sábado, 16 de febrero de 2008

Frente a frente

Los Miquis de Miami han presentado el video que pongo abajo (lo he sacado directamente de la página de Carlos Miller, el periodista que lo tomó) sobre una manifestación a favor y en contra de Posada Carriles. O si se quiere decir con más precisión la organización Code Pink se presentó a protestar por la liberación de Posada Carriles frente a la Meca del anticastrismo y el cubaneo miamense, el restaurante Versailles, y desde allí les hicieron una contramanifestación. Los Miquis dicen que “El autor del video, […] ahora sí se destapa completamente para mostrar cómo su grabación estaba en sintonía con los propósitos de la agenda orientada por los Castro que trajeron Medea Benjamin y su grupo al pasar frente al Versailles”. Yo, que soy un tipo mesurado, (es un -mal- chiste) más bien diría que se le dio demasiado protagonismo al lado Versailles mientras a los de Code Pink apenas se los mostró unos segundos consiguiendo un desbalance informativo y hasta dramático. Con el tiempo que le dedican en pantalla la gente del Versailles debería buscarse un asesor de imagen y si ya lo tienen, despedirlo.


Right-wing Cuban exiles attack journalist in Miami from Carlos Miller on Vimeo.

10 comentarios:

Electra Garrigó dijo...

veterans for peace con el dibujo de un arma? jajaja
por cierto, porque el accionar en la esfera pública del cubano se traduce en semejante chusmería o lo que los dados al eufemismo dirían: pérdida de glamour?

LOS MIQUIS dijo...

enrisco, ya miller había subido otro video que nosotros también publicamos, sobre ese "encuentro" en el versailles. miller, según se ve en su página, es un enemigo declarado del uso de la fuerza indebidamente por parte de la policía norteamericana y defensor de la libertad de expresión, algo que nos parece justo. sin embargo, en ambos videos evidentemente el hombre, en nuestra opinión, muestra su parcialidad por el lado code pink. y tiene su derecho. nadie se lo censura. es tan fácil destapar el lado agresivo del exilio cubano en el versailles, que a veces ni siquiera hace falta provocarlo. nosotros no estamos de acuerdo con ese lado. no le hace nada bien al exilio y solo alimenta el discurso castrista de que miami es intolerante y agresivo, lo cual está bastante lejos de la verdad, te lo aseguramos, y cada día esto se desmiente. creemos, incluso, que a las code pink habría que ignorarlas, dejarlas con sus maquillajes y sus disfraces sin hacerles el menor caso. pero es muy difícil desconocer los años de dolor que también subyacen detrás de esa agresividad de algunos representantes del exilio cubano a la hora de manifestarse, ya sea injustificada o no. nos parece que miller lo desconoce o al menos, no hace nada por conocerlos. excelente polémica.

Armando Tejuca dijo...

Recordar que la generación que da origen al versailles es la misma que da origen al protestodromo, dispuestos a callar la boca de su adversario por el uso del grito, la guapearía y el insulto. Cuba es un país de insulto, un gobierno en la Habana y una oposición en Miami, grupúsculos oponiéndose con cojones para hacerlo en ambos lugares y con golpes asegurados, acusados por venir de parte de uno u otro, si el pequeño grupo de la habana va a una manifestación pro derechos humanos allá van las tropas acusando de venir de parte de la "mafia de Miami" si los pequeños grupos de Miami van a manifestarse anti posada carriles, allá van a decir que los mando castro. Ah y por supuesto, si se hace un documental o una noticia es clásico el estilo, si se hace en la habana nunca veremos mas de 10 segundos a los que disienten, si se hace en Miami es este documental lo que veremos, la voz habanera gritara "abajo los derechos humanos" la voz miamense gritara "posada carriles es un artista"
Probado esta que aquella generación no supo convivir, veremos si la nuestra esta dispuesta a hacer un sacrificio descomunal para lograrlo.
El Teju

Anónimo dijo...

Yo me acuerdo ver a las pinko en Manhatan,estaban frente a la biblioteca publica, eran cinco,hacian sus monerias y nadie,pero adsolutamente nadie les hacia el menor caso,y eso que era hora de rush.Asi debieran tratarlas en Miami tambien.

Anónimo dijo...

Pi says:

Tejuca,
Buen comentario.
Se habla siempre del record de los Castros en el poder.
Lo que me parece todavía mas increible es que la generacion Versailles siga teniendo
tal poder politico, mediatico y economico 45 annos después que tantas cosas han cambiado, incluso la composición demografica de la ciudad. Todo esto en medio de un sistema democratico
como el de EEUU.
Sera que las generaciones siguientes no han podido quitarse el síndrome del carnero que trajeron de Cuba?
La imagen del cubano en Miami esta siendo distorsionada por ese grupo de extremistas pero el resto de la comunidad los contempla indiferente sino con complicidad.

Anónimo dijo...

la Historia de Code Pink: Cada ves que usan un veterano en su propaganda si se investiga es que el tipo nunca estubo en ninguna guerra y es un farsante, viven a costilla de los frentes de Chaves y FD y son unas viejas feas que ni cuando se regalan encuentran maridos, en California ahora tratan de cerrar un puesto de reclutacion de Marines en Berkely (el pueblo mas comunista de EU donde Hillary y su hija fueron a la escuela), unas Jane Fondas que odian a EU.

Anónimo dijo...

ninguna acumulación de años de dolor justifica tal agresividad. Como dice Tejuca, estos de acá son iguales que los de allá en Cuba. Cuando esa generación desaparezca completamente le hará un gran favor al futuro de Cuba.

ele kobio dijo...

Y que pasaria si, como sugiere uno de los anonimos, se les dieran dosis de indiferencia a estas pink ecobias? Lo usarian al otro dia como una forma de transformar el reves en victoria? Anonimo, es que estas proponiendo una talla no-violencia?

Efory Atocha dijo...

Definitivamente es lastimoso y decadente. Igual, y aunque sean generacionalmente análogos, no cabe paralelismo entre los cuatro comecandelas del Miami más reacio, a lo que hacen en La Habana frete a la Oficina de intereses de los EE.UU.
¿Patriota Posadas Carriles?
Te prefiero a ti, querido Enrique.

a dijo...

El difícil que no se exalten las pasiones en Miami. Después de todo y sin tratar de justificar la vulgaridad y el extremismo de algunos de nuestros compatriotas, muchos de ellos lo perdieron todo con la llegada de la revolución. Otros tantos estuvieron presos por solo pensar diferente a los patrones del gobierno. Pero desgraciadamente en Cuba saben como hacerlos saltar y sacarles lo peor casi siempre en la presencia divina de la prensa.
Por ultimo a pesar de que no este de acuerdo con muchas de sus ideas, posiciones y forma de actuar, los que llegamos después de ellos tenemos que agradecerles por que nos han hecho la vida un poco mas fácil. Y si no me creen miren al resto de los inmigrantes de Latino-América.

http://elblogdealain.blogspot.com