miércoles, 13 de febrero de 2008

Entrevista

El Fogonero Emergente presenta en una entrevista al escritor Carlos Alberto Aguilera. Un avance:

Lidija Dimkovska: ¿Me podrías dar un imagen de tu generación literaria: temas, campos, y características de interés de la más joven poesía y prosa cubana?

Carlos A. Aguilera: Es muy difícil, ya que hay muchas diferencias y una suerte de guerra civil entre todos. Por una parte están lo que intentan hablar de la vida cotidiana, en realidad sólo hablan de los estereotipos que se desprenden de ella y de los símbolos que el mercado maneja. Los que quieren hacer "algo" con los conceptos (jugar a la relación escritura-lenguaje) y los que construyen una literatura de lo gay, con sexo y panfleto incluidos. Los interesados en el mundo de las drogas, el rock, lo marginal, y los que levantan un culto a la raza (en este caso, a la negra). Los que intentan combinar submundo ideológico con "novedosas ideas narratológicas" y los que se burlan de la tradición, el nacionalismo, la identidad, aunque atrapados aún en una lectura pastoral de "lo cubano", con las Grandes Ideas que siempre trae una cosa así. En fin, más o menos lo mismo que sucede en todas partes, si no existiera la diferencia histórica que los cubanos se han creído a lo largo de los últimos cuatro siglos un pueblito elegido, una especie de nueva raza cósmica (o cómica, para parodiar el libro de Vasconcelos); y esto ha resultado fatal. No hay nada peor que cuando un pueblo, una ideología o un líder creen que el mundo debe rendirle honores.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Pi says:
Con el asto. de la UCI se me habia pasado comentar sobre Padura. Disculpa no venga al caso aqui.
Lo que Padura hace, o mas bien no dice, es lo mas inteligente.
De que valen unas declaraciones incendiarias para ganarse titulares en el Herald que a los pocos dias pasarian al olvido?
Mejor que deje hablar a Mario Conde y a Heredia, quienes han dicho cosas mucho mas corrosivas sobre el sistema, y lo que resulta mejor aun, se las han leido millones dentro de la isla.
Tan pronto se te olvido como funcionan la cosas alla? Tengo un amigo que a ese olvido le llame “el efecto coca cola”. Espero la estes ligando con algo bueno.

Por cierto, el intento de chiste sobre el negro de la novela negra te quedo un poco oscuro, por no decir racista, aunque no pienso haya sido tu intencion.

enrisco dijo...

Pi: estaba pensando en un lector que suele hacer chistes malos con cosas obvias y por eso anticipaba el chiste, tratando de evitarlo. no, no se me olvida como funcionan las cosas alla pero en ese articulo Padura perdio una magnifica oportunidad de quedarse callado. no se cuan corrosivas sean sus novelas en los predios cubanos. no se que efectos tenga la pepsi de dieta en mi cerebro pero a juzgar por lo que dices es devastador (la pepsi no la mezclo con ron, prefiero que ambos hagan su viaje independiente por mi esofago en horarios distintos). para mi, por ejemplo, "La novela de mi vida" (que por otro lado tiene una estructura interesante y un tema atractivo)carece de lo mismo que el articulo al cual aludo: credibilidad de los personajes. es dificil creer que a un exiliado que no acaba de superar el machaque recibido en su juventud y busca freneticamente culpables no le pase por la cabeza por un momento que quizas el sistema que genera la supuesta delacion tenga algo que ver con su desgracia. en ese sentido hasta los alzados de "El hombre de Maisinicu" son mas creibles. pues Padura en su articulo me parece igual de increible. y fue un articulo escrito para El Nuevo Dia, no para Juventud Rebelde donde tenia la opcion de hablar claro (no se trata del publico cubano, tan habil en leer entre lineas) o simplemente de callar.

Anónimo dijo...

Pi says:

Agradecimientos y otros
Enrisco,
No tuve tiempo ayer de sumarme al coro de los guatacones por tu post, esta vez en verdad te mereces los “chicharrones”.
Tambien te quiero dar las gracias por las fotos del trampolín de la Lenin, alli pasaba la mayor parte del tiempo cuando estuve en la beca, solo que como 30 annos antes que tu.
Volviendo a Padura, coincido contigo en lo de la pepsi y la valoración del personaje de la “Novela de mi vida” , sin embargo la parte de Heredia no esta nada mal. La comparación del General Vives con Fidel por ejemplo no tiene desperdicios . Y el desencanto de Mario Conde dice tanto o mas que cualquier contundente denuncia en Radio Marti.
Mejor que siga escribiendo. Hay ya demasiados buenos escritores metidos a malos politicos (por favor no te sientas aludido, tu ni siquiera estas en mi primer grupo :))

enrisco dijo...

Pi, para que veas. lo de Heredia no me funciono muy bien tampoco por razones estrictamente literarias. yo sentia un tono indeciso entre imitar el estilo y el tono de Heredia o imponerle una voz distinta. ninguna de las dos opciones me hubiera parecido mal pero va de una opcion a la otra y no me convence ni me entusiasma. me parece una idea muy buena con una ejecucion muy pobre. y no te preocupes, no me senti aludido con lo de buen escritor. a veces no me siento aludido ni como Enrique del Risco.

Anónimo dijo...

Realmente lo de la relacion Vives-Castro me parecio aburrido. Si a alguien le funciona, pues nada, pero coincido con enrisco que por razones estrictamente literarios hay una salida facilona por codigos que el escritor sabe haran las delicias de grandes y chicos. Y que si, que Padura perdio una gran oportunidad para callarse, es un buen punto.