sábado, 13 de abril de 2013

Positivismo


Un amigo a quien hace rato no veo me pregunta –así, de pronto- si le puedo decir algo bueno que haya hecho la Revolución. Y la verdad es que no se me ocurre nada o quizás alguna que otra cosa pero ninguna me convence del todo. Me pregunto si ya no puedo ser lo suficiente objetivo como para reconocerle algún gesto libre de un sentido perverso. Por fin le explico que es como si alguien -con el pretexto de liberarte de las garras de otro- te secuestrara durante cincuenta años: puedes pensar en las veces que te alimentó, que te trajo ropa, cuando te dejó ver la televisión, o te enseñó a tejer macramé pero todo eso está condicionado por la lógica del secuestro. No hay que ser demasiado suspicaz o desagradecido para pensar que incluso aquellas cosas que pudieron ser agradables o positivas las hacía para mantenerte secuestrado.

Y ya que estamos en esto les hago esta pregunta: ¿Acaso no se puede pensar en nada positivo que haya hecho la esclavitud por los esclavos?

11 comentarios:

Anónimo dijo...

La Ley de Ajuste Cubano?

versioncorta dijo...

Cuando te das cuenta de que la unica razon de ser de todo eso que llaman Revolucion era el apetito de poder sin limites de un hombre, todo cae en perspectiva.

Realpolitik dijo...

Curioso que nadie hace semejante pregunta (abiertamente) acerca de la gestión de Hitler.

Anónimo dijo...

es gracioso como han ido cambiando las tecnicas los rojizos estos, al estar ya casi convencidos de que sus "lideres" han ensuciado mucho mas de lo que han limpiado la casa nacional...... recurren a este tipo de pregunticas: "entonces resulta que la revolucion no ha hecho nada bueno?"...... si te das una visita por La Joven Cuba, o el blog Paquito El De Cuba, veras que esa tecnica interrogativa esta cada vez mas en boga.....

el fume dijo...

Yo a veces he usado una analogía parecida. Cuando un sueco me ha dicho: “Pero aquello no es tan malo y, además, tienen la salud y la educación” le he respondido: “Vamos a hacer una cosa, a partir de mañana me vas a dar todo tu dinero. Te dejaré un dinerito de bolsillo que puedes gastar a tu gusto pero el resto soy yo quien decide como puedes gastarlo. Yo decido dónde puedes comprar, qué puedes leer, qué programas de televisión puedes ver y dónde vas a trabajar. Eso sí, te garantizo que no tendrás que usar el dinero de bolsillo en gastos de salud o educación y, quién sabe, es posible que algunas de las cosas que yo decida sean de tu gusto. De cualquier forma serán siempre mi decisión y tú no tendrás nada que decir al respecto. Cada día te recordaré lo agradecido que debes estar de mí por lo bien que yo uso tu dinero. Y no se te vaya a ocurrir protestar porque te encierro por el tiempo que yo estime necesario. De aquí a 55 años con ese sistema ven a contarme qué tal te caigo”.

Anónimo dijo...

Bueno, tengo algo que aportar. La " revolucion" logro convertir a los cubanos en emigrantes y ciudadanos del mundo, incluso conoci a una señora que, medio en serio medio en broma, decia, gracias, Fidel, por ti vivo en NJ con agua corriente y electricidad que nunca se va, por ti tengo carro que ni soñe en Cuba, y por ti he ido a Europa, a Hawaii y Puerto Rico.
Tambien, acerca de la esclavitud, conoci a un afroamericano que agradecia la esclavitud de sus antepasados porque decia que gracias a eso el nacio americano y no africano pasando hambre y guerras en ese jodio continente. En fin, que todo depende del color del vidrio con que se mira.
En Cuba, la revolucion elimino los parquimetros, recuerdo como los destruyeron a palazos, en las noticias, pero claro no hacen falta, si la gente no tienen carros ni los munipicios ñecesitan recaudar fondos, ya que no hacen nada. Tambien elimino pagar por los telefonos publicos, no si continuan esas cosas. Te matan de hambre, y te entierran gratis. Porque todo es el estado, y Fidel Castro se robo los cementarios y las funerarias. Lo mismo da. ANA

Güicho dijo...

Yo le debo la vida a la revolución. Sin ella mi papá no habría conocido a mi mamá durante una jornada de "trabajo voluntario". Lo que pasa es que soy tan ingrato como un negro descendiente de esclavos.

Que viva la Pepa dijo...

Nos liberó a muchos de la insularidad y de "la maldita circunstancia del agua por todas partes".

Anónimo dijo...

No se ha mencionado algo muy importante. Seremos por un buen rato los únicos latinoamericanos sin vocación de revolucionarios y desconfiaremos por varios annos de todas las utopías. Yo no me imagino un logro mayor.

Alberto de la Cruz dijo...

A mi me paso algo similar a el fume. Hace unos años atrás, una señora argentina bien educada con doctorado y todo me trato de justificar la Revolución con diciéndome que por lo menos en Cuba la gente tiene educación y salud gratis. Admitió que no hay libertad de expresión o acceso a información, pero justifico eso también con una analogía que por culpa del embargo, el régimen castrista tenia que escoger entre Apples (manzanas/comida) y Apples (computadoras) para el pueblo.

Le respondí con una pregunta bien simple:

¿Si no tuvieras ninguna otra opción que escoger entre ser una analfabeta libre o una esclava bien educada, cual escogieras?

Se le abrieron ojos bien grande y me respondió: "Pero chico, no me la puedes poner de esa manera".

Le seguí pidiendo que me dijera cual escogería ella, pero de ninguna manera me quiso dar una repuesta a la pregunta.

Quizás no quiso admitir que ella estaba dispuesta dar su libertad por una educación, o que prefiriera ser analfabeta antes de esclava.

Pero en mi opinión, creo que el problema fue que ella no quiso admitirme que ella misma no aceptaría vivir bajo el régimen que ella piensa es tan bueno para los cubanos.

Anónimo dijo...

MUCHA SIMILITUD POR NO DECIR IDENTICO A TU VIDA DURANTE VEINTE LARGOS DIAS MESES Y A?OS