domingo, 12 de octubre de 2008

Un fenómeno curioso [actualizado]

El castrismo no es sólo un régimen político. O una ideología. El castrismo es también una ética y una estética. Nada complicadas puesto que pueden ambas ser resumidas en tres o cuatro principios:
-el dinero es malo.
-la pobreza es buena y (por tanto) bella.
-las formas son irrelevantes: lo único que importa es el contenido.
Estos principios, como puede, verse no hacen el castrismo más denso pero sí –y quizás esto sea menos evidente- más perdurable. No son los principios del poder, o al menos no los que el poder se aplica a sí mismo aunque sean la base de su discurso. Lo son en cambio los de sus subordinados más fieles y de algunos de sus objetores: esos cuya principal objeción al sistema –o la única- es su hipocresía , su incapacidad de vivir a la altura de los ideales que propone sin atreverse a criticar unos ideales que encarnan una visión muy limitada y destructiva de la vida. Sos los que al castrismo le oponen el guevarismo con sus botas sin medias y su chapucería brutal y convencida. Venden como revolución dentro de la revolución o espiritualidad lo que no es otra cosa que resignación ante lo único que el castrismo produce ilimitadamente: la miseria. de ahí los llamados rituales a cruzadas contra enemigos como la frivolidad o el comercialismo. Todo con tal de no reconocer lo miserable que es una vida sin opciones ni libertad. De la debilidad de esta ética y esta estética son prueba las rápidas conversiones de los antiguos espiritualistas en pacotilleros furiosos no bien entran en una fase más próspera o llegan a Miami. De su persistencia da fe la mala conciencia con que otros asumen su cambio de vida. Desde su carro del año añoran la sudoración solidaria de los camellos o la hipocresía puritana con que disimulan su cambio de status. En ese castrismo ético –estético está el origen de los instintos sociales de buena parte de la farándula habanera, del fanatismo por las películas de Eliseo Subiela o por Habana Blues (que por cierto es un manifiesto en toda regla de ese castrismo ético- estético), el hip hop intelectual, el guevarismo tardío, las esculturas de Kcho, el último Cintio Vitier, el desprecio por ciertos placeres elementales u otros más sofisticados, el patriotismo del vino agrio, la música chapucera pero “con bomba” y un etcétera casi infinito. Su capacidad de resistencia se ve acentuada por su alianza con un fenómeno distinto procedente del capitalismo desarrollado que es el de la prosperidad con complejo de culpa. Una alianza que de momento parece irresistible en su empeño unitario de negar realidades bien distintas pero igualmente persistentes. El tema –creo- merece mayor detenimiento pero a alguna hora debo irme a dormir. Sólo me queda confesar el origen de esta descarga: una polémica entre ridícula y absurda entre un crítico y un integrante del grupo Buena Fé. Ridícula por ambos extremos del debate y absurda si no se tiene en cuenta que ese debate responde a la lógica que he intentado delinear.



[Como botón de muestra una canción de Ariel Diaz “que le hice al Che Guevara cuando todavía no era un producto para vender”. Si lo que quiere demostrar es que no le interesa ser comercializado con canciones así nos va a convencer de que no le interesa ni que lo oigan gratis. Lo que se dice un artista desinteresado.]
P.D.:
Para ahorrar espacio aquí les dejo el link del blog Corriente Comunista Gustavo Machado (un sitio muy apropiado para debates de esa profundidad) con la polémica entre el trovador Ariel “El Incorruptible” Díaz e Israel Rojas “Te seré” Fiel del dúo Buena Fé.

11 comentarios:

raúlciro dijo...

LA VIDA SIGUE IGUAL
Julio Iglesias

Unos que nacen, otros morirán;
unos que ríen, otros llorarán.
Aguas sin cauce, ríos sin mar,
penas y glorias, guerras y paz.

Siempre hay
por qué vivir,
por qué luchar.
Siempre hay
por quién sufrir
y a quien amar.
Al final
las obras quedan, las gentes se van.
Otros que vienen las continuarán...
¡La vida sigue igual!

Pocos amigos que son de verdad;
cuántos te alagan si triunfando estás;
y si fracasas, bien comprenderás:
los buenos quedan, los demás se van.

Siempre hay
por qué vivir,
por qué luchar.
Siempre hay
por quién sufrir
y a quien amar.
Al final
las obras quedan, las gentes se van.
Otros que vienen las continuarán...
¡La vida sigue igual!

Al final
las obras quedan, las gentes se van.
Otros que vienen las continuarán...
¡La vida sigue igual!

cubasno dijo...

una cita de frank el gordo delgado: si yo estuviera malo y cantara bien sería pavarotti. si estuviera bueno y cantara bien sería luis miguel. pero como estoy malo y canto mal soy de la nueva trova.

estos dos, qué par de imbéciles. conozco casualmente a ariel díaz, es un pobre diablo que como todos los trovíctimas de su degeneración se escuda en que las cosas que hace son muy sofisticadas y por eso no le importan a nadie más que a su novia y su gato. cualquiera que lo oiga dos segundos se da cuenta de que no hace falta ser fan del pop más crudo, como según ellos es la humanidad, para cogerle lástima al gato de Ariel. el medio es el mensaje en esto de la música, y el mensaje de la guitarrita machacada por un tipo con voz de perro muerto es que en el fondo, no importa si nos hacemos los que lo criticamos como charles varela o si directamente le componemos himnos como Clara y Mario, es decir Pototo y Filomeno, Silvio y Pablo, los sucesores de Chicharito y Sopeira, el mensaje final se puede resumir en los tres puntos que dices: money, bad; market, bad; miseria y Comandante, good. Acuérdate que Juan y Junior decían que será mejor hundirnos en el mar que antes reaccionar o algo así. Lo triste es la cantidad de gente que se ha hundido en el mar tratando de reaccionar, mientras estos comemierdas le cantan al amor y la solidaridad con los pajaritos volando. La crisis financiera capitalista los debe haber convencido una vez más de que estaban en lo cierto: por lo menos Cuba es (orgullosamente) un país que no tiene nada que perder. Estar fuera del marketing, o la mercadotecnia como castizamente dice arielito, tiene sus ventajas. pensar que si arielito se decidiera a no ser tan profundo, intelectual e íntegro podría ser un michael jackson cualquiera. sara gonzález podría ser fácilmente la nueva whitney houston. noel nicola habría sido nuestro george michael. vicente feliú, raphael. heidi igualada, tracy chapman; polito ibáñez, rihanna; gerardo alfonso lo tiene todo para ser el próximo 50 cents, y amaury ya es hace tiempo el elton john de siboney, o el elton john siboney. yo tengo un amor difícil contigo podría cantarse en el superbowl; créeme estaría en el top de la lista de country de billboard hasta que se dieran cuenta que en realidad es black metal; william vivanco arrasaría en viña del mar y haría un dúo con shakira (aunque hay que reconocerle que a diferencia de los otros dechados de ética, éste ha hecho lo posible por venderse, pero nadie lo ha comprado). la lista es infinita, pero los trovadores se levantaron como un solo hombre (son un solo hombre) y decidieron darle la espalda al mercado musical, aunque no al agropecuario.

seboruco dijo...

échense esto jabaos... si lo aguantan. eso es canción experimental y lo demás es christina aguilera.

http://www.youtube.com/watch?v=mZJ3lITngIQ

Mundito dijo...

...y ésta, donde me la dejas. te me fuiste por la tangente, seboruco. ésta es the real deal.

http://www.youtube.com/watch?v=7nyaeAjKXpk&feature=related

Anónimo dijo...

Cual de los dos peor.

Armando Tejuca dijo...

de madre la ilogica cubana,
la cosa ha dado la vuelta trescientas veces, los que se oponian a una cosa ahora resulta que son del sistema y los que se oponen ahora a ellos estan en el guevarismo mas ortodoxo, si tu vas a cuba ahora y pides reunirte con los jovenes que estan en contra del poder lo mas probable es que termines fajao con todos ellos pues seran estos eliecer-arieles. Los pintores cubanos estan ahora en la honda efimera, en contra del comercio etc etc, no creas que el gorky manda pa la pinga al comandante porque piensa igual que tu. ellos ahora estan debatiendo el final del feudalismo despues de la revolucion industrial, los preceptos estan trastocados y la revolucion ha sido una batidora siempre regresando al mismo punto.

Anónimo dijo...

en los noventa no soportaba a ninguno de estos espinosos de la rosa (excepto Becquer y quizás algún otro), me parecían un producto inventao: "imagen artística" y jineteo de izquierda, nada mas

Omar dijo...

La discusion pudiera estar buena si no estuviera tan turbia. Se vuelve muy personal a ratos, especialmente en los comentarios de Ariel. Si, Ariel, por lo menos cuando yo digo cosas con semejantes tonos suelo estar envidiando.

Anónimo dijo...

Esta es la segunda vez que veo algo de este Ariel....es como una mezcla de lo peor de los dos Feliu, pero multiplicado por dos y sin gota de gracia..Pa'l carajo la neofarandula....

Lioborio Ciclano dijo...

Le has dado un martillazo al clavo formidable!!! Por supuesto, hay una pobreza tremenda en las ideas de la supuesta intelectualidad cubana. Oponer el Guevarismo al Castrismo es ofrecer la indigencia como solucion a la pobreza. La estetica de ambos se refocila en la pobreza, en la transicion heroica de la tasa del inodoro a la letrina. La destruccion de bienes y servicios, es decir la riqueza, es lo que los hace "puros" por lo que lanzan la nacion entera al holocausto subdesarrollista. Cada dia que pasa el pais se subdesarrolla un poco mas y si no somos mas heroicamente pobres es por culpa de esos que no son como el Che, aburguesados afeminados que se aferran a usar papel sanitario y no ven la superioridad viril del hombre nuevo que se limpia el culo con lo que sea, si es que le queda limpio.

Anónimo dijo...

Enrisco, estuviste bolao, pero te pasaste en eso de mandarnos a leer la polemica entre el Cucumi y Jotabish. Yo pincho ocho horas asere!!!