viernes, 11 de septiembre de 2009

La coca de la paz

Tania Bruguera, la artista plástica cubana causó hace dos semanas un pequeño revuelo en Bogotá, Colombia. Como parte de uno de sus performances al final de una de sus presentación sobre el conflicto armado colombiano una ayudante pasó entre el público con bandejas de cocaína. Y a continuación fue objeto de críticas. No por la calidad de la cocaína porque a juzgar por los testigos nasales era muy buena (prueba de que alguna experiencia llevaban en el asunto los testigos). La acusaron de frívola y superficial. De no tener en cuenta las circunstancias especiales del país en el que realizaba su performance.
Y deben tener razón. ¿Quién le dijo a una extranjera recién llegada que el problema de Colombia es la falta de cocaína? El problema de Colombia parece ser la guerra que la ha ocupado en el último medio siglo. O Uribe. O las guerrillas. O cualquier otra cosa que se les ocurra a los colombianos. Yo veo el gesto de la Bruguera como otra cosa. Como una respuesta al concierto de Juanes, por ejemplo, al cual las acusaciones a su concierto por la paz de frívolo y superficial que no tiene en cuenta la realidad del país en el que se va a celebrar le vienen igualmente como anillo al dedo. No sé si esa fue la intención de Bruguera pero ya era hora de devolverle un poco de frivolidad a un mundo que tanto se ha prodigado en la cosa cubana sin importarle para nada.



[Me llama la atención las alusiones de los críticos a los dólares y a Miami. Como si asumieran de entrada que Bruguera es una “gusana” aunque teniendo la delicadeza de no mencionarlo. Como si eso fuera lo que explicase su furia crítica. Ignoran la rara posición que ocupa Tania Bruguera en materia migratoria, como una de las pocas artistas que puede presentarse a medio camino entre Cuba y los Estados Unidos, como si hubiese fijado residencia en medio del estrecho de la Florida. Pero esa presunción de sus críticos delata una convicción íntima e inconfesable. La de que alguien que se comporte con esa libertad no puede venir de Cuba.]

6 comentarios:

Efory Atocha dijo...

Yo estoy quitao, pero tengo unos conocidos que les he hablado del performance y están esperando a Tania como agua de Mayo.

Me da la impresión de que ella consigue sus propósitos. A día de hoy esta en boca de muchos, no pasa inadvertida.

Abel dijo...

Enrisco, de acuerdo contigo. Cuando les pisan el cayo brincan. Tania Bruguera fue alla y les puso el dedo en la llaga. Las reacciones en la media no fueron todas negativas, al igual que con la cocaina que repartió algunos la aceptaron, otros no se dieron un trastazo pero tampoco armaron el alboroto, y los otros salieron ofendidos. Lo curioso es que son esos mismos ofendidos -con o sin razon- los que pretenden darnos lecciones de tolerancia y Paz con el concierto de Juanes y su combo. Pura doble moral, sobre Cuba si pero sobre Colombia no.

Anónimo dijo...

A mi frivolidad me parece lo tuyo. Estamos hablando de cocaina en una universidad con mayores y menores de edad. Y nose que tiene que ver esto con el humor.

michel blazquez dijo...

la cantinfla del performace cubano,que ni esta con los indios ni con los cowboy.mas bien una convenenciera.la demagogia del discurso plastico con todos sus contextos y pretextos,clasico del bla bla bla academico del intituto superior de arte que mediante la confucion filosofica y adornos semioticos dejan en la china a los no muy pocos expertos de la plastica o es azul o es rojo pero este clon de mendieta,no sabe ni a donde esta parada.y toda esa mierda mas aburrida que una tusa.
sera porque convivimos por los mismos pasillos y dime con quien andas y te dire quien eres?

Güicho dijo...

Tigre, un día tienes que cazar una gacela colombiana. Chupan a lo bestia, pero mantienen el carmín muy correcto en los labios. Eso explica la reacción al performance.

Abel dijo...

Hola, el link a continuacion es un foro sobre el Performance de Tania en el periódico El Tiempo de circulación nacional en Colombia.

http://www.eltiempo.com/foros/un_foro.php?id_recurso=6075367

Saludos.