martes, 23 de agosto de 2011

Estremecimientos

Hace un rato en la oficina de la universidad sentí como si alguien me moviera el asiento. Miré hacia atrás pero seguía solo. Ahora me entero que hubo un seísmo de 5.8 grados de la escala Ritchter en Virgina. O sea que quien me movía el asiento era Dios.


5 comentarios:

Edit®. dijo...

Así es,5.9 según vi,me alegra que estés bien. Saludos

Armando Tejuca dijo...

esto solo nos confirma que Dios es un buen jodedor. Y hablando de estremecimientos, se puede comparar con el flechazo de Eida alla por los años?

Enrisco dijo...

soy agnostico teju asi que dios solo me estremece por fuera.

Anónimo dijo...

hablando de eso. te dejo foto de la devastación del terremoto en DC

http://ow.ly/6aMs0

El Lechu

Güicho dijo...

Siempre mejor que Dios mueva la silla y no que la arroje por la ventana como en Fukushima.