viernes, 19 de septiembre de 2008

Documento

El PSOE ha emitido un documento anunciando que presentará una iniciativa parlamentaria para canalizar la ayuda a Cuba recogiendo los puntos de la carta que hemos presentado aquí en tal sentido y que muchos de los lectores de este blog han firmado. Previa o simultáneamente los representantes del Partido Popular, el Partitivo Nacionalista Vasco y Convergencia i Unió han hecho declaraciones similares. O sea, que no se produce algún imprevisto la iniciativa tiene todas las de ser aprobada y si no incide en las decisiones de los gobiernos cubano y norteamericano (a los que está dirigida en primera instancia la carta) al menos se produciría una ligera variación en la política exterior española hacia Cuba: recordarle a su contraparte cubana que más allá del cacareado embargo existen restricciones concretas impuestas por ese gobierno que afectan a casi todos los cubanos y no solo a los disidentes.

EL GRUPO SOCIALISTA PIDE MEDIDAS QUE FACILITEN LA CANALIZACIÓN DE LA AYUDA HUMANITARIA A CUBA, TRAS EL PASO DE LOS HURACANES
El Grupo Parlamentario Socialista ha presentado en el Congreso una iniciativa parlamentaria en la que solicita medidas encaminadas a facilitar la canalización de la ayuda humanitaria a Cuba, que permitan a sus habitantes hacer frente en mejores condiciones a los graves destrozos ocasionados por el paso reciente de los huracanes Ike y Gustav.

A través de una Proposición no de Ley, que se debatirá en la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo, el diputado socialista José Antonio Pérez Tapias, firmante de la iniciativa, insta al Gobierno a “continuar facilitando la canalización de la ayuda humanitaria hacia Cuba que los distintos donantes soliciten”, que España está realizando, a través de la AECID, desde el centro logístico humanitario de la Cooperación Española en América Latina, situado en Panamá, y coordinando con el sistema de envío de ayuda de Naciones Unidas.

Además, se pide “impulsar medidas y apoyar ante la UE, los organismos multilaterales y las agencias de Naciones Unidas correspondientes, acciones dirigidas a incrementar el esfuerzo conjunto de la comunidad de donantes en solidaridad con el pueblo cubano, con el objetivo de articular una acción coherente, coordinada y complementaria que permita, además, trabajar en la futura reconstrucción del país de forma integral”.

El diputado socialista advierte que desde otras agencias donantes y desde la sociedad civil de muchos países, incluida la de Estados Unidos, se organizan acciones solidarias cuya canalización carece de operativos disponibles y encuentra, además, restricciones derivadas de relaciones políticas bilaterales que incrementan notablemente el coste y la inmediatez y la propia viabilidad de la ayuda.

En este sentido, existe una iniciativa ciudadana que, reivindicando el derecho de todos los cubanos a ayudar a sus familiares y compatriotas en la isla, pide a los Gobiernos de Cuba y de EE.UU. levantar las restricciones de ayuda humanitaria.

Por ello, la propuesta socialista pide que, “atendiendo a las voces de la sociedad civil que subrayan las restricciones que limitan la ayuda, especialmente la que se realiza a través de EE.UU. hacia Cuba, se utilicen las vías de negociación y mediación diplomática que resulten más adecuadas para facilitar un acuerdo humanitario y operativo”.

El portavoz socialista en la Comisión de Cooperación, Eduardo Madina, ha solicitado el “apoyo de todos los grupos parlamentarios” a esta propuesta porque “la ayuda internacional es necesaria en Cuba”. “La magnitud de la acción de los huracanes Ike y Gustav ha provocado la más devastadora emergencia de la historia por estos fenómenos meteorológicos en la isla”, afirma.

En este sentido, recuerda que el país ha sido literalmente devastado, como nunca antes había sucedido, en su infraestructura económica, social y habitacional: dos millones y medio de evacuados, 230.000 viviendas afectadas y decenas de miles totalmente destruidas, la mayoría de los cultivos afectados, cientos de kilómetros de líneas eléctricas destruidas, así como almacenes, industrias, escuelas y otras instituciones sociales.
Madrid, 19 de septiembre de 2008

5 comentarios:

PolO dijo...

Papeles son papeles,
cartas son cartas.
Palabras de los ñàngaras,
siempre son falsas...

raúlciro dijo...

Cuando se atiende una petición como esta, todos deberíamos celebrarlo; a mí me parece genial que se tenga el valor de mínimamente atender este justo clamor. A quien habla tanto de "dignidad" debería caérsele el burro del caballo. Esto sí es política y de alto vuelo. Pase lo que pase, hemos hecho lo correcto cada cual en su rol.
Enhorabuena a todas las buenas personas que han hecho posible esto y lo que inevitablemente, ahora sí, "ya viene llegando"*, "ni ladrones, ni traidores, ni intervencionistas, esta vez sí..."**.

*la canción...
**Dr. "Alejandro Mister Heil". 1959.

raúlciro (una de cal...) dijo...

"Decreto de Retorno Voluntario" (Arbeit macht frei)
Esto sí me recuerda a los "míticos momentos de gloria" del Nacional Socialismo Alemán... Hasta el Goebbels se habría quedao loco con esto.
Pincha sobre mi "nombre y una de cal..."

Anónimo dijo...

Está corto el raúlciro hoy.

Habitualmente, descarga largo, como quien emula con los Frank Fernández del teclado (o tiene mucho tiempo...)

No te me ofendas, socio. Nada personal, sólo me llama la atención tu brevedad de hoy.

Otro día te digo qué me vino a la mente, cuando vi lo cortico que andas.

Y no es lo que tú piensas.

Seguro.

raúlciro dijo...

Entendido.