domingo, 6 de septiembre de 2009

CONcierto cubano


El periodista e investigador cubano Joaquín Borges Triana ha publicado con la editorial Linkgua el libro CONcierto cubano: La vida es un divino guión. Según el propio autor:
Con el volumen intento trazar una historia de las principales tendencias sonoras abrazadas por las nuevas generaciones de músicos cubanos a partir de la segunda mitad de los 80 y acorde con el modo en que me acerco a estos temas, no sólo me ocupo de los aspectos artísticos sino que indago en el marco social de una Cuba compleja y vital. De tal suerte, aquí el lector no encontrará un trabajo académico de espíritu imparcial.
«CONcierto cubano: La vida es un divino guión» trata de ser una reflexión profunda y en ocasiones biográfica sobre la actividad musical en Cuba y en la diáspora de la nación, en particular entre las más jóvenes generaciones. El hip hop, el pop, el rock, el metal y las diferentes variantes de la nueva canción en la isla son analizados y puestos en relación con sus orígenes internacionales y locales en un testimonio de primera mano de la vida sonora cubana de los últimos 25 años.

Borges Triana ha hecho durante todos estos años una destacada y persistente labor de difusión y promoción de las más interesantes tendencias de la música cubana contemporánea. Este libro es un esfuerzo más en este sentido.

5 comentarios:

villa (raúlciro) dijo...

Buenos días. Oye, hermano, recuerdo que al comienzo de los años noventa, un conocido muy cercano entonces, Arsenio, me habló de un periodista que estaba interesado en escribir sobre “Superávit” (idea de grupo musical, ya no término estigmatizado y en desuso…, que como tú bien sabes entonces, era marginal, muy alejada de todo tipo de aceptación oficial) y que necesitaba unas fotos para el artículo que tenía parado. Yo le di los negativos de unas que nos habíamos hecho Alejandro (con audífonos) y yo muy sudado, con los pelos larguísimos… No entremos a redundar en cuál ha sido la política oficial en lo relativo a los medios de difusión en Cuba después del año 1959, nada dista del mando único centralizado de poder abarcándolo todo, hasta esta zona, claro, irremediablemente. Yo sólo quiero recalcar, hacer notar la valía que tienen algunos esfuerzos consumados, muchos, desde, sin tener otra alternativa posible, el mismo interior del tejido político laboral social infranqueable impuesto. Es muy fácil, muy simple creer que todo en esta vida funciona según nuestro credo, circunstancias y entorno. La realidad es una y violentarla tiene un alto coste…, hay muchas evidencias de ello. Igualmente es válido aceptar, entender que hay personas que no tienen más remedio que enfrentarse a las condiciones que les circundan monolíticamente sin alternativas posibles. Joaquín, sin entrar en otro tipo de valoraciones, tratándose de nuestras vidas, del esfuerzo “Superávit”, hizo noticia inmediata, captó desde su objetividad el síntoma. El artículo no salió publicado en el “Diario La Marina”, o “el Mundo” (menos en el “Guamá” de nuestros días de inicio del siglo 21, sus blogs… y herramientas digitales), no, esas alternativas públicas hacía muchos años ya que habían desparecido (o ni se podrían predecir), cediendo espacios forzosamente a, lo que hasta hoy se impusieron como tentáculos parciales de poder, Juventud Rebelde, Granma, Caimán Barbudo, Pionero,… Dedeté y otros tantos.
Yo tengo muy claro que para poder grabar nuestra música un día imperfectamente de modo subrepticio, tuve que ponerme al limpiar los pasillos y estudios de Radio Rebelde en el I.C.R.T. por un sueldo agregado de 100.00 míseros pesos cubanos. Gracias a ello además, de increíblemente comprarme en Cuba la guitarra que hoy día conservo, hice amigos, entendí muchas otras cosas, y evolucioné como individuo., hasta un día que me distancié apartándome. De no ser por todo esto y la capacidad de personas como Bladimir Zamora, Frank Delgado, Humberto Manduley, Juan Camacho, Jaime Admiral, Ramón Espígul, René Arencibia, Roberto Yong Cong …, que ojalá igual escribieran sus memorias ya y las publicaran con “éxito”, hasta el propio Joaquín Borges Triana; yo, aunque el guión divino no me incluya en su reparto azaroso selectivo, he crecido hasta hoy día y la redacción de esta nota, agradeciendo siempre por tener tanta suerte debido a ello y más, mucho más.
Suerte y mucha venta, Joaquín.
Perdona la casi cuartilla y la falta de blog, Enrisco. Un abrazo. Te quiero mucho, hermano.

Anónimo dijo...

Ojo X Hoja aparece en el libro? Alguien me puede decir?

Enrique Del Risco dijo...

No se. todavia no lo tengo. nunca vi al grupo actuar pero conoci al cantante en España y justo en estos dias escribia algo sobre como lo conoci. si alguien me pudiera dar una pista de como contactar con el se lo agradeceria.

raulciro dijo...

lino@madrid.com

Anónimo dijo...

Hola:
muchísimas gracias mi buen amigo Enrisco por tirarme un cabo en lo de la promoción del libro. Igual a Raúl por el comentario, tú siempre estás presente hermano. En cuanto a lo de Hojo X Oja, como tal del grupo no se habla en el libro porque no es un texto sobre artistas en específico, sino algo más general. Ojalá que el texto motive a otros a abordar esta el tema, que sería lo mejor para quienes como Raúl Ciro han dedicado su vida a hacer esta clase de música. Un abrazo y gracias reiteradas, Joaquín.