martes, 19 de febrero de 2008

Preguntas


Una ex estudiante me pregunta sobre la renuncia del Jubilado en Jefe para el periodiquito de la universidad recuerda que no soy “a big fan of Fidel” y reconozco que el hecho de que me recuerde así me complace. Le respondo brevemente en lo que puede titularse “La renuncia del Fifo explicada a los Yumas”.



This is Rachel Smith, I was in your intermediate II spanish class last semester. I work for the school newspaper now and since Fidel Castro just resigned, we're going to be writing a story about that for tomorrow's paper. I remembered from last semester that you are not a big fan of Fidel. Would you want to talk to me about his resignation? I'd really appreciate it!

Respuesta:
Esta es la segunda parte de una noticia de hace dos años. La renuncia temporal de Fidel Castro a partir de su enfermedad el 31 de julio de 2006 hoy se ha convertido en definitiva. A nivel simbólico no se puede minimizar la noticia. Ver renunciar a su máximo puesto al hombre que ha regido los destinos del país por 49 años no es poca cosa. Es una simple formalidad pero al ser aceptada por alguien que siempre ha pasado por encima de la propia legalidad que ha impuesto nos dice mucho sobre su actual relacion con el poder. Nos dice en primer lugar que se ha resignado a una realidad y es que el poder real que disfrutó durante cinco décadas se le ha escapado irreversiblemente. Es el último paso de un largo proceso de sucesión y aunque sus sucesores pretenden mantener el mismo estado represivo y controlador están conscientes de que nunca podrá ser al mismo nivel que antes. Un poder que siempre ha dependido en mucho del carisma ha renunciado (en parte) a su condición carismática y aspira a formalizarse y es difícil predecir si tendrá éxito o no en esa empresa. Se abre una nueva etapa que puede conducir a una dictadura de nuevo tipo, a una transición democrática o a un engendro intermedio. Algo tendrá que cambiar, ya sea para conservar el régimen actual (que es la intención de su hermano Raúl y sus sucesores) o para transformarlo. La renuncia de Fidel Castro es el reconocimiento resignado de quien siendo el principal símbolo del régimen no puede ni quiere ser parte de esos cambios.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Enrisco, coincido en que este tiene que ser necesariamente el principio de un cambio en cuba. Es obvio que quienes ocupen los cargos que ahora deja FC intentaran mantener el statu quo, sin embargo por mucha sintonía que hayan tenido con el pensamiento y la accioón del jubilado las formas serán otras. El propio hermano se ha encargado durante mucho tiempo de tener su espacio en las FFAA al margen de la endeble institucionalidad oficial que preconizó el hermano mayor. No quiero extenderme, solo dejar mi opinión de que en este día se ha comenzado a generar un cambio en nuestro país que será positivo para todos, los de dentro y los que lamentablemente estamos fuera.
Jesus.

Anónimo dijo...

Asere, mataste a la yuma con esa labia. Ahora seguro que te resume en dos líneas.

Güicho dijo...

¡Coño, Enrique! Seguro que Rachel es bizca, con yerrito en los dientes, y pesa 250 libras.

enrisco dijo...

guicho, si supieras comprabas pasaje para que te la presentara.

Anónimo dijo...

No creo que el Fifo haya renunciado del todo al poder, solo "spero che crepe pronto e la faccia finita"