Camus en 1951 cuando dijo en "El hombre rebelde":


“La rebelión es el acto del hombre informado que posee conciencia de sus derechos”

Y hay que reconocer que el castrismo ha entendido muy bien a Camus.

viernes, 1 de agosto de 2014

Acuse de recibo

Me escriben de la ONG checa People in Need:
Os escribimos a propósito de uno de los proyectos de la ong checa People in Need, la red de asistencia a víctimas de abusos de derechos humanos y la web que refleja esos mismos abusos. Estamos tratando de promover más el proyecto para aumentar la visibilidad de la red.
 Que la gente conozca el proyecto y pueda acceder a la web: www.eyeoncuba.org, donde se encuentran reflejados los casos de abusos de derechos humanos que nos llegan.
Queremos empezar una colaboración con varios medios introduciendo el enlace al mapa:  http://www.eyeoncuba.org/embedinfo.php durante un año más o menos. Queriamos preguntarle si nos puede ayudar incluyendo el widget en su sitio web. Si tiene cualquier pregunta o quiere más información no dude en escribirnos.

Muchas gracias por su apoyo.
Atentamente,
People in Need
 Como veran en el extremo superior derecho he puesto un enlace a dicha página. 

martes, 29 de julio de 2014

Normalidades

Dicen en la prensa oficial cubana de un ex pelotero acabado de escapar al control del gobierno:
"estamos en presencia de algo tan normal como irse a trabajar a un lugar que no es su país y punto"


¡Cuánto se echó en falta que cuando el éxodo del Mariel la prensa oficial dijese "estamos en presencia de algo tan normal como irse a vivir a un lugar que no es su país y punto"!
Dicho ahora, cuando las circunstancias escapan al control oficial, me recuerda a aquel chiste del tipo a la que su mujer, judoka por mas señas, lo lanza por la ventana y mientras cae alcanza a gritar: "¡¡¡¡Y me voy porque me sale de la p.....aaaaaaa!!!"

lunes, 28 de julio de 2014

Conciliando

Creamos por un momento todo lo que dice el gobierno cubano. Tendremos entonces que estar de acuerdo con que:
-La sociedad cubana es perfecta y quien diga lo contrario es un agente del imperialismo y por lo tanto merece estar preso.
-La sociedad cubana es imperfecta y es un deber revolucionario denunciar sus defectos.
-La sociedad cubana es imperfecta y es un deber revolucionario enfrentar a los que denuncian sus defectos.
-Todos los cubanos apoyan al gobierno excepto un grupúsculo de agentes al servicio del imperialismo.
-Los agentes al servicio del imperialismo no consiguen formar más que grupúsculos.
-El enemigo está por todas partes.
-Hay que estar siempre alerta porque la revolución puede ser destruida desde adentro.
-La Revolución es indestructible.
-En Cuba funciona una democracia perfecta donde el gobierno respeta y obedece la voluntad popular.
-Cuba está bajo amenaza perpetua del imperialismo y por tanto tiene todo el derecho del mundo a reprimir a todo el que se le oponga al gobierno.
-Señores imperialistas, no les tenemos absolutamente ningún miedo.
-Hay que tener mucho cuidado con los medios de información imperialista, la propaganda imperialista, las modas imperialistas, los muñequitos imperialistas, los juguetes imperialistas, las gorras de los equipos imperialistas, las antenas imperialistas, los celulares imperialistas y los laptops imperialistas porque pueden ser muy peligrosos.
-La Revolución es indestructible.
-Hay que hacer todo lo que sea necesario por combatir a los que quieren destruir la Revolución que es de por sí indestructible.

Martí y el racismo

Hoy veo en Cubaencuentro un artículo que resume la pregunta que lo titula “¿Fue José Martí racista?”. Al parecer el libro que se reseña (que se limita a la noción muy local –y “blanca”- de racismo que se reduce al desprecio de la raza negra) termina respondiéndola negativamente. Si en cambio apelamos a una noción algo más contemporánea (y menos local) de racismo -según la cual racista es el que tenga una visión racializada del mundo y desprecie a grupos identificados con cierta raza o etnia- entonces no habría manera de negarlo. Bastaría para ello este párrafo sacado de su famosa crónica sobre “El puente de Brooklyn

“se apiñan hoy como entre tajos vecinos del tope a lo hondo en el corazón de una montaña, hebreos de perfil agudo y ojos ávidos, irlandeses joviales, alemanes carnosos y recios, escoceses sonrosados y fornidos, húngaros bellos, negros lujosos, rusos—de ojos que queman, noruegos de pelo rojo, japoneses elegantes, enjutos e indiferentes chinos.—El chino es el hijo infeliz del mundo antiguo:―así estruja a los hombres el despotismo: como gusanos en cuba, se revuelcan sus siervos entre los vicios. Estatuas talladas en fango parecen los hijos de sociedades despóticas.―No son sus vidas pebeteros de incienso:―sino infecto humo de opio

E incluso se le pueden sorprender ciertos arranques xenófobos -como el que sigue- al comentar sus primeras impresiones sobre los Estados Unidos:

“Si la gente común va en aumento cada día por una sedienta población extranjera, que no hay que confundir con el verdadero pueblo americano, muestra aquella ansiedad por el dinero y lucha terriblemente en este sentido, el verdadero americano resguarda del vulgar asedio de la inmigración, que trae en vigor y posibilidades de riqueza, lo que le falta de elevación intelectual y profundidad moral, la grandeza nacional, los derechos constitucionales, los antiguos y honorables apellidos. En las columnas de un periódico, en las páginas de un magazine, en la charla familiar, los más puros sentimientos, nobles aspiraciones y generosas ideas luchan bravamente por el rápido progreso del país, en el sentido de desenvolvimiento moral.
Se alcanzará. No se ha logrado aún porque muchos extranjeros traen sus odios, sus heridas, sus úlceras morales. ¡Qué terrible enemigo para el logro de la virtud es la desesperada necesidad de dinero! ¡Qué grande ha de ser una nación, para conducir por vía tranquila, esas bandadas de lobos hambrientos y sedientos, esas excrecencias de países viejos y pobres, feroces e inútiles allá,- y aquí, bajo el influjo del trabajo, buenas cordiales y mansas” (Obras completas, Tomo 19. pps 109-110)

Y claro que es injusto aplicarle a Martí 130 años después esos criterios actuales. Tanto como obligarlo a que tantos años más tarde siga siendo entre los cubanos la medida de todas las cosas. 

Arenas nuestro

Hacía rato que no me reunía con Miguel Correa, uno de los sobrevivientes de esa generación tan golpeada en todo sentido como fue la de Mariel, (la del éxodo pero sobre todo la de la revista) pero sobre todo un escritor habilísimo en captar ciertas modulaciones del habla y la vida cubanas que a veces es más o menos lo mismo que decir del horror cubano. Un horror al que el autor de “Al norte del infierno” enfrentó –porque no le dejó otro remedio- a carcajada pura. Porque ante todo Miguel Correa es un tipo simpatiquísimo e irreductible a la triste condición de víctima, como también lo fue el propio Arenas a quien ayer domingo invocábamos una y otra vez como si fuese un invitado que no acabara de llegar. Primero Orlando Luis Pardo Lazo leyendo fragmentos de su “Boring Home” que se remitían a Guillermo Rosales pero también a Arenas.


Luego fue el propio Correa quien se explayó contando historias divertidas y terribles que vivió con su compañero de aventuras literarias y vitales y a diferencia de otros autores esas anécdotas de su vida cotidiana más que desmitificarlo no hacen más que confirmar esa leyenda en movimiento que fue Arenas.



Les agradezco a ambos autores permitirme compartir estos videos con ustedes.