domingo, 12 de octubre de 2008

Enemigo rumor

No sé por qué, a estas alturas uno debía estar en guardia ante cosas así pero lo cierto es que esta noticia me ha dejado paralizado: Milan Kundera delató a un condiscípulo suyo en la universidad que pasó 22 años en prisión. La noticia es vaga: se cita una revista checa pero no la fuente original de donde se sacó la información. Tampoco hay una explicación creíble a por qué el gobierno comunista nunca utilizó esa información contra el escritor. Casi se puede sentir el placer del redactor de la noticia en adelantar algo que dados los elementos que maneja parece más bien un chisme. Nada de eso es más importante para mí ahora mismo que la inquietud que me genera la sospecha de que la noticia pueda ser real. Después de todo no es un secreto que en términos literarios la autoridad moral es menos productiva que el remordimiento. No es que la noticia –en caso de que sea cierta- disminuya el valor de las novelas de Kundera pero saber que un amigo –porque en eso se convierte un escritor con cuyos textos se ha convivido durante años- resultó ser un delator, la negación de lo que has creído que era, resulta casi más triste que su muerte. Y es inevitable leer “La broma” de una manera distinta, como un acto de expiación ante una culpa insoportable, una burla macabra del autor hacia su propio pasado y una multiplicación hasta el infinito del terrible juego de las traiciones. Definitivamente “La broma” sale ganando en ironía.

16 comentarios:

Yoana dijo...

Vaya, yo que acabo de descubrir a Kundera gracias a los blogs y me ha fascinado de tal modo que ya me he leído unos 5 libros suyos (empecé con La Broma, que parece escrito desde Cuba) no me lo puedo imaginar como delator, no va con su personalidad, al menos con la que trasciende en sus libros y en sus entrevistas. Aunque todo puede ser, en estos regímenes la gente hace cosas que normalmente no haría. Pero también es muy posible que solo sea una calumnia, que es muy fácil manchar un nombre lanzando un rumor imposible de desmentir. Un saludo.

Anónimo dijo...

Hola Enrisco! respecto a la noticia de Kundera... no es nada nuevo. Cada cierto tiempo "ellas" van saliendo en distintos "paises del Este". Da la casualidad que en uno de ellos vivo, Polonia. Yo tambien admiraba a un gran artista, esta vez hungaro (Istvan Szabo) y hace cierto tiempo tambien sacaron a airear sus trapos. Lo puedes ver en la Wikipedia en espanol. Cuando escribes sobre Kundera pienso en Szabo y la casi totalidad de su obra, que hoy desde el conocimiento de su "oscuro episodio" no parece sino una gran obra de expiacion de sus pecados de juventud en un sistema totalitario. En cualquier caso, no hay mal que por bien no venga porque recomiendo la casi totalidad de sus filmes y especialmente Taking Sides (2001) con excelente actuacion de Harvey Keitel. Esto no se si es lo que queria decir... pero es lo que se me ocurre asi de repente. Perdon si no he sido clara, es la inmediatez, entre otras cosas...

y con alias. dijo...

Hola enrisco:

Dicen que cuando el río suena, piedras trae ¿no?

Y no sabes cuánto te entiendo pues los libros también me llevan a sentir sus autores como "mis amigos".

Pero hay un detalle curioso a tener en cuenta respecto a los escritores, y fue de S. Zweig que leí por primera vez el asunto, todos sabemos que él se dedicó a las biografías y a las historias noveladas de muchas personas, y el detalle no es otra cosa que la imposibilidad absoluta de estar en la piel del otro.

Las personas escriben libros, pero ¿cuentan los libros de las personas todo su mundo interior?.

¿quien no reproduce fuera de sí, el mundo que lo genera?

Las personas escriben de lo que conocen sino ¿cómo y qué escribir?

Y lo otro:
Gracias por lo de Buena Fe, me pongo las pilas para comprar Catalejo.

La gente joven en Cuba debe aprender a no dejarse interpretar por los entrevistadores, eso no es serio.

Anónimo dijo...

http://es.noticias.yahoo.com/afp/20081013/tot-kundera-niega-haber-denunciado-a-un-984f78b.html

Kundera niega haber denunciado a un disidente ante el régimen comunista
AFP
AFP - lunes, 13 de octubre, 18.32

PRAGA (AFP) - El escritor de origen checo Milan Kundera desmintió este lunes haber denunciado en 1950 a uno de sus compatriotas ante la policía del régimen comunista checoslovaco, tras la publicación de un proceso verbal de la época por el Instituto Checo de Estudio de los Regímenes Totalitarios.
(Publicidad)

"Esta cosa me ha tomado totalmente desprevenido, no me la esperaba para nada, no sabía nada de ella y no tuvo lugar", declaró en una entrevista telefónica con la agencia checa CTK.

Kundera reiteró que el descubrimiento realizado por los historiadores checos de un documento en el que figura su apellido constituye un "misterio", según dijo a la CTK.

El Instituto Checo de Estudio de los Regímenes Totalitarios publicó este lunes en su sitio internet un informe de la policía comunista checoslovaca en el que figuraba una deposición hecha el 14 de marzo de 1950 por Milan Kundera antes del arresto de uno de sus compatriotas, Miroslav Dvoracek, un desertor que a continuación fue condenado a 22 años de prisión.

El facsímil del proceso verbal 624/1950 fue puesto en la página del sitio 'www.ustrcr.cz' del citado Instituto, creado en 2007 para esclarecer la historia del ex país comunista a partir de los archivos del ministerio del Interior y de la policía secreta.

La esposa del supuesto denunciado dijo por su parte este lunes a AFP que para Miroslav Dvoracek, "no cambia nada" saber quién lo denunció.

Dvoracek, hoy con 80 años, abandonó su país para instalarse en Suecia, donde recientemente sufrió un ataque cardiaco.

"Él (Miroslav Dvoracek) sabe que fue denunciado, pero ahora conocer quién lo hizo no cambia nada para él", declaró Marketa Dvoracek Novak. "No estamos asombrados" de que Kundera esté involucrado, agregó.

"Entre los famosos de la época, muchos eran fanáticos del régimen comunista en los años 50. Luego cambiaron de campo en 1968 y empezaron a promulgar la libertad, escondiendo en sus maletas lo que hicieron en los años 50", añadió la señora Dvoracek Novak.

"(Kundera) es un buen escritor, pero no tengo ninguna ilusión sobre él como ser humano", puntualizó.

Este informe fue redactado el 14 de marzo de 1950 por un inspector de la sección II del OVNB (Comando barrial de la seguridad nacional) de Praga.

"Hoy, hacia las 16H00, un estudiante, Milan Kundera, nacido el 1 de abril de 1929 en Brno (...) se presentó en este departamento para informar (que una estudiante debe reunirse al anochecer con un tal Miroslav Dvoracek). Este último al parecer desertó del servicio militar y estuvo en la primavera del año pasado en Alemania, donde entró ilegalmente", indica el informe de policía 624/1950, extraído de los archivos del Ministerio del Interior.

Detenido en el lugar de la cita, Dvoracek, piloto que trabajaba como agente de un servicio financiado por los norteamericanos, fue condenado a 22 años de prisión, luego que se pidiera para él la pena de muerte. Ya en prisión, el condenado fue enviado a trabajos forzados en una mina de uranio, como muchos presos políticos de la época.

Al cabo de 14 años, en 1963, fue liberado, cuando Milan Kundera acababa de publicar 'Risibles amores', libro con el que dio los primeros pasos hacia la notoriedad, según Respekt.

Milan Kundera, que tenía 21 años en el momento de los hechos, no conocía personalmente al denunciado, pero había escuchado hablar de la cita a través de una tercera persona, según la investigación realizada por Adam Hradilek, el autor del artículo.

Hradilek, que trabaja en el ICERT, se topó casualmente con el nombre de Kundera al expurgar los archivos relacionados con la historia que le había contado la estudiante que tenía cita con el piloto.

Milan Kundera, después de haber sido un ferviente comunista, en los años 60 se colocó en las filas de los reformistas. Tras el aplastamiento de la Primavera de Praga por los tanques soviéticos, en agosto de 1968, las autoridades le prohibieron cualquier actividad pública.

El autor de 'La broma', 'La vida está en otra parte', 'La despedida', 'El libro de la risa y el olvido', entre otros, emigró en 1975 a Francia y desde entonces se forjó un reputación literaria internacional.

Hace poco, el escritor alemán Gunter Grass, Premio Nobel en 1999, reconoció que al final de su adolescencia, a fines de la segunda guerra mundial, perteneció a una unidad de las Waffen SS.

Anónimo dijo...

Los chivatos de siempre.
Nunca faltan.
No Kundera of course.
Sino los chivatos de ahora que son los mismos de Cuba dentro y fuera.
Gente mezquina y pobre.
A Cabrera Infante le hicieron lo mismo. Por suerte nadie se entero pero el libro anda por ahi.
Kundera seguira siendo grande.

luvicallejas dijo...

Increíble como se re-escribe la historia. No entiendo pq resulta tan sorprendente la noticia: Kundera fue un comunista acérrimo hasta que la Unión Soviética invadió Checoslovaquia.

No soy fan de Kundera -aunque he disfrutado algunas de sus novelas, creo que ha sido sobrevalorado justamente por razones políticas- pero comenzar un juicio moral- como se hizo con Grass hace poco- sobre algo que ocurrió hace más de medio siglo, cuando el tipo era apenas un adulto y en una atmósfera tan opresiva como le debió ser Checoslovaquia en aquel momento, me parece banal y, terriblemente "self-righteous".

enrisco dijo...

Luvi: un par de acotaciones. Kundera no fue un comunista acerrimo hasta la invasion de Checoslovaquia aunque sea por el detalle de que "La broma" fue publicada antes. Si algo te excluye de la condicion de "comunista acerrimo" es escribir un libro asi.
tambien discrepo contigo en lo de la sobrevaloracion de Kundera. tomemos el Nobel, por ejemplo. en los ultimos veinte el premio se le ha concedido a un monton de escritores muy inferiores a Kundera mientras a el se le ha ignorado. denunciar las atrocidades del comunismo no ayuda a ser sobrevalorado y el Nobel es un buen indice. de hecho abordar temas politicos suele ser visto con sospecha con cierta razon puesto que lo politico suele disimular las razones profundas que mueven nuestras vidas pero Kundera supo sortear siempre los peligros del panfleto y la superficialidad con elegancia buscando precisamente esas razones profundas. los cubanos tenemos un complejo profundo con la literatura que aborda los temas politicos y sospecho (aunque no digo que ese sea tu caso) que en ese rechazo a lo politico hay una reconversion del miedo que nos produce lo politico (miedo a la represalia directa, a la marginacion al rechazo de la izquierda no cubana, a la acusacion de panfletario, a la falta de trascendencia y de universalidad etc).

Anónimo dijo...

Esto es respuesta a luvicallejas: Crees una banalidad mandar a un hombre a la carcel, a trabajos forzados por 22 anos? Ese es el resultado de un "chivatazo" como el de Kundera. No creo que hayan fabricado el papel, alli esta la copia. Ve a la pagina web de ese Instituto y lo veras. Me llamo Madeleine, vivo en Polonia y conozco a Enrisco. Escribo como anonimo porque no soy blogger. Creo que los cubanos deberiamos ir pensando en como solucionar este tipo problemas dado el caso. Borron y cuenta nueva? o al menos un ajuste de cuentas moral? Creo que Kundera deberia ser honesto consigo mismo y con aquel senor a quien mando a la carcel. Todo esto sucedio quiza con un gesto inmaduro, egoista, con la cobardia y la falta de experiencia de sus 21 anos. Se de lo que estoy hablando, este tipo de casos estan a la orden del dia despues de casi 18 anos de democracia en Polonia. Recomiendo en general para quienes tengan ganas y paciencia leer un libro del polaco Czeslaw Milosz titulado "El pensamiento cautivo" es una lectura muy util e instructiva para este y otros dialogos. Me permito citar esta resena que aparece en la pagina web de Casa del Libro donde quiza aun pueda comprarse dicho titulo:



"Este libro cuestiona al hombre moderno, quien, al encontrarse vacío, suele precipitarse en una Fe cuyas consecuencias son ese terror, en el que la destrucción escapa al control del derecho, y esa esclavitud en la que el espíritu ya no es más que un simple instrumento", observa Karl Jarspers en el prólogo de este libro.

http://www.casadellibro.com/libro-el-pensamiento-cautivo/2900000320382


"En efecto, El pensamiento cautivo, escrito en vida de Stalin, analiza el lento, pero irremediable, proceso de ceguera y entrega de los intelectuales de las «democracias populares» a las normas de conducta, pensamiento y creación impuestas por la Nueva Fe, la del marxismo-leninismo. Y el propio Milosz se pregunta : "¿Por qué, aun alejado de la ortodoxia política, consentí yo mismo en formar parte del aparato administrativo y de propaganda ? No obstante, me encontraba en el extranjero, y me habría sido muy fácil romper antes mis relaciones con un sistema cuyos rasgos, en mi patria, se afirmaban con creciente nitidez. Espero que los cambios que sufrieron mis colegas y amigos -y que explicaré aquí- contestarán, aunque sólo sea parcialmente, a esta pregunta". Pocos son, pues, los que, como Milosz, están en grado de restablecer este íntimo debate entre el deseo de comprender las llamadas "necesidades históricas" y la tentación de definir el malestar producido por la sumisión.

El autentico valor de El pensamiento cautivo consiste en que supera las simplificaciones fáciles a que estamos acostumbrados y presenta situaciones en las que todos podemos llegar a encontrarnos ante cualquier Poder que se adjudicara el derecho de pensar"

saludos a todos desde Varsovia!

Madeleine

luvicallejas dijo...

Quería aclarar mi comentario tras leer las intervenciones de Enrique y Madaleine.

Sí, Kundera se alejó del comunismo hacia mediados de los 60, pero en su juventud aparentó ser un comunista acérrimo-como la noticia del chitavazo parece constatar.

Estoy totalmente de acuerdo en que el Nobel tiende a ser una "broma" por las mismas razones que apunta Enrique. Pero se podría decir también que entre ciertos círculos sobrevalorizan a Kundera de manera parecida a la que el Nobel ha sobrevaloriza a algunos escritores que no vale la pena nombrar. Pero en fin, para los gustos los colores, especialmente cuando la política y la estética se encuentran.

Madeleine, me parece que estamos en la misma página. La banalidad no reside en el acto-el cual muy bien pudo haber ocurrido, eso no lo cuestiono- sino en asumir como gesto a priori el moralizar y enjuiciar al sujeto. Borrón y cuenta nueva? Imposible, especialmente en el caso de Kundera. Lo necesario, me parece, es pensar y complicar ese lugar que nos puede parecer tan ajeno a partir de, por un lado, qué maneras opera el sistema totalitario, y por otro, de cómo definimos este tipo de acto -actos de "maldad", "ausencia" de humanidad, etc.- para así también pensarnos a nosotros mismos y nuestros propios límites éticos.

Champollion dijo...

Interesante como el artículo donde se niega el hecho dice que el proceso ocurre en 1950 por un lado, y más abajo dice: "Al cabo de 14 años, en 1963..."

Anónimo dijo...

Hombre champollion, hay que saber leer, y no solo leer. En el articulo que aparece en esta pagina se habla de 1950 como ano en que se hace el proceso y ademas si vas a la pagina web checa (www.ustrcr.cz) puedes ver la fotocopia del documento. El articulo dice asi:

"El Instituto Checo de Estudio de los Regímenes Totalitarios publicó este lunes en su sitio internet un informe de la policía comunista checoslovaca en el que figuraba una deposición hecha el 14 de marzo de 1950 por Milan Kundera antes del arresto de uno de sus compatriotas, Miroslav Dvoracek, un desertor que a continuación fue condenado a 22 años de prisión.

El facsímil del proceso verbal 624/1950 fue puesto en la página del sitio 'www.ustrcr.cz' del citado Instituto, creado en 2007 para esclarecer la historia del ex país comunista a partir de los archivos del ministerio del Interior y de la policía secreta.

Entonces la delacion fue en 1950 y el proceso tambien en 1950, luego en 1963 despues de 14 anos, yo diria mejor 13, el senor que estuvo preso fue puesto en libertad. Verdad que vale la pena leer detenidamente?

"Al cabo de 14 años, en 1963, fue liberado, cuando Milan Kundera acababa de publicar 'Risibles amores', libro con el que dio los primeros pasos hacia la notoriedad, según Respekt."

saludos desde Varsovia,

Madeleine

Anónimo dijo...

http://www.elpais.com/articulo/internacional/insoportable/pasado/Kundera/elppgl/20081015elpepiint_7/Tes

REPORTAJE
El insoportable pasado de Kundera
Los autores del artículo sobre la delación del escritor afirman que el registro policial es categórico

J. M. MARTÍ FONT - París - 15/10/2008

La mayoría de las veces el pasado acaba por atraparnos. Es lo que probablemente le sucede al escritor Milan Kundera (Brno, República Checa, 1929), acusado ahora de haber delatado en su juventud a un compatriota, que a punto estuvo de ser ejecutado por el régimen estalinista que tomó el poder en Praga tras el golpe de Estado de 1948. El manoseo al que sometían a sus intelectuales los regímenes del bloque soviético era igual en Praga que en Berlín Oriental, como probaron ampliamente los archivos de la Stasi. El autor de La insoportable levedad del ser tampoco sería distinto a muchos otros escritores y artistas que sobrevivieron como pudieron en los años de plomo.


La militancia de Kundera en el Partido Comunista checoslovaco era conocida, aunque se atribuyera a las complejas circunstancias de la posguerra; pero no que hubiera actuado como comisario político. Esto es lo que mantiene Petr Tresnak, que junto con Adam Hradilek firma el artículo de la revista Respekt que reconstruye la historia de aquella traición entre estudiantes de la residencia universitaria Kolonka, de Praga. "Kundera era entonces un estalinista convencido. Tenía un cierto prestigio en la universidad y escribió hasta tres libros con loas a Stalin y poemas ensalzando el comunismo", asegura. "En el documento de la policía que recoge la denuncia figura su nombre y dirección; no tiene sentido que fuera otra persona, porque cualquiera hubiera podido hacerlo de forma anónima".

Kundera, que vive en Francia desde que se exiliara, en 1975, negó ayer de nuevo lo publicado en Respekt. "Estoy extremadamente sorprendido por las informaciones difundidas por la revista checa Respekt y divulgadas por la prensa internacional. Rechazo de la manera más firme estas acusaciones, que son puras mentiras", señala su nota.

Tresnak, sin embargo, en una entrevista telefónica con este periódico, no tiene dudas. Por un lado está el informe de la policía número 624 / 1950, procedente de los archivos del Ministerio del Interior de la antigua Checoslovaquia, que localizó Hradilek, que dice que Kundera se presentó para informar sobre la cita que aquella noche tenía la estudiante Iva Militka con el desertor Miroslav Dvorácek. Tienen, además, el testimonio de Militka, que les ha permitido reconstruir lo sucedido.

Dvorácek, que cumplió más de 13 años de trabajos forzados en una mina de uranio, siempre pensó que fue Militka quien le había denunciado. Actualmente vive en Suecia y cuando la pasada primavera Hradilek le anunció que había encontrado el documento que señala a Kundera como el delator, no quiso creérselo. Poco después fue víctima de un ictus cerebral y perdió el habla, explica Tresnak, por lo que por el momento no es posible conocer más detalles.

El otro personaje clave, el novio y posterior marido de Militka, Miroslav Dlask, que figura en la denuncia como la persona que le proporciona a Kundera la información sobre la presencia de Dvorácek en la ciudad universitaria, murió hace tiempo. "Kundera y Dlask eran amigos y posiblemente debieron discutir sobre el asunto", opina Tresnak, "se podría especular que fuera Dlask el denunciante, pero no tiene sentido que en la ficha de la policía figure el nombre y la dirección de Kundera".

Hradilek y Tresnak intentaron varias veces ponerse en contacto con Kundera, sin que éste aceptara nunca hablar con ellos. En Praga, señala Tresnak, las opiniones sobre el asunto están muy divididas. "Kundera era un comunista convencido, lo que era algo muy normal para muchos jóvenes de aquella época", explica. Kundera, añade, disfrutó un buen tiempo de los privilegios que el régimen concedía a los intelectuales afectos. Después abandonó por completo sus convicciones estalinistas y tuvo un papel importante en la agitación cultural y política durante la década de 1960, en torno a la Primavera de Praga.

Pero tras la entrada de los tanques rusos se recluyó en su vida privada y estuvo muy vigilado por la policía política. Sin embargo, nunca militó en la oposición al régimen, ni firmó la famosa Carta de los 77, sino que aprovechó una salida al extranjero para exiliarse. La redacción de Respekt ha pedido al ex presidente y dramaturgo Václav Havel que escriba sobre el tema. "Nos ha dicho que sí", señala Tresnak, "habrá que esperar".

Champollion dijo...

Hola Madeleine.
Respetuosamente, qué quisiste decir con tu post?
Me pides que sepa leer detenidamente y después tú misma dices:

"Entonces la delacion fue en 1950 y el proceso tambien en 1950, luego en 1963 despues de 14 anos, yo diria mejor 13..."

Honestamente, tú crees que soy yo el que debe leer detenidamente?

Anónimo dijo...

Hola champollion: el caso es que tu post era muy escueto y yo intentaba decir que el proceso ocurrio en el ano 1950. Yo no trato de negar el evidente error de calculo del redactor de la nota de prensa, cosa cada vez mas frecuente en los medios de comunicacion en esa lucha barbara por la inmediatez. Intento simplemente decir que los hechos ocurrieron en 1950, tanto la delacion como el proceso en si. 1963 es sola fecha de la absolucion del individuo encarcelado. Por otra parte me encantaria que la discusion vaya por otros cauces mas profundos porque es evidente que de esta noticia "sensacional" se puede sacar mucho partido en el sentido de una reflexion profunda. Son necesarias esas instituciones? Quienes forman parte de esas instituciones? Estoy bastante en el tema pues al vivir en Polonia he sido testigo del amplio debate sobre la necesidad de abrir esos archivos y hacerlos accesibles a las personas represionadas. Juzgar, no juzgar, etc. En cualquier caso para mi es claro una cosa, no puedes delatar impunemente y sentirte libre hasta el final de tus dias, no en estos regimenes totalitarios de izquierda. Siempre queda una huella. Otro tema es la fabricacion de falsas evidencias. Seria interesante si alguien mas toma la palabra al respecto. Saludos respetuosos a todos desde Varsovia

Champollion dijo...

Madelein, mi comentario fue intencionalmente escueto. A veces leo aquí la frustración de Enrisco cuando tiene que explicar su formidable humor y de algún modo comparto sus sentimientos (y por favor que esto ahora no se lea como una comparación que en realidad no existe).
El único propósito del comentario era elevar el escepticismo, en este caso, con respecto al artículo cuyo propósito era desmentir la noticia. Puesto que en los detalles se esconde el demonio, solo apunté al primer detalle que evidentemente contenía un error.
Con respecto a que la discusión fuese más profunda que eso, no tengo el menor de los argumentos.De hecho mi comentario no fue como seguimiento de niguno anterior, más bien un divertimento.
Continúese pués en la profundidad de las discusiones y déjese la superficialidad de estos detalles a un lado.

enrisco dijo...

cuando tenga tiempo me extendere mas sobre el asunto pero quiero adelantar que tiendo a juzgar por separado a la persona y al escritor menos por proteger a la persona que por poder juzgar su literatura sin prejuicios. mas o menos como se juzga la capacidad de un medico independiente de si es un mal padre. podra decirse con razon que la medicina suele contener menos elementos autobiograficos que una novela pero para mi es irrelevante la base real de un texto excepto si se trata de algo que se pretende no ficcion. y ese no es el caso de Kundera quien se ha cuidado mucho de escribir memorias o una autobiografia. si descubrieramos ahora que Cervantes era en realidad espia de un sultan de Argelia eso no cambiaria la relevancia del Quijote. lo que si cambiaria seria idea que tendriamos sobre la relacion entre Cervantes y su obra, las intenciones del autor y su factura pero en lo basico no afecta lo que cuenta. ese cartel que aparece al final de algunas peliculas diciendo "esta basada en hechos reales" no cambia mi percepcion de lo que he visto aunque haya mucha gente a la que le impresione saber que eso pudo haber ocurrido de verdad. me interesa mucho mas la relacion que una historia establece conmigo que la que tiene con su autor y su realidad. si este caso nos interesa a todos de una manera especial no es solo porque conociamos la obra sino porque creiamos conocer a su autor por un lado y por otro porque preveemos historias parecidas en nuestro futuro y nos preguntamos como juzgaremos esos casos, todo lo cual me parece muy valido. luego sigo y gracias por compartir su interes en este asunto.