lunes, 8 de junio de 2009

El papelazo de la OEA ya es oficial


Como no era difícil preveer el Gobierno Revolucionario (nombre oficial del conjunto El Viejito de la Bolsa y su Trabuco ha rechazado oficialmente entrar en la OEA:
Cuba acoge con satisfacción esta expresión de soberanía y civismo, a la vez que agradece a los Gobiernos que, con espíritu de solidaridad, independencia y justicia, han defendido el derecho de Cuba a regresar a la Organización. También comprende el deseo de librar a la OEA de un estigma que había perdurado como símbolo del servilismo de la institución.
Cuba, sin embargo, ratifica una vez más que no regresará a la OEA.

Ya lo decía en un post anterior. “Sus amiguitos lo han dejado en la incómoda en la situación de decirles ‘No gracias, no hacía falta’”. Y ha optado por eso. Es que la supuesta derrota de la posicion norteamericana no fue tal. Para el castrismo no valen las victorias por puntos. Su entrada en la OEA solo podía ser con alfombra roja y banda de música. El segundo punto de la nueva resolución que determinaba que "la participación de Cuba en la OEA será el resultado de un proceso de diálogo iniciado a solicitud del Gobierno de Cuba y de conformidad con las prácticas, los propósitos y principios de la OEA” se le hacía demasiado incómodo. De todas maneras pensé que para premiar el esfuerzo de sus aliados latinoamericanos el gobierno cubano haría algún gesto de acercamiento a la institución, intentar abrirse paso saltándose el requisito democrático. Pero ni eso. La idea castrista de fidelidad es muy sui generis e incluye hacer quedar mal a sus aliados cada vez que haga falta. Como ahora.

4 comentarios:

Iris de Brito dijo...

De todas maneras, la única nación que está ayudando al pueblo cubano, es España. Está sacando a los cubanos disfrazados (ley de nietos).
Ja!

Wafer dijo...

Como se explica que el gobierno cubano dice que no entra a la OEA porque esta dominada por Estados Unidos a la vez que dicen que Estados Unidos fue derrotado en la OEA?

Ernesto Menéndez-Conde dijo...

bueno, pero no lo veo tanto como un papelazo de la OEA como una nueva evidencia de que ese gobierno persigue auto-aislarse. Cada día tienen menos para inventar. Wafer observa una contradiccion muy obvia. Es que ya no saben que van a decir. Es un gobierno decrepito, tan decrepito como sus dos presidentes.

Armienne dijo...

La OEA ya hizo su basura.
Ahora el fósil le hace su basura a la OEA.
Un ladrán y otro ladrón.