martes, 16 de agosto de 2011

Conducta impropia

Tras la primera boda entre homosexuales en Cuba uno de ellos le dedicó el evento a Fidel Castro porque “reconoció ante la prensa internacional que él era el culpable de lo que había vivido la comunidad gay en Cuba”. Para hacer memoria de esas responsabilidades no se me ocurre nada mejor que proponer a los lectores que todavía no lo han visto el famoso documental “Conducta impropia” (1984) de los realizadores Néstor Almendros y Orlando Jiménez Leal. Como atractivo adicional aparecen los testimonios de escritores como José Mario, Reinaldo Arenas, Guillermo Cabrera Infante, Heberto Padilla, René Ariza y José Abreu, entre otros en una obra que desborda el tema de la represión homosexual para extenderse al del ejercicio estatal de la intolerancia.


(Aunque a continuación aparece sólo la primera parte al final esta se conecta de inmediato con la siguiente y así sucesivamente.)

1 comentario:

H en NY dijo...

Enrique, gracias por el link. Yo no conocía el documental, que encuentro excelente.