martes, 21 de octubre de 2008

Logros culturales

Estimulado por Sosa desde su finca aquí va mi ampliación a su lista de logros culturales de la Revolución Cubana. Insisto, véase como un simple complemento de la lista original.
-convertir casi toda la cultura anterior (desde la música a la arquitectura) en peso muerto, rezago del pasado, para luego reciclarla como logro de la Revolución.
-repartir machetes a los intelectuales obedientes y planazos a los desobedientes.
-convertir la composición de un himno en el eje de la cultura nacional para luego hacer marchar a los intelectuales a paso de conga.
-llegar a alturas increíbles en la sofisticación del miedo y como consecuencia convertir la valentía en merito literario.
-confundir una cultura con un ministerio.
-convertir la información en privilegio y la simple mención de ciertos títulos en muestra de superioridad intelectual.
-crear debates infinitos sobre la pertinencia del rock nacional lo culto y lo popular o los peligros del comercialismo.
-convencer a muchos de que una vez transpuesto el umbral de salidas internacionales del aeropuerto José Martí los escritores pierden su dominio de la gramática y los pintores del color. Y de que las virtudes creativas de los cubanos dependen de su mágica relación con el suelo natal y con su departamento de inmigración (o en su defecto con los consulados correspondientes).
-crear movimientos artísticos a partir de unas cuantas revistas extranjeras.
-lograr que un cine con poco más de un centenar de títulos se vuelva obsesivamente autorreferencial.
-sospechar de toda actividad cultural que no sea debidamente subvencionada por el Estado como agente de las transnacionales o mas directamente de la CIA.
-sospechar de toda actividad cultural.
-sospechar de todo.
-sospechar.
-estimularnos a tantos salir a conocer mundo y dedicarnos a ello el tiempo que sea necesario.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

El punto final..tu ultimo punto. ese es su gran aporte y su boomerang. La contradiccion con patas. Como a traves de tratar de anularnos nos reinventamos en mil rincones..y algun dia nosotros o nuestros hijos regresaremos ..y haremos cuentos de las otras tierras,las que nos albergaron

Armando Tejuca dijo...

Cierta vez le lleve unos cuadros a unos franceses, ellos habian rentado una casona del vedado. La casa es una de las tantas que la revolución había quitado a los “burgueses”. El dueño era un militar retirado, cuánto habra traicionado para ganarla no se, la cuestión es que el militar la rentaba a extranjeros y era mas cordial que una geisha, en la conversación el francés se entusiasmo por tanta belleza, arte por doquier, buena arquitectura, ambiente surrealista y en una de esas alzando su mano y recorriendo el espacio me dice: “cuiden esto” yo le pregunte, qué es lo que tenemos que cuidar?, “que cuiden esto que ha hecho la revolución” me respondió. Al ver la cara complaciente del dueño de la casa no me quedo de otra que darme una faja con el francés que si no es porque el dueño ya estaba viejo no se donde hubiese yo terminado. Ese día me di cuenta que la revolución no construyo nada, solo que dejo pasar el tiempo y se adueño de todo.
Un arquitecto amigo en mi ultimo viaje a la habana me pregunto como me sentía viviendo en Miami en donde la arquitectura no existe y después afirmo que la habana era un museo al cual yo no podía renunciar, con este también me di buena enreda, pues si la habana se parece a un museo el unico que se me ocurre es el de cera, pero como en la película en su momento mas dramático, derritiéndose. También creo que el "dueño del museo" esta haciendo lo mismo, embalsama y exhibe poco a poco nuestra cultura.

Manuel Sosa dijo...

He colgado tu lista por allá. Thanks.

Armando Tejuca dijo...

Creo que si la revolución se propuso cortar el mercado natural del arte lo logro con creces. Por lo que podemos entonces contar este tijeretazo como un enorme “logro cultural”. Toda producción artística cubana se fue desplazando para el extranjero poquito a poco y hoy en día no existe un creador que no piense en el viaje, en la venta a un “yuma” como fin de su quehacer. Esto en un principio nos puede parecer bueno pero es lo peor que puede ocurrir a una nación. Una vez fuera de cuba nos damos cuenta de que los colombianos compran colombiano, los yumas compran yuma y los españoles prefieren español. Nos quedamos en tierra de nadie. En la música todo el mundo se pregunta porque no le interesa un cubano a nadie y es muy simple, un disco cubano solo se vende en Miami, si acaso se vende, en cuba nadie va a ganar nada y los mecenas cubanos brillan por su ausencia. No existen familias de banqueros cubanos, ni de azucareros, ni de tabaqueros en la misma proporción que existen esas familias en cualquier otro país.
Un día un buen amigo me dijo, si cuando cambie cuba descubrimos que las famosas cuentas de los ministros no existen y que los corruptos cubanos lo que tienen son 10 mil dólares, entonces si que vamos a estar jodios los artistas.

Anónimo dijo...

jamas podria pisar tierra firme, porque me inhibe.

Anónimo dijo...

Me quedo con ¨confundir una cultura con un ministerio.¨

Nada de lo demás supera a lo escrito por Sosa.

enrisco dijo...

estoy de acuerdo contigo anonimo. por eso escribi al principio de la lista "Insisto, véase como un simple complemento de la lista original [de Sosa]". eso me hace recordar una de las caracteristicas principales de la cultura cubana de todos los tiempos: ver la cultura mas como una guerra a muerte por determinados nichos canonicos que como la creacion de un tejido cultural denso y extenso que haga mejor nuestra existencia y convivencia.

Anónimo dijo...

Anónimo 17:28:

Vete chupando esa naranja en lo que te pelan la otra...

enrisco dijo...

esto lo digo con la conviccion de haber escrito libros, guiones o musicales a cuatro y hasta seis manos. cuando se crea algo en colectivo debe aparcarse el ego un rato y darle prioridad al resultado colectivo. tengo un ego todo lo grande que haga falta para escribir en tiempos en que hacerlo tiene cada vez menos sentido pero capaz de contraerse ante la brillantez del otro sin ningun complejo. y si no entiendes algo tan elemental te recomiendo que te revises. y no sigo porque tu insistencia me recuerda a Pi y ya he dejado clara mi politica con Pi.