lunes, 25 de febrero de 2008

Habemus ministro

La propuesta del Little Brother:

No obstante esta primera proposición, es necesario hacer dos excepciones: la primera es que debo abandonar inmediatamente el cargo de Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias que he desempeñado desde el mes de octubre de 1959. Desde luego, me considero con el derecho de ponerme de vez en cuando mi uniforme, como lo tiene mi amigo Juancito, Guillermo, Ramiro y demás compañeros de las Fuerzas Armadas; y también tengo, por razones del cargo por el cual ustedes me acaban de elegir, la máxima responsabilidad en las cuestiones de la defensa del país. Y para ese cargo, los mismos compañeros anteriormente mencionados, que fueron partícipes de la primera proposición que acabo de hacerles, proponemos al General de Cuerpo de Ejército Viceministro Primero del MINFAR, Julio Casas Regueiro (Aplausos).

Y al parecer luego de esos aplausos fue aprobada.

2 comentarios:

Electra Garrigó dijo...

jajaja. hermosa mañana para explotar indios

Jorge Salcedo dijo...

¡Qué error! Rumsfeld dejó atrás un ejército americano más ligero y dinámico que nunca. Casas Regueiro no tiene la experiencia que demandaría un enfrentamiento con los yankees. La elección natural era Tortoló. O Juantorena.