sábado, 23 de febrero de 2008

A la espera


[Ilustración de Omar Santana, tomada de portada de la edición digital de El Nuevo Herald: ¡felicidades Omar!]

Una cosa es celebrar con los socios el retiro del Comandante y otra muy distinta es creerse que de ahora en lo adelante va a hacer cola de madrugada con el resto de los jubilados para comprar el Granma. Mientras los otros jubilados compran el periódico él lo escribe. Lo curioso es que siga concentrado en las noticias internacionales, como si confiara más en las agencias extranjeras que en los medios nacionales. El periódico del lunes vendrá con los nombres de los ganadores de los premios Oscar y el de los nuevos presidentes del consejo de estado, del consejo de ministro y del parlamento. Todo parece indicar que puede haber sorpresas en los Oscar. En cuanto a Cuba los conservadores se decantan por un cambio de nombre en los dos primeros cargos [aunque no de apellido] mientras que en tercero permanecería Ricardo “El Señor de los Cielos” Alarcón. Yo apostaría por una movida algo más audaz: Raúl, presidente; Lage, primer ministro y cualquier otro tarugo de presidente del parlamento. El lunes ya nos enteraremos por la prensa qué piensa el Jubilado en Jefe de los Oscar. Mientras esperamos los resultados ahí les dejo otra entrega del columnista Pablo Valiente [probable seudónimo de Pedro Vello Púbico] de Juventud Rebelde quien explica:
"Aclaración general y única de su tipo: Fidel Castro no «renunció» a sus cargos. Fidel solo advirtió que no aspirará ni aceptará ser postulado nuevamente a estos. Técnicamente, es, en estos momentos y hasta la elección de este 24 de febrero, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros y el Jefe supremo (Comandante en Jefe) de las instituciones armadas y de orden interior, según establece la Constitución de la República en su capítulo XI."

4 comentarios:

Efory Atocha dijo...

...a lo Vanito., "ahora si tengo la llave"...

Ch.

Eufrates del Valle dijo...

"El senor de los cielos"... que risa me ha dado eso, Enrisco!

Tenia en mente escribir algo con los Oscar y "los Oscar", pero ahora que te leo ya no hace falta...

Saludos desde la otra orilla del Hudson...

Laz dijo...

Te perdiste escribir el best seller del año Enrisco. Todos a ser como el gallego Angel!!! http://cubaindependiente.blogspot.com/2008/02/ngel-la-raz-gallega-de-fidel.html

Electra Garrigó dijo...

Puse un comentario temprano pero algo pasó. Trato de retomarlo. A ver: "Fidel Castro no «renunció» a sus cargos. Fidel solo advirtió que no aspirará ni aceptará ser postulado nuevamente a estos."
Queda claro que nos está haciendo una pequeña, casi invisible, concesión; tanto así que sólo tiene 5 años de diferencia (Fidel nació en el 26 y Raúl en el 31). Advertir además es lo más cercano a amenazar que conozco (aprendizajes del idioma paterno).
Estoy llena de rabia porque me parece que el destino de Cuba sigue estando entrampado en el lenguaje. El uso continuo y deliberado del eufemismo que hace que a la ignorancia se le llame, por ejemplo, canciller.
Esta mañana me sentía como quien está parada en un andén agitando un pañuelo rojo a un tren que va pasando, y sin embargo inerte.
Menos mal que desposjaste esos pensamientos y la aún más mala metáfora, me hiciste reir.
Sobre las sorpresas de los Oscar, imaginate si esto es el ready made de Las Ilusiones Perdidas (con un poco de Baudrillard) que uno se alegra si mañana un médico de 56 años cubano amanece "Presidente"