jueves, 25 de febrero de 2010

Una entrevista

Un amigo boricua me hace llegar una entrevista en Juventud Rebelde al escritor portorriqueño Luis López Nieves que según el periódico es “considerado ahora mismo el gran escritor de Puerto Rico” (aquí necesito el concurso de algún amigo boricua: ¿es eso posible? ¿tan mala está la cosa literaria?). A López Nieves, sin embargo, hay que agradecerle uno de los mayores papelazos que haya sufrido esa bobería inclaudicable que es el nacionalismo en cualquier país. Fue él quien publicó “Seva”, un relato flojito sobre los desvelos de un investigador que busca pruebas de la existencia de un pueblo que a la llegada de las tropas norteamericanas en 1898 resistió su desembarco durante semanas hasta que sorprendiéndolos por la retaguardia asesinaron a todos sus habitantes y borraron al pueblo del mapa. El relato estaba plagado de fallas históricas, las más notable de las cuáles es que ni los patriotas portorriqueños veían a los Estados Unidos en 1898 como el enemigo (si acaso como un aliado del que se debía recelar) ni las autoridades españolas hubieran permitido que un pueblo completo anduviera armado hasta los dientes. Aún así la historia, que venía tan bien a cierto nacionalismo, fue creída a pie juntillas por quienes veían como caída del cielo la ficción de un pueblo que resistiera heroicamente a los norteamericanos en fecha tan temprana y encima proporcionara un par de toneladas de sangre adicionales a los rencores patrios. El cuento provocó tanta conmoción primero e indignación luego que López Nieves tuvo que pedir disculpas por una historia que sólo podía haberse inventado un tremendo jodedor o un tipo infinitamente ridículo.
La entrevista de Juventud Rebelde sirve para aclarar este punto. López Nieves es serio hasta el estreñimiento y consigue soltar frases como esta:
“Cuba es nuestro faro... Siempre he dicho... ¿Tú sabes? Suena ridículo, pero estás hablando con un escritor... Siempre he dicho que un día, si yo estuviera por algún sitio viajando y me cogieran de rehén, y hubiese que negociar, solicitaría que no me representara el embajador norteamericano, sino que pediría al cubano que me ayudara...”
Quizás simplemente trate de compensar el hecho de que casi cualquier cubano en el mundo prefiere pedirle ayuda a un policía o a un ladrón que al cónsul de su país, un ser que suele ejercer ambas profesiones al mismo tiempo. Pero esta visto que la opinión de López Nieves vale muy poco. Se puede comprar con apenas halagarle el ego y como cualquier turista borracho de autoestima inducida nos informa:
“es que aquí hacen sentir a uno tan especial... Es que cuando visito a Estados Unidos me hacen sentir inferior, sin embargo, en esta Isla consiguen que me crea que soy superior".

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Este no es más que otro (de tantos) boricua acomplejado.

Jorge Salcedo dijo...

Le hacen creer cualquier cosa, por lo que parece.

Anónimo dijo...

Estos estan hechos el uno para el otro.

López Nieves, la ficción perfecta
por Ignacio T. Granados

Lunes 22 de febrero, en el Centro Cultural de España en Miami. Uno de los autores que emergen con fuerza, y de rango internacional, Luis López Nieves, creador de una serie de ficciones perfectas, juega con la historia y la historia se deja, se encanta de formar parte de la ficción. Sin dudas, una de las experiencias más refrescantes del Miami actual, que se aleja veloz de ese tropicalismo vetusto de la ciudad mágica, ahora ciudad real, metrópoli donde recala el mundo y deja sus mejores huellas.

http://www.youtube.com/watch?v=m_2X9wdSYbo&feature=player_embedded

Publicado por Cuba Inglesa en 10:00 AM 22 comentarios
Etiquetas: Contemporáneos, Ignacio T. Granados

Anónimo dijo...

No te sorprendas Enrique, pero casos como el de este escritor son endémicos en la Isla del Encanto, especialmente si frecuentas un bar después de la medianoche. Es una especie de vávula de escape del "colonizado".

Por ejemplo, justo después de la catástrofe haitiana, una de las descargas más frecuentes proveniente de ciertos periodistas, o pseudo-periodistas, era la invasión de Haití por los marines.

El problema del status político de esta Isla es sumamente complejo. Problemático por la manera en que los políticos juegan con el miedo y las pasiones del pueblo, algunos en pos de un ideal, pero otros persiguiendo perpetuarse y lucrarse.

¿En qué otro lugar puedes encontrar a tres panelistas radiales, uno ex-agente de la CIA y ahora abogado corporativo defendiendo la estadidad, otro enarbolando la bandera de la "libre asociación", y un tercero socialista de clavo pasáo representando la independencia, que al final de la jornada determinan, que de una u otra manera, el culpable de todo es el Gigante del Norte?

BTW, he notado que usas el gentilicio "portorriqueño". No es muy kosher ya que es un rezago de cuando -quién si no- le cambió el nombre de Puerto Rico a Porto Rico, haciéndolo más anglófilo fonéticamente. Lo correcto es puertorriqueño/a :-)

Saludos,

MI

Anónimo dijo...

jajajajaja pobres tipos

enrisco dijo...

MI: yo uso los gentlicios indistintamente pero portorriqueño me suena mejor por lo mismo que alguien fuerte es forzudo y el que es de un puerto es un porteño. el cambio de ue por o no tine nada que ver con el ingles. es en todo caso un resabio castizo.

Ernesto dijo...

Qué manera de reírme...

cubasno dijo...

y resulta que nació en washington "de casualidad" y lleva apellido nieves, es lo que llamo un boricua reyoyo. por cierto, dado que le gusta tanto, como dice él, "inventar la verdad" machadianamente (aunque el pobre antonio seguro tenía en mente otro tipo de inventos) no me extraña que le guste tanto cuba. allá debe sentirse como en casa, en casa de protocolo de Gaviota. y yo no soy judío pero eso de que el embajador yuma (en otro país) es para un boricua lo que hitler sería a un judío... me parece exagerado, y habrá que atribuírselo a la exhuberancia caribeña de don nieves. curiosamente, al final de la entrevista declara que reconoce lo bueno que es como escritor porque se lo han dicho profesores de universidades yumas, que esos sí tienen autoridad. es libertorio necional pero culonizado cultural, o es idea mía? la verdad es quedebería establecerse en la ínsula y presidir la UNEAC, o la UNECA que pal caso...

Anónimo dijo...

portorriqueno es un resabio castizo y charro. chico, tu nombranos como quieras, pero ciertamente no conozco a un solo puertorro que se conciba como portorriqueno.

Braulio

Anónimo dijo...

Yo le diría mejor "portorro".

Anónimo dijo...

bueno, pues que los havanyeros nos llamen como se les antoje.