viernes, 26 de agosto de 2011

Sagaz Edmundo

Edmundo García (ahora comisario cultural al frente del seccional Miami) descubre las conexiones entre Pablo Milanés y Posada Carriles:


Sin esa Revolución a la que tantas manchas le ve y a la que tanto critica; sin esos dirigentes que la hicieron y hoy la reforman y perfeccionan junto al pueblo cubano; sin las dinámicas que generaron la estética cultural en la cual el querido Pablo se insertó para beneficio de su crecimiento como artista, no hubiera pasado (pienso yo) de ser un bolerista con una guitarra en un bar de Bayamo, o en el mejor de los casos de La Habana.

Pablo lleva tiempo bajándonos el eufemismo de que no cree en dirigentes que hayan cumplido 75 años o más; ayer lo dijo al fin claramente al canal Univisión de Miami. Pablo no cree entonces ni en Fidel ni en Raúl. Confesó a la periodista Gloria Ordaz que había sido fidelista, pero que ya no lo era; y que no le dedicaría un concierto a Fidel, pero que sí lo haría para las llamadas Damas de Blanco y los llamados presos políticos en Cuba. ¿Será por esto que Carlos Alberto Montaner ha salido a apoyar su presencia en Miami? Quien sabe si hasta Posada Carriles esté contento también con estas declaraciones.
Pero Edmundo, quizás sin quererlo, ha dado con la más aguda definición de la política cultural de la Revolución Cubana: una máquina diseñada para convertir boleristas de bares en Mesías culturales del latinoamericanismo. (También es capaz de convertir escritores y dramaturgos en recogedores de papas y almaceneros, pero eso ya es otra historia).  El lúcido Edmundo nos aclara la semejanza esencial entre el bolero y el guevarismo, entre "Tú me acostumbraste" y "El socialismo y el hombre en Cuba". Entre "novia mía, desde el primer y fiel abrazo, se hundió por siempre en el ocaso mi negra y cruel melancolía" y "me recuerdo en esta hora de muchas cosas, de cuando te conocí en casa de María Antonia, de cuando me propusiste venir, de toda la tensión".

14 comentarios:

Veronica Cervera dijo...

Este tipo es increíble. De verdad Inmundo.

Armando Tejuca dijo...

bajo esa lógica Bob Dylan ni ha salido aun de high school esperando que la revolución cubana entre por la florida

Anónimo dijo...

Tejuca, Bob Dylan también se insertó en una época transformativa, donde querer cambiar al mundo para mejor y de un tirón tenía un mayor valor adaptativo que el casi nulo habitual. Sin negarle su talento, en tiempos anteriores hubiera estado menos distante de Woody Guthrie. Quien pudiera escribir hoy algo como “The times they are a changin’” y hacerse famoso por eso?
Veronica, Edmundo no es ningún inmundo. A él lo único que le pasa es que no piensa como tu (ustedes). Y ya. Bien pujoncito e innecesario el jueguito de palabras. El tipo dice un montón de cosas que habrían de oírse más a menudo en Miami. Claro, democracia al fin, andan arrinconados en un par de horas de radio diarias en emisoras que no se oyen a 10 metros de la antena. Bien por Edmundo en su defensa de los viajes sin límites a Cuba y la liberación de los 5. Bien, muy requetebién por el.

Omar

gomez33024 dijo...

Pablo Milanes ha logrado demostrar que la ultraderecha y la ultraizquierda son la misma cosa. Creo que mas bien Edmumdo y Saavedra comparten mucho en comun. Gracias Pablo por ayudarnos a demostrar lo que por tanto tiempo llevamos procamando. "Ellos: (los edmundos y los saavedras) son las dos caras de una misma moneda.

Anónimo dijo...

Y es eso lo único que defiende Edmundo? No, al parecer por el post en cuestión. Y si fuera más sincero y limpio en lo que dice...le pagarán por eso?. Y por cierto, que pena de democracia, no? Al menos no ha estado preso en Miami como otros 75 por decir/escribir/hacer cosas que deberían suceder más a menudo en Cuba. Quién le pagaba a estos? Si al menos hubieran tenido dos horitas diarias en Radio Bayamo...

Anónimo dijo...

Y si le pagara el gobierno cubano con el dinero que colecta de remesas y visitas de cubanos emigrados, que? Bien por defenderse.
Dos horas en Radio Bayamo son tres canales de televisión en Miami. El obstine, la abundancia de tiempo libre y la incapacidad para consumir que hay en Cuba hacen la diferencia. Ah, y las ansias de Libedta'! Menuda simetría.

Omar

Anónimo dijo...

Bien por el gobierno cubano, pésimo por Edmundo que parece no tener ninguna credibilidad. Y Siguiendo esa lógica, se esté de acuerdo o no con ellos: Bien por los 75 (y cualquier otro), requetebién por ellos. Pero por cierto creo que nunca tuvieron ni las dos horitas en Radio Bayamo, ni diez minuticos en radio Turquino o el equivalente (o la simetría vaya) que fuese. Y estuvo preso Edmundo finalmente??? Cierto...vaya calamidad de democracia. Y ese obstine, abundancia de tiempo libre e incapacidad para consumir hasta cuánto no será una consecuencia casi directa de la ausencia sistemática y prolongada de esas 2 horitas o diez minuticos, entre otras cosas...

Anónimo dijo...

Es cierto que en el mercado de las apariencias la credibilidad de Edmundo se vería afectada por recibir financiación del gobierno cubano. Y es probable que por eso mismo no la reciba. Habría que ver si al tumbar los viajes a Cuba ese programita minúsculo e inaudible pudiera seguir financiándose. Y si lo hace, cómo? A mí, que me da lo mismo que el gobierno cubano financie o no a Edmundo, lo que me interesa es el mensaje. Que no es nuevo, pero si necesario. Tanto como lo que de necesario tiene algunas propuestas opositoras. Sobre todo aquellas que prescinden de desvaríos filosóficos sobre la libedta’ (a lo Dagoberto Valdez) y se enfocan en lo práctico. Si no me hicieran falta comida y techo y además tuviera su talento yo lo haría de gratis. Por qué el no?
Edmundo no está preso porque basta con arrinconarlo. Cosa que no es tan clara con los 75 santos aquellos. Cualquier estado con alguna sofisticación manipulara lo social con el esfuerzo mínimo suficiente. No más. Cuando la influencia del perturbador se hace más efectiva, la represión se hará más intensa en la misma medida. Ejemplos sobran. Esa democracia que usted celebra, y que a mí me gusta por descarao’ que soy, se levantó sobre el crimen, la represión y la esclavitud. Los 200 y tantos años de estabilidad significan muchas cosas. No se me olvida que Ariel Sharon decía algo así como que la violencia de Israel contra los palestinos era algo natural en la consolidación de una nación joven, que lo mismo habían hecho los americanos con las poblaciones indígenas. La claridad de criminales como Sharon y Kissinger es algo que nunca dejare de agradecer.
Yo no sé en que terminarán esas dos horas de Radio Bayamo, la verdad. Yo solo se (y disculpa la lata) que hay un pueblo cansado, deseoso de cambio y susceptible a los cantos de sirena. Todo listo para el banquete de los tiburones. Con una deuda que no la brinca un chivo. Y Cuba, a la mierda.
Volviendo a la sofisticación, esta conversación me gusta pero se está extendiendo. Y sirve para ilustrar lo anterior: lo extenso no es ‘cool’, no funciona, por más razonable que sea. Y la incapacidad que hay en la Cuba de hoy para generar un mensaje efectivo, entre otras cosas por ser breve, es algo que me preocupa. Mucho más que esa mezcla imprecisa de patriotas, oportunistas y mercenarios que hay entre los 75 de marras.

Omar

Anónimo dijo...

Absoluta razón, extensa en demasía. Nunca llamé santos a los 75 (y tantos otros), ni pretendo que lo sean. Prefiero esta democracia, no por perfecta, pero si por considerarla mejor que la alternativa de donde vine, si es que a estas alturas aquellos pueden proponer algo. Tampoco estoy dispuesto a contribuir con otros 200 años de nuevos crímenes, represión y esclavitud, en busca de esa alternativa teóricamente mejor. Tal vez habría que hacerle caso a Marx, después de todo. Y lo menos cool para mi ha sido "conversar" con una persona que detesta una democracia imperfecta pero que le gusta por descaráo. Con esos argumentos (vaya exceso de sinceridad…) mejor no defienda al gobierno cubano (o su mensaje (?)), les hace un flaco favor.

Anónimo dijo...

Tu sí que escribes bien "descaráo". Y yo seguiría "conversando" contigo. Va y desarrollas algún estomago para gente de mi ralea. Va y me convences de no andar haciendo tan explícita mi condición, vaya, pa’ guardar las formas. En cuanto a tu democracia favorita, si, la he disfrutado y qué? La vida es solo una y no hay como conocer un poco lo que uno critica. Martí vivió en ella, la admiró por lo admirable y terminó considerándola una amenaza. Nada ha cambiado desde entonces. Martí también fumaba mariguana y romanceaba con la viuda de un socio. Que no podrá hacer este pobre diablo? Martí, te extraño, mi yunta! En cuanto al gobierno cubano a mí me importa tres pepinos lo que piense de mí y de mi “defensa”. Yo lo hago de gratis, free lance. Yo soy “libre”. Porque hasta los descaraos creemos en algo a cada rato, y aquello de “… impedir con la independencia de Cuba …” es para mí más cierto hoy que nunca.

Omar

Anónimo dijo...

Mira si la política cultural de la Revolución cubana es poderosa y mágica que convirtió a Inmundo en presentador de un programa cultural de la TV. Y 'de aquí, para qué hablar: Inmundo periodista!!!
Bueno, esa es la profesión más desprestigiada en Miami. Aquí cualquiera es periodista o, perdón, dice serlo. Con ese concepto yo podría afirmar que soy acuarelista, fotógrafo o escritos, lo que más rabia me dé...

Anónimo dijo...

Es verdad que el periodismo en Miami es pura carroña. En eso estamos de acuerdo. Pero es lo que hay, y se pueden ir recogiendo cabos sueltos y buscarle algún sentido, a lo Ichikawa. Este es de los poco que sirve, aunque quizás él no se considere periodista y no sea todo lo legible que yo quisiera. Esa filosofía le hace daño a veces. Bueno, pero saliendo de este oasis de neutralidad yo insisto en que Progreso Semanal no está mal. Por lo menos ofrece un contenido único de temas que deberían tener más peso en los medios de la ciudad.

Omar

Anónimo dijo...

La "conversación" cansa, pero no por lo extensa, sino por la de veces que he de aclararle cosas. Dejándolo breve: para nada me interesa que guarde o no las formas (?), obviamente son sus formas. Democracia preferida (es una elección), no favorita (esa todavía no existe, por si no lo entendió). No veo la conexión entre mariguana, vacilar a la viuda (estaba buena?) y las dudas democráticas (tenga cuidado con el exceso de mariguana esa…). Tampoco me cuestioné qué pensaría el gobierno de Cuba (todavía piensan??) pero igual esos argumentos no le hacen ningún favor.

Anónimo dijo...

A mí la mariguana no me asienta. Pero como en este mundo de movimiento te has venido a asentar en la preferida y no en la favorita? Escandinavia no está mal. No sé si estaba buena pero apuesto a que tenía lo suyo. Eso de estar buena o no es relativo, aunque hay cada absoluto (!). Absoluta, quiero decir...eh, oh, eh, oh, eh ... Y ahora, el rap de la rima boba a lo OMNI Zona Franca...
Absoluta,
Impoluta,
Convoluta,
Resoluta,
Disoluta,
Pelapapa oxidao',
Guao (grrrr),
Carneao,
Meao,
Sofisticao,
Mariano,
Me pasas el cartabon,
Chicharrón,
Jonrón,
Robotrón,
Sincrotrón.
eh, oh, eh, oh, eh, oh....
Bueno ya. No te doy más lata porque te seguiría cansando. Y ahora mismo tengo montao el rap. No me cuquees. No tengo planes serios para resolver el mal de la incomprensión. Tendrías que repetirme una y mil veces lo mismo y yo seguiría sin entender. A no ser que me reprimas, ahí si entiendo instantáneamente. Hijo del maltrato que soy. Sobre todo después de la carta del Pablo Milanés a Edmundo García. Debo estar muy mal cuando todo el mundo la aplaude o le dice que muy tarde o insuficiente y yo no encuentro otra cosa que un gran abuso y ofensas innecesarias. Te dejo, con una lista de los últimos discos de Pablo Milanés:

"Querido Pablo"
"Pablo querido"
"Te adoramos Pablo"
"Pablo, te adoramos"
"Imprescindible Pablo"
"Pablo imprescindible"
"Mi socio, te extraño"
"Pablitiquin"
"Trigueñito Currucucu"
"Mi Chini"
"Pabloooooo!"
"No me digas eso Pablo"
"Basta ya"
"Eso es todo"
"De veras que es todo"
"Te lo juro coño!"
"Suerte para ti quienquiera que seas"
"A mí me gusta el chivo con vino y el pescao con ____________"

Omar