jueves, 11 de octubre de 2007

La memoria histérica

Cuando se habla de historia de Cuba se dan por sentadas una serie de falsedades que muchos dan por ciertas. Son muchas y sobre todo muy extendidas incluso entre aquellos que descreen bastante del discurso oficial. En un texto que escribi hace un tiempo menciono algunas de ellas tanto sobre las guerras de independencia como sobre la insurrección contra Batista.
Entre las primeras:
“1) la afirmación de que la guerra de los diez años cesó por la traición de algunos dirigentes (desconociendo las dificilísimas condiciones en que se hallaba en aquel momento el campo insurrecto que le hicieron imposible incluso a los más decididos independentistas proseguir la guerra). Incluso se sugería en los libros de texto que después de la Protesta de Baraguá ante la negativa de las tropas españolas a pelear el general Maceo había optado por retirarse al exilio. 2) que la intervención norteamericana en la guerra en 1898 era indeseada por los cubanos que combatían a España y que no hizo más que arrebatarles un triunfo inminente y que sin lugar a dudas la explosión del acorazado Maine frente a las costas de La Habana había sido una autoprovocación urdida por el propio gobierno norteamericano. 3) que el fracaso de la república martiana se había debido a la propia intervención norteamericana en complicidad con elementos autonomistas que habían usurpado el poder legítimamente conquistado por los independentistas.”
Sobre las segundas:
“1) la dictadura de Fulgencio Batista apoyada incondicionalmente por el gobierno norteamericano había asesinado a 20 000 cubanos. 2) la revolución había triunfado tras la derrota militar del ejército batistiano a manos de guerrillas fundamentalmente campesinas dirigidas por Fidel Castro. 3) todas las fuerzas revolucionarias (reducidas por obra de la historiografía al Movimiento 26 de Julio, el Directorio Revolucionario y el Partido Socialista Popular) habían reconocido durante el enfrentamiento a Batista el liderazgo de Fidel Castro y su estrategia de la lucha guerrillera como la única verdaderamente correcta.”

A continuación en el mismo texto paso a analizar estas últimas falacias:
Sobre estas últimas la más difícil de verificar con precisión es la cantidad de asesinatos cometidos por la dictadura batistiana. La cifra de 20 000 muertos publicada por primera vez en la revista Bohemia el 11 de enero de 1959, luego aceptada como verdad universal, ha sido atribuida por unos al ex presidente Ramón Grau San Martín y por otros a Miguel Ángel Quevedo director de la revista en esa fecha. Este antes de suicidarse declaraba en su carta de despedida que tal cifra era “invención diabólica del diptómano [sic] Enrique de la Osa [editor de la revista], que sabía que Bohemia era un eco de la calle pero que también la calle se hacía eco de lo que publicaba Bohemia”(Machado.223) Lo cierto es que esta fue acogida como verdad oficial y comprobada. Sin embargo un pormenorizado estudio de Armando M. Lago al respecto ha podido establecer una cifra bastante exacta de víctimas de la dictadura batistiana que alcanza apenas el 10% de la cifra mencionada. La diferencia numérica es cualitativa: permite pasar de la descripción del régimen de Batista como una dictadura sangrienta a convertirlo en un genocida tal que cualquier violencia que empleara el nuevo régimen pareciese poca. Los juicios improvisados y sumarísimos y los fusilamientos indiscriminados que estaban teniendo lugar desde los primeros días del triunfo revolucionario tuvieron en esta cifra su legitimación universal. Otro tanto pasaría con toda la violencia revolucionaria posterior y la cifra sigue siendo usada hasta la actualidad aunque cada vez con menos convicción.
La tercera de las afirmaciones puede ser contrastada por numerosos documentos –casi imposibles de consultar dentro de la isla- que demuestran que mientras diversas fuerzas rechazaban el liderazgo de Fidel Castro, cuestionaban sus métodos y optaban por estrategias distintas a las preconizadas por Fidel Castro a posteriori. Otros documentos incluso demuestran que el propio Fidel Castro en un principio contemplaba la lucha guerrillera como alternativa secundaria al plan original de intentar derribar el régimen batistiano mediante una insurrección general urbana secundada por una huelga general. Afirmar el liderazgo indiscutido de Fidel Castro de las fuerzas antibatistianas también equivale a desconocer el papel decisivo que tuvo el Movimiento 26 de Julio en las ciudades, con amplia autonomía durante buena parte de la lucha antibatistiana, tanto en la desestabilización del régimen como en la conversión del grupo puramente anecdótico comandado por Fidel Castro en una guerrilla mínimamente operativa capaz de atraer a campesinos y a elementos de diferentes sectores cada vez en mayor escala. Desconoce asimismo tanto la progresiva retirada del apoyo a Batista por parte del gobierno norteamericano así como el apoyo creciente de la alta y pequeña burguesía y la mayoría de los llamados partidos tradicionales a la causa insurreccional que crearon un decisivo vacío político en torno al régimen. También se suelen desconocer los contactos que sostuvo el propio Fidel Castro con altos oficiales del ejército con el objetivo de acelerar la caída del régimen y propiciar la transición de poderes.
Sin dudas que desconocer todo esto era desconocer demasiado. Tanto las afirmaciones a las que hacemos referencia como aquello que debían ignorar para sustentarlas fueron objeto de un celo que sólo puede parecer exagerado si se desconoce las dimensiones de su tarea. Esta debía responder a exigencias que iban desde el orden estrictamente práctico al más puramente simbólico. Por su lado más obvio se intentaba legitimar el origen del liderazgo de Fidel Castro y rediseñar su pasado de acuerdo al modelo de revolucionario marxista que se había erigido y del que él mismo sería el arquetipo. Sus años universitarios, dominados por sus vínculos con varios de los “grupos de acción” que habían derivado hacia un abierto gansterismo político fueron totalmente extirpados de su biografía política oficial que comenzaba prácticamente con su reacción ante el golpe de estado de Batista. [nota] Siendo Fidel Castro el máximo líder de la revolución y la revolución la culminación natural y necesaria de toda la historia cubana era necesario a su vez presentarlo como poseedor absoluto del conocimiento de las leyes que regían la historia nacional. Como premio de consolación en esta reconstrucción histórica resultado del pacto desigual entre las fuerzas que compartían el poder, al Directorio Revolucionario se le perdonaba su “errónea” insistencia en el magnicidio disimulándola y en cuanto al PSP se ignoraban sus fuertes acusaciones de putchista y aventurero a Fidel Castro y sus planes insurreccionales y la escasa participación de los miembros del partido en la insurrección contra Batista. El argumento más eficaz para este consenso era el de la unidad revolucionaria. Las mismas razones que justificaban la defensa de la infalibilidad revolucionaria de Fidel Castro llevaban a insistir en el monolitismo de la revolución: si esta era la revolución que había sido esperada durante tanto tiempo, la verdadera y definitiva, la sola existencia de diferentes organizaciones ponía en cuestión su sentido único e indiscutible. De ahí que el propio Castro insistiera en la creación en 1965 del Partido Comunista de Cuba, título que borraba la alusión a la existencia de organizaciones previas como lo sugerían los nombres anteriores de Organizaciones Revolucionarias Unidas y Partido Unido de la Revolución Socialista.
Todo esto redondeaba la imagen del nuevo mito del modo siguiente: un grupo de jóvenes comandados por Fidel Castro habían decidido derrocar a una dictadura que venía a ser el resumen de los males republicanos que durante décadas generaciones de revolucionarios habían intentado destruir. El objetivo final era el socialismo pero este no había podido ser hecho público a causa de la profunda propaganda anticomunista que existía en la época. Luego del revés del Moncada Fidel Castro había descubierto que la lucha guerrillera le daría la victoria para lo cual organizó la expedición del yate Granma. Al desembarco habían sobrevivido doce hombres (como los doce apóstoles o como, según contaban los textos escolares, el número de hombres que acompañaban a Carlos Manuel de Céspedes, el iniciador de la Guerra de independencia, cuando tras el primer revés pronunció su famosa frase de que con doce hombres bastaban para hacer la independencia de Cuba). Luego el campesinado en masa junto a obreros y estudiantes se unió a la guerrilla que finalmente derrotaría al ejército batistiano.

22 comentarios:

parejanoverbal dijo...

y pensar que muchos recibimos sobresalientes escribiendo todas esas cosas en los examenes...Man, tu la tienes cogida con el comandante...

Infortunato Liborio del Campo dijo...

Yo conocí varios muertos de la guerra de Angola, hermanos de amigos míos, incluyendo un primo mío, sin embargo nunca conocí a ningún familiar de los 20 000 muertos de batista, nunca las tumbas, los monumentos, etc. 20 mil muertos en un corto período de tiempo dejan muchas huellas y muchos rastros. ¿Donden están? ¿Donde están los nombres, las tumbas, etc? En la ciudad de Matanzas los muertos que se recuerdan son los asociados al asalto del Cuartel Goicuría, René Fraga Moreno el más importante de ellos, fuera de esos, yo no conocí más ninguno. Además pregunto ¿Si el doctor Castro no ataca al Cuartel Moncada hubiera habido los muertos que hubo?

tal cual dijo...

Enrisco , escribiste esto a partir del tema en el blog de Ferrer, del 10 de Oct?
Por allá te deje una pregunta, no sabía que habias escrito aquí sobre esto.
Me interesa el tema.
Podías ayudarme? Gracias.

tal cual dijo...

infortunado liborio, tú nunca conociste a nadie que murió cuando Batista?
Pero, de dónde eres?
En serio, qué dices? No- te --lo --puedo --creer!

enrisco dijo...

Parejanoverbal: No la tengo cogida con nadie, o si, pero no dejo fuera falsedades ya asentadas durante la republica.
Tal Cual: Mi comentario fue a raiz de los comentarios a Ferrer. Alli deje un comentario mio pero pense que seria bueno poner un texto un poco mas extenso en el blog. La unica ayuda que se me ocurre es que vayas a los documentos originales y por ejemplo leer el diario de Maximo Gomez que es bastante accesible (aunque el Viejo por lo general era bastante parco). En cuanto a las muertes de Batista hay un articulo bastante conocido donde se da una clasificacion detallada de las muertes de ese periodo: http://www.cubaarchive.org/version_espanol/articles/15/1/Per%EDodo-de-Batista%3A-etapa-insurreccional-de-la-Revoluci%F3n-%281952-1958%29
En cubaarchive.org hay bastante informacion documentada al respecto. Tienen por ejemplo 9,240 asesinatos documentados durante el periodo castrista que son bastante mas que las de Batista (1,807) o las de Pinochet (3,197). sin entrar en nimiedades matematicas es dificil entender como a los dos ultimos se les llama automaticamente asesinos y a Castro mandatario, lider, o hasta presidente.

tal cual dijo...

Enrisco, mi tema contigo no son las muertes de la época de Batista y quien supera a quien. Pensé que leerías mi pregunta en el blog de Ferrer, que dejé alli porque no sabía que estuvieras tratando el tema por acá. Lo de los muertos de Batista fue con infortunato que dice no conocer a ninguno.

Lo que te preguntaba a ti es de dónde surge ese movimiento revisionista de la historia que practican mucho de uds.
Cuándo comenzó, fundadores, academicos, etc.

Esta curiosidad me surge por la tanta literatura anti- historia que se publica en esta orilla, por parte de universitarios salidos de Cuba luego de graduados e incorporados por algún tiempo.

Y por otra parte , no me hagas reir, sabes bien a donde me mandas a documentarme sobre los muertos de Batista , Fidel y Pinochet, a Cuba Archive?
Por favor Enrisco, yo no vine empujando el bote , ni nací ayer.
No estimado, yo he leído demasiado y he visto y oído lo suficiente como para no creer en algunas cosas y casi en nada, al igual que uds, dudan de los hechos que trascienden de la memoria histórica cubana.
En ese aspecto estamos en las mismas. Por qué tengo que dar como ciertas esas estadísticas, pueden ser una falacia y un mito tambien.

tal cual dijo...

sin entrar en nimiedades matematicas es dificil entender como a los dos ultimos se les llama automaticamente asesinos y a Castro mandatario, lider, o hasta presidente.
Escrito por Enrisco

----------------
Y entre paréntesis, a que viene ese párrafo? No te hablé de eso.
Enrisco , no te mandes a correr que los colores cambian y luego te ves embarrado y los de arriba se tiñen mas aprisa de lo que imaginas Estabas apurado por repetir el Padre Nuestro y me lo espetaste a mi.
Why????????????

No te gustó que le dije a infortunato,que me sorprendía que no conociera a ningún muerto de la época de Batista?
No, no creo que ya hayas subido tanto el tono.Qué rápido!

garrincha dijo...

coño, henry, respóndele rápido al tal cual, que esta telenovela no sirve por entregas.
un saludo a todos, btw.

enrisco dijo...

Dos cosas:
una: si algo no se puede decir de la gente que lleva el archivo Cuba es que no trabaja seriamente. Conozco a una de las cabezas del proyecto y sé de la seriedad con que trabaja. Cada uno de los muertos están bien documentados los de ambos lados. Hay algunos errores, es cierto pero no afectan el cómputo final. No he podido comprobar uno a uno pero he hecho muestreos a partir de información que poseo por otras vías y confirma mis datos. Trabajé en el cementerio Colón y gracias a eso tuve acceso a los archivos donde se incluyen fusilados cuyas tumbas cubren varios cuadros (el equivalente a manzanas en la ciudad) conocidas como “de administración” y mucha de mi información viene de ahí así que no tengo que creer en la buena voluntad de nadie.
Lo segundo: pese a que siempre me dirigí a Tal Cual en los términos más respetuosos basto llamarle asesino a Castro para que pasara a considerarme un "embarrao" y parte de un "uds" que viene a significar claramente “el enemigo”. Mi mantra “Fidel asesino” no iba dirigido contra Tal Cual pero bastó para que saltara como salta la gente cuando se les toca muy hondo y conste que no era mi intención llegar a tales profundidades. No sé cuando empezó esa corriente revisionista a la que se refiere Tal Cual. En lo que a mí respecta sí le puedo decir que empezó en la segunda mitad de los 80 cuando estudiaba en la universidad y descubrí por mi cuenta que sencillamente la cuenta no daba y que aquello que trataban de enseñarnos los profesores tenía demasiadas zonas falsas. Cada una de las cosas que afirmo me llevó bastante tiempo comprobarla una a una. Como era historiador tuve acceso a archivos y publicaciones usualmente vedadas al resto de los cubanos aunque por supuesto los documentos más comprometedores estaban fuera del alcance de tipos como yo. Lo que sé de historia de Cuba nadie me lo contó, lo descubrí por mi cuenta, lo fui contrastando y del pionerito castrista que fui salió el tronco de gusano que soy ahora, un gusano autodidacta diríamos. ¿Se entiende?

analista dijo...

LO de los veinte mil muertos se sabe por simple lógica que es un número inventado. Las muertes de todos los combates desde el desembarco del Granma fueron por ambas partes ínfimas. La mayor parte de los asesinatos ocuurieron cuando el ATaque a Palacio en el 57. Hasta en el Levantamiento de Cienfuegos apenas hubo muertos, no porque Laurent no quería, sino porque la oficialidad que no había participado se lo impidió mandando acompañantes de mayor graduación junto a los presos. San Román no tuvo esa suerte. Es a partir de las mal llamadas Pascuas sangrientes (mal llamadas por lo de Pascuas ya que la Pascua es la fiesta de resurrección de Cristo y no la Natividad) que comienzan los asesinatos de los cuerpos represivos (BRAC, SIM, etc). En esos días de diciembre murieron 23 personas. Y ese hecho es (inluso por la prensa oficial de Cuba) llamado uno de los más sangrientos con 23 muertos. Inclusive las penas de cárcel ni se pueden comparar con las actuales. Por ejemplo a los implicados en el Levantamiento de Cienfuegos, no obstante ser oficiales con el agravante de alta traición, la penas fueron de 10 a 6 años. LOs presos de la primera del 2003 en Cuba fueron condenados entre 15 y 28 años!. Sí si hubo muertos Liborio, y como los tiraban a la calle como "escarmiento" se buscaron la ira de la población. Aún cuando no se sepa la cifra exacta, se calculan entre 2.000 y 3.000. Pero nunca más. Pero lop mismo pasa con las cifras que se esgrimen sobre los muertos después del 59, por ejemplo los muertos en el intento de llegar por mar a los EEUU. Y no sólo en la cifra que nadie puede saber, sino que se puede cuestionar su inclusión. Pues entonces teníamos que culpar a los gobiernos de México por los muertos en la frontera tratando de llegar ilegalmente a los EEUU.

analista dijo...

Fe de errata: No "hasta el Levantamiento" sino "en el Levantamiento".

Anónimo dijo...

tal cual, te sonaron por fresca...

garrincha dijo...

ouch!
tiene la palabra el blogueante tal cual.

tal cual dijo...

anónimo , a mí nadie me ha sonado.
Y por casualidad, tú me conoces?

Alla voy , garri...amigo, el pueblo está contigo.

Chinguiz el uzbeko dijo...

tal cual, no te claves, que es peor...

Anónimo dijo...

Sí, indudablemente, las cifras sobre los veinte mil de Batista fueron un invento. Todos los muertos, de ambos lados y del medio suman alrededor de 2 mil. Lo que pasa es que, como ya dijo el Analista, eso de tirar muertos en las calles, o en las cunetas, encendió la ira del pueblo. Además, se sabía que en los cuarteles y en la policia se torturaba o se daban tremendas palizas, en ocasiones.

Ahora, durante todo el batisto, la clase obrera como tal, se mantuvo al margen. Con Batista durante mucho tiempo, no llegó nunca a apoyar a Fidel antes del 1ero de Enero. El PSP tampoco apoyó la lucha armada, aunque a última hora se colaron, o mas bien, Fidel los coló y les hizo creer que mandaban. De eso nada. Ahí solo mandó Fidel y les disolvio el partido y creo el suyo propio con el nombre de partido comunista cubano. Ni partido ni comunista ni cubano. Fidelista simplemente. Un instrumento manejado por Fidel y sin poder autónomo real.

En cuanto a lo del Maine, creo que fué un accidente. Aún no se sabe a ciencia cierta lo que sucedió, pero dudo que hayan sido los españoles o los voluntarios. ¿Qué resultado dieron las investigaciones posteriores...alguno?

tal cual dijo...

Bueno, habiendo leído la respuesta airada de enrisco,pero al mismo tiempo muy honesta y documentada, paso a responder por partes.

Si se siguen mis posteos, se verá que mi inquietud estaba en ese movimiento o tendencia o corriente de pensamiento de no creer en la historia de Cuba.
Está difundida en los jóvenes estudiosos salidos de Cuba luego de hacer estudios de alto nivel en esa isla. Han publicado libros irreverentes y revisonistas. A Martí lo han hecho talco, leí Cinco Cervezas de Abreu, Armengol y Andres Reynaldo lo simplifican, se habla con burla sobre el patriotismo, ahora Ferrer reseña el 10 de OCtubre como si ese día no hubiera pasado nada en Cuba y con una ironía descarnada pone en su post un listado de hechos ocurridos en ese día para disminuir la fecha, Hdez Busto hace algo similar y postea con el sig. título : Escoja ud.
Y así sucesivamente.
Entonces ante esa evidencia , me dirigí a Enrisco que con muy buena voluntad enumeró algunos ejemplos en el blog de Ferrer, y para que al menos me dijera cuando empezó este movimiento y si es reconocido, quiénes lo impulsaron y si está denominado con algun nombre.
Eso fue todo.

En el intercambio , entra infortunado y dice no conocer a nadie que murió cuando Batista, me dirigí a él , en tono de interrogación y es ahi donde Enrisco me contesta sobre los muertos de Fidel, Pinochet , Batista, ????? No entendí, ese no era mi punto ni venía al caso.

Y por eso le respondí en ese sentido.
No me gradué de historia, aprobé algunas asignaturas solamente, tales como Fuentes Orales y Escritas (Creo que se llamaba así), Investigación, y varias de Relaciones con Estados Unidos, contemporanea de Estados Unidos, Media, Antigua, u otras .No me interesó la historia tanto como para seguirla, hasta ahora que
se hace imprescindible.

Sí, Enrisco, nunca he dicho que te dirigieras irrespetuosamente hacia mí, todo lo contrario , eres atento y no tan indiferente como otros que se creen en el cielo.

De modo que no salté porque me nombraras a Fidel Castro, imagínate! sino porque entendí que no formaba parte de mi pregunta inicial , y pensé que ensayabas conmigo un ejercicio de convencimiento. A mí que nadie me ha podido convencer de nada.

Ya me diste una respuesta , donde dices que el revisionismo en el caso tuyo , empezó en ti, que no obedece a un movimiento y que es endógeno.

Lo otro habrá que averiguarlo individualmente en cada caso.LO que no hay duda es de que hay una tendencia.
Y cuando me refiero a uds. no es porque los declare "bando enemigo", sino porque en la tendencia se alinean muchos , todos emigrados, todos egresados de universidades , todos trabajaron en Cuba , todos se transformaron, todos publican un libro con la misma temática, todos han ido al programa de Oscar Haza, y es de pensar que algo se mueve.

En otro post voy a lo de las muertes de antes y despues de 1959. Lo que sé, lo que viví, lo que me llegó por fuentes orales y escritas que tú usas mucho y remites a ellas.
Hasta aquí queda zanjado el problema con el revisionismo histórico.

tal cual dijo...

Qué buen punto plantea el anónimo:
El Maine, en fin que pasó?

Ahora hay que ir revisando hecho por hecho.Imagínate .
Y por cierto Colón descubrió a América? Ya no me consta.

enrisco dijo...

Colon descubrio America cierto, como mismo mi padre descubrio el internet. Ya para ese entonces habia un monton de gente que sabia que esas tierras existia y Colon, por puro despecho, les llamo "indios".

tal cual dijo...

Correcto Enrisco, así me gusta.
luego seguimos.Hay un punto pendiente .

tal cual dijo...

Hasta aquí llegó el asunto.
El dueño del blog confunde y tergiversa.
No tiene sentido del debate Y resulta altamente difamatorio.
Oye me imagino como sufririan tus compañeros de estudio y trabajo.Nunca fuiste UJC?
Una cuchilla!!!!!!!!!

bye, bye.

Anónimo dijo...

"hitriónica" me parece un adjetivo que se ajusta mejor que "histérica" en este caso.