martes, 28 de julio de 2009

El pasado ataca de nuevo


Hacia 1992, cuando se celebraba el Quinto Centenario del descubrimiento o del reencuentro de culturas Tejuca y yo andábamos locos después de habernos reencontrado con el Bobo de Abela. De descubrir que en 1992 era mucho más subversivo que en 1932. Si cuando Machado el Bobo salía publicado en los periódicos de mayor circulación del país en pleno “Período Especial” (o machadato largo) no lo dejaban ni exponerse en un oscuro museo de la Habana Vieja. Por aquellos días se nos ocurrió la idea de, siguiendo la estela del Bobo, crear unos personajes que lo imitaran en su ingenuidad maliciosa. Los protagonistas serían una niña y su abuela comentando esa cosa terrible que en aquellos días solían llamar “realidad cubana” cuando lo cierto que tenía mucho de surreal.
Entre Tejuca y yo creábamos los textos y luego él los convertía en caricaturas. Pero si tenía razón Marshall McLuhan con aquello de que “el medio es el mensaje” nuestra carencia de medios para publicar aquellas caricaturas las convertían en apenas una ilusión. Al final no se nos ocurrió nada mejor que aprovechar alguna Bienal del Humor y la tolerancia del director del Museo del Humor de San Antonio de los Baños por aquél entonces para exhibir algunas de ellas como parte de la competencia. Pero no nos hacíamos ilusiones. Sabíamos que a lo más que llegaría el jurado de aquella Bienal sería a voltear la cara al llegar a la vitrina correspondiente. Y el público, el pobre, andaría demasiado ocupado en adivinar la localización final de la pipa de cerveza. Ahora el Teju me envía algunas de las caricaturas que consiguió rescatar de aquellos días que no serán las peores ni las mejores, sólo las que el tiempo ha perdonado. Y al menos para mí el reencuentro con ellas ha sido –como anunciaba Tejuca en su mensaje- “una grata sorpresa”. Debe ser que nos estamos poniendo viejos.





12 comentarios:

Anónimo dijo...

que increible que un pais llegue al punto en que korea del norte o haiti parezcan desde adentro un paraiso.

Anónimo dijo...

Muy buenas Enrique Y Tejuca. La de la libreta con papel cuadriculado era como tentar hasta dónde alcanzaba el límite. Hubiese sido un proyecto bonito haber podido publicarlas.

Saludos,

MI

Anónimo dijo...

El comunismo estimula la imaginacion. Estos artistas en el capitalismo ya no tienen nada que decir. Esto es "la obra o la vida", y escogieron "las vida". No los juzgo, yo tambien.

Enrique Del Risco dijo...

si anonimo, has expresado muy bien una falacia muy extendida, la de que el comunismo estimula la imaginacion. y puede rebatirse con demasiada facilidad alli donde el comunismo llego a su maximo esplendor. en los 70 años de regimen comunista en rusia no se produjo en literatura nada nada que se acercara a los setenta años que lo precedieron: Tolstoi, Dostoievski, Chejov, Gogol y un larguisimo etc. y eso que los mejores representantes de la literatura sovietica eran vistos como degenerados rezagos del pasado. tampoco se cumple en nuestro caso. la mejor obra de Tejuca o mis mejores paginas (que no son las que aparecen en este blog, por cierto) fueron hechas fuera de aquello. adentro la unica ventaja sustancial es el tiempo, justo por la falta de vida pero no creo que haya que elegir entre obra y vida porque una y otra no deberian ser diferentes. y si asi fuera descartar vida por obra parece una opcion fatal.

Garrincha dijo...

lo del comunismo (o cualquier otra censura) estimulador de imaginaciones es uno de los consuelos más recurrentes y útiles, dependiendo de quien lo use.
"me?
i think is bullshit."
lawrence taylor.

Anónimo dijo...

respetando todos los criterios emitidos,enrisco seria bueno un buen post sobre el tema que sale a colacion de si el comunismo estimula o no la imaginacion,aunque no es la frase mas feliz pa definir el debate, escribe algo sobre esto.aunque no la estimulase aspecto en que coincido, no se pueden obviar las escuelas de arte,libros baratos etc y me disculpan si cito a randy alonso.por otro lado la falta de debate y contraposicion de ideas la disminuye sin lugar a dudas...es buen tema,cogelo cachirulo

Armando Tejuca dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Armando Tejuca dijo...

si man, desde el dia que pisamos la salida del airport de manera definitiva ya mas nunca hemos tenido que ingeniarnolas para decir que falta libertad de expresion en cuba, lo decimos asi de plano, no tenemos que disfrazar un personaje de fidel y andar con lenguajes ambiguos para decir que fidel es un singao señor feudal, si man, en cuanto a lo que haciamos en cuba ya no tenemos mas que hacer. Por lo tanto las opciones que tenemos ahora son tan enormes que se parecen a la vida a esa vida que estabamos perdiendo en aquella jodia isla con mar por todas partes, comunista propiciadora de imagination.

Armando Tejuca dijo...

Pase unos meses trabajando de profesor en San Alejandro después de graduado y me pareció curiosos que cada vez que llegaba un visitante extranjero los alli presentes le hacían ver que el encierro de cuba y la relación del poder con la intelectualidad era un terreno propicio para la creación artística tan necesitada del lenguaje ambiguo e indirecto. Lo gracioso era que aquellos visitantes estaban llegando a cuba en el momento en que el arte se estaba acercando al lenguaje directo y sincero de los 90. Era el momento de llamar las cosas por su nombre y de poner a artistas tontos o reality show en las principales plazas artísticas. Cuba como siempre detrás del palo. Lo visitantes no entendían por que un bufón delante de un rey era una imagen tan buena para los cubanos cuando era mejor poner una foto de Fidel asistiendo a un concierto de Silvio.

Anónimo dijo...

hey, disculpen si heri a alguien,solo queria que enrisco tocara el tema,por otra parte creo que los monstruos rusos mencionados nacen en cualquier tiempo y lugar,solo que aisladamente.y si creemos aquello que ha dicho mas de un creador de q para crear sencillamente hay que sufrir; entonces lo unico que limitaria la produccion artistica en el comunismo seria la disponibilidad de papel.cogelo cachirulo

Armando Tejuca dijo...

y solo hablando del arte con alto contenido social, de ese que necesita "decir algo" pues del otro arte, el que se parece a la vida hay camino para largo sin comunismo o sin el.

Heriberto Hernández Medina: dijo...

Eso no es ningún problema. Al que esté preocupado por su inspiración, y por la distrofia de “su obra” (y de paso, la obesidad de su anatomía) en el capitalismo, le podemos gestionar una “beca de creación artística” de un año en Cuba, con un módulo de supervivencia que incluye empleo en la “Antillana de acero” (u otra fábrica que aún exista), hospedaje en una cuartería de la Habana, bicicleta china y libreta de racionamiento. Al año deberá demostrar (con al menos un volumen de poemas o cuentos, veinte obras plástica o diez piezas musicales) su uso correcto de la “oportunidad que le brindamos” o será devuelto a Cuba para una “beca” indefinida en las mismas condiciones.
Nota: Si a alguien le preocupa el “aspecto ideológico”, que podría lesionar su integridad moral, no será necesario hacer declaraciones a favor del gobierno o mostrar simpatías por él.