miércoles, 2 de septiembre de 2009

Adios a las guatacas

Parece haber llegado el fin de las escuelas en el campo. No serán muchos los que las extrañen sin certificar su masoquismo. El resto recibirá la medida con alivio y tienen buenas razones. Más de cuatro décadas no alcanzaron para mostrar las bondades del sistema. Creí en los rumores que anunciaban su fin por la sencilla razón de que los motivos que habían determinado su surgimiento desde hace un tiempo están en vías de extinción. No me refiero al pretexto de educar a las nuevas generaciones en las ventajas que proporcionaban combinar los estudios con ver el amanecer con el fango por los tobillos (en caso de que hubiese buen tiempo). La razón profunda era la crónica escasez de mano de obra en Cuba luego de que el Estado expropiara más de dos tercios de las tierras productivas del país. Como siempre ocurre en esos casos hubo que recurrir a la mano de obra esclava, en este caso adolescentes encadenados a un expediente escolar. De no cumplir con el trámite del fango y el desyerbe no podrían continuar sus estudios. Eso a menos que el estudiante se refugiara en el cimarronaje tibio de un documento que fingiera alguna enfermedad crónica incompatible con su presencia en los surcos. Esa es la verdadera razón de que en Cuba haya más adolescentes oficialmente asmáticos que en cualquier otro lugar del globo.

Ahora que las fuerzas armadas administran cada vez más territorio y el gobierno ha decidido prestar el resto a los que quieran sacarle algo a tanta tierra consagrada a la gloria del marabú parecen desaparecer las ventajas pedagógicas de viajar en carretas, bañarse en las turbinas y robar caballos. No diré que lamento que se prive a las nuevas hornadas de adolescentes de dominar el complejo mecanismo de una guataca. Para mí es un alivio que los hijos de mis amigos no ostenten el orgullo de pertenecer a la fuerza de trabajo más improductiva del planeta. Pero a las generaciones de padres que atravesaron la angustia de tener a sus hijos fuera de su alcance durante buena parte de la adolescencia no les hará mucha gracia descubrir que tras tanta verborrea educativa no había más que cálculo económico. Un cálculo que como quiera que se le mirase siempre tendió a cero.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Así mismo!!!!,salvo ampliar el escrito, por ejemplo, la "magnífica comida" que proporcionaban, las griterías y perreras en el matutino para ver que Grupo era el más in-eficiente para ganar o perder la emulación(supongo que viene de mula) y los palazos en el albergue para dar "el de pié" y los robos de las maletas de palo(cuyos disenhos serían hora la envidia de muchos creadores del ramo) con nombre y dirección en crayola y sendos candados que no servían para mucho, y lo mejor de todo, el contenido de las susodichas(mayonesa, un par de galletas, una lata de "fanguito", el tubo de Perla sin nombre, o sea, bio-perla, un trozo de jabón Batey y otro trozo de Nácar y por allí una pila de barbaridade más, ya me iré acordando, Gracias Enrique por recorárme esos tiempos.

cubasno dijo...

...y continuando con la lista, las galletas a medianoche, a veces con pasta pomorin en las manos para que picaran más, las adolescentes casi niñas singando con profesores cuarentones por las más diversas razones, los embarazos no deseados, las puñalás y machetazos a troche y moche, las manos despellejadas y el odio eterno a todo lo que signifique trabajo manual, los traumas de los "trágicos" a los que les hacían de todo, desde cagarles la cama hasta cosas impronunciables, frente a la pasiva complicidad de los profesores que no se iban a meter a defender a un pendejo que no se defiende él mismo, las epidemias de todo tipo de porquerías, desde rubeola hasta sarna, los escapes hasta el batey cercano a comprar cualquier cosa, gaceñiga o guarapo, conque llenarse la panza, las tías de los comedores y los comedores mismos, de más que dudosa higiene, los cagaderos tipo tiro al blanco donde quedaba demostrada la pésima puntería de los jóvenes cubanos, a pesar de que todo ídem debe saber tirar y tirar bien, las puticas a las que les hacían "carretillas" pa que no fueran tan puntonas, los baños colectivos donde los pichicortos esperaban a que fuera de noche para aventurarse, las visitas de los domingos donde quedaba clarísimo que las clases sociales no se habían erradicado, aunque su síntoma fuera la calidad del almuerzo que traían los puros o el pupú en que venían, los que no venía nadie a verlos los domingos y se escondían por ahí muertos de vergüenza... to be continued

Anónimo dijo...

yo creo que ustedes necesitan un blog propio

Anónimo dijo...

y tu.

BARBARITO dijo...

Enrisco, muy bien planteada esta introducción.
Anónimo 1º y Cubasno, muy bien contadas esas síntesis de ls "escuelas de singar al campo".
Estas, vuestras páginas, formarán parte de la Historia de Cuba (...ese Gran Libro que aún está por escrbirse).

Anónimo dijo...

papo las tortillas y los pasteles que forme yo en ceiba 1 eso si que eran tiempos...

sonia

Anónimo dijo...

que ricooo...
uno de ceiba 5

Enrique Del Risco dijo...

si sonia. por eso lamento el fin de tan instructiva institucion. ahora habra que conformarse con [hacerlo sobre] el dienteperro.

Anónimo dijo...

y adios al riquimbili, se acabaron las bicicletas con motorcitos

Inesita Correcalle dijo...

No pasé por esa delirante experiencia llamada "escuelas en el campo" o "escuelas al campo". Pero mi hermano, que fue expulsado Suma Cum Laude de los Camilitos, participó en una riña tumultuaria que se formó en el mencionado centro cuando dos de los becarios violaron a un tercero. Dice mi hermano que el muchacho gritaba como un puerco al que están dando la puñalada, y a los gritos, un grupo partió para el baño y ahí se formó la gran piñacera. Por poco matan a golpes a los dos violadores. Pero los expulsados fueron mi hermano y tres "camilitos" más por "fomentar la indisciplina". Todo un modelo de formación del hombre nuevo.

Anónimo dijo...

Los años han pasado, pero los recuerdos se agolpan en mi mente de nuevo. Gracias Enrisco, gracias a los comentaristas de arriba tambien.

Anónimo dijo...

este post y el de la musica de estos tiempos q habla del regaeton( no se escribir esta palabra )estan emparentados en el tiempo, su abuelita es la misma, la misma revolucion que cambio la educacion familiar por el rebuzno apadrinador y castrense de generacion tras generacion de cubanos.me causa ira verlos como intentan negar que el gobierno nunca quito los hijos sus padres q la operacion peter pan fue una gran maniobra del imperio es el colmo del cinismo y q carajo sino hicieron las becas exactamente eso.nunca cuba sera la misma gracias a estas modernas escuelas y sus hombres nuevos.de ahi salieron esos cubanos q roban en tiendas la primera vez q salen de cuba aun con cuarenta y pico de años no le causa el mas minimo pudor, de hecho no hay mucha diferencia entre robar jabones en una tienda aun teniendo el dinero y romper una maleta de madera con el mismo objetivo.lo q bien se aprende...
yo no lei un libro en los tres años q pase en un infiernito de esos.la inteligencia de cada uno habia q invertirla en sobrevivir en la jungla,agenciarse comida o hasta robar en contra de lo q erroneamente nos habian enseñado en nuestra casa para no llegar apenado al hogar con la noticia de que me robaron y no paso nada.me quede sin camisa o sin esto o lo otro.demosle gracias al coma andante por las becas, por la marea de regaeton, por enseñarnos q robar un jabon o una camisa eso no es robar, q si te roban tienes q robar.por ayudarnos a incorporar el espiritu de la prision donde si presencias una violacion mejor vira la cara pa otro lado, quien lo mando a ser tan flojito verdad ? a lo mejor si no alardeara tanto de sus tennis nike yo me hubiese metido a defenderlo.gracias fidel esta es tu casa, digo tu pais.

Anónimo dijo...

No me importa, diente perro.
A singar se ha dicho.

pi dijo...

Lamento contrariar el optimismo Delriskista pero la noticia no es del todo cierta. Estudiantes universitarios iran un mes al campo este curso, estudiantes del pre en Santiago a la recogida de cafe. La guataca como instrumento de formacion ideologica sigue vigente. A desbrozar las malezas enemigas pues.
Las que desaparecen gradualmente son las escuelas EN el campo. El 10mo grado se vuelve urbano.

Anónimo dijo...

Pi: Ya al menos en Camaguey la vocacional se dejo seminterna y los alumnos viajan y el antiguo pre volvio a funcionar como tal, entonces no es solo el decimo grado. Si lees el blog de Yoani veras que lo que dices no es nuevo, por la desaparicion de los pre en el campo ahora empezaran a movilizar alumnos al campo periodicamente.

Enrique Del Risco dijo...

tiene razon Pi, estaba pensando en las escuelas EN El campo pero escribi al campo, my bad. en todo caso no pretendia dar la noticia sino razonarla.