miércoles, 18 de enero de 2012

Poder y querer

Eduardo “Las venas abiertas de América Latina” Galeano, el bolerista del ensayo latinoamericano de vez en cuando dice verdades fuertes como puños, grandes como cola para conseguir visa a los Estados Unidos. En esta ocasión ha dicho:

“La revolución cubana hizo lo que pudo y no lo que quiso"
Le faltó decir “por suerte”. Porque ¿y si la Revolución hubiera conseguido todo lo que quería? La respuesta más sobria y exacta es que Cuba sería la RPDCEEC, o sea, la República Popular Democrática de Corea en el Caribe. (Ya eso bastaría para reflexionar si el castrismo no es la Idea Zuche atenuada por la geografía). Pero soltemos las velas de la imaginación y dejémonos impulsar por el viento de la bobería. Imaginemos por un momento que dicha señora –la Revolución, digo- hubiese estado a la altura de sus deseos:

-Es eliminado el dinero, ese cáncer capitalista, hasta que medio siglo más tarde, envueltos en una nueva era de transformaciones para perfeccionar el socialismo, se redescubre el valor de las polimitas como moneda de cambio.

-Se elimina por completo la oposición, a la cual nadie echaría de menos (bajo pena de muerte) y luego a todos los que manifiesten señal de descontento o desviación. A Eusebio Leal se le fusila por pequeño burgués y aspirante a alcalde, a Silvio Rodríguez por melancólico, a Vicente Feliú (a quien desde pequeño le habían nacionalizado las cuerdas vocales) por improductivo y a Miguel Barnet, por puro placer. Concluida la labor de saneamiento público Villa Marista es convertida en el círculo infantil “Amiguitos del ICAP”.

-Todos los homosexuales salen perfectamente reeducados de las UMAP hablando de pelota y escupiendo en el piso hasta que décadas más tarde unos cuantos de ellos serán conminados a regresar a la posición anterior para que Mariela Castro tenga en qué entretenerse al frente del CENESEX.

-De acuerdo con los deseos de la Revolución, el capitalismo ha desaparecido en todo el mundo. A las buenas o a las malas. En el mejor de los casos los balseros desembarcarían en una Florida arrasada por el invierno nuclear, si es que con la victoria final del comunismo quedan cámaras de tractor con las que fabricar balsas.

-La Unión Soviética por supuesto sigue en pie, más pujante que nunca, guiada todavía con mano firme de Leonid Brezhnev, último grito de la taxidermia porque -como se sabe- en los nuevos dirigentes no se puede confiar.

-El Muro de Berlín, reliquia del pasado de enfrentamiento contra el capitalismo, ya felizmente desaparecido, se extiende hasta unirse con el malecón habanero y evitarle a los cubanos la tentación contaminarse con la fuerte radioactividad que emana de lo que antes fueron los Estados Unidos.

-En campeonatos mundiales y olímpicos en eventos que alternan su sede entre Moscú y La Habana nuestros deportistas son campeones absolutos en todas las disciplinas asignadas por el CAME. Las finales de béisbol disputadas con Albania ya no tendrán la misma emoción que los enfrentamientos con los norteamericanos pero al menos se evitarían las desagradables deserciones de los peloteros que por otro lado no se verían tentados a –con vistas a obtener ganancias adicionales- a vender sus uniformes por un montón de polimitas libremente convertibles.

-Quedan abolidos como parte del pasado burgués -junto con la explotación, la propiedad privada, el consumo de carne de res y el de mariscos- el papel sanitario, el cepillo de dientes, el transporte privado, el público, el jabón (de reconocido pasado nazi), el detergente entre otros enemigos del proletariado y de la ecología y junto a ello todas las cadenas que limitan la vida de las masas, entre ellas la cadena puerto- transporte- economía interna.

-Al desaparecer por completo engendros del imperialismo y la chabacanería como el jazz, el rock, el hip hop y el reguetón nuestro pueblo se divierte sanamente al ritmo de La Internacional y la Marcha del Pueblo Combatiente. La principal polémica musical existirá en torno a si el uso de las claves y las tumbadoras corrompe o no el carácter revolucionario de estas piezas.

–Se suprime toda religión, conocido opio de los pueblos, y el santuario de El Cobre queda transformado en Museo de la Cosmonáutica. Al compañero Jaime Ortega y Alamino, quien ha demostrado estar totalmente reeducado luego de llevar tres décadas escupiendo en el piso y apoyando al equipo Industriales, se le ofrece el puesto de jefe del Departamento de Orientación Revolucionaria (D.O.R.) en sustitución del compañero Carlos Aldana que pasará a ocupar otras funciones.

-Los artistas cubanos, ante la falta de interés de las galerías y museos capitalistas -ahora dedicados a exhibir las ventajas de la ganadería socialista (vacas fosforescentes que algunos nostálgicos de la degenerada estética burguesa consideran arte) -, se concentran en temas de consumo interno con obras de títulos tales como “Azucareros celebran el cumplimiento de la zafra de los catorce millones”, “Monumento a la recordista mundial de producción de leche” (bueno, en realidad ese monumento existe). Los artistas más contestatarios retan al establishment concentrándose en la paisajística o pintando retratos de figuras alejadas de la política como el famoso retrato de conjunto “Juan Formell y los Fueron Fueron, reyes de La Internacional nacional con un poco de tumbao” y “Luz interior: Osvaldo Rodríguez cantando boleros”.

-Internet, esa perversión imperialista para corromper a la juventud con pornografía gratis e intercambio de tonterías por twitter no es inventado y Yoani Sánchez es expulsada de la universidad al ser sorprendida pasando papelitos en clase. Como no puede ser acusada de agente del imperialismo (ya desaparecido) se demuestran sus vínculos con el planeta habitado más cercano a la Tierra del que, aunque no se haya podido determinar exactamente cuál es, se conocen sus intenciones expansionistas.

13 comentarios:

Veronica Cervera dijo...

Genial! Abrazo.

Anónimo dijo...

¡Apretaste, bróder! Me llama la atención que él haya hablado en pasado de aquello y nadie pestañeó.

Anónimo dijo...

¡Apretaste, bróder! Me llama la atención que él haya hablado en pasado de aquello y nadie pestañeó.

Armando Tejuca dijo...

Amar es sufrir, querer es gozar.
Jose jose.

el poder es sufrir, querer es gozar.
Fidel Fidel.

BARBARITO dijo...

¡¡GENIAL!!
Otro abrazo.

replicante7 dijo...

Ya te lo han dicho, pero no encuentro otra palabra mejor: ¡GENIAL!

Guardo tu post.

Gracias, gracias, Enrisco.

TURANDOT dijo...

Buenisimo!.

TURANDOT dijo...

Buenisimo!.

Gino Ginoris dijo...

Que bueno, me he reído mucho.

habanero dijo...

Buenisimo!!! Voy a hacerlo llegar a Cuba pa que no se quede solo entre nosotros.

Matheus dijo...

Me he desbaratado de la risa, barbaro el articulo. Aunque el segundo logro tiene algunas cosas que no me quitarian el dormir si se hubiera "implementado como logro".

Anónimo dijo...

muy bueno caballon!

sandokan

Güicho dijo...

Bestial, Tigre, pero a estas alturas igual iban a perder en pelota contra Albania.