viernes, 21 de mayo de 2010

Un 20 de mayo


En Washington DC, otra edición del performance Némesis de Geandy Pavón. Varían la ciudad, el edificio, la mayoría de los participantes y el equipamiento técnico. La sacralidad instantánea de la luz, el estupor de los asediados por ella y el rostro de Orlando Zapata Tamayo incrustado contra las paredes que dicen representar a sus asesinos son los mismos.



P.D.: La noticia en El Nuevo Herald.
En Chile, marcha por la libertad y contra el miedo, reporta Guamá:

Ver tantas caras sin miedo fue encojonao, todos con los nervios a full, pero se respiraba unas ganas de ser libres del carajo. También ver las otras caritas. Señoras, señores... ¡Un odio, y un delirio tan pajero en sus ojos! Oiga, que se puede ser pajero, pero que la leche te salga por los ojos... ¡eso no, compadre!

Fue una marcha, -o como quieran llamarle. Me da igual si es marcha, manifestación, motivito, desfile, actividá...- tranquila, piola, sin miedo. Si no hubiera sido por los vagos sangaletones que querían bronca a costilla de los estudios que “le dieron” o “se ganó” su hija en Cuba, del funcionario consular que “escapó” muerto de hambre en los 90s y hoy trae tabaco “pa’ seguir en la lucha” o el vivo inútil que busca adrenalina para golpear y gritar anormalidades, fuera cosa simple. De ir y manifestarse, marchar, motivar, desfilar, actividar y ya. Pero no, es brígido, es cuático.

¡¡¡Fidel, Fidel, qué tiene Fidel, que los imperialistas no pueden con él!!!

Nada y todo. Nada como para no engrupirse a nadie más y todo como para mantener a muchos en las nubes de la Sierra Profe más tour van doce. Diez años en Chile y nunca he conocido caso de cubano entrometiéndose en la política chilena. Y estos se creen comunistas y progres por actuar con violencia y caremalo, entrometidos es lo que son, breteras busca pleitos como los españolito eso que andan por ahí. Mientras bandas de anormales sigan tratando de “gusanos maricones peste a fana”, ofendiendo a cualquier día y hora en Facebook, Twitter, blogs, calles y avenidas; aquí, en este tu periódico Guamá, usaremos las malas palabrotas del enemigo, contra ellos mismos y sus líderes. Como máuser pa’ mambí, vaya.

Un infiltrado fuerevista le gritaba a uno de losinmiedo que se fuera a Cuba a pelear, “pa’ que veái que vai preso, weón!”. El sinmiedonomásayer respondió con un “¡dile a Fidel que me deje entrar!” ···· “Gusaaanooo...!!!”, gritaba con vena el fuerevista. A mí, personalmente, me está gustando (cuadrando más que nada) la palabrita gusano, la verdad, la gusanera me cuadra. ¡Ñó, que rica es la gusanera! Es como la sandunguera, pero más entretenida, amena, fácil de entender, coherente, simpática e inteligente.

Y así, fue entretenido escuchar unos lemitas cheos olvidados, los cuales apuntamos para futuros cueros, excelente reencontrarse con buen@s soci@s y conocer otr@s. Lo mejor fue escuchar el mismo slogan que los antipinochetistas ochenteros chilenos usaron en versión de losinmiedo cubanos: “Y va caer, y va caer, la dictadura de Fidel”.

¿Sueño, paja, delirio? Da igual, si ya podemos rezar... ¿qué les cuesta dejar gusanear?

Tumba el miedo.