viernes, 23 de enero de 2009

Nueva antología


Acaba de salir una nueva antología del cuento cubano: Habaneros de allá, de acá y del medio recopilada por el investigador español Ángel Esteban que incluye un cuento de un servidor. El indice:

Ángel Esteban: Echar el cuento, vivir del cuento. Senel Paz: El Ángel Ihosvany. Luis Manuel García: Bar Mañana. Leonardo Padura: Mirando al sol. Laidi Fernández: Con una flor amarilla. José Manuel Prieto: Por unas gomas. Antonio José Ponte: De este lado del muro. Ángel Santiesteban: La luna, un muerto y un pedazo de pan. Alexis Díaz-Pimienta: La pequeña Lulú. Amir Valle: Cirios, rostros grises y una flor en la solapa. Yanitzia Canetti: Tiempo de verdugos. Enrique del Risco Arrocha: Hijo de la noche. Yoss: Fotos en las paredes. Karla Suárez: El almacén de los espejos. Ronaldo Menéndez: Menú insular. Lailí Pérez: La anunciación.


Un reseñista hace observaciones que me parecen interesantes:

Esa necesidad de abarcar los recovecos del universo es propia de las culturas que se encuentran todavía en proceso de formación y cuya idiosincrasia no ha sido completamente definida (Benítez Rojo 1998, 15). En el espacio cubano, la ausencia de identidad puede constituir en sí misma un modelo identitario (Dés 1993, 15), y por eso la literatura es tan rica, tan ambigua, tan impredecible, tan poco estructurable y tan espectacular.

5 comentarios:

BARBARITO dijo...

Gracias Enrisco por la recomendación.
Ya me tienes el lunes en la puerta de la librería... y por el momento me llevo la reseña a mi "Biblioteca cubana".

cochinillo dijo...

¿Laidi Fernández de Juan? No sé qué criterio habrá usado el compilador, pero incluir a Adelaida II no a Ena Lucía Portela está un poco fuerte.

Omar dijo...

Me da alegria ver esa mezcla.

Anónimo dijo...

Véamos: Senel, Ihosvany (aunque no exista, o tal vez sí). Laidi, Lulú (otra posible), Pimienta (los apellidos, sobre todo, siempre son culpables), Yanitzia, Yoss, Karla, Amir, Ronaldo y nada menos que Lailí para cerrar. Menos mal que hay algunos Luis, Antonio, José y Enrique (Alexis es damasiado sospechoso) porque si no hubiera pensado que se trataba de una antología del cuento quisqueyano (lo que hubiera sido toda una “anunciación”).

Cubasno dijo...

...me da mezcla ver esa alegría. El subtítulo de la antología debería ser Los indios y los cowboys. Felicidades por la inclusión, aunque en compañía tan poco recomendable como la del Sargent Díaz Pepper, jinetero tribunielianesco y chivatón en verso, y la hija del Sargento original. Por lo menos en ésta los indios tienen mayor peso y presencia.