martes, 20 de enero de 2009

Discurso

Aquí el juramento y discurso inaugural del 44to presidente norteamericano Brack Obama (La transcripción en ingles aquí y en español). Luego haré algún comentario:




Llegó al fin el día más grande de Sagua la Ídem: el día en el que uno de sus nietos se convertía oficialmente en el hombre más poderoso del mundo por los próximos cuatro años. Dos millones asistieron al encuentro cara a cara con la Historia y no me extraña que ya hayan empezado sus frustraciones. La Historia, esa cosa correosa que sólo la mejora en algo la distancia suele ser insoportable en el cuerpo a cuerpo: para los que estaban allí hoy será un día de frío y calambres hasta que el tiempo enaltezca el estrado de madera blanca y la reverberación de los altavoces. A los cínicos (a quien el nuevo presidente tuvo el cuidado de referirse) lo que ocurrió este mediodía no les dirá mucho. Por pose o experiencia saben (sabemos) que no hay nada más seguro que apostar a la decepción. Y el peso de tanta esperanza depositada sobre los hombros de una sola persona será desde ahora el principal adversario de Obama. Su discurso –un tanto vacuo y repetitivo como pieza oratoria aunque su voz siempre lo hacía lucir mejor- fue cauto y al mismo tiempo optimista. De un optimismo excesivo para los que no acaban entender que la ingenuidad norteamericana es la fuente de sus mayores torpezas y de sus logros más increíbles. No estaré entre los decepcionados porque hace mucho que la Historia dejó de ilusionarme: no espero a nadie me provea de felicidad, basta con que no me la impida. Así y todo ¿cómo no desearle lo mejor a quien ha logrado lo que hasta hace muy poco parecía imposible? (para los escépticos: siempre queda la bendita precaución de renovar el contrato dentro de cuatro años).

Por otra parte el silencio de Granma era atronador. Quizás anticipaban esta frase de Obama: “A esos líderes de todo el mundo que pretenden sembrar el conflicto o culpar de los males de su sociedad a Occidente: sabed que vuestro pueblo os juzgará por lo que seáis capaces de construir, no por lo que destruyáis. A quienes se aferran al poder mediante la corrupción y el engaño y acallando a los que disienten, tened claro que la historia no está de vuestra parte; pero estamos dispuestos a tender la mano si vosotros abrís el puño”.

9 comentarios:

Isis dijo...

Esperamos por tu comentario, Enrisco.

Jorge dijo...

Enrisco, me imagino que no vaya usted, el gran campeon de lo leve, a criticar la levedad con que el presidente asumio este juramento.

Güicho dijo...

Tigre,

hoy llegó la palomita mensajera que me mandaste el jueves con la lata de cerveza amarrada a la pata. Efectivamente, esa marca no se encuentra en Miami. Gracias.

Por cierto, la lata llegó un poco abollada, y la paloma medio desplumada, vaya, como si se hubiera metido en la turbina de un avión.

Abrazo

apenao dijo...

Yo no se mucho (nada) de modas,pero la tela del vestido de de Michelle me recordo una tela con la que mi mama me hizo una camisa cuando yo estaba en la Universidad en Cuba.
La tela de la camisa en cuestion es casi identica a la del vestido de Michelle. Mi mama se la habia comprado a a una jabera. Segun ella habia cocido una de las camisas mas finas que ella habia visto en su vida. Cual no seria mi sorpresa al llegar a mi aula el proximo lunes y darme cuenta, junto con 45 companeros de aula mas, que habian instalado cortinas nuevas con la misma tela de mi camisa. Desde ese dia me apodaron "el hombre invisible".Que pena pase.
Para hacer justicia queme la dichosa camisa en el patio de casa.Por cierto eso redujo el total de camisas que tenia a dos.

cubasno dijo...

bro, con todo lo que me pesa corregirte y darle la razón a La Aldea, el periódico progral en español, en este caso la traducción está bien y hasta suaviza lo que dijo Obama, porque expedience que no experience se puede traducir como conveniencia pero también por oportunismo y cosas aún peores. Este fue de hecho uno de los momentos en que Obama les dio más duro al Bushe y Cheney, que se lo tuvieron que tragar sonriendo, cual jinetera castriótica.

enrisco dijo...

hubiera jurado que habia leido "experience", que papelazooo!

J.Campos dijo...

Enrisco,

Yo también creí que leí "experience´s". Pero me extrañó porque también ví el discurso.

Lo que discrepo con la traducción de El País, es que "expedience´s" en este caso está usado como de "expedite", que se aplicaría a un proceso rápido (ó quizás eficiente) ó sea: "...for expedience´s sake." traduciría algo así como:
...nada más que por la "expeditura"...
Pero ese término en español no existe, y la frase no tendría sentido. Ahí entra entonces el "estilo" de cada traductor, que en este caso de El País (como en muchos otros) no traduce el espíritu de la frase, sino la forma. Y no es que esté mal traducida, sino que nos deja mucho margen a la especulación e interpretación.

3.14 dijo...

Apenao, tu has visto "Alicia en el publo de Maravillas"?

apenao dijo...

No no he visto esa pelicula, pero la he oido mencionar. Le paso lo mismo en la pelicula a algunos de los personajes? Eso seria increible porque te juro que ocurrio tal cual lo conte. De hecho si alguno de mis companeros leyo esta anecdota se recordaran de ella.