sábado, 2 de febrero de 2008

Dos fotos

Dos fotos, dieciséis años de diferencia y los mismos personajes: los Del Risco y los Tejuca. La primera en el Centro Vasco en La Habana. La segunda en Sea, un restaurante tailandés en Williamsburg, Brooklyn. Hay algo que no ha cambiado y es el placer de reunirnos.


11 comentarios:

LOS MIQUIS dijo...

que bien hicieron en salir, aunque mirándolos bien en la foto de ahora tienen el rostro de la "mafia anticubana", peligrosos, peligrosos...

Autoayuda dijo...

Cual es el secreto para mantener un matrimonio tantos años? expliquen

Autoayuda dijo...

Me referia a Tejuca y a Enrisco

Anónimo dijo...

Que joven eras Enrisco, me recuerdas aquella noche del 1990 en el balcon de casa de Luis Felipe Calvo, cuantos besos...!!!

enrisco dijo...

autoayuda: lo primero es aprender a no responder ese tipo de preguntas provocadoras.

Anónimo dijo...

Acabo de ver las fotos y el comentario sobre el secreto nuestro para tener matrimonios duraderos
El mejor consejo es casarse con uno de nosotros.
Lo mejor de este comentario no es el consejo en si, es que estoy metido en el blog y viendo las fotos desde un sidekick
Desde el mismisimo NY airport
Increible eh, no deja de asombrarme que lejos hemos llegado, desde la madriguera hasta brooklyn, amazing!
El teju

Anónimo dijo...

enrisco, despues de tantas sortijas y huesos que traficamos cuando el cementerio...con tantos fulas que ganaste a mi costa...mr traicionasd con ese tejon///Oh...

enrisco dijo...

no hay nada mas triste que un gusano arrepentido, sobre todo si es un gusano de cementerio, la patria natural del gusano. andabas perdido corchea. tirame un tumbrazo.

enrisco dijo...

vaya gallego, quien te lo iba a decir en santiago de las vegas, con sidekick y todo.

Anónimo dijo...

Coñooo, Enrique, ¿qué es ésto? ¿una muestra de masoquismo canoso? ¿o acaso sientes satisfacción en maltratar a los amigos? Te jodiste, jamás te tomarás una foto conmigo.

Anónimo dijo...

Enrisco, por casualidad trabajaste en el cementerio de Colon y eras amigo de Chuchy y Anioles del Castillo.

Lulu