jueves, 3 de septiembre de 2009

Un consejo


En La silla del águila de Carlos Fuentes me encuentro este consejo que un personaje de la novela habría dado a un ficticio presidente mexicano:
Coopere en todo con los gringos menos en el asunto de Cuba. Cuba ha sido y será la hoja de parra de nuestra independencia. A Cuba le debemos no ser ya el objeto primordial de las campañas, intrigas y a veces violencias de los USA contra América Latina. […] México sería el más leal amigo de los USA en Latinoamérica, pero sólo sería creíble si mantenía una buena relación con Castro a fin de mantener, en consecuencia, abiertos los canales de comunicación (asunto número uno) y de la transformación de Cuba al morir Castro.

Pocas veces se ha resumido mejor la política exterior de México hacia Cuba (y la de otros interlocutores preferenciales como España o el último Brasil) que en esas líneas: hacer creíble su antiamericanismo o al menos su autonomía respecto a la política exterior norteamericana. ¿Y los cubanos? Tampoco hay mucho de qué preocuparse. Ellos siempre parecen tan alegres…

3 comentarios:

Omar dijo...

Esta parte no la entiendo bien:

"México sería el más leal amigo de los USA en Latinoamérica, pero sólo sería creíble si mantenía una buena relación con Castro a fin de mantener, en consecuencia, abiertos los canales de comunicación (asunto número uno) y de la transformación de Cuba al morir Castro."

Evidencias dijo...

Ojalá tengan inventario en Amazon ;-)

Ernesto Menéndez-Conde dijo...

Maravilloso, ciertamente. Muy agudo. Siempre he pensado que mas o menos esa es la postura de Mexico hacia el conflicto entre Cuba y USA. Yo agregaria que Mexico, al igual que Espana, satisfacen un poco el rencor historico que ambas potencias sienten hacia un pais que les arrebato algunos de sus territorios.