lunes, 5 de diciembre de 2011

Leve noche en Montreal



Debo confesar que la presentación el jueves pasado de Leve Historia de Cuba en la librería Las Américas de Montreal me sorprendió. La verdad es que no tenía muchas expectativas. Cuando se ha estado en unas cuantas se sabe que suelen bastante más impredecibles que el clima. Esta vez ni siquiera contaba con más propaganda que la que le di en este blog y la que le hicieron amigos diligentes por su cuenta (algo que, como comprobé, no es poco). Pero aún así la sala (más bien pequeña) se llenó con un público cálido y atento. Gente sana e inteligente –por lo que pude colegir de las conversaciones que tuve con los que se acercaron- que no provenía necesariamente del mundo de la cultura, agradables y educados todos, incluidos los niños. (En especial me conmovieron dos parejas que no teniendo con quien dejar a sus hijos –uno de 18 días de nacido, de cuatro años la otra- decidieron acudir de todas maneras). Me hice la idea de una comunidad mucho menos abundante que la de Miami, Nueva Jersey, Madrid o el D.F. pero que no deja pasar la oportunidad de reencontrarse a sí misma.

Así que arropados por el cariño de los amigos y la generosa presentación de mi admirado César Reynel Aguilera, Franky y yo, usualmente torpes en público, nos sentimos distendidos como pocas veces y todo fluyó como cuando se está entre gente muy querida. Debo agradecerle en primer lugar a Isbel Alba, tan entusiasta como eficaz, por todo el cuidado con que organizó un evento al que nos arrastró cuando ya era un hecho consumado, cuando era imposible negarmos, a Francisco Hermosín, administrador de la librería y a cada uno de los que acudió esa tarde. También por supuesto a Aurora y a Jorge, a Sadja y a Enya, a Vilma y a Mauricio, a César e Isbel de nuevo que convirtieron la presentación en mero aperitivo del reencuentro y sin los cuales Montreal tendría para mí un sabor mucho más tenue. Y por último lugar le agradezco al personal del consulado cubano que tuviera el fino gesto de no aparecerse en la librería, ocupado como andaba en algún jelengue bolivariano. Una experiencia -la de la presentación- como para intentar repetirla en cuanto aparezca otro libro.

[En cuanto pueda pongo el video]

17 comentarios:

tona dijo...

Felicitaciones!!!

Miguel Iturralde dijo...

Muy bien por ustedes. Suena como que la calidez del encuentro palió el frío québécois. Felicidades nuevamente a todos. Saludos.

Victor Mozo dijo...

Fue un exitazo para ustedes y un gustazo para mí poderlos conocer.

BARBARITO dijo...

Tus (¡¡muchos!!) lectores -regados por todo el mundo- siempre esataremos esperando otros libros y otras presentaciones... ¡¡Así sea!!
Gracias por esta breve crónica de la leve Historia. (Esperamos el video... mientras me llevo este avance a mi muro de 'Facebook')

Anónimo dijo...

¡¡ENHORABUENA!!

¿Dónde podemos comprar su ¨Leve Historia de Cuba¨?

Saludos.
Juan Juan Almeida García

Anónimo dijo...

pues encantado de tenerlos por aqui, ojala que se repita muy pronto, Alexa lo pasó de maravilla, un abrazo y un placer enorme de conocerlos personalmente

alejandro

Anónimo dijo...

donde se puede descargar el libro gratis?
Saludos
Yoan Yoan Castro

Anónimo dijo...

yo que desirte que me quede preocupado por que ibas a encontrar con la tal loca del blog y queria saber como la pasaron.

sandokan

Silvia dijo...

Muchas Felicidades.
Esperamos el video, queremos los detalles.
Saludos.

Anónimo dijo...

El "Canedian"

Enrisco fue un placer para nosotros tenerlos por acá y compartir con Uds. Ojalá se repita pronto.

Robertín se estrenó de farandulero y todos nos fuimos contentos.

Saludos y éxitos!

Alexis Cundejo: dijo...

El libro está Sold Out en Montreal. Cuantos ejemplares sacaron? :)

César Reynel Aguilera dijo...

Repito lo que ya le escribí a Pavel y a Paco allá en Las Américas,
Las magias más hermosas tienen el don de esconderse bajo el manto de lo cotidiano. Esa noche, ocupados como estuvimos en ser eso que siempre somos —hombres, mujeres, amigos, escritores, anfitriones, etc. — pudimos haber pasado por alto la magia del momento. Pero no, les aseguro que no, sé que el tiempo pasará y esa magia seguirá ahí, creciendo, llenándose de frases que nunca se dijeron, de personas que nunca estuvieron, de guirnaldas y cantos que un mago colectivo —nosotros, nuestras memorias y sus gorros de invierno— creará para darle coherencia y armonía a un universo cada vez más loco.

Anónimo dijo...

El libro si está disponible, quizás fue un error momentaneo:
http://www.lasamericas.ca/ProductInfo.aspx?pc=9780976509608&cf=RISCO%2fGARCIA

Anónimo dijo...

Que flaco se ve Francisco.

aitor dijo...

¡felicidades a los dos!

aitor dijo...

¡felicidades a los dos!

Anónimo dijo...

Aitor???,por qué no cojes el teléfono?