miércoles, 23 de diciembre de 2009

Carta abierta a un viceministro en crisis


“Si Yoani Sánchez viene, yo mismo le doy con un palo” dice el viceministro de cultura. Pegarle a una mujer es algo feo. Más feo que Enrique Ubieta (ver foto a la derecha). Más feo aún si es con un palo. O si se es viceministro. De cultura. Fernando Rojas -el viceministro en cuestión- habla del palo como si los puños ya no sobraran. Como si Yoani fuera algo sobrenatural, Catwoman o algo así y cualquier cosa que se use contra ella parezca insuficiente. A mí no me sorprende. Conozco al viceministro lo suficiente como para saber que esos exabruptos no le son extraños. Bravuconadas para disimular su naturaleza dócil y obediente. Nada le inspira más miedo que perder pie en su carrera de funcionario de la cultura.

Lo nuevo, si acaso es esta pose de islamista frenético que anuncia su disposición de pegarle a una mujer, como cualquier otro de los talibanes que le hacen competencia, tan ajetreados en estos días en la misma tarea. Otra mujer le escribe y le aconseja, Claudia Cadelo desde Octavo cerco. Y lo hace con ese temple discreto del que ha reconocido primero sus miedos y se permite aconsejar a un viceministro en pánico.

Fernando Rojas:

Me dirijo a usted con la intención de aconsejar. Digamos que con mis 26 años he decidido hoy servirle por unos instantes de madre o de conciencia, como se quiera interpretar. Así es que le escribo a Fernando Rojas el hombre y no el Viceministro de Cultura, aquel al que quizás más de una vez -durante la infancia- su madre le dijo: “Fernandito, a las niñas no se les da.”

Dicen –y usted sabe lo que pesa en la Habana esa tercera persona del plural- que durante la tristemente célebre reunión que tuvo usted con los artistas del grupo performático OmniZonaFranca, una de las justificaciones sostenidas para desterrar el Festival Poesía Sin Fin de las instituciones cubanas era que los muchachos se reunían con la blogger Yoani Sánchez. Las resoluciones y leyes que su ministerio se ha adjudicado para limitar la entrada de ciudadanos a sus establecimientos y actividades me son desconocidas, pero no es de leyes de lo que quiero hablar, porque en las aguas de la ley, Rojas, hace mucho tiempo que su ministerio no se baña.

Lo que me preocupa es su amenaza “Si Yoani Sánchez viene, yo mismo le doy con un palo”. Graves palabras, Fernando, para un hombre. Pero aun más graves para un Viceministro que –según comentarios de pasillos culturosos- aspira a quitar el prefijo vice de su cargo. Sin embargo esto no es un regaño, es más bien un llamado a la cordura, a la civilidad, a la inteligencia. Le recuerdo que para esos menesteres el gobierno cuenta con los paramilitares, las brigadas de respuesta rápida y en última instancia la CIM (Contrainteligencia Militar); no me parece aconsejable que un funcionario se tome esas tareas por su cuenta, y menos que las anuncie con antelación, pueden llegar a oídos inadecuados y filtrarse por Internet.

Diría que un ambiente de terror sobre su persona no conviene, a fin de cuentas todos saben que Yoani Sánchez es una escritora y usted el Viceministro de Cultura, la imagen del palazo resulta lamentable y desacertada.

Por otra parte puedo estarme yo equivocando y su vice no sea más que una coartada, entonces pertenecería usted a una de las organizaciones antes mencionadas que se ocupan de golpear civiles. En ese caso probablemente su pecado sea la indiscreción, porque después de amenazar públicamente con atentar contra la integridad física de una ciudadana, costará creer, Fernando, que usted no es más que un funcionario del Ministerio de Cultura.

Atentamente,
Claudia Cadelo De Nevi

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero, qué es esto, acaso, ¿una pelea en la finca o una postal para Rafael?

Anónimo dijo...

asere, ese tipo es mas pesado que feo

imaginate lo pesado que es!

tejuca dijo...

te acuerdas el dia en que este rojas no nos dejo poner la expo sobre el periodo especial en el teatro mella? nunca nos dijo el por qué, solo que era un "arte experimental". pues bien, al parecer ya tantos años por las dirigencias y los golpes lo han llevado a la radicalizacion, si la guaperia es contra una mujer mejor.
Quedara para la historia esta cobardia.

Bien por la Cadelo.

Anónimo dijo...

cuando sera que alguien en cuba se anime a trabajar esas teamticas tan norteamericanas como son el abuso, el bullying y caiga, con esa fuerza mas, la verguenza sobre todos estos machones comunistas?

El Lechu dijo...

Feliz Navidad para ti y la familia!

papelbit dijo...

Soberbio lo de Claudia¡
Feliz año nuevo Enrisco¡
Saludos¡