martes, 18 de diciembre de 2007

Ilusiones perdidas

Granma publicó el texto íntegro de la carta del Comandante leída ayer en la Mesa Redonda que hizo pensar a muchos que se refería a su posible renuncia. La frase con la que aquél cierra su carta desmiente tales ilusiones. En ella dice: “Pienso como Niemeyer que hay que ser consecuente hasta el final”. Y no me imagino otra forma de que el Tipo sea consecuente hasta el final que molestando al ganado avícola: mareando la perdiz y jodiendo la pava.

2 comentarios:

Infortunato Liborio del Campo dijo...

Risqui:

El cuento ese de no aferrarse a los cargos lo he escuchado yo más veces que el caray. Con ese cuento me arrullaba el Coma-andante desde que yo era chiquito. Parece que las agencias noticiosas no saben leer ¿o nosotros somos muy escépticos? La novedad es que por primera vez habla del tema después del día D. Por otra parte si se iba a aferrar al cargo ¿para qué lo postularon por Santiago? ¿Te acuerdas? Creo que fue la última vez, que hizo un teatro y dijo que parecía que no iba a poder descansar, que si se lo pedían otra vez pues tenía que seguir ejerciendo el poder, se hizo bravito y todo. Lo que pasa es que como en la práctica no puede ejercerlo, a mi me parece que dentro del país, ya ni el hermano le hace caso.

Laz dijo...

Penultimos Dias convoca a los caligrafos del mundo a unirse para determinar la autenticidad de la nota y la firma que Fidel Castro enviara al General de la Mesa Retonta en el dia de ayer, lo cual me parece una idea excelente.

No tengo dudas que pronto sabremos sus apreciaciones; pero el tema en si mismo no le veo tanta importancia. Si lo escribio el ayer, o si sor lage o la hermana pedrusquina lo ayudaron, o si le colaron un pentotal en vena hace 16 meses o ayer en el almuerzo; lo que me parece importante es que la comedia de la sucesion concluyo como ellos querian, sin sobresaltos. Lo han tenido unos meses haciendolo pasar como el OPOSITOR a las reformas que todo el mundo quiere, especie de venganza china del chino Raul.

En otro comentario insistia en que un Fidel Castro jamas dejaria de AFERRARSE AL PODER CON TODO, en tanto que JAMAS EMPLEARIA LA EXPRESION “MI DEBER ELEMENTAL ES NO AFERRARME A CARGOS,…” LO ESTAN PONIENDO COMO EL ULTRA VILLANO DE LA TRAGEDIA HASTA EL FINAL Y CONVIRTIENDOLO EN EL ENEMIGO PUBLICO NUMERO UNO.

http://cubaindependiente.blogspot.com/