jueves, 18 de febrero de 2010

Una historia no tan vieja

Me ha llegado un viejo artículo del periodista Héctor Maceda, en prisión desde marzo del 2003, que trata sobre un episodio no muy conocido de la historia cubana reciente: el destierro de miles de campesinos del Escambray hacia los pueblos pinareños de Sandino y Briones Montoto y el de Miraflores en Camaguey. Todo el que tuviera sombra de sospecha de haber colaborado con los alzados en el Escambray o estar emparentado con ellos, o no ser demasiado entusiastas con la Revolución o simplemente fueran Testigos de Jehová reunían requisitos suficientes para el éxodo involuntario. Hay quien lo compara no sin razón con la Reconcentración de Weyler, aquél traslado masivo de campesinos en la guerra de Independencia para debilitar las bases de los insurgentes. Sólo que hay una diferencia importante y es que mientras Weyler ordenó el traslado forzoso en medio de la guerra la generosa Revolución esperó cinco años a que terminaran las operaciones para empezar a mudar a los que todavía no estaban convenientemente presos. Si iba a construir el futuro había que garantizar que los alzados del porvenir no tuvieran ni quien les diese agua. El traslado masivo de aquellos a los que no se les había probado conexión con los alzados en los tribunales comenzó (y eso no lo sabía) en 1970. Otra cosa que ignoraba es que primero se llevaron a los hombres de la zona a donde antes no había nada para que construyeran pueblos cárceles y luego trasladar allí a sus familias. Algunas de las familias tardaron hasta quince años en reunirse cuando en 1985 se dio la mudanza por terminada. Para leer el artículo completo de Maceda pinchar aquí.

8 comentarios:

luisc dijo...

La primera vez que estuve en Ovas, visitando a mi hermana en la escuela al campo de 10mo grado, me llamó poderosamente la atención, por lo anacrónico, aquel poblado de edificios tipo microbrigadas en medio del campo. Estoy hablando del año 1979. La sospecha aumentó cuando me dijo mi hermana que les habían prohibido el trato con los moradores de la zona, porque eran gusanos. La "zona" se llama(ba) Briones Montoto, para colmo. Pero no fue hasta muchos años después que supe del horror de la reconcentración. Abrazo,
L. Casacó.

Güicho dijo...

A nada Fidel Hipólito temía más que a los guajiros con tierra. Los copronautas urbanos, en cambio, resultaban un jamón, una vez neutralizado o incorporado el lumpen armado.

Coño, Tigre, pero hay que reconocer el esfuerzo emulando a Stalin en condiciones tan antillanas como precarias, ¿no? Qué banquete se hubiera dado Kastrovich en la estepa rusa: "A ver, los chechenos pa' Siberia, los tátaros del Krim pa' Kasajtán, los coreanos pa' Kirguisia, los alemanes del Volga pa'l Baikal, pa' policía en Moscú sólo georgianos, Guevarich coge 20 hombres y arranca pa' Afganistán que después yo te mando refuerzo..."

Anónimo dijo...

Muy interesante el artículo de Maceda. Es increíble que 20 años después, en el 1985, todavía estuviesen relocalizando gente. El poblado de Sandino, ¿no fue uno de los destruidos en la región occidental por los ciclones de 2004?

Si es que puede uno creerle, Norberto Fuentes en el prefacio de Condenados de Condado -su crónica de "la lucha contra bandidos"- ofrece la cifra de 3,995 alzados en Cuba entre 1960 y 1965, con 3,591 de ellos concentrados en el Escambray. Añade que, aunque no hay cifras exactas de las bajas del bando de los alzados, los muertos llegaron a casi 3,000, la mayoría fusilados al ser capturados. Se refiere a los alzados como predominantemente "brutales campesinos".

Saludos,

MI

Anónimo dijo...

Enmendando mi comentario anterior, la campaña del Escambray se extendió hasta el 1966, no el 1965. Gracias.

Saludos,

MI

Anónimo dijo...

tristemente horrible esta historia,ahora me sorprende eso de que hasta el 85 estuvieron desterrando gente ??? sera fiel este dato ?

enrisco dijo...

MI: algunas historias situan el fin de la campaña en 1965 porque para ese entonces ya se habian apagado la mayoria de los focos guerrilleros en el Escambray. por otros lados todos coinciden en que los ultimos alzados fueron capturados o muertos en 1966.
la cifra de Norberto Fuentes de alzados parece ser precisa aunque a juzgar por los fusilados y los que fueron a prision por esa causa debieron ser bastantes mas. en cualquier caso duplica la cifra del Ejercito Rebelde que en enero del 59 se ubica en torno a los dos mil hombres.
anonimo: tecnicamente lo que continuo hasta el 85 no fue el destierro sino la "reunificacion familiar". segun el articulo a los hombres los sacaron a inicios de los 70 pero no fue hasta el 85 que se dio por concluido el proceso de "relocalizacion" de los familiares que habian quedado atras.
Guicho: Stalin tambien practico bastante el sistema de traslado con ucranianos, alemanes del Volga polacos, tartaros de Crimea y un etcetera infinito. y la jefatura de la seguridad a golpe de puro georgiano. yo se que lo sabes pero la gente va a pensar que jodedera tuya.

Anónimo dijo...

Importante. La reconcentración no emepzo despues de 1965. Empezó antes después de lo que fue llamada la primera limpia del Escambray. Y se acrecentó luego de la segunda limpia, entre 1965 y 1966. Lo que duró hasta 1985, fue la reunificación de los familiares de los que habían salido entre 1961 y 1975. Hay un excelente libro de Enruqe G. Encinosa. Gloria a Osvaldo Ramíre y Tomasito San Gil, dos grandes de esa lucha y a los muchos valienetes que murieron luchando contra el castrismo. Los que vivieron en Cuba y no sabían de esto es porque n o querían. Sólo con no hacer oídos sordos y ojos ciegos lo hubieran descubierto. Además hay un excelente artículo dele scritor cubano Andrés Jorge, publicado en Encuentro. Andrés era de esas familias reconcentradas en Pinar del Rí. Leer, chicos, para que no se los coma la ignorancia.

Inesita Correcalle dijo...

A una tia mía y a su esposo (ambos con casi 70 años), quienes vivían con sus hijos en el Escambray, los lanzaron a vivir en Sandino porque mi tio le dio un racimo de plátanos y dos gallinas a un sobrino que estaba alzado y pasó por el bohío a pedirles algo de comer.
La familia jamás volvió a verlos, las cartas no les llegaban, no tenían teléfono y el acceso a Sandino estaba prácticamente vedado a quienes no vivían en la zona. Ambos murieron en Sandino y la familia nunca pudo saber dónde están enterrados, si es que los enterraron...