viernes, 15 de mayo de 2009

Para Gaspar

Joaquín Estrada Montalbán le dedica hoy un post al malogrado Lagarde en el que dice cosas como esta:
Aunque sobre este asunto ya he hablado en dos post anteriores, el “caso Lagarde” me obliga a retomar el tema, esta vez por una razón muy diferente. Que hay en este personaje que hace atendible y singular su “caso". Manuel Henríquez Lagarde (La Habana, 1963) es un contemporáneo nuestro, “excondiscípulo y excolega” de algunos intelectuales del exilio (y de la oposición interna). Pero también lo son Iroel Sánchez, Omar Valiño, Rubén Zardoya, Fernando Rojas, Edel Morales y otros, que no han sido más efectivos ni han logrado una ejecutoria consistente, podría argumentarse. Pareciera que se trata de una cuestión de discurso, de empatía al abordar el lenguaje, de parentesco en el uso de recursos expresivos. El uso del blog como soporte ha permitido a este “comando libre” (en la medida en que se puede serlo en Cuba cuando se es tributario de grados de permisividad, inusuales en casos precedentes) dar una imagen afable de militante decente y civilizado, que usa los mismos recursos de los contendientes con los que sostiene una aparente polémica.
Lagarde acepta las reglas de juego, entra en “el choteo” y asume con gracia los dardos que recibe, sin que al parecer le hagan mella. Se sale del prototipo "aldaniano", en que “los temas serios no admiten broma” y se distancia del discurso oficial, al punto que se permite llamar a E. I., “el destacado filosofo” y no algún calificativo denigrante como dictaba la antigua norma revolucionaria. El periodista se centra en sus objetivo y desgrana sus contenidos, en los que a veces hasta pareciera que se burla del lenguaje de la prensa cubana, enrostrando amablemente a sus contendientes con sus ejecutorias y sus discursos anteriores al exilio o la disidencia. Las reacciones han sido diversas y en mi entender poco estructuradas, en fin, ineficaces. Van desde la simple exposición tímida, gravitando entre lo moderado y lo expectante, hasta las reacciones viscerales, jocosas y devaluadoras al estilo (no digo que lo sean desde luego) trillado del castrismo.

También lamentaba mi falta de agudeza al tratar el caso –algo que le concedo- pero lo que me pareció preocupante era que se tomara demasiado en serio un caso que es de la competencia exclusiva de la psiquiatría o de los investigadores de la maldad humana de segunda clase si es que tal disciplina existe. Así que decidí hacerle un comentario que por alguna razón técnica no salió. De manera que aquí le dejo mi visión del asunto lo más clara posible que es la única opción que nos queda a los que tenemos un talento normalito.

Joaquín, gracias por lo de "agudeza proverbial", algo con lo que me pones inmerecidamente a la altura de los punzones y los refranes. La verdad es que ni intenté ser agudo -suponiendo que lo pueda ser- porque el caso no lo merece. Al menos yo no siento empatía por él o por su discurso y ni siquiera he compartido con el una espera de guagua (algo que como se sabe, hermana hombres). Por ningún lado le veo esa "imagen afable de militante decente y civilizado" que tú aprecias lo cual habla mucho de tu sensibilidad y muy poco de la mía. Sí le he dedicado un par de posts es porque por lo que he leído (porque al personaje no lo conozco) me parece un tipo especialmente sucio ademas de muy flojito como escritor. (A Ichikawa en Cuba le llamaba ladinamente ex profesor de Filosofia y ahora lo llama, “el destacado filósofo” por alguna razón que supongo no menos sucia). En fin, alguien por el que uno sencillamente no siente más pena que por el derroche de neuronas que pudiera dedicarle, ni más escrúpulo que el que uno se debe a sí mismo para no ser como ellos. Si le dediqué un segundo comentario era para subrayar que para mí, al contrario de para ti no representa nada nuevo. Puede sonar muy manido pero el tipo es el mismo perro de toda la vida así que inventarle una clasificación particular es un exceso. Son los mismos pujos de Leopoldo Avila, Felix Pita Astudillo o más cercano en el tiempo de Eliades Acosta o La Jiribilla: un discurso que es más descarado, más cínico que el castrismo del Granma y donde lo único nuevo es el medio. Es como si el comisario y el seguroso hablaran a dúo, como ya lo ha hecho el Granma cuando se trata de "desenmascarar al enemigo" (Bofill o Elizardo Sánchez pongamos por caso). Y realmente pone el juego -para uno- mucho mas cómodo. No hay que entresacar nada porque todo está a la vista. Ya me gustaría a mí que el castrismo oficial fuera tan desembozado como este castrista oficioso, un listillo que no dice nada nuevo pero al que se le agradece que lo diga más claro. Tampoco la cosa es de armar estrategias porque ese tipo de personajes aunque cíclicos duran muy poco, así que con un par de tarrallazos resulta (al menos para mí) más que suficiente. La verdad, no derroches neuronas en el asunto que no las merece. Un abrazo.

37 comentarios:

Joaquin Estrada-Montalvan dijo...

Enrisco, aunque básicamente coincido con lo que esta escrito en el post de la piza caliente, no esta escrito por mi , aunque lo he posteado en mi blog. lo publique porque creo que cuando aparecen opiniones diferentes deben airearse, y como en este caso, comentarlas y polemizar, conversar, discutir, ...

en realidad me parecia (ahora son mis palabras) muy aburrido eso de que (varios) blogs adjetivaran de la misma manera, en este caso, a Lagarde, y en realidad, empezaron a darle cuero del lado de aca, cuando el respondio solo desapolillando archivos, algo que tambien se hace por aca, de acuerdo a la conveniencia, le fueron con los manidos calificativos ...

de todas maneras si absolvemos el pasado de los exiliados que antiscastriscas ahora, castristas fueron, no veo el porque desvalidar el presente de los castristas actuales, si en todo caso seria un presente que podria ser pasado , si solo cambian de orilla y sin cambiar discursos , cambian dedicatorias ...

saludos

Anónimo dijo...

Explícate Juaco
¿Eres amigo de Lagarde? Que yo sepa ese no tiene ni amigos.
Esa cosa de decir que todos fuimos castristas antes, tambien es castrismo.
Muela.

Heriberto Hernández Medina: dijo...

Estimado Enrisco:
Pareciera que mi anfitrión se gano una “descarga” de la cual me siento el destinatario absoluto. Eso es precisamente lo que me preocupa. Te causa tanta molestia el revoloteo intrascendente de este “tipo especialmente sucio” que te apresuras a contestar sin percatarse siquiera quien es el que suscribe el post. Yo, que disfruto tu peculiar estilo de interactuar, me asombro de que dediques una joyita retórica como esta:

“…gracias por lo de "agudeza proverbial", algo con lo que me pones inmerecidamente a la altura de los punzones y los refranes, pero la verdad es que ni intenté ser agudo -suponiendo que lo pueda ser- porque al menos para mi el caso no lo merece.”

a alguien que se supone está en su misma orilla y reduzcas el nivel, y el alcance en todos los sentidos, de tu posibilidades como contendiente a frases manidas y ofensas proveniente del vademencum del DOR, como estas:

“Como todos los tracatanes de alto octanaje Lagarde no se conforma con repetir la voz del amo”.

Créeme que no hay ánimo de censura o reclamo en mis observaciones. Son sólo reflexiones (me niego a que nos roben también esa palabra) en voz alta, que para algo tienen que servir los blog. De ti, entre otros, me siento tributario por las muchas lecciones de lucidez que nos has dado, a la hora de saltar sobre la pulsión primaria que nos pone en la boca una respuesta visceral.
Saludos de HH.

Joaquín Estrada-Montalván dijo...

Anonimo:

No brother no lo digo yo (y no digo que todos fueron castristas, pero si que -casi- todos los antiscastristas, lo fueron - y no me interesa, jodian bastante,pero bueno-), es la realidad objetiva, fuera e independiente de mi (in)conciencia,

lo que digo es que porque irle arriba a los antiscastristas del manana con tanta sana, si como diria guillen si somos la misma cosa,

dime tu cual es la diferencia entre uno que fue castrista y otro que sera anriscastristas? y cuando lo sea,?

recuerdo que cuando llegue en el 2005, al primero de los eventos de los pensadores cubanos no castristas, en una de las tantas especialidades, en las que somos especialistas, y basicamente era una competencia a ver quien habia sido mas parte del sistema, pues al parecer eso es lo que mas merito da por aca (en algunos circuitos)

a lagarde ni lo conozco, de hecho lo conoci por el cuero que le empezaron a dar por aca, y luego por el berro que montaron cuando respondió,

en cuba no segui la flecha, ,

creo que padecemos de seriecitis, o de que yo puedo jugar, pero que no jueguen conmigo o algo asi ,

bueno brother , nos vemos

saludos

Enrique Del Risco dijo...

Heriberto: cuando me ponga visceral te aviso para que notes la diferencia. lo de "tracatan de alto octanaje" esta flojisimo, de acuerdo. y lo de "perro" esta trillado pero igual de trillado esta llamarle "elefante" a un elefante y no por ello le vamos a llamar "rinoceronte". esa no es mi idea de la originalidad ni el asunto la demanda. y disculpen haberlos confundido pero si es en el blog de Joaquin y al final dice "posted by Joaquin..." no me puse a buscar otro autor. vi tu comentario pero pense eso, que estabas de acuerdo con Joaquin. nunca se me ocurrio que al tipo al que le atribuyen la mitad de los blogs del blogocubaneo escribiera en el blog de otro (esto ultimo es pura broma pero tu sabes lo que se comenta). y la verdad es que no me interesa defenderme y menos atacarlos. solo que no pidan mas donde no hay. como diria Gertrude Stein: "un perro, es un perro, es un perro".

Enrique Del Risco dijo...

las comas en la cita de Stein estan de mas, por supuesto. debe ser lo alterado que estoy.

Heriberto Hernández Medina: dijo...

No podemos estar más de acuerdo, un perro siempre es un perro, pero hay algunos que pueden refrenar su naturaleza canina y dejar de ladrar cuando es necesario. Posponerlo hasta despues que han mordido. No puedo evitar prestar más atención a esos. Ponerse la vacuna antirrábica es carísimo y estamos en época de recortes.
En cuando a esa sección de “pura broma”, de la que no puedes prescindir y que disfrutamos especialmente, me gustaría apuntar que hay una pequeña diferencia entre “comentar” y “argumentar”. No hay que creer en todo lo que se comenta, lo cual no quiere decir que yo no aprecie estos comentarios tuyos. Saludos.

Anónimo dijo...

en serio, chama?! Tu te me has bajado con la historia de que a lagarde y sus socios hay que dejarselas pasar y no darles cuero inclemente porque...algun dia puede que lleguen a ser anticastristas? brother, ud esta en su sano juicio o se fumo algo cdo se leia a los postmodernos y se quedo enchumbado en relativismo de bajo nivel?
o que es esto, una especie de jesucristo castrista, tipo "que el que este libre de castrismo que tire la primera piedra? puede ser mas ridiculo?
y ud no habra seguido la flecha, pero, oigame...esta sihuiendo otra que esta chea con cojones...

cubasno dijo...

no es por meterme en una discusión que no me pertenece, pero decir que Lagarde "acepta las reglas de juego, entra en “el choteo” y asume con gracia los dardos que recibe, sin que al parecer le hagan mella." me parece, como mínimo, exagerado, si no mongo. ¿Dónde le ven la "gracia" a Lagarde, un tipo que ni siquiera acepta comentarios críticos en su blog, y la modernidad y el uso interesante del lenguaje a un imbécil que lo mejor que se le ocurre es llamar a yoanis fascista, pagada por la CIA, y otras novedades? cuando "se sale del discurso oficial" es, como notaba enrisco en su post anterior, para traducir al lenguaje del odio las baboserías de su jefe, hacer el trabajo sucio para que la oficialidad pueda darse un barniz de elegancia con el enemigo. en fin que es un plasta que no vale la pena emborronar pantallas, pero me supera lo de que le vean semejantes virtudes "estilísticas" a un plumífero de a tres por kilo que se destaca sólo por ser más repugnante que la media. y lo de no atacarlo porque puede que en el futuro se vire, es sensacional, para empezar podrían cerrarse todos los blogs anticastristas porque en el otro mundo puede que se convierta en un demócrata y luchador por los derechos posthumanos.

apenao dijo...

Resumierndo, Enrisco "tiro a mierda" a Lagarde.Y yo con el...

Anónimo dijo...

o.....como todos fuimos de la juventud y el partido...como nos atrevemos a hacernos los anticastristas criticos ahora...joder!

Heriberto Hernández Medina: dijo...

La verdad es que no entiendo el tono enconado de los comentarios anteriores. Puede que mi preocupación sea exagerada, pero lo de “mongo” no se aviene muy bien con el exceso de previsión. Cabria más bien con el análisis simplista de quien argumenta que “las cositas” que hice o lo que fui en Cuba fue porque me dijeron “socio, tírame un cabo para salir de este detestable encargo profesional”, o “para ganarme los frijoles”, o “porque me cagaba de miedo de unos segurosos terribles que me asediaban”, o en el mejor de los casos para engañar (hipocresía que hoy lamenta) a mis jefes y poder “escapar del castrismo”.
Bajo esas banderas existe un blog bajo el titulo desafiante de “Jinetero, y qué”, y alguien, que ahora no recuerdo, nos alertaba sobre un futuro sitio que se hiciera llamar “Torturador, y qué”. Qué puede sustentar que justifiquemos a alguien por haber hechos “sus cositas” en Cuba, y nos impide dar el beneficio de la duda a alguien (por supuesto que no hablo de Lagarde) que lo esté haciendo ahora.
No sería más honesto reconocer que nos equivocamos, que nos hartamos de ideas en las que creímos y hoy pensamos todo lo contrario. A Escobar le alcanzó la vida para borrar con una actitud honesta y valiente, años de obcecación y palabrería doctrinaria. Se puede y no hay que tener miedo a eso, que hay que tener mas coraje para rectificar que para justificarse. Garrincha puede multiplicar por cien las caricatura que hiso para “La Jiribilla”, y aunque acá los materiales vayan “por su cuenta”, ponerles un poquito de color a su serie de “pingas”, que es excelente, pero lucen un poco pálidas.
Lagarde juega a que "acepta las reglas de juego”, juegas a que entra en “el choteo” y aunque es “un tipo que ni siquiera acepta comentarios críticos en su blog”, como muchos blog del exilio que los moderan e incluso no los permiten, ha entrado a la blogosfera y puede ser muy efectivo si lo “tiramos a mierda”, cosa que no ha sucedido, pues si recuerdan, en este sitio se le han dedicados dos post entre los numerosos que ha recibido en el resto. En cuanto a los que fueron “de la juventud y el partido”, no hay nada de qué avergonzarse, pero seria “exagerado” en incluso “mongo” decir ahora que la militancia era un cuartada para hacerse confiable y poder “dar el salto” hacia la libertad.

Cristina García dijo...

Joaquín, no lo entiendo del todo (algunas somos mongas de verdad), pero usted afirma y niega simultáneamente que ese señor Lagarde "merece" que no se le ataque y que se le ataque. Algo así como si pero no...
No todos fuimos castristas, y se que cuesta creerlo. Pero, aún los que si lo fueron y evolucionaron hacia el pensamiento democrático, incluso los que se fueron de Cuba gracias a sus fachadas castristas, hoy viven en libertad y esa experiencia ayuda a entender la bajeza de ese individuo mucho mejor. Por eso creo que hablar de ella es útil, sobre todo si el personaje se dedica a denigrar a Yoanis Sánchez y su esposo con un celo propio de ramera despreciada.
Si no está dispuesto a ser objeto de críticas bien puede dedicarse a escribir biografías de los muchos castristas que viven en el exilio, para lo cual no le faltará material.
La defensa "razonada" de alguien que está haciendo daño y sirviendo armas a la dictadura como ese señor Lagarde lo deja en una posición éticamente insostenible.
Pero seguro que hay algo que se me escapa. Saludos.

Anónimo dijo...

Señores retórica o muela y aparte Lagarde es un tipo bajo. Una persona que se respete, sea de la creencia politica que sea, no hace lo que él esta haciendo con Yoani por ejemplo. Si un dia se cambia de bando se merece que le saquen estos trapos y le den una mano de galletas, igual.

Enrique Del Risco dijo...

Heriberto: a ver si nos entendemos. yo le digo mierda y tu dices que no, que puede tratarse de un fenomeno desconocido y posiblemente muy destructor al que hay que llevar al laboratorio para analizarlo. yo digo que si huele a parece mierda y huele a mierda es mierda y tu dices que eso es una actitud simplista que solo un analisis serio del fenomeno en el laboratorio podra determinar la verdad. conclusion: evidentemente tenemos diferentes metodologias de tratar con la mierda (o ese material desconocido, segun tu). no creo que nos hayamos convencido asi que solo queda que cada cual siga con su sistema. yo prometo mantenerme informado de tus progresos en el asunto.

p.d.: le dedique un par de posts porque se ha dedicado a desbarrar sobre gente que aprecio y creo que ese es un motivo suficiente para tocar el personaje pese a su escaso peso especifico.

Anónimo dijo...

Heriberto, en serio, no se entiende cual es el punto que esta tratando en lo que escribe y el en-cono (mire que le gustan las cosas punzantes a ud, que diria Freud) con sus comentarios y con los e Gasppar, el lagardeño, viene porque dan la clara impresion de representar esta nueva corriente de exiliados de izquierda, que llaman a la mesura, a respetar al otro-castrista, hacen de jesucristos-quien tira-la-primera piedra, etc, que llaman a los otros, a los que tenemos rabia contra un lagarde y hacemos eco y cuenta de ello, nos llaman viscerales-enconados-rabiosos que se nos olvido el carne rojo. Ud esta del lado de una corriente con la que me fajo, que me da mas rabia aun, y a la que no respeto.

Heriberto Hernández Medina: dijo...

De acuerdo. Sólo que el oro tiene más peso específico que el hierro, pero es difícil que puedas hacer un puñal de oro como, no sea decorativo. Diferencias de “método” aparte, aunque apunto que lo que me preocupa es precisamente la ausencia de un método apropiado, te reitero mi aprecio y mi satisfacción por este intercambio, que espero se repita y que me comprometo a rociar con cerveza u otra cosa que prefieras, el día que andes por acá. Saludos.

Anónimo dijo...

Eureka! Heriberto es un Pi sofisticado!!

Garrincha dijo...

henry,
disculpa que use tu blog de recadero, pero quisiera pasarle mi email a heriberto para que me escriba y poder hablar de orfebrería.

heriberto,
mi email es garrixtoonz@gmail.com

me encantaría que me escribieras, que esto de estar dejando recaditos es del carajo.

Anónimo dijo...

Y sigue hablando de cosas puntudas, cuchillo de oro, de hierro, de carne...man...

Heriberto Hernández Medina: dijo...

Anónimo de las 9:29:
El punto es tan simple que ya siento que irrespeto las neuronas de las que han de ser propietarios mis lectores. Simple:
• el régimen ha sido capaz de mutar (Lagarde es sólo un ejemplo) e implementar nuevos métodos para enfrentar un fenómeno que les estaba corroyendo desde dentro y desde fuera.
• el exilio y la oposición interna no estamos valorando esto y previendo nuestra propia capacidad para enfrentarlo.
• estamos usando los mismos métodos para responder a los ataques del castrismo, que ellos han usado durante cincuenta años contra nosotros, y que van dejando atrás y renovando porque ya no funcionan.

En fin, todo se reduce a un asunto al que la praxis asignara su real importancia. En cuanto a su elucubraciones Freudianas, le concedo que más que las cosas “punzantes”, disfruto las “filosas”. En otro sentido, y ya tratando específicamente su propensión biologicista a exponer en términos filogenéticos, una clasificación nuestra (ayuntándome con mi amigo Joaquín) como especie y obviando su par ontogenético, que nos discriminaría como individuos, yo tiendo a respetar a la gente hasta que no se ganan mi irrespeto y la mejor forma de hacerlo es faltárselo, no a mí, sino a mis neuronas.
No tengo “nada” contra los que fueron esto o aquello, ni contra los que son hoy lo que estos fueron ayer. Tengo “todo” contra el régimen que puso en la disyuntiva de ser “una cosa” u “otra” a los que lo fueron y a los que los son aún, violando sus más elementales derechos al libre albedrío, a la libertad de expresión y al derecho de izar la bandera que les viniese en ganas. Y cuando uno tiene “todo” contra algo, tiene el derecho de pensar en el modo mejor de canalizar sus ideas, escuchando y opinando sobre el modo en que lo hacen los demás. No se si llegue esto a ser “una corriente” con la que usted pueda fajarse, que le de rabia, y a la que no pueda respetar, pero es lo que yo pienso con gran respeto hacia usted. Saludos.

P.d.: Disculpa Enrique, que use tu espacio para una respuesta tan larga. No quería dejar de contestar a tu lector. Prometo que es la última vez que intervengo sobre el tema acá.

Ernesto dijo...

La mediocridad admira -y hasta concede méritos inexistentes- a la mediocridad. Por encima de cualquier signo ideológico. Así de simple lo veo yo.
La afanosa búsqueda del "recurso del método para combatir a Lagarde" es tarea apropiada para HH. Let it be.

Anónimo dijo...

Heriberto, es lo mismo con lo mmismo, la misma muela de "no le hagamos a ellos lo que ellos nos hicieron a nosotros". A diferencia de ud y los de su corriente --que si, que la es-- pienso que esas bondades de dialogo no le corresponden a gente como los castristas, los del KKK, los terroristas, los nazis, etc. A diferencia de ud, creo que no hay ningun cambio en el regimen y sus metodos. Lagarde es solo uno de los intentos del llamdo al "socialismo con swing", totalmente cheo, vulgar, sotanero, y no creo que sea asunto para tomar en cuenta, "adaptarse", "subirse a su nivel", etc. que es lo que ud pretende. Y no me invite, que no voy a rociar nada con ud.

Anónimo dijo...

ademas, fijese ud como el diablo esta en los detalles: detras de ese discurso pacifista-igualitario, aparecen todas sus referencia a las armas que, me aclara, no es lo agudo lo que le llama la atencion, sino lo filoso...go figure!

Anónimo dijo...

ernesto, tal vez mejor que convertir esto en un HH-bashing (tarea no dificil) sea el dilucidar la corriente que el representa.

Juan Antonio Molina dijo...

En apariencia esta conversación no me concierne porque yo nunca he leído a Lagarde, ni me interesa hacerlo. Y es que mi idea del debate es muy particular: yo supongo que en una discusión debemos partir del respeto mutuo y, por lo que he visto por aquí y por allá, no confío mucho en que “Lagarde” (y lo pongo entre comillas porque para mí es más un concepto que una persona) vaya a mostrar mucho respeto por mí o por los valores en que creo.
Creo que a veces nuestro deseo de hacernos oír (y es comprensible después de tantos años de silencio) nos lleva a inventarnos interlocutores donde no hay. Otro caso curioso por su ingenuidad es la publicación de un blog con los artículos de Fidel Castro, para que todos podamos responderle, como si con eso estableciéramos las condiciones para un diálogo libre. Para mí esa libertad no radica en la posibilidad de responder a los detentores del poder, sino en la necesidad de que los detentores del poder se sientan obligados a escucharme. Y eso con Fidel Castro nunca va a suceder. Así que seguiré evitando el disgusto de leer sus discursos llenos de imprecisiones, manipulaciones y faltas de respeto por la inteligencia y la honestidad de las personas comunes.
Pero, volviendo al tema “Lagarde”, el problema no está en ser castrista o anticastrista. El problema está en ser decente o no. Y eso es lo que no cambia cuando se cambia de bando político. Mi padre era castistra, pero nunca se le hubiera ocurrido echar palante a nadie. Mucho menos publicar conversaciones que hubiera sostenido con algún amigo (por lo demás, mi padre sabía escoger a sus amigos). Es decir, el que es cobarde, oportunista, chismoso, manipulador y mediocre, no deja de serlo por cambiar de creo político. Pánfilo diría (y mi padre también) que lo hay es que ser hombre.

Anónimo dijo...

http://laprimerapalabraque.blogspot.com/2009/05/trabalengua-1.html

Juan Antonio Molina dijo...

Y otra cosa, si tanta confianza tenemos en lo que decimos, ¿por qué publicr comentarios anónimos?¿Porque tenemos miedo? ¿Miedo de que no nos dejen entrar a Cuba a ver a la pura (y de paso especular un poquito en el barrio)? ¿Miedo de que se cumplan nuestras pesadillas y una vez en Varadero no nos dejen salir? Los que van a las marchas del pueblo combatiente también tienen miedo. Y los que iban a los actos de repudio también tenían miedo. Y Lage también tenía miedo (y no se equivocaba). Y Yoani también tiene miedo. Y Lagarde también tiene miedo. Entonces, ¿cuál es la diferencia?La diferencia entre Yoanni y Lagarde es obvia. Pero, ¿cuál es la diferencia ente Lagarde y los que escriben aquí de manera anónima? ¿Será que por lo menos Lagarde firma con su nombre?

Anónimo dijo...

Y ahora Heriberto hace lo mismo que le criticaba a Enrisco. Le llama rata al de PD. Para qué tanta muela si al final él mismo mete una Lagarderie?

Anónimo dijo...

Heriberto
¿De qué te quejas?

Arrurru mi niño
¡Dios mío!

Anónimo dijo...

Yo pienso asi a lo medio bruto que todo el tema de la indignacion y la necesidad de la respuesta con las venas del cuello saltadas es para alguna vez hacerle saber a gentes como el aludido que debe proteger sus cotos cerrados de informacion porque sus mentiras y "metodos revolucionarios" no funcionan a Temperatura y Presion Normal.
Si, escribo anonimo porque en mi Pais hay una Dictadura tan baja que no permite que tan siquiera un Ser humano exprese su opinion sin buscar castigar a la Abuela anciana que espera por ver a sus nietos. No es cobardia pues ya yo soy libre.....y la que sufre en silencio es mi abuela. Tan sencillo como eso. Y Lagarde sabe que defiende a un Dictador que no vacilo en matar a 4 inocentes para seguir con el poder y eliminar cualquier posibilidad de dialogo, que encarcela gente, porque por mas que hable lo sabe, por pensar diferente y para canjearlos por los 5 que el (Fidel Castro) mando a prision, que ha empujado al mar a sus hijos en cantidades nunca antes vistas en la Historia de Cuba...

Juan Antonio Molina dijo...

Mi hermanito (o hermanita), perdóname, pero tú no eres libre, porque si lo fueras firmarías con tu nombre. ¿O te crees que eres el único que tiene abuela o mamá en Cuba?
Y no te estoy calificando de cobarde. El mismo miedo que tienes tú es el que tengo yo. Pero no nos sirve de nada formar algarabía en nombre de la libertad de Cuba si no luchamos por la libertad de los cubanos, uno por uno, todos y cada uno de nosotros. Tenemos que luchar contra nuestros propios miedos para ser libres. Si mi madre se muere y no me dejan entrar a Cuba, la culpa es del gobierno cubano, pero si no tengo valor para darle la cara al gobierno cubano, la culpa es mía. No puedo ir delatar a mi vecino y luego echarle la culpa a Fidel, no puedo tirar huevos en la puerta de mi mejor amigo y luego echarle la culpa a Fidel. No puedo convertir este espacio de comunicación en el recinto de mis propios miedos para luego echarle la culpa a la dictadura.
A lo mejor donde tú vives es diferente, pero aquí también uno tiene que escoger entre defender su verdad y ceder por miedo. Y a veces hay que escoger entre decir lo que piensas y perder tu trabajo. No creo que eso ocurra nada más en Cuba.
A veces pienso que es más útil para nuestra liertad hacer una campaña por una "blogosfera cubana" sin anónimos que promover tocaderas de cazuela en Cuba, mientras estamos aquí, autosatisfechos y autocompasivos.

Anónimo dijo...

Juan Antonio, tu solo te haces publico porque quieres publicidad. Deja la muela. Dela que las ideas e defiendan ellas solas. No seas cheo.

Juan Antonio Molina dijo...

PD (y quiero decir "postdata"):
¿Ven? A eso es a lo que me refiero.
Eso pudo haberlo escrito Lagarde. Pero él firma con su nombre.

Anónimo dijo...

ven, a eso es a lo que me referia...podria haberlo escrito molina, pero lo escribio Sapingo.

cubasno dijo...

eso es lo malo de la libertad, diría Cagarde. se supone que todos estamos de acuerdo en que el castrismo y el cagardismo son no sólo malos, sino malísimos, y nos matamos por cuestiones de detalle, como si escribimos con seudónimo, anónimo o antónimo. o si Estragarde es una nueva especie mutante contra la que debemos contratar a los Men in Black o la misma vieja cucaracha. por lo que vi en el blog del susodicho, ellos están todos de acuerdo y votan por todos aunque elecciones para qué.

Anónimo dijo...

Que lenguaje ni que ocho cuarto. Aqui lo que hay es que pedir libertad para Cuba. Estos "teoricos" de la mierda (HH y Joaquin) estan perdidos en el llano, mi yunta.