lunes, 25 de febrero de 2008

Punto decisivo [reformado]


El consejo de ancianos se reunió y tomándose a pecho su título eligió a los jefes de la tribu en atención a una madurez política demostrada hasta la decrepitud. No es, obviamente, un gobierno hecho para durar sino más bien para mantenerse en el lugar y, de ser posible, que el lugar sea bajo techo. En eso consiste lo que la Historia conocerá como la Revolución de las Dentaduras Postizas. Un paso esperanzador teniendo en cuenta la posibilidad de que mueran uno tras otro como en su tiempo hicieron, con patriótico gesto, Breznev, Chernenko y Andropov. Será entonces el momento de que se convenzan que es mejor pasarle el poder a gente algo más cerca de la vida, no importa si buena o mala. Pero si un infarto masivo y múltiple en el Consejo de Estado no forma parte de los planes de la Asamblea se puede dar por sentado que cualquier esperanza de cambio (incluso cosméticos) desde el poder está descartada. Aún así hay gente que tiene dudas, o como los obispos, hasta esperanzas, y no exactamente en la vida en el más allá. Líneas como las trazadas por la votación de ayer son las que dividen a los optimistas obsesivos de aquellos que necesitan con urgencia una buena ración de electroshocks. Y todavía hay quien se pregunta por el vaso de leche anunciado hace meses.

2 comentarios:

BARBARITO dijo...

¡Triste, MUY triste! ¡¡Pobre Cuba!!

Eufrates del Valle dijo...

Muy bueno, estimado Enrisco. La ilustracion de las dentaduras (mas arriba) y esta de Raul got milk que ya habia visto por aqui, son dardos. Tu texto, excelente. Saludos y exitos por Espana con tus libros. You deserve it!