jueves, 3 de enero de 2013

De lo que vi el año pasado


1.- “The Wire”. Una serie que vi con años de retraso y tras un par de recomendaciones confiables. En apenas unas semanas me despaché los sesenta capítulos repartidos en cinco temporadas. Una lección de cómo contar una historia contemporánea con intensidad, detalle y sutileza, de cómo el universo puede caber en una ciudad no especialmente agraciada por los dioses, una suerte de “Guerra y Paz” en el Baltimore de la década pasada que equivale a decir, en el mundo de las drogas, la policía, la burocracia y la corrupción. Decenas de personajes bien construidos, sólidos, inolvidables con su humanidad casi siempre expuesta a situaciones extremas.

 

2.- “In Darkness” (2011) de la polaca Agnieszka Holland (quien, por cierto, dirigió tres capítulos  de “The Wire”). No es otra historia más sobre el Holocausto porque es mucho más que eso. Ni es “La lista de Schindler” en versión de un polaco limpiador de alcantarillas. Es la historia de un tipo cualquiera que emprende una buena acción por pura conveniencia y poco a poco consigue descubrir su propia humanidad. Soberbiamente interpretado el papel de protagonista por Robert Więckiewicz la película conmueve casi como si no lo pretendiera.

 

3.- “Hipsters” (2008) de Valery Todorovsky destruye el justificado prejuicio de que los rusos nunca podrían hacer un musical más o menos decente. Y lo hace contando la historia de muchachos rusos en el Moscú de 1955. Unos intentan divertirse escuchando jazz y vistiendo a la moda occidental mientras otros intentan disuadirlos con argumentos tan convincentes como las tijeras o los golpes. La historia no por previsible consigue entusiasmar por su cuidada fotografía, sus magníficas actuaciones, su ritmo (le de la música y el de la edición) y la réplica minuciosa de un mundo signado por la represión y la transgresión en el que todos hemos vivido alguna vez.

 

4.- “El Maestro y Margarita” (2005) una muy buena adaptación rusa de la novela de Bulgákov extendida a lo largo de diez capítulos. Consigue reproducir al detalle la novela sin traicionar su carácter literario pero sin condenarla al puro verbo.

 

5.- “Footnote” (2011) de Joseph Cedar, película israelí que aborda el universal tema de las relaciones entre padres e hijos y el gremial de la vida académica con toda la falsificación y miserias en la que vive gente dedicada a la búsqueda de la verdad, ni más ni menos que el resto. La música de comedia ligera rebaja un tanto el tono de una película que se mueve en otra tesitura pero -obviando ese detalle- se disfruta mucho.  

 

 

6.- “Waste Land” (2011). Ya de ella hablé aquí. “nominada al Oscar al mejor documental de largometraje este año, cuenta una de esas historias de mejoramiento personal que no desentonarían en las páginas del Reader’s Digest. Un artista famoso (Vic Muniz) emprende la aventura de crear una obra con los recolectores de basura del mayor basurero de Brasil (y del mundo) y a partir de esa obra cambiarle la vida a gente que vive en una pobreza minuciosamente infernal. Es la humanidad tremenda de todos los que participan en la película, desde Muniz hasta las de los recolectores de basura que sirven de confidentes, modelos y cómplices del proyecto lo que convierte una historia repleta de lugares comunes en documento convincente y bello sobre las posibilidades de redención cuando se tienen un par de cosas claras. Definitivamente una película muy fácil de recomendar” 

 

7.- “The Artist” (2011). La comenté apenas vista aquí. “no es una película que te cambie la vida pero te la mejora al menos los más de 100 minutos que dura la proyección. Sus presupuestos son arriesgados a estas alturas de la vida: una película muda y en blanco y negro para empezar pero no renuncia a la pretensión hollywoodesca de hacer de hacer un cine entretenido, placentero. Sus protagonistas (Jean Dujardin y Berenice Bejo) y su director (Michel Hazanavicius) vienen de otra tradición cinematográfica, la francesa y quizás en ello radica la frescura con que abordan los tópicos de aquel negocio fundacional que se estableció en California hace ya un siglo. (A ese trío le debemos las dos películas de la recomendable serie OSS 117, una parodia exquisita del género de espías con paisajes turísticos de fondo). Y el salto que dan al cine americano con una película inaudible -a excepción casi de su banda sonora- no podía ser más orgánico e inteligente, explotando todas las posibilidades que les ofrecen las limitaciones que se impusieron. Como para recordarnos los tiempos -que nunca existieron- en que el cine era solo eso, ilusión pura.”     

 

8.- “Ai Weiwei: Never Sorry” (2012): ya lo dije antes: ““Never sorry” documental sobre el artista chino Ai Weiwei es una absorbente indagación sobre el punto en que se interceptan arte, política, curiosidad, responsabilidad social, creatividad, libertad de expresión y carácter. Una de las preguntas que flota sobre todo el documental (la otra es “¿Cómo no se cansa de hacerlo? ¿De dónde saca fuerzas para no rendirse?”) es ¿qué tiene que ver el arte con la vida? En el caso de Weiwei la respuesta es otra pregunta: ¿qué tiene que ver la vida con la vida?

 

9.- “The Baader Meinhof Complex” (2008) de Uli Edel cuenta la historia de uno de los grupos radicales que proliferaron en la RFA en los setentas –la Facción del Ejército Rojo- en su tránsito de los pruritos ideológicos a la lucha armada y el asesinato como “el escalón más alto que puede alcanzar la especie humana” que diría el Che Guevara. (Es el mismo grupo, por cierto al que el pintor Gerhard Richter le dedicara una serie de 15 cuadros). Y Edel la cuenta con toda la precisión y objetividad que le es posible, que no es poca cosa.

 

10.- Tales from the Golden Age” (2009). Si en una institución tan antigua como es la tiranía hay muy poco espacio para la originalidad en su variante comunista apenas queda hablar de calcos entre sus diferentes franquicias. Esa es la primera conclusión a la que se llega luego de ver una película como la rumana Tales from the Golden Age” dedicada a las leyendas urbanas que circulaban en la época de Ceaucescu. La historia de los niveles de ridículo a los que se podía llegar cuando en una pequeña aldea se anunciaba la llegada de una inspección del partido; la de las tribulaciones de una familia que intentaba dar muerte a un cerdo en un apartamento sin que los vecinos se enteraran; la de un camionero de una granja avícola que descubre que con los huevos que ponían las gallinas durante el traslado se podía montar un buen negocio; la de los apuros del órgano oficial del partido para hacer que el dictador luciera del mejor modo posible en las fotos. Y sigue la cuenta.


11.- "Sophie Scholl: The Final Days" (2005). Por recomendación de algún lector de esta página vi la película alemana sobre los miembros de la Rosa Blanca, un grupo de resistencia pacífica a los nazis que fueron ejecutados en 1943 por imprimir y repartir panfletos. Un esfuerzo ridículo si se tiene en consideración la monstruosa maquinaria a la que se enfrentaban y al mismo tiempo una de las escasas muestras de inteligencia y coraje de las que los alemanes pueden presumir en una época arrasada por el miedo y la estupidez. 


Y de contra: Después de casi treinta años volví a ver “Blade Runner” (1982) (esta vez en colores: en Cuba, si mal no recuerdo la habían estrenado en blanco y negro) y valió la pena. Una película que mejora con los años, a menos que, algo que dudo, el que haya mejorado su percepción sea yo.


P.D.: Ahora recuerdo que luego de ver "The Wire" me dio por ver películas brasileñas de tema parecido: "Cidade de Deus" un clásico que no me perdono no haber visto antes; "El hombre del año" otra que está muy bien sin llegar a la altura de la anterior; "Escuadron de elite" que es la más flojita de las tres pero aun así se ve con gusto.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Blade Runner, Enrisco, sí la estrenaron en colores. La vi en el Payret.

Enrisco dijo...

pues yo estoy casi seguro (y digo casi porque la memoria es muy tramposa) de haberla visto en blanco y negro en el Ambassador. o a lo mejor cuando aquello era daltonico ocasional y no lo sabia.

Anónimo dijo...

Por culpa de "The Wire" estuve viendo un monton de juegos del ManU con los ojos cerrandoseme, jejee, que serie mas buena!

Con "In Darkness" me quede pensando que seria muy bueno que algun dia pudiesemos no solo ver las peliculas en 3ra dimension (como ya sucede) sino sentir los olores de lo que vemos...esta pelicula podria prescindir de semejante avance tecnologico

Los "Tales from a Golden Age" deberian ser transmitidos por algun loco por la TV Cubana...jejeje

Saludos a todos y Feliz Anho Nuevo!
El "Canedian"

Que viva la Pepa dijo...

Gracias por todas las sugerencias. Acabo de ver Waste Land en Netflix y realmente me ha impactado. Ahora encargaré esa versión de El Maestro y Margarita.
El resto las he visto y son realmente excepcionales.
Gracias de nuevo y no pierdas la costumbre de darnos buenas recomendaciones.

Cucovich dijo...

Blade Runner....coincido contigo, la vi en blanco y negro "alla", pero siempre me la imagine' en colores !!

Definitivamente "the wire" algo muy bueno, y "Tales from a Golden Age" no se por que siempre me recuerda las asambleas del poder popular en los pueblitos de habana campo..

olmis leyva dijo...

Sophie Scholl: The Final Days, me la vi creo hace dos años, una de esas películas que te dejan con el corazón apretado, y más información sobre la Alemania nazi , madre de cosas atroces y al mismo tiempo valientes y únicas. Excelente!

Anónimo dijo...

Esta Olmis, es la esposa de Rogelio? La rubita dentista
que comía pan cremita de leche? Son los viejos amigos de casa de Manuel Piña?

Anónimo dijo...

Blade Runner, la vi en la televisión y en el cine y era en blanco y negro

Anónimo dijo...

Vi Sophie Scholl: The Final Days en netflix. Creo porque la recomendaron aqui. No me acuerdo.
Y me pase despues un buen tiempo viendo peliculas alemanas. Las memorables.

Downfall
The Nasty Girl
A Woman in Berlin
The Wave

Geniales. Ya identifico a las artistas alemanas y todo.

Anónimo dijo...

Otras alemanas que se me quedaron fuera.

Aimee and Jaguar (Lesbian love al estilo de Romeo y Julieta, preciosa)
Rosenstrasse (Las mujeres alemanas casadas con judios los defendieron a contra marea)

Y entonces Netflix comenzo a recomendarme peliculas de Europa del Este

Absurdistan Rusa (No la dejen de ver)
Strike- Polaca, sobre Solidadridad.

Enrisco dijo...

gracias por las recomendaciones. les echare un vistazo. esa es la idea de este post, intercambiar titulos y todos salir ganando.

Anónimo dijo...

Dejaba afuera otra pelicula alemana memorable. Creo de las mejores.

Nowhere in Africa

Saludos,

Mercedes

Anónimo dijo...

La pelicula no es la gran cosa. Pero tiene una cancion que se queda en la cabeza. Esta free en Netflix.


Take This Waltz

La cancion es Take This Waltz -Leonard Cohen

Mercedes