jueves, 14 de mayo de 2015

En defensa de la esclavitud

Total si...
-A los esclavos no les importa seguir siendo esclavos.

-Todo esclavo tiene el dueño que se merece.

-Míralos ahí, toda la vida de esclavos y no se rebelan.

-La culpa de la esclavitud la tienen todos los esclavos que se escaparon en lugar de luchar para liberarse.


-Pero si en el mejor de los casos los esclavos están esperando que otro los vaya a liberar.


-A ver, por qué a alguien tiene que preocuparle que haya esclavos por ahí. Cada cual tiene su propia agenda y sus propios intereses que defender.


-Si tú me dijeras Espartaco o los del quilombo Los Palmares. Pero estos no, a estos les gusta ser esclavos.


-Si mira lo alegres que se ven. A esa gente no les hace falta nada más.

-Si tú te pones a ver la esclavitud ha sido un modo de preservar su cultura y evitar que se contamine con influencias ajenas.

-
¿Cuál es el problema con ser esclavo? ¿A ver, tú crees que la libertad exista en algún sitio?

miércoles, 13 de mayo de 2015

Por si acaso

Si se encuentran un artículo en el que un norteamericano viaja a Cuba y:

-Se siente como si hubiera viajado al pasado o al menos a algún sitio donde el tiempo no transcurre (pero la materia sin embargo se desmorona irremediablemente).

-Lo atosigan con clases de salsa y mojitos.

-Reflexiona preocupado sobre cómo será el futuro del país cuando sea invadido por las cadenas de tiendas norteamericanas.

-Se siente aliviado que su teléfono no funciona ni tiene acceso a internet.

-Percibe por todas partes insinuaciones vagas pero claramente sexuales pero no responde a ellas porque fue a otra cosa y esa cosa es informar al resto de la humanidad de sobre lugar tan especial.

-Comenta de pasada incomodidades de la vida cotidiana de cualquier turista en la isla seguramente debidas a las restricciones del embargo.

-Se pasa un buen rato rodeado por jineteros oficiales que le explican las maravillas del país.

-Se escapa del cerco de los jineteros oficiales para conocer el país a profundidad (cuando lo que pasa en realidad es que cae en manos de jineteros extraoficiales que tienen un discurso muy parecido a los oficiales porque su objetivo primero es satisfacer las necesidades del cliente).

-Se muestra muy cínico ante una ciudad destruida y una sociedad absurda pero finalmente sucumbe ante su melancólico encanto mientras bebe un mojito al atardecer desde alguna terraza o azotea de la ciudad (en realidad todo el artículo parece haber sido pasado por los filtros dorados de un atardecer tropical).  


Si se encuentran un artículo así, digo, no se tomen el trabajo de mandármelo. Ya lo leí.

P.D.: Pensaba en este pero puede ser cualquier otro.

martes, 12 de mayo de 2015

Cuestión de fe

Raúl Castro dice (y aclara que habla en serio) que si el Papa sigue como va él volverá a la Iglesia católica y lo entiendo. Si van a complacerme en todo prometo volver a creer en los Reyes Magos.

P.D: Difícil encontrar comentario más respetuoso y ejemplar sobre las responsabilidades de la Iglesia ante eso que se suele describir como la humanidad sufriente que este de Albert Camus.
"Digámoslo claramente: hubiéramos deseado que el Papa tomara partido en el transcurso de estos años vergonzosos, y denunciara lo que había que denunciar. Es duro pensar que la Iglesia ha dejado esa tarea a otros más oscuros que no tenían su autoridad y de los cuales algunos carecían de la esperanza invencible en que ella vive. Pues la Iglesia no tenía entonces por qué ocuparse en perdurar y de preservarse. Incluso entre cadenas no hubiera dejado de ser. Por el contrario, hubiera encontrado en ellas una fuerza que hoy estamos tentados de no reconocerle"

jueves, 7 de mayo de 2015

Los dilemas de Camnitzer

Independientemente de si lo más decente o efectivo respecto a la Bienal de La Habana es boicotearla o viajar allá a darle el apoyo claro y abierto a artistas reprimidos como Bruguera Tania y El Sexto las declaraciones aparecidas en el artículo "Dilemas morales" de Luis Camnitzer -con eso de "definición cubana de democracia"- son penosas:
"Uno puede discrepar con la posición que el gobierno cubano tiene con respecto a la libertad de expresión, con como se controla la disidencia, con la definición cubana de democracia y, en general, con las desviaciones de la utopía prometida por la Revolución.  Pero de allí a tratar de eliminar la actividad cultural más abierta del país, la que sirve para esos diálogos que están por encima de la mezquindad de los bloqueos externos y de las represiones internas, me parece que solamente le puede servir a los extremistas fanáticos, dañar a los artistas y al público cubanos, y no tener mayor efecto político"
Este tipo de declaraciones siempre me recuerda esta caricatura del Bobo del pintor Eduardo Abela en tiempos del tirano Machado:


"El invento"
El profesor: Realmente, es sencillo este aparato que has inventado para hablar...
El Bobo: No lo creas, !Si supieras las vueltas que tengo que dar para decir un bobería...!

Pero esta otra cita del artículo de Camnitzer es bastante más clara:

Cuba, al ponerse en una posición de legalismo extremo, seguramente manejó la situación con torpeza. Pero con todo, hay que reconocer que Tania no está presa y que parece que puede circular por la Habana por lo menos al punto de visitar a Danilo Maldonado (El Sexto), un artista grafitista que está en la cárcel por “vandalismo”. Pero aparte de esto, en un comentario reciente en Facebook, Deborah, la hermana de Tania, cuenta las dificultades que Tania tuvo para presentar su performance en la bienal de 2009. Tuvo en ese entonces intercambios con las autoridades de la Bienal que aparentemente fueron extremadamente duros, al punto de ser amenazada con represalias. Eso indicaría que su intento de repetir el evento en diciembre del año pasado fue menos ingenuo de lo que pareciera inicialmente, y que las consecuencias de su proyecto eran relativamente previsibles.

Llamar a la represión "torpeza" y "legalismo extremo" y por otra parte resaltar la malicia de la artista hace pensar que el dilema de Camnitzer es entre dar clases de cómo reprimir a los artistas de manera más elegante o cumplir él mismo la función de policía.
Pero se equivoca el veterano artista conceptual: su dilema no es ético sino estético. El dilema de llamarse amigo de Tania Bruguera y al mismo tiempo aceptar la invitación de sus represores y que tal malabarismo no le quede feo del todo.

miércoles, 6 de mayo de 2015

Mujica que estás en los cielos...

Me parece tan lícito dejarse impresionar por las maneras desaliñadas y las sandalias de Mujica como por un traje de Armani pero yo, que en modas ando más cerca de Mujica que de Armani, reconozco que el primero –en cuanto a vestimenta y demás atributos de humildad- no me impresiona demasiado. Tampoco me impresionan esas inspiradas frases sobre la pobreza y la felicidad que lo han convertido en una suerte de Paolo Coelho de la política latinoamericana. Reconozco, eso sí, que en el manejo de la cosa pública de su país se ha portado como un hombre honrado así como el mérito de que a un ex guerrillero como él no le haya dado por destruir su país en nombre de la ideología que profesa (al menos verbalmente). Me parece bien que sea alguien lo suficientemente sensato como para afirmar que las políticas para combatir la desigualdad dejan de tener sentido “cuando las medidas que se toman paralizan a la economía, porque querés repartir tanto que al final quebrás el interés en el trabajo y la inversión. Si matás eso no tenés para repartir”. 

Ah, pero si se trata de ayudar aliados ideológicos en apuros la sensatez le puede ser un estorbo y se convierte en un político tan falaz como cualquier otro.


Así puede llegar a decir


“Creo que hay un interés en ir preso en Venezuela. Es una técnica, es la forma de luchar de la oposición. Inducen al Gobierno a pasarse de la raya. Le crean una contradicción internacional notable y estos bobos entran”


Y uno se pregunta por qué ese chamán de la progresía que es Mujica no explicó si tantos estudiantes muertos a manos de los partidarios del régimen venezolano también son parte de las tácticas de la perversa oposición frente al inocente Gobierno.

Otra iglesia

Las pocas veces que decido ir a una conferencia las dos únicas cosas que me preocupan son:

1.- Que se celebre en un lugar al que realmente desee ir.
2.- No caer en ninguna de las categorías que describe "The Conference Manifesto" (que pueden reducirse a practicar las variantes más perversas del aburrimiento).

De cualquier manera no creo que la llamada, con un gusto excesivo por el drama, "muerte de las humanidades" debería atribuírsele a las casi siempre indigestas conferencias. Estas son más bien síntomas de una crisis bastante más profunda que empieza y termina con el terror a desentonar con el ambiente académico. (Porque una cosa es una guerra  a muerte con un colega específico y otra muy distinta pelearse contra todo el sistema). El insufrible aburrimiento que producen usualmente las conferencias no es la causa de la crisis de las humanidades sino el resultado de la progresiva conversión de las humanidades en una suerte de religión tan sensible ante cualquier heterodoxia como las inquisiciones anteriores. (Y no es de extrañar: si se tienen en cuenta los orígenes eclesiásticos de la academia, estas no está haciendo otra cosa que emprender un largo camino de regreso). Es esa religión la del angelismo definido como “abuso de los buenos sentimientos en detrimento de la lucidez” y se traduce, desde las aulas hasta los salones de conferencias, en cualquier variante de las tres siguientes actitudes:

-Una competencia frenética por ver quién es más sutil en la detección de manifestaciones de pecados como el sexismo, el racismo, o la homofobia en clásicos universales o locales (como si no hubiera manifestaciones mucho más elementales a diario en la vida real, como si en realidad hubiera que ser tan sutil para verlas).

-Un esfuerzo no menos frenético por detectar en clásicos o autores contemporáneos las denuncias de los pecados aludidos anteriormente (como si el sexismo, el racismo, o la homofobia estuvieran a punto de extinguirse y apenas se requiriera de estas últimas pesquisas policiales por parte de la academia para borrarlos de la faz del planeta).

-Hablar de cualquier otra cosa que esté lejos de las preocupaciones de los dos puntos anteriores (y, la mayoría de las veces, de los intereses reales del académico en cuestión) pero que al mismo tiempo bajo ninguna circunstancia se le pueda acusar de los pecados de sexismo, racismo, homofobia pero también de esencialismo, eurocentrismo o cualquier otro indicio de conservadurismo.


Definitivamente no serán las conferencias. Si algo va a matar a las humanidades será su conversión en la variante más sofisticada de la santurronería conocida hasta ahora. Y morirán, como es previsible, de puro aburrimiento, ese que da el terror pánico a la lucidez. 

domingo, 3 de mayo de 2015

Sic

Esto, que acabo de tomar de un muro de Facebook, es un crudo testimonio de la efectividad del sistema educativo cubano en la justificación del régimen  que le da sentido: 



"todo el trabajo que pase en cuba y lo que aprendí hoy me esta dando mucho Resultado en el país que estoy,lo mismo te esta pasando a vos y a mi muchos que critican y hablan de mas y con esto que te digo amigo mio no dejó de saber que nuestro paiz carezca de muchas cosas y que fidel se haya mandado muchas cagadas y muy malas pero también nos salvo del abuso de Machado que tenia a nuestro pueblo de esclavos y cuba era el puterio de los llanquis un caso mi abuela Juana crió a sus hermanos menores que e ya planchando con una plancha que se pone al carbón y no podía salir a la. Calle por que es negra y como estas muchas cosas mas que le paso quizás vos o los que te Rodean la familia no sufrió nada de estas cosas,pero la mía si amigo"

jueves, 30 de abril de 2015

Hermanos en el exilio

Para los fanáticos al béisbol "Hermanos en el exilio" un documental sobre los hermanos Orlando "El Duque" y Liván Hernández. Como complemento industrialista pueden ver Un jonrón de película.