sábado, 10 de mayo de 2008

Disculpas

Mis últimas reflexiones (Hambre en Guatemala) han suscitado en la página de Encuentro en la Red hasta ahora 60 comentarios descontando uno mío. Un 60% de los comentarios provenían de personas molestas por lo que les pareció un ataque a Yoani Sánchez (o a Guatemala) y el otro 39.5% estaba compuesto de comentarios llamándole brutos a los primeros. Si las matemáticas no se les da mal se habrán dado cuenta que queda un 0.5% constituido por este comentario firmado por Chambelán Deshumorado:
“A los judios los respetan en todo el mundo, porque ellos comenzaron por respeterse [sic] a si mismos. En cambio, la chanza, el relajo y la informalidad de nuestra manera de conducirnos nos tiene en este punto de la historia atascados, humillados y esclavizados...pero todavia riendonos hasta de nosotros mismos y nuestras desgracias....¿Sera por eso que nadie nos toma en serio?”
Podría estar en desacuerdo con el Chambelán sobre si realmente la tendencia del cubano ha sido la de reírnos de nosotros mismos en esos temas que tanto parecen importarnos. Una de las razones principales por las que escribo es por revertir la tendencia a tomarnos demasiado en serio en lo tocante a ciertos temas. Y es curioso que Chambelán aluda justamente al pueblo judío como ejemplo a seguir porque si hay algo que lo distingue como pueblo es su capacidad para no tomarse en serio. Yo pensaba que lo que había cambiado la percepción sobre los judíos no había sido su supuestamente innata tendencia a tomarse en serio -de acuerdo a lo que nos dice Chambelán- sino el Holocausto pero puedo estar equivocado. Pero el señalamiento de Chambelán (quien sufrió en carne propia los nocivos efectos de otro jodedor ya felizmente muerto) ha conseguido los mismos efectos en mí que el Holocausto en los judíos: me ha hecho entender que la culpa de que en “este punto de la historia” estemos “atascados, humillados y esclavizados” no la tiene otro que yo mismo y la caterva de jodedores (minoritarios, insisto) que no se han tomado el castrismo lo suficientemente en serio. Pido entonces disculpas a los familiares de los fusilados, de los balseros ahogados, a los exiliados, a las familias separadas, a los que tuvieron que gastar miles de horas en trabajos dizque voluntarios, a los estómagos vacíos, a la economía, a la arquitectura y a las estadísticas, a aquellos con los sueños destrozados y a los infinitamente desvelados por todo el daño que mis escritos -o los de otros que como yo no se hayan tomado el drama cubano lo suficientemente en serio el drama cubano- pueda haberles ocasionado. A todos ellos, repito, les ofrezco mis humildes e infinitas disculpas.

Post Data:
Hubo otro comentario que también se salía de la tendencia general y es este escrito por una guatemalteca que se autotitula “CHAPINA DE CORAZÓN”: “HEY TU, EL TAL ENRISCO LA UNICA COSA QUE SE ME ANTOJA EN ESTE MOMENTO ES DE TENERTE FRENTE A MI PARA CAERTE A PATADAS, GRANDISIMO BRUTO, NO TIENES NINGUN DERECHO DE ESCRIBIR NADA ACERCA DE MI PAIS, RESPETA OK.” Al parecer está molesta por mis alusiones al hambre en su país. No me usaré la débil excusa de que la alusión no es originalmente mía. De hecho debo reconocer que me siento no poco satisfecho de que luego de pasarme la vida leyendo las estupideces que escriben muchos extranjeros sobre Cuba (desde Sartre a Mauricio Vicent, así de cuesta abajo va la cosa) haya tenido la ocasión de empezar a retribuirle a la humanidad el mismo gesto. En cuanto a la Chapina de Corazón en particular estoy dudando entre enviarle mi dirección para que venga a patearme la cara a domicilio o pedirle la suya para enviarle un sándwich cubano (preparado en West New York, por supuesto).

16 comentarios:

Jorge Salcedo dijo...

Enrique, entiendo tu gesto noble, la contrición genuina que sientes, pero no creo que debas tomar responsabilidad por tanto dolor. Ayer reflexionaba sobre el acto de cagar y me di cuenta de que el ego, el yo, el ser consciente de mi identidad no es más que otra función de mi cuerpo, tan involuntaria y fatal como la circulación sanguínea o las complicadísimas y eficientes operaciones que realiza mi sistema digestivo, la evacuación puntual de mi intestino grueso, que nunca ha consultado conmigo, pues le basta ejercer presión, actuar arrogantemente desde posiciones de fuerza. Yo obedezco o reviento. No es que mi cuerpo sea mío, sino que yo soy una mínima función de mi cuerpo. Y la risa, los escritos, bueno, esos son secreciones, derivados de segunda, alimentos procesados y muy poco nutritivos de ese yo esclavizado. Hay una glándula secreta responsable de todo lo que ocurre en este mundo. Tú no tienes la culpa de lo que ha sucedido. Cuando te sientes en el trono, piensa en ello y relájate.

Sapingo de Corazon dijo...

Oye tu bruto salcedo no te metas con el culo que ya el mas que mal que las tiene...y ya te van dos comentarios dizque escatologicos en este blog y ahora este ultimo invitando a enrisco a cagar juntos que cosa es eso grandisimo cagalon reflexivo de los procesos internos que comes sin importarte el hambre de guatemala porque sabes que luego sera tu culo el que se hara cargo de evacuar y asi te burlas tambien de fidel y sus problemas con la caca que no se a donde va a parar esta cagada de generacion de los ustedes.

Jorge Salcedo dijo...

Estimado Sapingo:
Perdona si herí tu sensibilidad. Mi intención era recordar que el yo es demasiado pobre, demasiado poca cosa para cargar con tanta responsabilidad. La risa es un acto involuntario, si es genuina. Lo mismo la escritura. Tampoco entiendo a qué generación te refieres. Yo pertenezco, si acaso, a la degeneración de los noventas.

Anónimo dijo...

¿Y de donde sacas esa tendencia a tomarnos demasiado en serio en lo tocante a ciertos temas? ¡Jamás he visto entre los isleños tamaña virtud! No te quedo mala la burla al criollito pero tienes que reconocer que mueve a la indulgencia; un triunfo humorístico que es un desastre ético. En cuanto a lo de Guatemala, ninguna objeción, aunque espero que para la próxima le toques la quena al aymara.

Anónimo dijo...

El humorismo, en muchas ocasiones, implica la distorsión de un valor. Si el sentido del rídiculo del lector, asi como de entendimiento de tal convención son pobres, no es raro que se sientan ofendidos. Luego, estaría el contexto, cultural, epocal (tanto del tema como del lector) para la comprensión de la lectura: es claro que lo del hambre en Guatemala no es ni un chiste sobre Guatemala, ni muchos menos una burla al hambre en Guatemala; si Enrisco hubiera puesto "el hambre en la India" probablemente la lectora guatemalteca ni se hubiera inmutado. Ignoremos, por obvias razones, a aquellos que vieron un ataque contra Yoani Sanchez.

(En algun articulo sobre el tema del multiculturalismo, Slavo Zizek explicaba que si durante su estancia en el ejército pudo establecer amistades con personas de etnias diferentes no fue por una politicamente correcta noción del respeto hacia ellos o de ellos hacia él, sino, precisamente, porque sabían asimilar las bromas mutuas sobre sus culturas).

Con respecto al tema de la poca seriedad de los cubanos -y sin entrar en el tópico de la falaz noción esencialista de que el cubano no se toma en serio sus desgracias, etc-, ello difiere del ejercicio especializado del humorismo. En todo caso, y tentativamente, ubicaría esa falta de "seriedad", antes que en la burla de las tragedias, en la ignorancia, de quienes tal prospensión generalizan, de aquellos trabajos de análisis riguroso -en su mayoría académicos-sobre la situación cubana.

No creo que Enrisco tenga que disculparse por el desconocimiento ajeno. De lo único que realmente se burla en su parodia es de la estupidez.

Jorge Salcedo dijo...

Se agradece el esfuerzo de quienes se toman el tiempo y el trabajo —voluntario— para explicarnos la intención del autor. Si además envían licor, les paso mi dirección.

Anónimo dijo...

a mi me joden estas tendencias revisionistas de la generacion de los 90 que han llegado al mundo libre en busca de comida y cocacola y en el proceso han desteñido el poco amor por la patria que les inculcaron. Al fin y al cabo, quieranlo o no, son hijastros de fidel. E hijastros malagradecidos del padre que un dia amaron y de las visitas a la llamada granjita del siboney, y ahora se burlan tambien de un viejo con problemas de vejez. Yo, que un dia tanto luche por la libertad de mi patria, tengo una opinion diferente, caduca, susceptible del "cuero" de uds, jovenes valerosos de la cocacola-guevara. sigan, sigan con la burlita. Sus hijos los llamaran a contar. Y no hasta 3.

Anónimo dijo...

¡Coñó!

Anónimo dijo...

PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS!!!!!!

Jorge Salcedo dijo...

Comida sí, coca cola no tanto. Si algo me agradecerán mis hijos es no tener que amar a Cuba ni soportar a sus patriotas. Pero, ¿a qué vienen todas esas acusaciones y amenazas? Si uno es hijastro de Fidel, ¿no será usted hermanastro? Con esa lógica, bien pudiera usted ser mi tíastro y yo su sobrinastro. Cualquier parentesco es pura coincidencia.

SELA VI dijo...

RESPUESTA AL ANONIMO 17:03
PATRIA O MUERTE? CUBA O MUERTE ?? NO ES LOS MISMO???
-MUERTES EN EL ESTRRECHO DE LA FLORIDA.
-MUERTES EN EL PAREDON.
-MUERTES POR HAMBRE Y DESNUTRICION...........................................................................................

Anónimo dijo...

parece mentira, salcedo, un hombre joven y con talento como ud, y que sga prestandose para la burla simplona. Too much cocacola?

Anónimo dijo...

Vuelvo a poner mi comentario. La idea es que nos dejemos de comermierda. 50 años de bache, está bien, nos lo merecimos, lo aguantamos, unos nos fuímos, otros se quedaron. Los de allá son cubanos, como nosotros, estarémos en Hialeah, Union City, The Bronx, Laguna Beach, Carabanchel, la colonia Roma, SOMOS CUBANOS, allá siguen los de la Víbora, el Vedado, Santa Amalia ( Rey F. mi hermano sin intrigas), te acuerdas Del Risco? El mural de los koreanos, en medio de la peste del baño de la Facultad, el que nos compartía los efluvíos de la gonorréa de Julio César (CENESEX actual, que me dió mi fama de espía), donde ponían un futuro "lumínoso", vamos a pensarlo así ... se acabó, let´s move on caballero, si hay pobreza en Guatemala, Mozambique, Angola ... who cares... Cuba es nuestra isla ... pa´lante ...CAMBIOS SON CAMBIOS. Como dicen los surfistas, cojamos la ola y disfrutemos, las cuentas solas se saldan. Cuba necesita de madurez, Mañach debería escribir una nueva Indagación.

Jesuses dijo...

Primero te dejaste la barba, y luego comenzaste a "reflexionar". Mira lo que te has buscado.

Ernesto dijo...

Mi pequeña contribucion:

Soy cubano,
lo que me inhabilita para
el budismo, la meditación,
la filosofía,
el silencio
Soy cubano,
lo que me inhabilita
para la consistencia,
la puntualidad, la modestia,
el calmado raciocinio…

Anónimo dijo...

¡¡Animo Enrisco!!
Tu sigue escribiendo con tu inteligente humor, que los lectores (que te seguimos desde hace tanto tiempo) nos seguiremos deleitando y agradeciendo tu intención.
"Barbarito, el lector cubano"