viernes, 7 de marzo de 2008

De cómo las mentes se cierran


En un artículo de Newsweek del mes de enero “The Closing of the American Mind” se aborda el problema de la progresiva polarización del público norteamericano en cuestiones políticas. Mientras un 80% se desentiende más de la política hay un 20%, el más activo políticamente cuya tendencia es irse cada vez más a los extremos. El articulista atribuye esa tendencia a la fragmentación y especialización de los medios informativos. Resumiéndolo el argumento con la tosquedad de cualquier sinopsis: la aparición de medios como el cable y el Internet ha fomentado la creación de sectores sociales que practican cierta endogamia informativa. Sólo buscan la noticia que les interesa, la película que confirme su visión del mundo, la opinión que le sea grata, la teoría que confirme sus sospechas haciéndose menos sensibles a otras opiniones e informaciones. Y traigo esto a colación pensando en que eso que llamamos hoy “la blogosfera cubana” ya debe estar padeciendo síntomas similares pese a los esfuerzos de muchos de abrirse a cosas que no sean nuestra cubana obsesión (y pienso, por ejemplo, en los sábados no cubanos de Penúltimos Días o las lecturas dominicales de El Tono de la Voz). Yo por supuesto no escapo a los síntomas (agravados en los últimos días) e intentaré desintoxicarme un poco y recordarme a mí mismo a cada rato que Cuba no ocupa, por suerte, todo el planeta.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Resultado: Guerra civil?

Alex dijo...

Aunque no tenga mucho que ver (o quizá sí): me gustó lo que dijiste en el NYT.