jueves, 23 de octubre de 2008

El peregrino inmovilizado [y actualizado]


[Fotocopia de la pagina cortesia de Tejuca. Pinchar para ampliar]

El mito –mito al fin- es viejo pero persiste: ese que para disimular la marginación que sufrió Lezama en sus últimos años de vida insiste en que si no respondió a las múltiples invitaciones que se le hicieron sobre todo a raíz de la publicación de Paradiso fue porque le daba miedo viajar. Tanto han insistido que han convertido a Lezama en una especie de doble de Pablito Milanés con aquello de que “jamás podría pisar tierra firme porque me inhibe” (se supone que a Lezama porque Pablito hace rato que tiene apartamento en tierra firme: Madrid, calle Relatores por más señas). Si la correspondencia con su hermana Eloísa no fuera suficiente ahora salió en La Habana un libro de Reynaldo González “Lezama sin pedir permiso” donde –entre muchas cosas- se reunen las reiteradas quejas de Lezama en dicha correspondencia sobre su imposibilidad de salir. Ahí va este botón de muestra:
Ahora recibo otra invitación del Ateneo de Madrid, para dar unas conferencias. Siempre acepto pero el resultado es previsible.
Yo estoy en un momento de mi vida en que me hace falta viajar, ver un poco de otro paisaje. La resonancia que ha tenido mi obra en el extranjero, me permitiría hacerlo. Pero la Ananke, la fatalidad está ahí, con su ojo fijo de cíclope.

Ya me dirán que sigo revolviendo papeles y problemas viejos, que la culpa la tenía el famoso Luis Pavón. Y luego nos tratarán de convencer que Yoani Sánchez no viaja porque le tiene miedo a los aviones. Y ese es el problema, que la fatalidad sigue ahí, con su ojo fijo de cíclope.

P.D.:Este último libro de Reynaldo González, “Lezama sin pedir permiso”, es al parecer una rectificación de su anterior “Lezama: el ingenuo culpable” que se podría retitular como “Lezama pidiendo permiso”. Allí resume la vida de Lezama post- hecatombe en estos términos:
[Lezama] Con alegre pasión, se incorporó a trabajar en los organismos culturales creados por el Estado revolucionario, con la misma lucidez que en el pasado despreció ofrecimientos del Estado burgués, en perfecta coherencia con si extracción social de clase media, una de las capas poblacionales que habría de ser beneficiada por la política de rescate de las riquezas nacionales y por la socialización […]
Ser de atmósfera propia, de contumaces fijezas amatorias, raigal, auténtico y obstinado, había pagado muy cara su honestidad intelectual a toda prueba: la que lo llevó a desechar un mecenazgo culpable y lo sostuvo en Cuba frente a reclamos y requerimientos externos…

Ese era el Lezama raigal e intransplantable que trataron de vendernos durante mucho tiempo cual si fuera un boniato, todo raíz. Ahora hasta el mismo González reconoce que Lezama no era alérgico a otros paisajes. (No es el caso de Cintio Vitier, a quien le correspondía la ciudadanía norteamericana por haber nacido en Cayo Hueso y renunció a ella- ¿qué pensarán los nietos?-). En realidad no importa mucho si a Lezama le gustaba viajar o no, lo interesante es ver como se aferraban y se aferran a esa mística del nacionalismo boniatero para intentar convencernos de que la creatividad e incluso la vida cubana dependen del contacto directo con el suelo natal. Un contacto que ellos administran. Nunca es tarde para sacudirse de una buena vez esa superstición.

6 comentarios:

luisc dijo...

bro, sigue desentrañando la historia, restregándola a ver si suelta el churre que se ha acumulado en todo este tiempo....
últimamente ausente (hastiado), pero al final, termino asomándome... fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Entonces el mejor de nuestros poetas si queria viajar?
De lo que se entera uno.

El Conductor dijo...

Enriquito, a ver si movilizas todo ese talento... aquí te dejo con algo de movimiento

http://terceravelocidad.blogspot.com/

Ernesto G. dijo...

Coño, asere, a mi me durmieron con el cuento ese. Yo me lo crei.

Anónimo dijo...

También se sabe de sobra que quiso ir a ver a la hermana Puerto Rico, por no hablar del viaje a Mexico...
claro que querer siempre quiso, pero no pudo, lo otro no es mito es simplemente brete ...

El Conductor dijo...

Yo se quien es Tiroflojo. El proceso de la revelacion de quien es este oscuro y envidioso personaje va a ocurrir en mi blog a partir de hoy. Todo el que quiera enterarse de quien es Tiroflojo solo tiene que cumplir un requisito: ir a a mi blog Tercera Velocidad y participar en el post "Tirofijo no va mas". Pueden hacer preguntas o nada mas que participar en la discusion. Cada tres participaciones que yo pueda identificar co n algun nombre, aunque sea falso, dare una seña del personaje, hasta completar la descripcion completa. Asi que depende de ustedes.

Empiezo con la primera seña aqui, las demas, repito, deben buscarla en mi blog participando. Es una manera de promocionarme y al mismo tiempo desenmascarar a este grotesco personaje, mato dos pajaros de un tiro.

Primera seña:

TIROFIJO NO SON VARIAS PERSONAS, ES UNA SOLA. Y ES UN HOMBRE.