martes, 28 de julio de 2009

Habla de nuevo el profeta

Pánfilo, profeta etílico de los cubanos reaparece luego de su última declaración sobria. Reitera lo del hambre y las advertencias de que lo recojan los de Villa Marista. También su necesidad de ayuda que se sobreentiende monetaria. Se niega a que su disidencia beoda sea gratuita y uno lo entiende. Ahora dirán de él lo que dicen de cualquier artista: que le falta la frescura y el desinterés de sus comienzos. Y eso también se entiende.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Este lo que se esta buscando un sponsor para su borrachera. A lo que hemos llegado, monina, en eso de buscar falsos progetas.

Anónimo dijo...

profetas, quise decir.

Anónimo dijo...

Que daño le ha hecho a Cuba este tipo de negro cubano!

Anónimo dijo...

Segundas partes nunca fueron buenas...

Enrique Del Risco dijo...

No me habia dado cuenta de que los Castros eran negros. yo y mi color blindness...

Anónimo dijo...

pobre hombre estuvo 36 horas incomunicado por la curda

Anónimo dijo...

pobre hombre estuvo 36 horas incomunicado por la curda