viernes, 30 de noviembre de 2007

Ya están los resultados

Ya están los resultados del referéndum constitucional en Venezuela. Según nos dice una periodista venezolana Patricia Poleo “El NO [a la reforma constitucional] ganará en tres estados: Aragua, Carabobo y Guárico” pero “El Sí triunfará en el resto del país y el margen será de 18,7 %”. Esa es una de las ventajas del socialismo del siglo XXI. Todo está tan organizado que ya tiene previsto el futuro, sobre todo el de mañana por la noche. Yo tambien voy a ejercer mis dotes de profeta: a la gente de Miami que se vaya echando para un lado porque ahorita vienen más.

El repetidor ilustrado

Me imagino que ya todos hayan leído el artículo que pongo abajo. Pues resulta que Omar Santana el caricaturista había hecho una ilustración pero llegó tarde a la redacción lo cual me parece una verdadera lástima después del trabajo que se tomó en hacerla así que aquí les reproduzco caricatura y artículo pues no tiene mucho sentido que aparezca una sin el otro.



Siempre nos quedará Taiwán
Por Enrisco
El dinero no hará la felicidad pero ayuda a combatir la depresión. Fíjense si no en caso de los peloteros cubanos. La semana pasada pierden el juego decisivo frente a los norteamericanos en el campeonato mundial y a continuación sin preguntar donde se comía ni se dormía (ya lo sabían: en el hotel) se ponen a vender sus camisetas y gorras hasta reunir 11 mil dólares taiwaneses. Aparte de lo interesante que pueda resultar como experimento psicológico sobre el efecto de la moneda libremente convertible como antidepresivo uno siente el impulso de indignarse con esos deportistas que andan lucrando con la propiedad social. Sobre todo si uno piensa que no eran dichos peloteros los únicos que estaban deprimidos. ¿Debemos olvidar acaso los millones de aficionados cubanos que vieron a su equipo perder por primera vez en muchísimos años en un campeonato mundial? Porque hasta ese momento poco importaban las dificultades cotidianas si uno puede decir: “¿Qué importa la cantidad de carne que consuma al mes si me toca una fracción de medalla olímpica mayor que a un ciudadano de cualquier otro país?” No es difícil imaginar que luego de una derrota tan dolorosa a los aficionados del patio también les hubiera gustado alegrarse la vida con esos fulitas narras taipei aunque la verdad que si repartimos 11 000 fulas orientales entre 11 millones de cubanos (toca a décimo de centavo por cabeza) no creo que vaya a alegrarle la vida a nadie: de hecho han bastado dos orientales fulas para amargarle la vida a casi todos los compatriotas. Sospecho sin embargo que puede esgrimirse una defensa más convincente para justificar el intercambio comercial nocturno y alevoso de los peloteros nacionales. Ellos también son propiedad social y propiedad social que venda propiedad social tiene cien años de perdón legal. Pero por una vez seamos rigurosos con los conceptos. Si el socialismo consiste en la propiedad social sobre los medios de producción todos los cubanos en tanto medios de producción somos propiedad del estado. Y si no que lo digan los médicos, a los que nada más les falta la chapilla de inventario para ser un medio básico. La verdad es que a veces hasta las sillas del consultorio tienen más libertad que ellos. Y no es que vaya a cuestionar los derechos de propiedad que tiene el estado sobre ellos ni mucho menos. Hay que entender al estado cubano. Toma a un ser humano cualquiera, de esos que en cualquier parte del Tercer Mundo seguramente terminaría viviendo debajo de un puente, y luego de años de esfuerzos e inversiones consigue que ese montón de carne inútil se convierta en neurocirujano o líder de carreras limpias en un campeonato mundial. Por eso cuando uno de ese material humano enriquecido se escapa guiado por la ambición desmedida es perfectamente lógico que el estado cubano se sienta estafado.
Pero tampoco hay que ir tan rápido. Uno no se quita de arriba la condición de medio básico así como así. Ni siquiera yéndose. Al principio la chapilla de inventario (que dice más o menos “Producto del socialismo cubano. Número de serie: 09111967. En caso de pérdida devuélvase a su legítimo propietario”) se nos nota en todo: en la actitud de cimarrón que teme de un momento lo devuelvan a su hacienda, en la mirada reverente, mística casi, a los estantes de los supermercados, en la obsesión en rellenar el refrigerador como si estuviéramos esperando un ciclón o una guerra, en el cambio a un tono más bajo cada vez que se menciona al Innombrable, en el impulso inconsciente, cuando vamos de compras, de llevarnos la mano al bolsillo a ver si llevamos encima la libreta de racionamiento (o el carnet de identidad si vemos a un policía) o en la dificultad para deshacernos de la última bolsita de compras o de las sobras de la comida. O, en el caso de los deportistas en el reflejo condicionado de dedicarle la última victoria “a nuestro Comandante en Jefe” como marca la tradición. Eso, como la extrañeza que nos causa una tarjeta de crédito o las pesadillas en las que uno sueña que está de regreso en Cuba y no puede salir, forma parte inevitable de los inicios de cualquier emigrado cubano. Pero dicha condición de medio básico tiene formas más sutiles de perdurar. Esa chapilla de inventario no se cae así como así. Y aquellos que persisten en su condición de medios básicos espirituales no se preocupan por ocultarla sino más bien hacen esfuerzos para que se les note. En cuanto tienen una oportunidad aclaran que no se fueron de Cuba porque querían romper con las relaciones de propiedad y mucho menos con el propietario de los medios de producción sino porque buscaban un medio más favorable para reponer sus mermadas fuerzas productivas. Estos medios básicos espirituales pasan con la mayor elegancia de decir que no quieren hablar de política a exigir el cese del bloqueo (supongo que porque el embargo no es político sino económico) o a hablar de los logros de la Revolución. Y es que les basta mirarse en el espejo para ver el mayor logro de la Revolución, o sea, ellos mismos. No es que se vean especialmente hermosos. Es que cuando frente al espejo empiezan a detectar arrugas, ojeras, libritas de más y llegan a una irrebatible conclusión: mientras la Revolución les dio salud y educación lo único que ahora les da el capitalismo es tensiones y colesterol. Siempre les será difícil explicar por qué abandonaron la educación socialista por la insalubre explotación capitalista pero tampoco todo tiene que ser racionalizado porque de lo contrario la vida perdería su encanto. Uno de sus puntos fuertes de estos medios básicos es la creación de imágenes sobre el capitalismo o el exilio o sobre ambas a la vez como en esa frase que hemos oído tantas veces: “Miami es La Habana con Coca Cola”. Sin considerar la imprecisión urbanística (más apropiado sería decir que Miami es el barrio de Fontanar gigante y con carros de este siglo) frases así pueden inducir a conclusiones erróneas. Una de ellas es pensar que la gente no se va de Cuba ni siquiera por hambre sino por sed, sed de Coca Cola para ser más exacto. La otra es que el gobierno americano pensaría que para resolver el problema que más le preocupa de Cuba –que como todos sabemos no es la democracia sino como evitar una nueva ola migratoria- la solución sería inundar La Habana con Coca Cola y así la gente no tendría que irse a Miami a quitarse la sed.
Si hablo de estos medios básicos no es porque me preocupen en el presente. Están felices con sus chapillas y encima suelen ser bastante inofensivos. Me preocupa su futuro, cuando sus actuales propietarios desaparezcan y ellos pasen a la condición de productos ociosos. Lo único que se me ocurre recomendarle para entonces es que vendan sus chapillas. Siempre aparecerá algún taiwanés nostálgico que quiera comprárselas.

Música

Abajo les pongo un video del grupo Qva Libre con la canción “Pa’ meterte adentro”. También me he encontrado cosas nuevas de viejos amigos. El Trío Matancero, radicado en Madrid hace más de una década cantando con Amadito Valdés y otros en Seúl, Corea. Y Habana Abierta en los conciertos que dieron en Nueva York, y en La Covacha, Miami (este último cortesía de Generación Asere).

Curioso accidente

En El Nuevo Herald se ha producido un curioso accidente.

Post Data: Bueno, ya rectificaron. Abajo la imagen de la noticia original.

Informe Latell de noviembre

Para que no digan que andamos en malas relaciones con la CIA abajo les pongo el informe de Brian Latell sobre la situación cubana correspondiente al mes de noviembre. Como muchos saben Latell fue durante muchísimos años el princuipal analista que tenía la CIA para Cuba y últimamente, ya retirado escribió una especie de biografía política de Raúl Castro (Después de Fidel) y cada mes saca un informe analizando la situación. Quien quiera ver los demás puede asomarse al Cuba Transition Project. En su libro Latell confesaba que en los 60 y 70 él y otros analistas de la CIA simpatizaban con la figura de rebelde latinoamericano de quien hoy es El Hombre de la Bolsa (al costado). No en balde los atentados que le preparaba la agencia salían igual que el arroz amarillo de mi suegra.




Fidel’s Final Abdication

Fidel Castro’s nearly forty-nine year tenure as Cuba’s de facto and constitutional head of state and government may finally be drawing to a close. National Assembly president Ricardo Alarcon told reporters in Quito in October that Castro may not “be available” to serve another five- year term as president of the Council of State.


Occupying that office since it was created in 1976 under Cuba’s new socialist constitution, Castro has served as head of state while simultaneously presiding as head of government in the role of president of the council of ministers. But to be re-elected for another five-year term he would first have to be chosen as a provincial delegate in regime-controlled elections. Last week Raul Castro issued a cursory announcement that delegates to the provincial assemblies and deputies to the national assembly will be chosen on January 20, 2008. Alarcon seems to be suggesting that Castro will not be a candidate that day, and therefore will be ineligible to continue next year as Cuba’s president.


The assembly president’s remarks stand in sharp contrast to what he has said in the past. Last March, for example, he told a wire service reporter that Castro will be “in perfect shape to run for re-election. I would nominate him. I am sure he will be in perfect shape to continue handling his responsibilities.” This suggests that between March and October Castro’s health, and perhaps his cognitive abilities, have further deteriorated. That would be consistent with rumors that he underwent another life-threatening surgery during the period. Castro has not appeared in public in sixteen months and his most recent taped television interview with a Cuban reporter several months ago revealed him in an obviously handicapped state.


A second ranking official also commented recently on Castro’s prospects. Communist Party Politburo member, Abel Prieto, who, unlike Alarcon is not an authorized or practiced commentator on the subject, suggested to an AP reporter on September 12 that Castro might decide to bow out because of his failing health. “I don’t know what he would say about the state of his health, and I think it depends a lot on that.” But Prieto added an intriguing twist. He proposed that Castro first “would have to convince the people not to be re-elected.”


A third Cuban leader, the most prestigious and influential of them all except for Raul Castro himself, has also recently provided some meaningful clues on the subject. On November 8, while representing Cuba at an Ibero-American summit in Chile, vice president Carlos Lage remarked on the role Castro currently plays in Cuban affairs. "He is working, working hard, every day more," Lage said. "I'd say he's reading, studying, analyzing, offering ideas, thoughts, giving us ideas. . ." There was not a word about Castro participating in decision making, consulting or being briefed by other officials, or preparing to reassume any such responsibilities.


Asked whether Castro would resume presidential power, Lage replied evasively. "He's already assuming tasks, perhaps the most important one a chief of state can have, which is seeding consciousness." All of this, from three of Cuba’s senior leaders, seems to indicate that Castro has assumed an emeritus role in the leadership and suggests too that by next spring or summer he will no longer be Cuba’s president, though he may be granted some new honorific title instead.


But all this begs the tantalizing question raised by Prieto: exactly how will Castro’s final, irrevocable abdication be orchestrated and explained? Prieto may have meant that, if he is able to, Castro would want to inform the Cuban people in another televised interview, or one or more of his reflections, of his decision to retire. Prieto probably does not really believe the populace is anxious for Castro to return. The reality, as he must appreciate, is quite the opposite. Anecdotal and other evidence indicates that Cubans generally, like most in the leadership class, by now have moved on, accepting –even finding genuine relief—in what is overwhelmingly viewed on the island as the eclipse of the fidelista era.


So perhaps Prieto was referring to Fidel himself. Will he willingly step aside? Is he mentally and emotionally competent to make that decision? Might his physical condition be so precarious that the exercise of any real leadership responsibilities could actually be fatal? Have his wife and children, and possibly other relatives in the huge Castro clan, weighed in urging him to withdraw? Might they, as has been rumored on the island, be counseling Raul and his closest associates to discourage Fidel from any thought of returning?


Most students of his leadership performance could never have imagined that an alive and aware Fidel Castro could voluntarily yield power. But perhaps now, after so many months out of the limelight, out of uniform and out of character, wearing a ridiculous red jogging outfit, not having been seen walking, striding, or standing in his accustomed pose before a speaker’s lectern, he has grudgingly accepted the inevitable.


Yet it may be just as likely that this titanic, narcissistic, unyielding potentate may have to have the power he has craved since the early 1950s wrenched out from under him. Only Raul Castro could do that, and at this point in his brother’s decline, and as troubles and dissatisfaction on the island multiply, the defense minister and acting president may realize that he will soon have no alternative but to do so.

_______________________________

Dr. Brian Latell, distinguished Cuba analyst and recent author of the book, After Fidel: The Inside Story of Castro’s Regime and Cuba’s Next Leader, is a Senior Research Associate at ICCAS. He has informed American and foreign presidents, cabinet members, and legislators about Cuba and Fidel Castro in a number of capacities. He served in the early 1990s as National Intelligence Officer for Latin America at the Central Intelligence Agency and taught at Georgetown University for a quarter century. Dr. Latell has written, lectured, and consulted extensively.

jueves, 29 de noviembre de 2007

¿Cronología para qué?


Realmente uno es un tendencioso. Hace un par de días mencioné el anuncio de un reclamo de un grupo de disidentes de conseguir la autonomía universitaria cuando ese mismo día lo que toda La Habana vio fue un desfile de miles y miles de estudiantes para conmemorar la muerte de los estudiantes de medicina. Para que todo no quedara en recordar a fiambres de 136 años de añejo Carlos Lage junior le dio un toque de actualidad a la celebración colando a los cinco espías que ni son estudiantes, ni fueron fusilados, ni los cogieron jugando en un cementerio. Así que se tuvo que poner poético hasta que encontró la imagen que conectaba los dos hechos: “imperio”. “Esos cinco compatriotas víctimas de un odio imperial similar, y sin prueba alguna condenados en amañado juicio, que tuvo como preludio la selección del jurado, iniciada un 27 de noviembre, siete años atrás”. No sé si vaticinarle un futuro luminoso como orador o apostar por algo más seguro y presagiarle una calvicie tan plena como la de su padre. Porque su técnica (oratoria) es vieja. Desde hace mucho tiempo otros se han dedicado a echarle las culpas al apóstol de un tiroteo seis décadas después de muerto o recordar que el mismo apóstol fue vigilado por la agencia de detectives Pinkerton que es casi igual que decir que Marti fue vigilado por la CIA. (Y hay que darles la razón porque si la CIA fue creada apenas 6 años antes que el tiroteo del que han hecho responsable al apóstol qué tendría de extraño que la agencia lo vigilara retroactivamente setenta años antes de su fundación.) Ponerse con pruritos cronológicos es no entender la Historia como se la entiende en La Habana: como un instante mágico en el que todos los hechos están conectados más allá del tiempo, una especie de aleph donde todos los acontecimientos no sólo ocurren al unísono sino que se funden y confunden unos con otros: Hatuey es quemado de nuevo, esta vez por Aznar, los mambises entran en Santiago a la huída de Batista, Villena entra por la posta tres del Moncada, el Hombre de la Bolsa (o sea, el último avatar del Comandante Intestinal) desembarca por Playitas todas las veces que haga falta, Máximo Gómez ordena fusilar al Arnaldo Ochoa- Masabó de turno, el Ché Guevara construye consultorios del médico de la familia, Tortoló carga al machete en Granada y Bolívar por fin se decide a enviar a Cuba miles de barriles de petróleo y seis de sus generales (o en su defecto entrenadores de pelota) justo antes de que lo mande a callar el rey Juan Carlos. No sé por qué alguien habló una vez de 100 años de lucha si al final todo eso cabe en un grano de maíz.

miércoles, 28 de noviembre de 2007

Bolivia: la cosa está en llamas

En Bolivia la cosa está en llamas y no me refiero precisamente a los esforzados cuadrúpedos andinos. Dos tercios del país están paralizados por una huelga general en protesta por la nueva constitución. Y Evo Morales que no encuentra un lugar donde poder aprobarla tranquilamente, ni siquiera en La Paz que en estos días no hace honor a su nombre. Si lo que quiere es tranquilidad yo le sugeriría que fuera a aprobarla a La Habana.

Siempre nos quedará Taiwán


Hoy aparece en portada de Encuentro en la Red un artículo mío. Que lo disfruten.

Autonomía universitaria

A través de los Miquis de Miami y de Penúltimos días me entero que un grupo de disidentes ha recogido 5 mil firmas pidiendo la autonomía universitaria y lo han dado a conocer ayer 27 de noviembre en el que se conmemora el 136 aniversario del fusilamiento de los estudiantes de medicina. Yo me acuerdo que cuando era joven luchamos también por la autonomía universitaria. Ah, no, ese era Julio Antonio Mella. Lo que tratábamos de establecer en los 80 era la asistencia libre y en lo que a mí respecta no pasó de un cruce de insultos con el ministro de entonces Vecino Alegret y el presidente de la FEU y actual canciller Felipe Pérez Roque. La autonomía, establecida en tiempos de Zayas debido sobre todo a la actividad de estudiantes como el propio Mella (ver entrevista) fue eliminada definitivamente el 4 de agosto de 1960. Antes el Che Guevara (ver discurso) se había extendido sobre los inconvenientes de tal autonomía calificándola como “un instrumento de la clase media”. Hoy el reclamo de autonomía es encabezado por el Movimiento Cubano de Jóvenes por la Democracia en Cuba. Acá una entrevista con su presidente Néstor Rodríguez Lovaina. Y acá un sitio dedicado a la autonomía universitaria.

martes, 27 de noviembre de 2007

Sí o No

A veces las cosas son así de sencillas. El dos de diciembre como todos saben se votará una nueva reforma constitucional en Venezuela. Pese a todas las elecciones celebradas allá en los últimos años esta tiene un carácter determinante pues las reformas propuestas (otorgándole todavía más poder al ejecutivo, poniendo en cuestión el mismo concepto de propiedad privada y permitiendo la elección indefinida del presidente) marcarían la diferencia entre el autoritarismo actual y un totalitarismo light (todavía tolerarían –de momento- oposición, partidos y medios de difusión en manos privadas). Me acaban de enviar un video de Globovisión contra la reforma que ha sido censurado, un video bastante inofensivo por otro lado y desde mi punto de vista hasta contraproducente con sus toneladas de niños sonrientes y música insoportable. Aquí les pongo propaganda electoral por el Sí y por el No aunque en este último sentido me parece más simpática y eficaz esta versión de la Caperucita que les pongo abajo.
Post data: Tráiler de la película venezolana El Señor presidente inspirada en la novela de Miguel Ángel Asturias que se acaba de estrenar en Venezuela para hacer juego con la (¿futura?) situación del país. No en balde fue producida por RCTV la emisora clausurada (en su señal abierta) por Chávez hace unos meses.

lunes, 26 de noviembre de 2007

Meteorología chavista

En ninguna colección de clásicos contemporáneos del humor que se precie debería faltar uno de sus más imaginativos –aunque involuntarios- cultivadores: el chavismo. Lamentablemente la mejor prueba que he encontrado (en Los Miquis de Miami) es obviamente falsa. Y lo lamento porque nada representa mejor ese afán pedagógico del chavismo empeñado en convertir a todos los venezolanos en niños de dos años y encima hacerlo pasar por desvelo por su pueblo que esta pancarta (o cualquier discurso de Chávez con la diferencia que esta pancarta es más breve).

De El Nuevo Herald me han dado un recado...

El Nuevo Herald ha publicado una columna de Armengol en la que como siempre tiene algo de razón: habla del anticastrismo como excusa miamense de la inoperancia doméstica. Se elige gente que nunca ha demostrado la más mínima habilidad como administradores de la cosa pública con tal de que muestren firmes credenciales anticastristas. Me imagino que no quiera descubrir el agua tibia sino sólo recordarnos que el agua no está en efecto ni fría ni caliente. En cuanto a atribuirle determinada cuota de valor cívico o intelectual a textos como este me muestro más reticente. Cualquier periodista de Miami sabe que la crítica del anticastrismo es mucho más rentable en dicha ciudad que el propio anticastrismo. Además de satisfacer a la directiva del propio periódico y a los rencores de anglos, afroamericanos y el resto de los latinoamericanos hacia los cubanos y sus obsesiones, textos como este responden a las áridas leyes de oferta y demanda: el oficio de anticastrista tiene demasiada competencia mientras que el de críticos de anticastrismo (sin ser por fuerza castristas, que no parece que Armengol lo sea) es muy poco frecuentado. El resultado es que Armengol se ha hecho con el monopolio de esa posición al menos en lo que se refiere a El Nuevo Herald. Es saludable que exista alguien así, más allá del por ciento de aprobación que nos merezca lo que afirma pero lo sería más si al menos tuviera alguna competencia. Y por lo visto El Nuevo Herald no parece muy dispuesto a permitirlo si tenemos en cuenta el incidente suscitado a raíz de un texto de Néstor Díaz de Villegas en el que polemizaba con Armengol. Penúltimos Días anunció la aparición de dicho texto y al parecer la directiva del periódico decidió no publicarlo justamente por haber sido anunciado en P.D. Un pobre pretexto ese de incomodarse por recibir propaganda gratis de otro medio. Algo huele a podrido en el reino de Dinamarca y no todo es el tráfico, los seguros o el precio de la gasolina.

domingo, 25 de noviembre de 2007

Payá y la soberanía

Oswaldo Payá en ABC sobre el tema de la soberanía cubana en relación con Venezuela. El texto no es especialmente brillante pero Payá tiene toda la razón del mundo en su elemental descripción de la relación entre derechos individuales y soberanía nacional: en una sociedad donde la gente no tiene derecho a elegir libremente si el grupo en el poder quisiera unir el país a Venezuela o China bastaría con hacer pasar un referéndum tan amañado como los simulacros de elecciones que a cada rato se realizan en Cuba.

Payá dijo:
Ahora comprenderán todos en el mundo por qué el Proyecto Varela fue y es tan atacado en fuego cruzado desde muchos poderes y por qué a muchos de sus promotores los mantienen en prisión cruel e inhumana. Porque el reclamar los derechos fundamentales sigue siendo la demanda radical de la libertad y los derechos de las personas, que es el fundamento y es el recurso principal de la defensa de la soberanía e independencia nacional. 

Genética nacional

Se acaban de presentar los resultados de una investigación interesante en Cuba: la determinación del código genético nacional. Aunque a algunos les parezca “políticamente incorrecta” la sola idea de contabilizar los porcentajes genéticos de una población esta investigación –más allá del válido cuestionamiento sobre el método utilizado y la representatividad del estudio (se hizo apenas entre 600 personas de entre 65 o más años)- permite relativizar ciertas convicciones y desinflar algunos mitos. Por ejemplo según el estudio existe “en el código genético nacional un 73,8 por ciento de herencia caucásica, es decir europea; un 16,8 por ciento de africanos y un 9,4 por ciento de indocubanos y asiáticos”. Me llama sobre todo la atención esta última cifra, que no está muy distante de la herencia genética africana. A pesar de que lamentablemente no están deslindados los porcentajes de indocubanos y asiáticos viene a darle la razón a los pocos que afirmaban que exterminio de los indígenas no había sido tan absoluto como se decía sino que los remanentes de población indígena se habían mezclado con los otros grupos étnicos. Otro aporte interesante es que este estudio permite relativizar nuestra percepción racial a partir únicamente del color de la piel pues este estudio “demostró que hay individuos de piel blanca que tienen en sus genes hasta un 72 por ciento de información de origen africano, mientras que otros con pieles negras tienen hasta un 85 por ciento de herencia europea” o determinó que “los mestizos o mulatos poseen hasta un 64 por ciento de legado genético europeo y un 31 por ciento de origen africano, casi dos veces más de europeos que de africanos”. Otro detalle a tener en cuenta es que el relativamente bajo porcentaje de genes africanos tiene muy poco que ver con el mucho mayor impacto de las culturas africanas en la formación de la cultura nacional y eso basta para tomarnos demasiado al pie de la letra estos resultados en otros planos que no sean los estrictamente genéticos.

Antes que otro se lo cuente


Por pura superstición no quería anunciarles un proyecto en el que vengo trabajando con Paquito D’Rivera y el escritor Alexis Romay hace tiempo: el musical Cecilio Valdés, una versión contemporánea de la famosa zarzuela de Gonzalo Roig, Cecilia Valdés, que esta vez tiene lugar en La Habana actual. Paquito lo acaba de anunciar y se llevará a escena el año que viene en España. Un muy pequeño adelanto de esta obra de dará el próximo 8 de diciembre en la sala Weill del Carnegie Hall en un concierto homenaje a Paquito D’Rivera donde se interpretarán algunas piezas de este musical. Están todos invitados previo pago de las entradas, por supuesto.

Trabajo ideológico

Los Miquis de Miami, celosos de todo los que les huela a usurpación de personalidad han detectado una trama de plagio, apología al terrorismo y abuso de menores todo en uno. El canal de televisión de Hamas, la organización terrorista palestina trasmite un programa infantil que tenía a un personaje llamado Farfour, una copia tan descarada como chapucera de Mickey Mouse que se entretenía en hacer llamados a convertirse en pionerito bomba hasta que en el último episodio de la serie lo agarraban los órganos represivos israelíes y lo eliminaban luego de una buena golpiza. Pertenece a la serie de materiales de los que suelo advertir que se consuman en ayunas.

Otra forma de transición


Incluso en medios de cambios que hoy en Cuba son utopías hay transiciones menos deseables pero al parecer imposibles de evitar. Una de ellas es la del personal técnico del antiguo régimen sobre todo en áreas tan delicadas como la inteligencia o el orden público. Por allí suelen transitar sin mucha dificultad represores y hasta torturadores de mediana monta. Así ocurrió en el caso de la conversión de la Alemania nazi en la RFA como recién se airea por allá y cuyas revelaciones recoge El País.

sábado, 24 de noviembre de 2007

Budos Band

Una de las ganancias de mis cenas de Thanksgiving son mis encuentros con un primo postizo José Antonio Gómez que estudia etnomusicología y quien me pone al tanto de sus últimos hallazgos. Esta vez estaba metido de lleno en el afrobeat género que me atrae muchísimo y del que ya he puesto figuras como Fela Kuti y Antibalas. Ahora me habló entre otros de Budos Band, un grupo fundado en Staten Island que suena muy bien. Luego les pongo otras recomendaciones del primo.

No todo fueron pérdidas

Según informa El Nuevo Herald no todo fueron pérdidas para el equipo cubano en el mundial de Taiwán. Algunos peloteros del equipo campeón eterno (el presidente del INDER dijo en el recibimiento del equipo que para Cuba, ellos eran "campeones del béisbol en el mundo") trataron de consolarse con la derrota en el terreno de juego vendiendo prendas deportivas, algo sobrevaloradas dada la dificultad de conseguirlas en el mercado: una manera de disfrutar de las ventajas del capitalismo, el socialismo y el bloqueo al mismo tiempo. Y claro que no está mal que vendan lo que quieran, al menos para mí. El problema es que temo que alguien del INDER termine acusándolos de lucrar con la propiedad social que es más o menos lo mismo que dicen cuando algún pelotero se va a jugar a una liga profesional: que son peloteros porque la revolución les enseñó a jugar pelota. Me imagino que el momento más doloroso para un pelotero cubano que “deserta” es aquél en que decide arrancarse la chapilla de inventario.

Les añado como lectura complmentaria un texto perteneciente a Leve Historia de Cuba donde aparecen como temas principales la pelota y la economía escrito en pleno periodo especial.

POST-ÉPICA
Pero a pesar de todo las masas están en movimiento y no hay nada que las detenga.
Federico Engels, 11 de enero de 1890.

Nadie negará que el espíritu que animaba nuestro empeño de construir un mundo nuevo se ha esfumado. Se deteriora la unánime virtud alcanzada tras tanto esfuerzo y no existe voluntad capaz de restaurarla. A nostalgias se reducen los tiempos en que, regidos por el idealismo y el desinterés, veíamos hasta en la aceptación de una propina un acto inmoral. El quebranto de nuestra ética se distingue, incluso, en los menores detalles de la vida cotidiana, como si cada gesto llevara consigo el germen de su disolución. En este estadio, por ejemplo, se puede ver en el desgano de los jugadores una escenificación de la ausencia nacional de deseos. Se nota sobre todo en el equipo anfitrión, con el que simpatizo. Juega éste con un desánimo increíble para una segunda entrada, por mucho que los contrarios hayan marcado ocho carreras al comenzar el partido.
-Apuesto cinco pesos a que da un jonrón- dice uno a mi lado con evidente afán de lucro.
Analizo la situación. Aunque ese jonrón represente dos carreras a mi equipo, no significará un cambio considerable en la situación del partido. Por otra parte, quien batea en este momento atraviesa una mala racha.
-Acepto -respondo mientras observo cómo la actual obsesión monetaria se apresta a dar fin a mi antiguo desinterés.
Por su parte, el jugador, sumido de lleno en la actual crisis de valores, se poncha. Mientras me guardo los cinco pesos en el bolsillo, me quema el alma comprender que mis ganancias se asocian a la desgracia de mi equipo. El de al lado insiste:
-Apuesto diez a que éste sí la bota.
Me avergüenza su optimismo aunque no se me oculta que en él hierve el deseo de recuperar sus pérdidas. Consciente de dar un paso definitivo hacia mi degeneración total, acepto la nueva apuesta. Aunque vuelvo a ganar, mi vecino de gradas insiste en la próxima oportunidad ofensiva de nuestro equipo en la que, a costa del decadente juego de éste, vuelvo a ganar. Sin embargo, no debo acusarme de avaricia si se tiene en cuenta que nuestra moneda ha perdido mucho de su antiguo valor.
Ahora, a la altura de la quinta entrada, a pesar del ensanche de la ventaja adversa, mis ganancias consiguen animarme un poco. Buscando mayor comodidad, he encaramado mis pies sobre el espaldar de la luneta delantera, con lo que de paso proclamo mi renuncia al respeto que me inspiraban la propiedad social y las buenas costumbres. Mi vecino, en cambio, encubre su despecho por las pérdidas, exagerando su descontento con la actuación de nuestro equipo. Como ya no tiene dinero para las apuestas exhibe sus intenciones de discutir. Me pregunta:
-¿Estás contento, eh? ¿Tú no le irás a los otros?
Tranquilo respondo:
-No te imaginas el dolor que me ocasiona todo esto. Pero no por eso dejo de ser realista ni de analizar las cosas tal y como son. Por tu bien te aconsejo que reserves tu optimismo para mejores momentos.
Él, en cambio, vocifera :
-Pues sabrás que este juego se ganará por razones que emanan de mi más viril intimidad (Reconozco que la frase original era más ruda pero ya no le atribuyo al realismo estricto las virtudes que antes le concedía). Alguien que veía el juego frente a nosotros se vuelve y le dice con desenfado a mi vecino:
-¿No me digas? ¿Con el juego doce a cero, a qué tú aspiras?
Esto da inicio a una discusión bastante fuerte. El rival de mi vecino se declara fanático del equipo contrario. Para su desgracia es el único dentro de una compacta agrupación de seguidores del equipo local, quienes se desentienden del juego para enfrentársele. Por el manoteo cada vez más cercano a los rostros contendientes, es de prever la inminencia del choque físico.
Ya comienza. Me parece lógico que cuando una sociedad queda huérfana de objetivos supremos se abran paso las bajas pasiones de las que este chovinismo estúpido es sólo una muestra. Así vemos cómo, por la fuerza de las circunstancias, la estupidez se impone al ideal de fraternidad humana. Todos a mi alrededor le han propinado algún golpe al contradictor. Ahora yace en el piso, justo frente a mí. Para no hacerme sospechoso de simpatizar con los contrarios, le doy unas patadas, que es lo primero que se me ocurre debido a la posición en que está. Luego, recordando mis pasadas apuestas, insisto. Llega la policía con la premura que no demuestra cuando se la necesita de verdad. Me esposan. Como en los momentos actuales descreo profundamente en toda posibilidad de justicia, no intento defenderme. Ni siquiera menciono el hecho de que no he sido el único en pegarle a ese ciudadano y de que, por tanto, todos los que lo hicieron deben acompañarme, pues ya hace rato que dejé de creer en la igualdad. Los policías me conducen sin muchos miramientos. Es sabido que éstos, por alguna perversa razón, se reclutan en la región de origen del equipo contrario. Yo me dejo llevar mansamente. Lo único que puede tomarse como acto defensivo es el ofrecimiento de mis ganancias en las apuestas a cambio de mi libertad. Uno de ellos me rechaza con energía. De todas formas lo entiendo. Nada tiene que ver en esto la integridad moral, improcedente a estas alturas, sino una sana desconfianza hacia nuestra moneda nacional. Es lógico, y además, no me interesa porque, ¿puede afectarme acaso la prisión cuando se tiene la certeza de que la libertad es sólo una quimera?

viernes, 23 de noviembre de 2007

Joao Donato

Joao Donato, un músico brasileño de los 70s descargando en fecha más o menos reciente con el grupo Paraphernalia.

jueves, 22 de noviembre de 2007

Thanksgiving

Dos caricaturas celebrando el Dia de Accion de Gracias. La primera de Tejuca y la segunda de Garrincha.



Casi un día como hoy

Hace 8 años, en el día de Acción de Gracias de 1999 era encontrado en el mar amarrado a una balsa el niño Elián González. Este episodio generaría no sólo una larga batalla legal y mediática alrededor del niño sino tuvo un fuerte impacto en el pensamiento y la cultura. A partir de aquí, por ejemplo, nació el movimiento hoy conocido como Batalla de las Ideas que ha tenido un decisivo impacto en el pensamiento contemporáneo del ICRT. La cultura norteamericana también se vio fuertemente conmovida en todos sus niveles, desde la ceremonia de los Oscars del año 2000 hasta esta canción de Michael Phillip Wright. El cantautor dice sobre su Song for Elian.

I wrote and recorded this song in 2000 to support the demand that Elian Gonzalez, held captive by Miami Cubans, be returned to his father Juan Gonzalez in Cuba. At this time I have posted it to promote the demand that the embargo against Cuba be ended.

Comments from people around the world who support this demand are invited.

La letra de la canción

miércoles, 21 de noviembre de 2007

Más de pelota

Acá un sitio de un americano fanático a la pelota cubana cortesía de Tania Quintero y otro dedicado a los peloteros profesionales cubanos. Además, una entrevista a Anglada sobre la final del mundial. Abajo imágenes de los útimos momentos del partido final de campeonato mundial de Taiwán y para los enamorados del campeón eterno imágenes del partido final entre Cuba y Estados Unidos de los Panamericanos de 1975 en México con la presencia de jugadores como Armando Capiró, Rodolfo Puente, Wilfredo Sánchez, Alfonso Urquiola, Julio Romero y Agustín Marquetti. Y para los que habitan el Yuma felicidades por el día de Acción de Gracias.

Cuba-Estados Unidos 2007, Taiwan


Cuba-Estados Unidos 1975, México

Eramos pocos

Un corto español “Éramos pocos”, bastante bueno y simpatico. Que lo disfruten.

Otra de Porno

Porno para Ricardo ha sacado un nuevo video clip. Se titula “Me kago” y creo que es una versión de una vieja canción de un grupo punk español pero no consigo recordar cual. Y de contra otra canción dedicada al Hermanísimo titulada apropiadamente “El general”. Cortesía de Cuba Underground.

Un Rey (Vicente Anglada)

En la reciente derrota del equipo cubano en el campeonato mundial de béisbol lo único que lamento en lo personal es que esta haya ido a la cuenta de Rey Vicente Anglada, ídolo de mi niñez y durante mucho tiempo una suerte de héroe trágico de la pelota cubana. No siempre fui Industrialista. Mis inicios como fanático de béisbol fue como seguidor de Metropolitanos un equipo de reciente creación y sin ningún campeonato en su currículum. Por si fuera poco en los momentos en que tomé tal decisión el equipo ocupaba el último lugar de la tabla de decisiones. No lo hice empujado por una innata vocación por la derrota sino atraído por las jugadas que en torno a la segunda base por esos días trenzaban Rodolfo Puente y Rey Vicente Anglada. Porque antes de la combinación Mesa-Padilla de los 80 existió la Puente- Anglada, el 4 y el 36 haciendo fácil lo impensable una noche tras otra. Germán Mesa se encargaría de borrar todo rastro de nostalgia que pudiera sentir por las habilidades de Puente en el campo corto pero Padilla simplemente no resiste la comparación con Anglada.

Anglada era el pelotero más espectacular que conocí en mi vida de aficionado hasta la llegada de Víctor Mesa al jardín central de los equipos villareños. Como ocurria con este, muchos acudían al estadio solo por verlo al segunda base. Mientras el equipo calentaba antes del juego su ausencia se traducía en una inquietud creciente en el público hasta que al salir con aparente desgano al terreno, con una falsa indolencia -muy parecida a la que luego usaría Lázaro Vargas como seña de identidad- la simple presencia de Anglada en el terreno era saludada con una ovación de alivio: estando Anglada el viaje hasta el estadio quedaba justificado. La discusión de por qué dejaban fuera a Anglada cada vez que se confeccionaba el equipo nacional (sólo integró dicho equipo en dos ocasiones) era el centro de cualquier discusión beisbolera en aquellos años. (Circulaban rumores casi legendarios de un guante que le tiró a la cara del director de aquel entonces, Servio Borges, o de las sospechas de una posible deserción en cuanto pisara tierra extranjera).

Parecía que al menos los aficionados habaneros íbamos al menos disfrutar de sus jugadas hasta su retiro cuando una noche de la primavera de 1982, mientras pasábamos la llamada escuela al campo en medio de los partes de la guerra de las Malvinas, anunciaron que se había descubierto una amplia trama de jugadores habaneros vendidos a apostadores y entre ellos se hallaba Anglada. Todos creíamos recordar algún roletazo escapando al guante del tercera base Echemendía de manera injustificable, o al apacible Monguito Cabrera, primera base del equipo, envuelto en sonadas trifulcas o cómo el bateador discreto que era Elnudys Poulot se había convertido de la noche a la mañana en el más oportuno de los jonroneros. Pero Anglada no. Anglada había jugado esa temporada como siempre, con su misma relajada perfección, con esa intensa desfachatez de siempre.

Junto con el anuncio de que los jugadores serían puestos a disposición de las autoridades pertinentes se nos informaba –con la misma gravedad de ocasión con que luego se diría que cierto general sería pasado por las armas- que no sólo eran expulsados a perpetuidad de toda competencia deportiva sino que sus marcas serían borradas de las estadísticas oficiales. Junto a mí estaba esa noche un mulato bajo y gordito a quien todos le guardábamos una consideración especial justamente por ser primo del jugador más espectacular del país y fue él mismo quien me informó tiempo después que su primo llegado el juicio no habían podido probarle nada. De cualquier manera era demasiado tarde. Ya había sido condenado públicamente en televisión y poco importaba lo que hubiera dictaminado un juez. Cuando el verdugo actúa antes que el juez no hay espacio a rectificar. De manera que ante la falta de pruebas le aplicaron la ley de peligrosidad. Tenía 29 años en aquél entonces.

Durante más de una década y media Anglada fue apenas una sombra convocada de cuando en cuando por nostálgicos. Se decía que luego de salir de la cárcel trabajaba como chofer de una corporación, que estaba gordo, que no quería que le hablaran de pelota. Fue así hasta que al fin Víctor Mesa, su amigo y admirador intercedió por él ante el único que podía extenderle el perdón. La participación de Anglada en un juego de veteranos montado por Castro y Chávez –en que el primero fiel a sus vicios engañó al segundo maquillando de ancianos a jugadores en activo- fue la señal de que se iniciaba la rehabilitación de Anglada. Regresó al béisbol demasiados años después aunque esta vez como entrenador de Industriales y al frente del equipo ha ganado varios campeonatos. Su rehabilitación como la de aquellos intelectuales defenestrados en los 70 fue silenciosa. Su larga ausencia del deporte es achacada en sitios oficiales a problemas disciplinarios y su regreso se supone que haya sido posible por la generosidad sin límites de las autoridades.

En el documental Fuera de liga da la impresión de esquivar la pregunta pero en otras entrevistas ha aclarado ese punto con firmeza: no vendió juegos. Su puesto al frente del equipo Cuba fue quizás el punto más alto en su regreso tardío al deporte. Se merecía algo más. Merecía que su nombre quedara públicamente limpio de toda sospecha pero ya sabemos que eso es demasiado pedir cuando el mecanismo que sancionó su condena sigue intacto y es tan incapaz de reconocer la culpa propia como dotado para imaginar la ajena. Su rehabilitación simbólica y pública sin embargo ocurrió mucho antes y puede que Anglada todavía no la conozca: está en unos versos escritos por el poeta Emilio García Montiel, “Un día de inocencia” (1988), versos que de alguna manera hablan tambien de todos nosotros.

Un día de inocencia

Yo recuerdo a los hombres en el momento mejor de su caída.
Cerca ya de la noche.
Cuando apenas ya se advierte una sombra, una nostalgia, un temblor hacia el fin.
Yo los recuerdo en días apacibles:
hechos sobre un pasado de extraña lucidez.
Graves por la confianza o por la fama, o tal vez por el tiempo.
Pero nunca en la gloria.
La gloria es vanidad para creer que somos fieles, que alguna vez lo fuimos.
Tampoco en la tristeza.
Porque nada es peor que la tristeza para engañar a un hombre.
Yo los recuerdo en días apacibles:
loados e innombrables bajo tanta blasfemia.
Doce o treinta y seis: ¿a qué dios pertenecen las jugadas?
¿A qué dios suplicar no ser ni héroes ni traidores?
Alguna vez estos silencios ya no tendrán sentido.
Alguna vez sobre mis ojos el temor se hará inútil.
Sé que habrá un día –un día de inocencia – en que no me será dado decir más.
Yo lo bendigo, igual que a esas mujeres que tendrán mis palabras.
Que sabrán murmurar: «ha hablado de los hombres en días apacibles».
Igual, a los amigos, que cubrirán mis versos con su rostro.
Para bien, —para mal – mucho les pertenece.
Yo recuerdo a los hombres en el momento mejor que de mi caída.
En el momento de llamarme con simpleza Juan o Rey.
De no sentirnos héroes ni traidores.
De no llegar al fin.

lunes, 19 de noviembre de 2007

Lázaro Saavedra



Pensaba hablar de las virtudes como humorista del artista plástico Lázaro Saavedra pero para ser consecuente con su propia obra no lo quiero perjudicar. Recreémonos entonces en su mediocridad manifiesta, su falta de miras, su intrascendencia en contraste con la subversiva crítica de Kcho, nuestro hombre en La Habana. Aquí pueden leer un manifiesto del tal Saavedra. Y aquí ver su galería.

Momentos Cumbres

Hace unos años el Enfermito en Jefe tuvo un encontronazo con Flores entonces presidente de El Salvador en una de esas cumbres hispanoamericanas que solo dejan algo memorable cuando alguien se sale del guion (sin contar con los payasos oficiales cuyo papel es justamente escandalizar. Ahí va en dos partes.



Parte 2

El ventrílocuo

Fíjense el sistema tan curioso que utiliza Chávez para transmitir las palabras de su Comandante en un mítin en Chiule en los días de la Cumbre. Si Centurión hubiera utilizado ese sistema con Francisquito, su títere acompañante, habría recibido una rechifla devastadora pero nada como tener una audiencia de parte de uno.

Un adelanto

Ya que no nos podemos enterar de cómo han funcionado las cosas en el salón de operaciones de nuestro Big Blogger conformémonos de momento con las memorias del médico de Franco.

domingo, 18 de noviembre de 2007

Ganó el deporte, perdió Anglada


El equipo de béisbol de Estados Unidos ganó la final de la Copa Mundial de Taiwán al de Cuba 6 carreras a 3. Previsible será la destitución del director Rey Vicente Anglada por Antonio Pacheco, cuyo nombre se ha estado manejando para dirigir el equipo Cuba desde hace semanas.

viernes, 16 de noviembre de 2007

Fábula del mono hablador

Sucedió una vez que se reunieron todos los animales del bosque. Los más entusiastas eran los monos, que como se dieron cuenta de que cualquier pirueta que hicieran era aplaudida de inmediato no paraban de alborotar. El líder de los monos que, en vistas al poder acumulado, se le llamaba Mico Mandante tanto se envalentonó que llegó a decir que el zorro que en ese momento se encontraba ausente era en realidad una culebra. El Oso Corazón de Peluche que hasta ese momento no hacía más que sonreír decidió protestar del modo más amable que encontró. Él, que había derrotado al zorro en un partido de tenis no podía permitir que se le llamara culebra al zorro. Como todos sabemos las culebras no tienen extremidades y eso hubiera querido decir que Oso Corazón de Peluche había derrotado a un minusválido lo que lo dejaría muy mal parado como jugador de tenis. Trataba de explicar con las mejores maneras que encontró que no estaba bien llamar culebra al zorro aunque sólo fuera porque dejaba en entredicho los conocimientos de zoología que tenían los monos cuando el Mico Mandante comenzó a interrumpirlo repetidamente. Llevaba el Oso Corazón de Peluche trabado un buen rato en el momento más vehemente de su intervención (“por supuesto… por supuesto”) cuando el rey de la selva, un león viejo de quien ya nadie se acordaba de haberlo oído rugir le preguntó al Mico Mandante: “¿Por qué no te callas?” Siendo estas las primeras palabras que nadie le recordara al león en mucho tiempo todos se miraron sorprendidos y más que nadie el perro que siempre había pensado que los ladridos estaban permitidos en esas reuniones pero los rugidos no. Entonces la gallina quien presidía la reunión se despertó y decidió intervenir pidiendo que no se establecieran diálogos con lo cual el buen Oso pudo concluir su disertación sobre zoología elemental. No obstante terminada la reunión los monos (alentados por líder espiritual un viejo papagayo que en sus últimos años de vida se había convertido en ventrílocuo) se alborotaron mucho diciendo que era una afrenta que el viejo león hubiera tratado así al Mico Mandante y que en el fondo lo que el león quería era que volvieran los viejos tiempos en los que imperaba la ley de la selva y no como ahora que los gorilas podían ser elegidos democráticamente. Moraleja: nadie mencionó a las hormigas pero no está mal que ellas tengan, de vez en cuando, alguna oportunidad de divertirse.

P.D.: EL video comentado por Javier Sarda.

jueves, 15 de noviembre de 2007

Dos

Por una parte un artículo que sacó El Nuevo Herald sobre la presentación de Armas, de Ponte y mía en la feria (la foto por supuesto es de tres escritores que no se mencionan en el texto). Y también las dos últimas entregas de La lengua Suelta que acaba de salir. Luego me comentan.

miércoles, 14 de noviembre de 2007

Trailers

Aquí un par de trailers sobre documentales de tema cubano. Uno es el de Cuba Rebelión que tiene como protagonista a Gorki Águila, líder de la banda Porno para Ricardo. Hace un tiempo el trailer aparecía en todos lados pero luego desapareció. Véanlo antes que lo quiten (el making off del documental aquí). El otro es el del documental canadiense “Animal tropical en Montreal” sobre el escritor Pedro Juan Gutiérrez. Tela marinera. Y de contra una especie de video clip con una canción llamada “El rey de La Habana” en la que se reconocen las voces de Boris y Vanito de Habana Abierta.

Cuba RebelióN


Animal tropical en Montreal

martes, 13 de noviembre de 2007

La Feria



Nunca había estado en la Feria de Miami y me sorprendió en muchos sentidos. El lado negativo fueron precisamente los libros o más bien su escasez. Muy pocas editoriales importantes estaban y fuera de alguna sorpresa o las novedades que uno puede encontrar casi en cualquier parte hay muy poco que buscar. La fecha de la feria tan cercana a la de Guadalajara hace que la mayoría de las editoriales prefieran esta última. Por otro lado encontré muchísima gente que hacía tiempo que no veía o que deseaba conocer, desde escritores hasta libreros, editores o directores de revistas. Por lo que pude ver es una feria más dedicada a los autores que a los propios libros. Hay quien lamente la no asistencia de figuras de la talla de Octavio Paz, Borges o Cabrera Infante por motivos ajenos a su voluntad aunque algo parecido ocurre con los premios Cervantes, que ya no encuentran a quien dárselos y un día de estos se lo dan a Miguel Barnet, nuestro taquígrafo más importante después de Batista. La presentación del libro como tal, acompañado de Armando de Armas, a quien no conocía y quien me resultó una sorpresa muy agradable y de Antonio José Ponte al que tuve el gusto de abrazar después de doce años superó mis expectativas. Las más de cien personas que acudieron superaban lo que se podía esperar a esa hora de la mañana. Entre el público andaban los poetas José Kozer, Lorenzo García Vega y Pablo de Cuba. No quiero engañarme. Mi papel era el de telonero de Ponte, una de las estrellas de la feria, pero la respuesta a mis textos fue un poco más allá del aplauso cortés. Nada, que valió la pena. Arriba la foto de los tres durante la presentación, cortesía de los Miquis de Miami y abajo una vista de parte del público.

Regreso

Cada vez me cuesta más trabajo regresar de Miami. Si es una cuestión de temperatura esta se refiere básicamente al calor que prodigan los amigos. De Miami se podrá decir cualquier cosa: del tráfico infernal, o de un proyecto urbanístico más digno de estar ubicado en la luna que en el planeta tierra, de su radio o su televisión que parecen sacadas de algún archivo poco frecuentado por buenas razones. Pero en lo que toca a la gente y al cariño con que reciben a los visitantes (que de los que llegan para quedarse no puedo hablar porque nunca he estado en esa situación) en pocos sitios –Baracoa quizás- he visto algo comparable. Los domésticos recalcitrantes salen de sus cuevas, los misántropos se vuelven juerguistas y los vegetarianos te invitan a un bistec si se trata de complacer al recién llegado. El truco al parecer está en no pasar de las dos semanas o el mes. Aquí la foto que me pidieron del cumpleaños que celebré con un grupo de amigos (algunos no pudieron ir y a otros no pude avisarles) en un restaurante argentino.

jueves, 8 de noviembre de 2007

Libro

Sin saberlo El Fogonero Emergente (Jorge Alberto Aguiar) ha decidido celebrarme el cumpleaños publicando en la red mi anterior libro “El Comandante ya tiene quien le escriba”. Se lo agradezco con toda intención. Que lo disfruten.

9 de noviembre

Hoy cumplo 40 años, cifra penosa que a pesar de todo pienso celebrar. El primer cumpleaños adulto que celebré a lo grande fue el de mis 22. Invité a la casa a montones de amigos y entre ellos a los músicos de la peña de 13 y 8 (de los que luego saldrían proyectos como Habana Oculta, Habana Abierta o Superávit). La fiesta empezó con un concierto en la sala de la casa y terminó con un partido de fútbol nocturno en medio de la calle. Una semana más tarde me enteré que esa había sido una noche histórica por motivos ajenos a mi cumpleaños. Un amigo dominicano trajo un periódico extranjero que confirmaba lo que en la Cuba de entonces se manejaba como un rumor: esa misma noche en la que nos habíamos lanzado a la calle tras una pelota de fútbol había caído el Muro de Berlín. Uno nunca sabe lo que celebra. Esta noche tampoco creo que lo sepa.

La ninfa inconstante

El País presenta un avance de la novela póstuma de Cabrera Infante La ninfa inconstante de la que se anuncia que saldrá el año que viene.

Demanda general

La comidilla en el Miami mediático en estos días es la demanda que le ha presentado el ex-general cubano Rafael del Pino a varios medios de comunicación y representantes específicos de estos ante lo que él considera una violación de su derecho a la libertad de expresión. Todo comenzó en el verano cuando del Pino publicó una carta abierta a Raúl Castro y un artículo llamando a la negociación con el gobierno cubano (luego del discurso de Raúl Castro del vaso de leche). Luego de esto del Pino fue invitado a un programa de televisión al que le siguió otro programa de ex miembros de la brigada 2506 enjuiciando a del Pino. Abajo les pongo los dos programas que han dado pie (en parte) a la denuncia. Una buena propaganda para las empresas de productos lácteos: nunca se sabe lo que puede generar un vaso de leche.



parte 2 parte 3
parte 4
parte 5





parte 2
parte 3
parte 4
parte 5

miércoles, 7 de noviembre de 2007

Un experimento curioso

Hace rato estaba por ponérselo pero no he tenido tiempo. Dos piezas producto de la asociación de Overproof NYC, un trío de jazz latino encabezado por Octavio Kotán y el conjunto de rumberos Raíces Habaneras dirigido por David Oquendo, ambos afincados en Nueva York. Una mezcla interesante. Aquí ver Qué bolá.

martes, 6 de noviembre de 2007

Recordatorio 2

Y los músicos de Habana Abierta se presentarán por primera vez en Nueva York este viernes 9 de noviembre en club SOB’S de Manhattan en dos sesiones a las 8 y a las 10 de la noche. Aprovechen que vale la pena. Abajo los de Habana Abierta en el programa Seguro que Yes.

Recordatorio














Les recuerdo que este sábado 10 de noviembre a las 10:30 de la mañana estaré en Miami en la Feria del Libro presentando mi libro Leve Historia de Cuba. En el mismo panel a la misma hora estará Antonio José Ponte presentando La fiesta vigilada y Armando de Armas con Mitos del antiexilio. Traten de ir y de paso avísenle a todo el que puedan. Va a ser en el Miami Dade College, Recinto Wolfson, 300 N.E. 2da Avenida Downtown Miami, Edificio 3, Salón 3208/09. Aquí más información sobre la participación de cubanos en la feria.

Post Data: Reseña de Andrés Reynaldo sobre La fiesta vigilada

lunes, 5 de noviembre de 2007

Nuestros próceres y el anexionismo


Primero debo aclarar que no soy anexionista aunque sólo sea por el profiláctico motivo de que teniendo nosotros los cubanos bastantes traumas históricos no deberíamos añadirnos alguno más. En el caso específico de la anexión a Estados Unidos considero que cualquier debate al respecto tendría la misma trascendencia que debatir sobre lo conveniente o no de que Angelina Jolie se acostara conmigo. Más allá de mi interés particular (y aunque sé que esto levantará encendida polémica confieso que la Jolie no figura ni siquiera entre mis prioridades fantásticas) sospecho que la actriz esté lo suficientemente desinteresada en mí como para considerar el debate sobre el tema pura tontería. Más o menos así yo veo el debate de la anexión a los Estados Unidos. Si teniendo la oportunidad en varias ocasiones el último intento más o menos serio que se recuerda se remonta a hace más de siglo y medio, pretender que los Estados Unidos se desviven por anexarnos no pasa de ser una de nuestras tantas maneras de halagar nuestro amor propio. La anexión, en suma, traería consigo demasiadas responsabilidades que Estados Unidos no estaría dispuesto a aceptar. Hace siglo y medio con Norteamérica en pleno expansionismo no se veía de esta manera sino que se le consideraba como el principal aliado que los cubanos podían tener a la hora de desprenderse del yugo español. Ello explica que apenas dos semanas después del alzamiento del 10 de octubre de 1868 los insurrectos enviaran una carta al secretario de estado norteamericano en la que decían como conclusión:

Por eso al acordarnos de que hay en América una nación grande y generosa, a la cual nos ligan importantísimas relaciones de comercio y grandes simpatías por sus sabias instituciones republicanas que nos han de servir de norma para formar las nuestras, no hemos dudado un solo momento en dirigirnos a ella, por conducto de su Ministro de Estado, a fin de que nos preste sus auxilios y nos ayude con su influencia a conquistar nuestra libertad, que no será dudoso ni extraño que después de habernos constituido en nación independiente formemos más tarde y más temprano una parte integrante de tan poderosos Estados, porque los pueblos de América están llamados a formar una sola nación y a ser la admiración y el asombro del mundo entero. [En: Portell Vila, Herminio. Historia de Cuba en sus relaciones con los Estados Unidos y España. Miami: 1969, p. 217].


Encabezando las firmas estaba el futuro Padre de la Patria, Carlos Manuel de Céspedes, Pedro Figueredo, el hombre que le gustaba escribir himnos montado en un caballo y Bartolomé Masó, el mismo que lanzara en 1895 el famoso Grito de Baire. No es que Céspedes se encontrara especialmente inclinado a la anexión pero posiblemente pensara que para que esa solicitud de ayuda fuera efectiva necesitaba ofrecer como señuelo una promesa de futura unión sin por ello cometer un pecado de leso patriotismo. Si Washington había solicitado la ayuda de Francia y de España y Bolívar la de Inglaterra no vería razón para no hacerlo cuando se enfrentaba a un enemigo inmensamente superior. Pero no serían ellos los únicos. Meses después (6 de abril de 1869) los representantes camagueyanos en una carta al recién elegido presidente norteamericano Ulysses Grant le decían:

Parece que la Providencia ha hecho coincidir estos acontecimientos con la exaltación al poder del partido radical que representáis, porque sin el apoyo que de ese partido aguardamos, puestos en lucha los cubanos con un enemigo sanguinario, feroz, desesperado y fuerte, si se consideran nuestros recursos para la guerra, vencerán, sí, que siempre vence el que prefiere la muerte a la servidumbre, pero Cuba quedaría desolada, asesinados nuestros hijos y nuestras mujeres por el infame gobierno que combatimos, y cuando según el deseo bien manifiesto de nuestro pueblo, la estrella solitaria que hoy nos sirve de bandera, fuera a colocarse entre las que resplandecen en la de los Estados Unidos, sería una estrella pálida y sin valor. [En: Portell Vila, Herminio. Historia de Cuba en sus relaciones con los Estados Unidos y España. Miami: 1969, pp. 238-239.]


En este caso firmaban la carta Salvador Cisneros Betancourt (el mismo que tres décadas más tarde diera su voto particular contra la enmienda Platt y el llorado Ignacio Agramonte. Demás está decir que el gobierno norteamericano ni siquiera llegó a reconocer la beligerancia de los cubanos en armas que hubiera sido el primer paso para entrar en una guerra en la que de momento no estaban interesados. Insisto, no se trata de acumular argumentos a favor de la anexión. Apenas intento recordar que hace siglo y medio la actitud de nuestros próceres hacia los Estados Unidos o hacia la propia idea de independencia era bastante más laxa que la que ahora se les atribuye. Lo otro es que debemos considerar que si esas cartas hubieran caído en manos de nuestros actuales agentes de la seguridad del estado los 30 años a la sombra por ser agentes al servicio de una potencia extrajera no se los hubiera quitado nadie de arriba.

Paquito y Yo Yo Ma

El otro día les puse a Yo Yo Ma tocando música de Piazzolla. Pues ahora les presento una del japonés con Paquito D’Rivera, Odair Assad, Sergio Assad y Cyro Baptista tocando una pieza brasileña, "Um a Zero" de Pixinguinha que grabó para su disco "Obrigado Brazil". Si quieren pueden escuchar del mismo disco Afro, una pieza de Paquito.

domingo, 4 de noviembre de 2007

Revisionismo

Se cita hasta la saciedad la carta de Martí a su amigo Manuel Mercado del 18 de mayo de 1895 en la que le revelaba que el propósito de su lucha era “impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América”. Mucho menos conocida es una carta abierta que escribiera el propio Martí apenas dos semanas antes, el 2 de mayo al director del periódico New York Herald [aparece incompleta en el link]. Dicha carta estaba dirigida a buscar la simpatía del público norteamericano al esfuerzo independentista e insiste en los beneficios que para la independencia cubana traería para la economía norteamericana cuando el país “tienda anchos sus puertos y sus aurígenas entrañas, al mundo repleto de capitales desocupados y muchedumbres ociosas, que al calor de la República firme hallarían en la Isla la calma de la prosperidad y un crucero amigo”. Hacia el final de dicha carta se dice que
“Al pueblo de Estados Unidos mostramos en silencio, para que haga lo que deba, estas legiones de hombres que pelean por lo que pelearon ellos ayer, y marchan sin ayuda a la conquista de a libertad que ha de abrir a los Estados Unidos la isla que hoy le cierra el interés español”.

La diferencia de contenidos es notoria aunque no totalmente inconciliables entre sí aunque a fuerza de dar una visión más matizada de las intenciones martianas. Se suele desconocer también que la carta a Mercado no era una confesión íntima sino un intento de cabildeo de ayuda para la guerra de parte del gobierno de Porfirio Díaz de quien Mercado habia sido subsecretario de gobernacion. El análisis menos apasionado vería en estas cartas el intento de Martí de recabar ayuda y simpatía casi en cualquier parte (tanto a un gobierno dictatorial como el mexicano o uno de abierta vocacion imperialista como el norteamericano) sin ofrecer a cambio otra cosa que futuras ventajas estratégicas. Incluso los que se inclinen por pensar que la carta al periódico norteamericano es pura maniobra de distracción tendrían que reconocer lo que tantas veces se ha dicho: que no debería tomársele cada texto a Martí al pie de la letra, que cada cita que se usa profusamente para justificar cualquier cosa debería situársele en el contexto en el que fue escrita y no como oráculo para responder a cada disyuntiva cubana por toda la eternidad.

viernes, 2 de noviembre de 2007

Dos de Piazzolla

Adios Nonino por el mismo y Libertango por Yo Yo Ma.

Confirmado

Confirmada mi teoría de que se trataba de una metida de pata del Perroque lo de hablar de pérdida de soberanía en favor de una confederación bolivariana. Ricardo Alarcón no lo desmintió pero se encargó de aclarar que la cosa no era inminente a pesar de lo que dice Chávez de que "El mundo pluripolar ya existe, aquí estamos nosotros. No hay un día que perder.” Para rematar con esta poderosa metáfora: “Piquemos adelante con la bala trazadora". Alarcón tratando de enmendar la torpeza del muchachón aclaró que "Él (Pérez Roque) no dijo cederla a España ni a Estados Unidos, él dijo cederla el día que tengamos la patria grande, la patria unida por la que luchó esa bandera toda su historia". Por favor, no meter a la bandera en esto porque si ella nació con una voluntad integradora, con la de Texas como modelo (de ella sale la expresión “Lone star” que los cubanos traducimos ungidos de patriotismo como “estrella solitaria”) fue la de integrarse a los Estados Unidos y hasta el mismísimo Carlos Manuel de Céspedes le hizo a Cleveland, el presidente norteamericano de entonces, una propuesta de integración que fue rechazada. Por su parte Alarcón puso como ejemplo que la Unión Europea tiene su propia bandera y moneda lo cual nos llena de esperanzas: queda la posibilidad de que Cuba la entrada en la Comunidad Europea y que los cubanos cobren directamente en euros. “A ver, ¿Qué tienen los turcos que no tengamos nosotros?” dirá la gente de Buenavista.
Pero volviendo al proyecto bolivariano yo personalmente no me lo creo. Una integración de derecho a Venezuela que traería muchos más problemas que la que de hecho ya se viene dando sin ninguna de las ventajas. Será como la zafra de los diez millones. A la larga no será pero tendrán entretenida a la gente un buen rato.

Sorpresita

Una oda a Miami cantada por adivinen quién. En el fondo lo más sorpresivo suele ser al fin y al cabo totalmente previsible. Ni lo juzgo ni me molesta. Esta locura ya lleva demasiado tiempo como para no aprender ciertas cosas.

Al compañero que me atiende

De carambola me llega esta carta de la escritora Ana María Valenzuela a Alex Pausides, vicepresidente de la Asociación de Escritores de la UNEAC y poeta en sus ratos libres. Todo parece indicar que se trata de la reacción a una asamblea de la UNEAC donde se plantearon problemas mínimos, cotidianos que al parecer al señor ministro le hacen mucha gracia. Si al ministro no le llega por las vías correspondientes que al menos se la haga llegar el compañero que me atiende. Como ve, los escritores cubanos tienen problemas más urgentes.

Para Alex Pausides de Ana María Valenzuela

Estimado Alex
Le envio esta comunicación para que sea tan amable de discutirla en la Comisión de Reclamaciones, por usted presidida.

Consiste en:

Durante el pasado Plenario de la Sección de Escritores, día 29 de octubre de 2007, usé mi libre derecho a opinar para plantear-una vez más- la necesidad de atención inmediata que en el plano material precisan un gran número de escritores, editores e historiadores. Sabiendo que nuestra sociedad es generalmente carencial en el plano material, pedí que se priorizara aquellos que por su edad, trayectoria impecable, repercusión social de su obra o enfermedad estuvieran más urgidos, e insistí en el hecho indubitable del que en nuestra sociedad se encuentren casos así debe constituir una vergüenza para las instituciones vinculadas con la labor intelectual o para aquellos que se limitan a resolver sus propias necesidades y pasan a ignorar la de sus compañeros.

Ello provocó un verdadero ataque de hilaridad en Nuestro Ministro. Considero que el humor es parte de nuestras características de identidad nacional, pero realmente no considero motivo para reír los siguientes casos, que son algunos entre muchos:

- Olga Montalbán, historiadora, casi 70 años de edad a quien se le inoculó el virus de la hepatitis C durante una transfusión de sangre, investigadora y editora, con problemas graves de vivienda y solicitud presentada en el año 1989. Sus condiciones de vida y trabajo se ven dificultadas además por carecer de correo electrónico que le facilite proseguir su labor divulgativa como responsable de una página Web, por no decir que además de un techo seguro, carece hasta de aparato de televisión, teniendo a su cuidado a un padre de 92 años. No existe apoyo especial , ni atención pese a ostentar la Distinción por la Cultura Nacional entre otros méritos .

- Esteban Llorach Ramos, editor, antologador y autoridad en materia de trabajo comunitario:Carece desde hace varios años de un equipo de refrigeración.

- Jacqueline Teillagorry Criado, editora de casi cuarenta años de experiencia y antologadora, fue citada judicialmente y se le amenazó con embargársele parte del salario por el terrible delito de que su casa, su balcón y su techo se caen a pedazos. En el caso de que se le proporcione materiales para repararlo, carece de posibilidades materiales para hacerlo, pues depende de su salario y este es insuficiente para costear la envergadura del arreglo.

-Julia Calzadilla, escritora, investigadora, traductora: carece de condiciones adecuadas de vivienda y padece de enfermedades crónicas que tornan la determinación sobre su vivienda algo perentorio que no se debe posponer y menos aún ignorar, habiendo sido concedida viviendas decorosas a personas de menos renombre y necesidad.

Realmente estos son solo algunos casos, puede que haya otros igual de críticos, si no los menciono es por desconocimiento. Lo que me parece muy curioso que todos de un modo u otro todos sean editores, historiadores o personas vinculadas a la creación para el universo infantil. Espero que sea simple coincidencia y no ceguera consciente en el plano de la dirección cultural.

Lamento no poder sumarme a las risas que suscite el desear de algún modo que estas personas vivan mejor que los ladrones, si esto es pensamiento utópico Fowleriano me agrada tener aún la limpieza de espíritu para soñar que alguna vez sea así nuestra realidad, influencia delirante del Quijote sin duda.

Deseo que envíe copia de esta carta a la oficina de Abel Prieto- no lo hago por carecer de su dirección eléctronica -y como siempre confio en la eficacia y transparencia de su gestión.

Atentamente

Ana María Valenzuela Manteiga

Jorge Fernández Era

Viejo amigo, ex miembro de Nos y Otros y sobre todo muy buen escritor humorístico. Suyos son los 50 cuentos de Nuestro Era. Aquí les pongo uno que pertenece a una colección más reciente que todavía permanece inédita.

SAL PA’ FUERA

–¿Vieron ayer el noticiero?
–...
–Cuando yo lo digo... La noticia es que van a cerrar la mitad de los centrales azucareros. ¡Se acabó la dulce vida!
–¿Y eso en qué nos afecta, compañero ministro?
–Somos cubanos y revolucionarios, valga la redundancia, y cualquier cosa que toque de cerca al país nos toca también a nosotros, aunque nos toque lejos.
–Lo decía en el sentido de qué tiene que ver nuestro ministerio con la problemática del azúcar.
–Que seremos los encargados de buscarle un sustituto en el mercado mundial.
–¿Un sustituto? En nuestra rama, la minero-metalúrgica, el fuerte es el níquel y no tengo que explicar los vaivenes de precio que ha sufrido en los últimos años.
–Olvídense del níquel, del cobalto y del níquel más cobalto. Exportaremos sal.
–¡¿Sal?!... Usted disculpe, pero eso no tiene ni pies ni cabeza.
–Sí lo tiene. Somos un país rodeado de mar. Eso lo sabe cualquier revolucionario cubano, y que valga doble la redundancia.
–Ministro: salvo que me equivoque, el mar está ahí desde mucho antes del 59...
–No estés tan seguro... La estrategia es construir no menos de mil salinas a lo largo de nuestras costas, para que comiencen a producir de aquí a dos meses.
–¡¿Dos meses?!
–Sí. Según el Instituto de Meteorología, en esa fecha se producirá el mayor nivel de evaporación, y la productividad de una salina aumenta proporcionalmente a este último.
–¿Y dónde está la fuerza de trabajo para atender las penúltimas?
–La semana que viene se abre un curso de salineros emergentes en Caimanera, con cinco mil alumnos.
–Eso es peligroso dada la proximidad de la Base Naval de Guantánamo. ¿Quién convence a los yanquis de que tanta gente en su cercanía estudian por el futuro de las exportaciones nacionales?
–Ellos quizá vean más el noticiero que ustedes... Centremos nuestro plan de acción en el aspecto económico. Nos dividiremos en dos equipos. Los que están a mi derecha partirán el lunes hacia Bolivia y los de la izquierda a Paraguay.
–La idea de mandarnos al extranjero es magnífica, pero: ¿qué haremos allá?
–Explorar mercados potenciales para nuestro futuro primer rubro económico. Esos dos países son los únicos en América que no tienen costas. Se supone estén obligados a comer bajo de sal.
–No acabo de entender. Son naciones pobres. Incluso logrando acaparar todo su mercado, no creo logremos ingresar mucho a nuestras arcas.
–Eso déjenmelo a mí. Yo parto el mismo día que ustedes a una gira por Suiza, Austria, Hungría y la República Checa.
–Una objeción...
–¿No te gusta Paraguay?
–No es eso. Me preocupa la publicidad: ¿qué va a pensar la opinión pública mundial cuando se entere de que Cuba incita a consumir cloruro de sodio?
–Ya hay dos equipos de especialistas trabajando en la confección de sendas campañas publicitarias: una con el fin de demostrarle a los asiáticos lo mal que sabe el arroz desabrido; la otra, para que nuestro pueblo conozca el alto índice de hipertensos que existe en el país.
–No acabo de entender...
–¡Mijito, vas a salarme el día! ¿Qué no entiendes ahora?
–¿Por qué alarmar a nuestros compatriotas?
–Sencillísimo. Si queremos empezar mañana mismo a exportar sal, o como dices tú, cloruro de sodio, hay que suprimir un cuarto de libra del que se da a la gente por la cuota. Pero con persuasión, para que crean que es por el bien de su salud.
–Ni que fuera tan fácil cambiar los hábitos alimentarios...
–¿Hábitos? Eso qué importa cuando está en juego nuestra sobrevivencia... Miren, para aliviar hipertensiones propongo celebrar con un buen café el que a partir de hoy este edificio se convierte en el corazón de la economía cubana... ¡Coño, Clarita, no le echaste azúcar!

jueves, 1 de noviembre de 2007

Nos-Y-Otros

Cuando se hable de pioneros de la revolución que ocurrió en el humor cubano a mediados de los años 80 no se puede dejar de mencionar al grupo Nos-Y-Otros. Nacido en la facultad de artes y letras de la Universidad de La Habana comenzó como un grupo literario que luego pasó a hacer teatro. A pesar de todos los cambios que hubo en sus filas siempre se caracterizó por su humor inteligente y sutil. Su obra más conocida es el guión de la película Alicia en el pueblo de Maravillas, tristemente célebre por haber sido sacada de cartelera a los cuatro días de estrenada luego de que sus funciones fueran convertidas en verdaderos actos de repudio y de que en los principales periódicos del país se le condenara con una ferocidad usualmente reservada para ciertos presidentes norteamericanos. Como en el caso de otros grupos de los 80 de sus integrantes originales sólo uno queda en Cuba. Les presento Aire, un sketch que si mal no recuerdo fue estrenado hacia 1990 o 1991. Esta grabación fue realizada en el teatro Guiñol en 1996.