miércoles, 15 de octubre de 2008

Síndrome del Quinquenio Gris

Raúl Colón en su blog Letras de Montreal menciona un nuevo caso de lo que se daría en llamar el Síndrome del Quinquenio Gris. La voz de alarma la da el cineasta cubano Jorge Luis Sánchez a partir del "profundo estupor" que le causa este párrafo de una crítica teatral aparecida en Tribuna de La Habana :

En un momento en que el paso de los huracanes Gustav y Ike han provocado un golpe emocional tan fuerte en las zonas afectadas y en todo el país, resulta totalmente inoportuna esta propuesta teatral, porque representa la antítesis del sentido del momento histórico. Se impone una revisión de su discurso para continuar sus presentaciones, porque constituye lo más controvertido del panorama teatral cubano.

Entiendo la táctica. Al achacarle a la vieja intransigencia del castrismo de toda la vida la condición de rezago del Quinquenio Gris los intelectuales en Cuba intentan neutralizar el fundamentalismo castrista asociándolo con una definición de la que las autoridades se han querido disociar. Sin embargo lo que se supone que sea rezago del pasado no es ni mas ni menos que el argumento más socorrido por el poder para acallar voces sin tener que pasar a la represión desnuda: “este no es momento histórico adecuado”. Primero se es inoportuno y el siguiente paso es que te conviertan en enemigo. Insisto: como argumento táctico está bien pero ignorar que el Quinquenio Gris es en realidad la utopía del castrismo, la edad de oro a la que siempre trata de regresar cuando reúne fuerzas suficientes es engañarse sin remedio.

1 comentario:

Ernesto Menéndez-Conde dijo...

Muy bien, Enrisco. Me ha gustado mucho tu breve comentarios.