miércoles, 2 de abril de 2008

En mala hora


El nuevo congreso de la UNEAC ha dejado a artistas e intelectuales sin palabras. No es que no hayan hablado pero en las intervenciones que reseña el Granma se nota una fuerte tendencia a hablar de cualquier otra cosa con la condición de que no tenga que ver con el arte y la cultura. “Graziella Pogolotti instó a rescatar el protagonismo del maestro como puntal de nuestro sistema de enseñanza tema retomado más adelante por una buena parte de los delegados”. “En otro momento de la discusión, el compositor Roberto Valera denunció las actitudes vandálicas que están ocurriendo en los nuevos ómnibus urbanos, realizadas por jóvenes violentos y antisociales que contradicen el modelo de hombre nuevo concebido por el Guerrillero Heroico”. A esa gloria de Cuba que es el escritor Cintio Vitier no se le ocurrió otra cosa mejor que juntar catolicismo y meteorología para calificar “la impresionante experiencia de Silvio Rodríguez de llevar su arte por las prisiones cubanas” de “huracán de piedad”. Es como si las nuevas medidas tomadas por el gobierno cubano permitiendo la compra de DVDs y computadoras o dejando entrar a los cubanos en los hoteles los hubieran dejado sin argumentos. Como si esas medidas que alejan a Cuba del comunismo a la coreana para aproximarla con audacia a una dictadura común y corriente (noticia que sin dudas debemos recibir con alivio y hasta esperanza) les hubiera robado la iniciativa. Como si las preocupaciones vitales de nuestros escritores y artistas también pasaran por las computadoras, DVDs y hoteles y ahora, al verse mágicamente resueltas, tuvieran que rellenar las largas horas del congreso con comentarios sobre el primer tema que se les ocurra. O como si pensaran que el congreso se ha convocado en el peor de los momentos posibles y sus mentes estuvieran en otra parte, justo en la cola para comprar DVDs y computadoras donde habrían marcado de primeros. Lo mejor –pensarán todos- será terminar el congreso cuanto antes a ver si no se les pasa el turno.

4 comentarios:

Los Miquis de Miami dijo...

está preocupados porque no llegaron los monitores de las computadoras.

Anónimo dijo...

estan pensando si en realidad es una buena idea darle la oportunidad al pueblo de grabar y memorizar sus ideotas, te inmajinas un plan wasan computarizado

Eufrates del Valle dijo...

Genial, Enrisco. La burka no les deja hablar. No tienen mas remedio que seguir viviendo del cuento.

Saludos de buena vecindad.

Constancio Baraguá ( alias Cuco) dijo...

Me dio hasta pena ver a Amaury Pérez ahí sentadito como un penco y haciendo que si con la cabeza....un tipo que llenaba las plazas con aquello de .."nos nos van a impedir los Generales"....y para qué seguirte diciendo...
Dan ganas de llorar amig@s, la verdad que sí!...