miércoles, 16 de diciembre de 2009

En defensa del blogueo


Ángel Santiesteban, escritor y bloguero (a mucha honra) hace unos días reabrió su blog en otra dirección luego del cierre de Encuentro en la Red, portal en el que estaba alojado hasta entonces. Ahora Los Hijos que Nadie Quiso aparece en http://loshijosquenadiequiso.blogspot.com/. La última entrada es la crónica más completa que ha aparecido hasta ahora sobre la protesta en el Instituto Superior de Arte hace mes y medio. Pero quería compartir con ustedes su defensa del poco estimado arte del blogueo frente remilgos de nuestra intelectualidad siempre tan exquisita y recatada:


MIS AMIGOS ESCRITORES ME Aseguran que hacer este blog es hacer política, que debo mantenerme en mi literatura, esa es la manera de defenderla, de continuar publicando en mi país, sobrevivir con el estatus de escritor. Que andar metido en internet es una forma de irme a la manigua, evadir, ser ilegal, convertirme en cimarrón.

Mis amigos creadores piensan que hacer público lo que se piensa, es meterse en política. Aseguran que mis libros denuncian más que un partido político en la oposición. Que ante todo debo pensar en mi obra, luego en los lectores, en la cultura, en mí.

Mis amigos literatos me crean contradicciones: no quiero hacer política. Lo que más deseo es defender mi literatura. ¿Pero cómo amordazo mi boca?... ¿Callar el grito espontáneo? Si cuento es porque mis historias se escriben solas, saltan ante mí, independientes, y a veces se burlan de mi desamparo. Tampoco les pido que agradezcan. Sólo cumplo con ponerlas ahí, servir de escribano, darles “vida” ellas que existieron siempre, una especie de Geppetto que forja, a puro golpe de emoción, los personajes de una realidad sumergida en el secreto.

Mis amigos letrados reciben publicidad y sus libros se reeditan. Conforman jurados de concursos que jamás ganaron. Aplauden cuando las cámaras del noticiero se acercan. Viajan a Ferias del Libro en países distantes, plazas culturales que sueño visitar, pero en pago no podría dar más que mi honestidad creativa.
Mis amigos eruditos dicen que no puedo quejarme, que a pesar de mi literatura contestataria, he tenido más oportunidades que ellos si lo hubieran intentado en su tiempo. Que a cambio debo callar, soportar que me marginen y demostrar en todo momento mi agradecimiento al espacio que habito, y a su bondad de no reprimirme. Así hasta podría engañarlos, me dicen, clamar perdón por mi literatura, una especie de complicidad entre funcionario y escritor. Facilitarles su trabajo, pienso.

Mis amigos instruidos quieren que adopte una actitud cínica, es su manera de protegerme, así han hecho ellos para cuidar su propia existencia. Pero por mucho que les explico que incursionar en el blog es una manera de continuar mi función como espectador y escritor, ellos no pueden entenderlo. Me lanzan una mirada de “allá tú, después no te quejes cuando te enseñen los instrumentos”.

Mis amigos ilustrados son admirados por mí: no poseo la capacidad que ellos tienen para callar. No tengo su resistencia de soportar el silencio. No disfruto cuando tiran sus migajas de pan ni el pan completo. A veces los envidio, porque sólo yo sé las prebendas que rechazo, y a cambio todos los desprecios que recibo.

Mis amigos pensadores deberían aceptarme como yo los acepto a ellos.

9 comentarios:

BARBARITO dijo...

¡¡Muy bueno!!

Anónimo dijo...

http://www.tumiamiblog.com/2009/12/blogueros-gangueros-leprosos-y-la.html

Anónimo dijo...

Si, es realmente lindo, pues si senor, sus amigos tienen miedo perderlo como escritor, bien sabe usted que en Cuba si no se hace lo que el jefe quiere no se hace nada, ni tan siquiera vivir. Que pena que por tanta represion un dia tengamos que prescindir de su palabra, seria realmente un genocidio.

raúl ciro (la ola) dijo...

broer, tiene que ver... imagino que la viste, pero qué bien esto que leo y esta película, la ola. sólo siento que no "contemos" aun...

Josan Caballero dijo...

Me parece excelente y contestatario en si mismo este mensaje de Santiesteban en su magnifico blog. Apoyo su postura y su arte intransigente. Saludos y abrazos, Josan Caballero.

JOSÁN CABALLERO dijo...

Seria tambien un bloggercidio, si dejara de escribir su blog nuestro hermano Santiesteban, asi que apoyo por esta continuidad sin limites. Total, hay tantos poecidios y literacidios en esa Isla, que cualquiera pensaria que se esta quedando sola, pero no, siempre hay excepciones, como la de algunos al estilo y el temple de Santiesteban.

Anónimo dijo...

Mil gracias mi chini!!! LGF

a.c.rey. dijo...

Enrisco, gracias por dar luz a este escrito de Ángel. Sorprende. Es vital. Representa el valor y la honradez de un escritor¡
Saludos¡

Jorge A. Pomar dijo...

¡Qué belleza! ¡Cuánta sinceridad! Esta golondrina hará enseguida verano en El Abicu Liberal para arrojar allí también su chorro de luz reconfortante en este invierno de gatos pardos...

Te pongo un enlace, Santiesteban.

Saludos,

El Abicú