domingo, 24 de febrero de 2008

La era del cambio


[Ilustración de Armando Tejuca]

Nos referimos por supuesto al paleozoico que fue cuando el Comandante tomó el poder arrebatándoselo a los tiranosaurios. De las elecciones de hoy no puede decirse que hayan introducido mayores cambios que los que habían traído la obstrucción intestinal del susodicho y más o menos las mismas náuseas que las que en aquél momento sufrieron lo que estaban alrededor de este. Como primer vicepresidente (o sea, segundo al mando) eligieron al más retrógrado de los miembros de buró político José Ramón Machado Ventura Carratalá del Río Chaviano. Como vicepresidentes Juan Almeida Bosque, Carlos Lage Dávila, Julio Casas Regueiro, Esteban Lazo Hernández y Abelardo Colomé Ibarra, la mayor parte de los cuales ganó sus grados en el paleozoico. Ricardo “El Señor de los Cielos” Alarcón quizás no sea el mejor controlador aéreo del mundo pero conserva todavía su capacidad de flotar. Los Oscar estarán seguramente más interesantes aunque teniendo en cuenta lo sucedido en el parlamento cubano no me asombraría si este año eligen como mejor película a “Lo que el viento se llevó”.

3 comentarios:

terreno de pelota dijo...

No creo que se pueda usar la palabra “elección” en la Asamblea Nacional, porque simplemente salieron los nombres que dictó Fidel Castro desde su cama de enfermo. El trámite administrativo de hoy sólo confirmó el libreto de rigurosa continuidad del mayor de los Castro, quien sigue gobernando (sin el cargo nominal) y quien no permitirá cambios estructurales en el sistema. Sostengo que Fidel Castro sabe que cualquier rendija de luz significaría el inicio del derrumbe de un sistema que se mantiene por su totalitarismo. Él aprendió muy bien, y quizás hasta lo intuía antes de que pasara, que la glasnot y apertura política de la URSS y Europa del Este significaría irremediablemente el derrumbe del comunismo. Porque ese sistema, para sobrevivir, requiere del control absoluto, sin concesiones. En el momento en que compite con otra idea, otro proyecto político, se desvanece. Y la política, para el señor Castro, es pragmatismo puro y duro: mantener el poder total. Uziel Gómez, Chile

Electra Garrigó dijo...

que graciosito tú eres...

Jorge Salcedo dijo...

Esta elección me hace sentir muy joven y también muy cubano. Han pasado 15 años desde que salí de Cuba, pero ellos me la conservan tal y como la dejé. Sobre todo en el carácter. Creo que Eusebio Leal es quien dirige ahora el proceso. Raúl, José Ramón, Esteban, Abelardo… La restauración del casco histórico. Todo tan familiar, tan desde siempre. Como Pompeya.