martes, 23 de octubre de 2007

Nada mejor que la poesía

A propósito de una discusión (ver comentarios al post “Razones”): nada mejor que un poema para conciliar opuestos o para decir todo lo que uno esté dispuesto a escuchar. Si son dos mejor. Dos poemas les propongo de Luis Cernuda, quien conoció al exilio republicano español en varias de sus versiones, y de esa experiencia no salió muy regocijado que digamos. Lo curioso de la similitud es que el exilio al que Cernuda se refiere se supone que estaba en las antípodas ideológicas del nuestro pero el cansancio es el mismo.

Impresión de destierro

Fue la pasada primavera,
hace ahora casi un año,
en un salón del viejo Temple, en Londres.
Tras edificios viejos, a lo lejos,
entre la hierba el gris relámpago del río.
Todo era gris y estaba fatigado
igual que el iris de una perla enferma.

Eran señores viejos, viejas damas,
en los sombreros plumas polvorientas;
un susurro de voces allá por los rincones,
junto a mesas con tulipanes amarillos,
retratos de familia y teteras vacías.
La sombra que caía
con un olor a gato,
despertaba ruidos en cocinas.

Un hombre silencioso estaba
cerca de mí. Veía
la sombra de su largo perfil algunas veces
asomarse abstraído al borde de la taza,
con la misma fatiga
del muerto que volviera
desde la tumba a una fiesta mundana.

En los labios de alguno,
allá por los rincones
donde los viejos juntos susurraban,
densa como una lágrima cayendo,
brotó de pronto una palabra: España.
Un cansancio sin nombre
rodaba en mi cabeza.
Encendieron las luces. Nos marchamos.

Tras largas escaleras casi a oscuras
me hallé luego en la calle,
y a mi lado, al volverme,
vi otra vez a aquel hombre silencioso,
que habló indistinto algo
con acento extranjero,
un acento de niño en voz envejecida.

Andando me seguía
como si fuera solo bajo un peso invisible,
arrastrando la losa de su tumba;
mas luego se detuvo.
«¿España?», dijo. «Un nombre.
España ha muerto.» Había
una súbita esquina en la calleja.
le vi borrarse entre la sombra húmeda.

UN ESPAÑOL HABLA DE SU TIERRA

Las playas, parameras
al rubio sol durmiendo,
los oteros, las vegas
en paz, a solas, lejos;

los castillos, ermitas,
cortijos y conventos,
la vida con la historia,
tan dulces al recuerdo,

ellos, los vencedores
Caínes sempiternos,
de todo me arrancaron.
Me dejan el destierro.

Una mano divina
tú tierra alzó en mi cuerpo
y allí la voz dispuso
que hablase tu silencio.

Contigo solo estaba,
en ti sola creyendo;
pensar tu nombre ahora
envenena mis sueños.

Amargos son los días
de la vida, viviendo
sólo una larga espera
a fuerza de recuerdos.

Un día, tú ya libre
de la mentira de ellos,
me buscarás. Entonces
¿qué ha de decir un muerto?

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Nada mejor que la poesía.

Del exilio de Cernuda:

"Nada suyo guardaba aquella tierra
donde existiera. Por el aire,
como error, diez años de la vida
vio en un punto borrarse.
.........................................
(Adiós al fin, tierra como tu gente fría,
donde un error me trajo y otro error me lleva.
Gracias por todo y nada. No volveré a pisarte)."

(Del poema La partida en Vivir sin estar viviendo, 1944-49)

Anónimo dijo...

Y esta , no te gustó Enrisquito?
Ayudaba al balance del exilio de Cernuda.

La podías haber puesto tambien.

Tierra Nativa

Es la luz misma la que abrió mis ojos
Toda ligera y tibia como un sueño,
Sosegada en colores dedicados
Sobre las formas puras de las cosas.

El encanto de aquella tierra llana,
Extendida como una mano abierta,
Adonde el limonero encima de la fuente
Suspendía su fruto entre el ramaje.

Su muro viejo en cuya barda abría
A la tarde su flor azul la enredadera,
Y la cual la golondrina en el verano
Tornaba siempre hacia su antiguo nido.

El susurro del agua alimentando
Con su música insomne en el silencio,
Los sueños que la vida aún no corrompe,
El futuro que espera como página blanca.

Todo vuelve otra vez vivo a la mente,
Irreparable ya con el anclar del tiempo,
Y su recuerdo ahora me traspasa
El pecho tal puñal fino y seguro.

Raíz del tronco verde, ¿quién la arranca?
Aquel amor primero, ¿quién lo vence?
Tu sueño y tu recuerdo, ¿quién lo olvida,
Tierra nativa, más mía cuanto más lejana?


(Luis Cernuda)

Saludos.

T.C. dijo...

Enrisco no veas en mí a alguien ofensivo.Aprecio tu creatividad, pero nunca desvirtuemos a Cuba. Es muy bueno tener patria , créelo.

Jorge Salcedo dijo...

Enrique, yo estoy de acuerdo con el comentario anterior. Tener patria es muy bueno. Yo, como ves, la sigo buscando.


¡En dónde estará mi patria!
¿Son mis héroes aquellos
que lo dan todo por ella,
o quienes lo dejan todo
por sacudirse su sal?

No soy yo el único renuente
a dar la vida por su patria.
No soy yo el único que estuvo
dispuesto a arriesgar la vida
por largarse de su patria.

¡Qué patria será la mía!
¡En dónde estará mi patria!

parejanoverbal dijo...

brother, y que paso aqui que de pronto te veo acusado de antipatriota...!

analista dijo...

La mano de Elíades Acosta llega hasta aquí. Eso es lo que pasó. Fíjate en todos los comentarios "raros" en la entrega anterior.

Anónimo dijo...

analista, que imberbe eres!

Detrás de todo está la mano de otros? Y entonces, nadie piensa por sí mismo.

Qué simple eres a veces.Ese planteamiento es de un extremista.

Anónimo dijo...

Nada mejor que la poesía

Poesía del destierro.
************

LA SOLEDAD DEL DESTERRADO

Julio Martínez

Para los cubanos del exilio,
que son millones



El parque madrileño que frecuento tiene frío
y yo tengo frío
y el banco donde me siento tiene frío.
El parque tiene, también, un joven con su esposa enamorada
y yo trato de imaginarme, por curiosidad,
cómo será tener una esposa enamorada
en este parque madrileño.
El joven de la esposa enamorada
tiene un coche en el que vienen a este parque madrileño
y yo, para entretenerme, trato de imaginarme
cómo será tener un coche
y llegar con una esposa
a este parque madrileño.
El joven de la esposa enamorada y su coche
tiene una casa
y yo, para distraerme, trato de imaginarme
cómo será llegar a una casa
en un coche
después de pasear por este parque madrileño
con una esposa enamorada.
El joven de la esposa enamorada, su coche y su casa
tiene un amigo que se encuentra con ellos
en este parque madrileño
y yo, por divertirme, trato de imaginarme
cómo será tener un amigo
y encontrarse con él
en este banco frío
de este parque madrileño.
El joven de la esposa enamorada, su coche, su casa y su amigo
tiene patria
y yo me pregunto cómo será tener una patria.
El joven de la esposa enamorada, su coche, su casa, su amigo
y su patria
tiene un hermoso perro
y pasean con su hermoso perro
todas las tardes
por este frío parque madrileño.
¡Si yo tuviera un perro!



El Retiro, Madrid, junio, 1998

Anónimo dijo...

analista, que te parece a mí me mandó Eliades Acosta, ji ji ji

De Matanzas me han traido un recado/
y me han dicho que a tí te lo dé.

Ae, Ae , Ae La Chambelona...

Anónimo dijo...

y nadie supo aclarar que es un batistiano, sera algo malo que sirve para ofender a otro, pero que nadie sabe definir.

habra que concptualizar esta nocion, porque despues que entenderemos por fidelista?

si los batistianos eso que nadie sabe definir pero que vivieron 6 years na ma y todavia siguen siendo algo malo despues de 50 years

entonces siguiendo esa logica que es un fidelista, un revolucionario, un comunista cubano, etc?

si los fidelistas llevan de vida unos 50 years en el poder, mas los anteriores que coexistieron con eso que llamais batistianos, entonces que tiempo necesitaran estos pa limpiarse

aunque parece que hay limpieza absoluta instantanea, algo asi como indulgencia plenaria pa los pejes gordos que se piran ahora.

hasta cuando tendran esa posibilidad?

y a los chivatos menores nadie los perdona?

tenemos que sistematizar el pensamiento , digo yo, no se

Infortunato Liborio del Campo dijo...

Yo creo que nunca hubo batistianos. Los más comprometidos con el régimen de batista, (no con Batista) se fueron el 1 de enero de 1959, los que no pudieron los mató Fidel. Que yo sepa, no hubo un movimiento de "restauración" de Batista, ni gente con la foto de Batista escondida en su casa con fe de que el dictador volviera. Todos los MRR,MNR anticastro no eran Batistianos ni sus acciones estaban encaminadas a restaurar el régimen anterior, muchos de los movimientos anticastristas, eran desgajes del castrismo u organizaciones con orígenes parecidos a los del castrismo. Por eso la R en las siglas de todos ellos. El término batistiano se utilizó por la dictadura del Coma para designar a ciertos enemigos en los primeros años, pero el término que más se ha utilizado es el de contrarrevolucionario o a veces la variante despectiva de gusano. No tiene sentido porque la mayor parte de la población cubana nació después de la Revolución y la figura de Batista es una vaga referencia, algo que dan en la escuela como la Guerra de los Cien Años o la Enmienda Platt.
A estas alturas del juego ya no quedan ni Fidelistas o quizás más o menos la misma cantidad que Batistianos había en 1958

cubano hasta tumba dijo...

otro poema:

si alguien quiere saber cual es mi patria
no la busque, no pregunte por ella.
volver a africa, miss matty?
sabe lo que dice uste?
si pregunta por mi traza en el suelo
una cruz de silencio y de ceniza
bajo el impuro nombre que padezco.
si pregunta por mi di que me he muerto
y que me pudro bajo las hormigas.

y a llorar a papa montero,
zumba, canalla y rumbero!
ay acana con acana con acana...
y digo asere,
con tremendo sentimiento.
Pero es santiago de cuba,
no os asombreis de nada,
que hasta rompia las piedras
con las piedras de sus callos.
te lo prometio marti
yo que me la lleve al rio
pensando que era soltera
y la saco muerta el doctor.

el palacio esta de luto,
y la princesa esta triste,
que tendra la princesa?
Asi narciso en pleamar fugo sin alas,
asi la balsa en pleamar llego a bahamas.

Che comandante, amigo.
No coma tanta pinga, comandante.

Anónimo dijo...

Excelente Infortunato.

Mi familia salió en el 67 y durante estos 40 años he conocido a solamente un cubano expresar "yo simpatizaba con Batista", y dicha persona ya murió alrededor de 20 años atrás.

Ahora, aquí en Puerto Rico se generalizaba que si un cubano había abandonado a Cuba y hacía manifestaciones anti-castristas, automáticamente era catalogado como seguidor del régimen anterior, o sea batistiano.

Este concepto general, que aún hoy día perdura en sectores de la izquierda, comenzó a romperse un poco con Mariel y más reciente con el éxodo a partir del desmerengamiento de la Unión Soviética. Aunque la tendencia es de catalogar a los segundos como exiliados por motivos económicos, muy similar al caso de los mexicanos que cruzan hacia US of A o los dominicanos que atraviesan el Canal de la Mona para llegar acá.

Anónimo dijo...

¿El poema es de Julito Martínez o de Julito 26?

Anónimo dijo...

yo conoci en Cuba a una mujer que si tenia escondido en su cuarto un cuadro del General Batista, y aunque ella nunca labergo la esperanza de que volviese al poder (no por lo menos por le tiempo en que la conoci), si decia que bajo el habia pasado los mejores tiempos de su vida. eso es lo mas cercano que he visto a la definicion de batistiano.

analista dijo...

Ojalá fuera imberbe. Pero lo que me asombra es la falta de sentido del humor de estos anónimos.

Qué tengo que ver yo con Matanzas y la Chabelona de los liberales? Por favor explíquense.