miércoles, 3 de septiembre de 2008

La última sobre Gorki

A continuación les transcribo el último artículo que envié a Encuentro en la Red. Les prometo que será lo último que escriba, hable o piense sobre Gorki en un buen rato y que no lo volveré a mencionar aunque lo condenen a cadena perpetua o lo encierren con Valodia "El Berreao" Matos. Espero que lo disfruten o que al menos me ignoren.

El Rescate de Gorki
Por Enrisco
La semana pasada fue testigo de una de las grandes epopeyas de la historia contemporánea cubana que es el período que se inicia con la puesta en venta de computadoras y concluirá en el momento en que se permita la conexión libre a internet. Me refiero –por supuesto- al Rescate de Gorki, sólo comparable en la historia patria con el Rescate de Sanguily. Para quienes no lo conozcan –lo cual es comprensible puesto que no hay ningún video suyo en youtube- Julio Sanguily fue un general de la guerra de independencia de 1868. Su principal mérito consistió en prestar su persona para ser rescatada por la caballería de Ignacio Agramonte y su apellido para darle un toque de elegancia al hecho y evitarle a los profesores de historia tener que hablar del Rescate de Martínez. Por su parte Gorki es uno de los cantantes cubanos más controvertidos del momento. Justo por su naturaleza controversial algunos le niegan la condición de cantante y otros hasta su pertenencia al orden de los vertebrados. Su fama viene principalmente de haber sido el primer músico cubano en incluir un órgano sexual masculino en el estribillo de una de sus canciones con el resultado de que la canción contiene más genitales masculinos que un museo de arte griego. Gorki también ha trascendido por mencionar el grado militar de nuestro último ex- presidente en el mismo estribillo. Y encima comenzarlo con una negación que en Cuba es la peor manera de iniciar un estribillo que contenga la palabra “Comandante”. Algunos consideran que este músico- invertebrado es obsceno aunque no queda claro si lo dicen porque incluye en sus canciones órganos sexuales o simplemente por la mención de grados militares. De manera que cuando fue detenido la semana pasada lo verdaderamente sorprendente fue que lo acusaran de peligrosidad cuando muy bien podía habérsele acusado de injurias al ex -presidente, lenguaje soez o hasta de tráfico de arte griego.
Su detención fue la señal para que las huestes blogueras entraran en acción. Como mambises del siglo XXI Ernesto “Agramonte” Hernández Busto y Zoe “Simoni” Valdés dirigieron un mensaje a un grupo de músicos de la isla encabezados por Pablito Milanés para que exigieran la liberación de Gorki el Griego y así sorprender a los rayadillos por el flanco. Milanés, hay que decirlo, es un cantante que ha inspirado a generaciones de cubanos con aquello de “Yo me quedo”. Prueba de ello es la amplia distribución de compatriotas por todos los rincones del planeta. (Ahora que lo pienso, desde aquél “Al combate corred” inaugural, Cuba ha sido una nación que se ha movido a golpe de estribillos). Pablito y sus muchachitos respondieron a la noticia de la detención de Gorki con la energía y dignidad que los caracteriza y declararon con firmeza su condena al imperialismo yankee. Eso fue lo que dijeron públicamente aunque sabemos que en el fondo sus mentes estaban con el músico detenido. Por prudencia se callaron lo que pensaban pero lo más seguro es que dijeran para sus adentros algo así como: “Él se lo buscó”. Al fin y al cabo los cantautores son músicos comprometidos. Comprometidos con sus viajes, sus permisos de residencia en el exterior, sus apartamentos en Madrid y sus casas en Siboney, igual que cualquier otro músico. Si en algo se distinguen del resto de sus colegas es en su profunda vergüenza para reconocerlo y en que para que un concierto se les llene tiene que ser gratis. También en que añoran la para ellos dorada década de los 80 en que campeaban por sus respetos gracias a una situación que se podría resumir en tres palabras: falta de competencia. Y posiblemente vean eso en Gorki, competencia y se den cuenta de que en la era post- Gorki al lado de sus canciones cualquier villancico parece heavy metal.
Lo cierto es que no hizo falta su apoyo y al final Gorki fue rescatado por la entusiasta caballería bloguera. Es verdad que no salió ileso porque le terminaron imponiendo una multa pero eso es poco en comparación con los cuatro años de prisión con que lo amenazaban. A fin de cuentas Sanguily salió de su rescate con un tiro en la mano.

8 comentarios:

BARBARITO dijo...

¡Genial!
...como ya nos tienes acostumbrados.
Gracias.

Armando Tejuca dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Armando Tejuca dijo...

pero mira que te gustav

bustrófedon dijo...

Muy bueno, bro. Dejo mi aporte:

Los cantores y las masas (cárnicas)

Dieron un concierto libre
(libre por lo de la entrada)
en la tierra mancillada,
con orquesta y sin calibre.
No pidieron Cubalibre
—que es un trago y un anhelo—
y mientras a ras de suelo
se daba leña y porrazo
le cantaron al Parnaso
y a las bondades del cielo.

Anónimo dijo...

buenisimo! como me he reido!
besos,
vero

Anónimo dijo...

Enrisco: hay un canatautor cubano que no esta comprometido con sus propiedades en Paris: Polito Ibanez. Ese es tan malo que tiene que estarse muriendo de hambre. Y en ese sentido es un verdadero comprometido. A no ser que yo no me haya enterado y resulte que mande un baro largo porque esta jineteando a una italiana o algo asi.

raúlciro dijo...

¿De verdad será el último?

Mira, Enrique, cuando la convocatoria definitiva lleve este slogan o una variante semejante, frase que no ha calado mucho por cierto, creo:

"Para mí el cambio sería: elecciones sin la familia Castro y libertad para los presos de conciencia."
Gorki Águila. El País. 31.08.08.


Entre otras exigencias, entonces yo firmaré otra vez..., pero sin el "NO CONFORME" disidente falto de patente. Así no será necesario pagar el PRE, las habilitaciones del pasaporte, las renovaciones, las tasas por cartas de invitación a familiares, y el envío de remesas..., o ganarse la lotería del "bombo USA", hasta nos ahorraríamos las largas colas buscando visa para un sueño. No tendríamos que vivir en este retiro de la apatía y el silencio cómplice del eterno bebedor de cocacola sospechosamente subvencionado, creyendo haber soñado alguna vez el jugar a ser héroes. ¿Quién ha dicho Juan el Bautista, quién es ese? "En sus marcas, listos..."
Ah, por cierto qué fue de aquel muchacho que se cagó literalmente en una expo de sus compañeros de instituto superior de arte y suya, haciendo inmediata su obra allá por los remotos y vergonzosos años ochenta. Creo recordar que entonces, claro, no había cámaras digitales, ni posibilidades de alojar convocatorias, discursos en sitios de pago o gratuitos, menos este neocometariodiarrea redentor.
Malditos servidores del imperio.
¿De verdad va a ser el último?
Lo siento, te dejo, hora de flagelarme.

Anónimo dijo...

Enrique, como siempre genial.