lunes, 31 de agosto de 2009

Una joyita

Este video de Cubainformación que recoge un comentario de Oliver Stone sobre Fidel Castro es una joyita: por el doblaje castizo de la frase del director de cine al que –en sintonía con el doblaje- llamaremos Oliverio Piedra, por esa guitarrita de fondo y hasta por el contenido de la frase de Míster Piedra. Una frase que asume la leyenda de que Fidel Castro era un rico heredero de la oligarquía que decidió defender a los humildes. Quiere ignorar que en realidad fue el hijo –no reconocido hasta muy tarde- de un oligarca muy marginal que usó a los humildes para vengarse de una clase que nunca lo aceptó por completo.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Ven acá Enrique, ¿deseas fastidiarle a uno el comienzo de la semana? Son avasalladoras estas palabras con luz del sr. Piedra.

Saludos,

MI

Anónimo dijo...

Esta cosas son una afrenta a todos los cubanos que hemos sufrido en distintas intensidades las canalladas que se perpetran en Cuba. No lo pienso ni abrir. No sé cómo tienes estómago para escucharlas y cómo te dedicas a buscarlas. Es algo enfermizo de tu parte, digo.
Estas cosas me repugnan... El mundo estero las escucha y son demasiados los que le siguen y le creen. No les hagas eco.

Cero Circunloquios dijo...

La doble moral de esta gente es asqueante.
Niurki

JLSF dijo...

Señor Picapiedra en todo caso :-P

Omar dijo...

"Quiere ignorar que en realidad fue el hijo –no reconocido hasta muy tarde- de un oligarca muy marginal que usó a los humildes para vengarse de una clase que nunca lo aceptó por completo."

Eso esta traido por los pelos a mas no poder. Yo me quedo con la explicacion mas sensilla, la que repite Sr.Piedra. Incluyendo tambien que una megalomania feroz lo impulsaba, pero este es un detalle casi trivial. Hasta los santos altruistas lo son porque no pueden ser otra cosa. Se sienten muy mal en otro papel, y eso tambien es egoismo.
He aqui otra traida por los pelos.

Enrique Del Risco dijo...

lo de que no fue reconocido hasta los 15 años esta comprobado. que su padre tenia dinero pero su estatus social era mas bien bajo y que en el colegio de Dolores primero y en Belen despues se sentia tratado como un estudiante de segunda lo confeso en varias entrevistas. que nunca fue aceptado del todo se ve incluso en el matrimonio con la Diaz Balart. que uso los humildes para vengarse confieso que es mera especulacion mia sin ninguna base real.

Anónimo dijo...

pero a estos de CubaInformacion ni caso son jovenes cumunistas espanoles que lo ven todo perfecto en Cuba, pero que no se quieren ir a vivir alla.

solo de vavaciones

abajo los jodios Castro's

Y OLEEEEEE

Jorge A. Pomar dijo...

Sin embargo, estás en lo cierto, Enrisco: no se puede descartar el móvil de la venganza del "Guajiro"--mote inferiorizante infligido al joven Fidel Alejandro en la Universidad de La Habana.

Sin lugar a dudas, el odio a nuestras mal llamadas "clases vivas" (en realidad, un cadáver político), acoplado a una megalomanía harto conocida desde su infancia en la finca paterna de Birán, fue un factor sicológico determinante en su secreta opción por el marxismo-leninismo.

Oriental e hijo de nuevo rico inmigrante para más inri, consta de sobra que durante sus años de estudiante de abogacía era visto por comilitones y políticos como un advenedizo tanto en la Plaza Cadenas como en las altas esferas habaneras.

No faltan testimonios propios y ajenos que avalen su inquina personal contra la vergonzante burguesía republicana y sus presuntos tutores yanquis.

Por lo demás, al igual que la condición de trepas, un rasgo de carácter común a casi todos los ideólogos y líderes totalitarios en ciernes: desde Marx (Engels prefigura más bien al actual plutócrata altruista de izquierda, Lenin y Stalin pasando por Mao y Chávez, hasta Mussolini, Hitler et allii.

De algún modo similar, todos ellos se sentían mortalmente agraviados por un sistema al que sabían desde temprano masoquista y endeble, y al que se la tenían jurada desde la adolescencia.

Existían sólo dos vías idóneas para consumar su venganza: el comunismo o el fascismo, valga la redundancia en todo lo no referente a la base económica. En general, Sigmund Freud, tan descuidado por nuestros historiadores del exilio, es el instrumento más eficaz para entender lo ocurrido y ocurrente en Cuba.

Dicho de otro modo: el todavía truculento Magno Paciente no es más que un alien de nuestra fantasía colectiva. Idiosincrasia y circunstancias concurrentes en la roñosa "Generación del Centenario", cristalizó el castrismo.

Así, pues, se hizo realidad la peor y más contra natura cubensis de las tres funestas variantes históricas posibles hecha realidad. Siendo la primera opción viable el populismo auténtico-ortodoxo y la segunda, un régimen liberal nunca muy distinto surgido de las urnas como salida pacífica al Batistato.

Para su desgracia, al boicotear conscientemente cualquier propuesta electoral del acosado gobierno, nuestra psiquis caudillista desvió las aguas populares al molino rojo camuflado de verde palmera de las escuálidas guerrillas de la Sierra Maestra.

Hasta hoy la aparente invencibilidad de la semicentenaria Revolución Cubana pivotea alrededor de un eje psicosocial común. A saber, que en una medida decisiva el grueso de la oposición insular y exiliar comparte imaginario con el castrismo.

Un par de botones de muestra... [prosigo en mi blog]

En ese sentido, no especulas en falso, Hermanito. Saludos desde Colonia Agripinensis...

El Abicú